jueves, 25 de abril de 2013

80-20

Es verdad que nombro mas a los objetivos que quinceañera nombrando al novio… pero ¿qué se le puede hacer? Son definitivamente lo más importante para perder peso, y también para mantenerte en el peso que quieres…

Hace un ratito le comenté a Leticia (una chica muy Notelocomas!) que me preguntaba cuál era la mejor opción cuando uno salía a un restaurante: ¿Salir y entregarse a los brazos de la comida grasosa? ¿Hacer elecciones más concienzudas? ¿50 y 50?

Y le dije que ahí entran obviamente, los objetivos. Porque gracias a ellos es que puedes planificar y trazar tu plan de acción.

Si estas en mantenimiento, estas en tu peso y sabes que comer sano es un estilo de vida, puedes guiarte por lo que yo digo que es el 80/20. Esto es, que comes bien, sano, con todos tus nutrientes, con carbohidratos integrales, naturales, proteínas magras, grasas buenas, fibras, etc el 80 por ciento de las veces y dejas el 20 por ciento para esas escapadas o comidas “no tan buenas” (creo que mejor digo eso a comidas malas porque no existe tal cosa como comida mala, mala mala… bueno, el helado de tocineta puede ser)… Entonces sacas tu porcentaje basado en el número de comidas que haces diarias. Yo hago de 4 a 5, seguramente 5 porque vivo muerta del hambre. Cinco comidas por los siete días de la semana son 35 comidas. Es decir que debo comer “bien” en 28 comidas y tengo siete comidas libres para comer lo que yo quiera. Y si, puede ser pizza, hamburguesas, papas fritas, queso amarillo y helado. Con alegría pues. Lo que hago es que normalmente dejo esas comidas libres para el fin de semana, y por eso a veces hago menos de siete comidas trampas, puede ser que haga solo cinco o seis. Otras personas las divide en la semana, pero tienes que contar que esos dulcitos que te comiste una tarde en la oficina, o el cafecito con galletita que invitaron tus amigos a mitad de la mañana ya cuentan como una comidita libre. ¿Se entiende?

Pero, si estas perdiendo, tienes que apretar bastante con las comidas libres. Una a dos a la semana. Suena malísimo pero recuerda que tienes un objetivo en mente. Es el medio para un fin. Y además, estás acostumbrado a tu cuerpo a comer de manera saludable. Porque la idea es que las comidas sanas no te parezcan una tortura china, sino que sean parte de tu vida y las disfrutes.

Claro, quizás ahí me dicen ¿y cómo hago para comer sano si como siempre en la calle? Pues tienes dos opciones: buscar los lugares donde realmente puedas hacer la mejor elección, que implica aderezos, preparaciones y tamaño de las porciones, o vivir con tu ponchera y cocinar tu, porque nadie como tu mismo para saber qué comida y cuál es la que te conviene.


4 comentarios:

  1. Clemen, que entrada mas alentadora, 80-20: fantástico!!!!
    besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Clementina, soy Leti de nuevo.

    ¡Qué gran post!. Me has ayudado bastante porque muchas veces no sabes cuánto puedes sobrepasarte. Y muy acertada esa aclaración en la que hablas del "chocolatito en la ofi, o la galletita del compi". Aunque, estarás conmigo en que no es lo mismo ese "capricho pequeñito de la galletita" que zamparte esa pedazo de pizza de proporciones gigantes que acostumbran a calzar en España.

    Ni te cuento de la tapita de tortilla de patatas, chorizo, jamón, patatas bravas (son patatas fritas con salsa picante)...

    Creo que más o menos seguía esa política sin darme cuenta.

    Entre semana, me doy algún caprichillo tipo un mini helado pequeño para quitarme ese gustillo de azúcar y el fin de semana alguno de los días digamos que hago una comida más libre. Aunque he de reconocer que si termino zampándome esa pizza o esa hamburguesa al día estoy...como tú lo describes muchas veces...Con ansiedad, rara, retención de líquidos, tripa hinchada, sedienta y resulta complicado controlar al cuerpo porque se hace adicto momentáneamente y te pide más cosas grasosas. Aunque con unas buenas tazas de té, un desayuno bueno en condiciones y controlando hidratos al día sgte parece que todo vuelve a la normalidad.

    Otro cantar es cuando va a venirte el período jejeje, es una lucha CONSTANTE!!!.

    Saludines,

    Leticia

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, Clementina.

    ¿Sabrías darnos algunos consejos para cuando "salimos fuera a viajar" (me voy en verano a Perú) y no sé como empezar a gestionar mi alimentación durante tantos días y poder trasportar mis hábitos?

    Leti

    ResponderEliminar
  4. Leti escribi un post que te va a servir! Y mi recomendacion solo para ti es que si vas a Peru disfruta de todo el pescado que puedes comer alla! No tiene perdida!

    ResponderEliminar