lunes, 18 de marzo de 2013

Cinco preguntas que debes hacerte

Si quieres empezar a perder peso, razones puedes tener muchas. Desde las más superficiales (para algunos) como pueden ser verse bien con cierta ropa o sin ella (claro que si), hasta mejorar ciertos aspectos de tu salud que te hayan estado molestando, digamos bajar tus niveles de colesterol, la tensión o mejorar tu actitud física. Sea como sea, a mi me parece que todas las razones son válidas, son motivantes y son las que te van a llevar a ti a seguir tus objetivos.

Ahora, si ya tienes claro lo que quieres, estas preguntas te pueden ayudar a cerrar el trato. Son cinco preguntas que te debes hacer antes de empezar esta competencia contigo mismo y darte cuenta si de verdad puedes llegar a la meta o si te vas a quedar en el camino:

¿Por quién estoy haciendo esto?: Suena como gafo pero la verdad es que tienes que tener clarísimo que la única persona por la que debes hacer dieta, ejercicios o cambio de vida en general es por ti mismo. Si bien tu familia te puede ayudar, perder peso porque tu mamá te lo dice, no te llevará ni a la 2da semana de dieta. Imagínate tu si es porque quieres complacer a un novio (si él te dice, pierde peso, ¡mándalo para el carrizo ASAP!). Cambiar tu vida tiene que partir de ti, de nadie más.
¿Puedo hacer esto para el resto de la vida?: Aquí está aquello de encontrar un plan que de verdad tenga que ver con tu estilo de vida pero que sea sincero. Es decir, si vas a perder peso y eres un comedor compulsivo de pizza y hamburguesas olvídate del tango que vas a comerlas todos los días. Pero si tu plan te da una escapadita para que de vez en cuando te comas tu comida favorita, te vas a sentir más cómodo. También esos planes que quitan por completo ciertos grupos de alimentos: si no tienes algún problema médico, no debes quitarte por completo algunos alimentos, más cuando hablamos de cosas buenas como proteínas magras, grasas buenas y carbohidratos naturales e  integrales. Quizás debes regular tu consumo de frutas o productos lácteos por algún tiempo, pero tu plan debe ser lo suficientemente amplio para incluirlos en ciertos momentos y que puedas comer de esa manera el resto de tu vida. Aquí hablamos de hacer hábitos, no cambios sólo para conseguir un objetivo en poco tiempo.
¿Por qué quiero cambiar?: Como hablamos al principio, razones pueden haber muchas. Y son SOLO TUYAS. No pueden interferir terceros en ellas. Porque cambiar la vida es para uno, no para los demás. Yo creo que tienes que ser hasta egoísta con esto, porque te va a tocar hacer esfuerzos y quizás la gente que te acompañaba a comer un helado no te acompañe cuando digas que sólo quieres agua. Pero es tu cuerpo, tu salud y tu vida la que estas poniendo en juego.
¿Te importa demasiado lo que dicen los demás?: si la respuesta es si de una, pues tienes que trabajar en esto. Porque como lo dije en el punto anterior, si bien muchas personas te pueden acompañar en tu viaje de pérdida de peso, otras tantas te van a ver como si fueses un chino con afro. No les va a gustar tu cambio porque implica que ellos tienen que hacer una evaluación de sus estilos de vida. Otra vez, imagínense en el trabajo cuando digan que no al cafecito con torta en la tarde, o que no se van al happy hour este jueves. Cambiar de costumbres implica que la gente te vea distinto. Si no estás preparado para recibir críticas y tener coraza de hierro para decir que no, tienes que hacer el ejercicio mental de empezar a hacerlo.
¿Vas a estar bien cuando falles?: Va a pasar, no es que quiero ser pájaro de mal agüero, pero va a pasar. Vas a caerte de vez en cuando, vas a comerte la torta que no debías, vas a ver como la aguja de la balanza no se mueve como quisieras. Y tienes que estar consciente que esto es sólo bachecitos en el camino, que puedes superar y seguir hacia delante. Una caída no es el fin de la competencia, tienes que mantener eso siempre en mente.

Una vez que masterices estos puntos, te lo aseguro que el resto no te parecerá tan difícil. No es que será un paseo, pero mientras más internalices que tu quieres el cambio, más fácil se te hace adaptarte y un mundo de posibilidades se te abrirá ante tus ojos. Trust me, así ¡claro que si puedes!

Foto tomada de http://www.lipo6.co.uk/lose-weight-in/


No hay comentarios:

Publicar un comentario