miércoles, 9 de enero de 2013

Cómo convertir tus metas en logros alcanzables

¿Quieres perder peso? ¿Obtener una promoción? ¿Dominar el mundo? Quizás esas fueron tus resoluciones de Año Nuevo, en las que tienes que trabajar para que se conviertan en realidad. Porque una cosa es ponerlas en papel y otra cosa es poner ese plan en marcha. Y cuando empiezan a andar los engranajes de esa máquina es que te puedes sentir que la meta que te pusiste no está tan fácil como pensabas.

Pues no desesperes, todos pasamos por eso. Aquí te doy unas estrategias para que llegar a tus metas sea un poco más fácil, o por lo menos, no sientas que el camino está lleno de baches:

Planea con anticipación. Para obtener la mejor oportunidad de éxito, establece tus metas mucho antes de empezar. Eso de ponerte una meta de un momento para otro, te deja como la deriva. Tienes que pensar como carrizo quieres llegar hacia donde deseas. Si es graduarte, sabes que tienes que estudiar más y hacer un horario ¿cierto? Si es perder peso, tienes que planificar. Nada mas maluco que te agarre el hambre en la calle y te quedes rodeado de opciones que no son las mejores a la hora de comer. Si reflexionas sobre tus metas unos días antes, eso te hará más propenso a estar motivado para trabajar en ella. Planificaras mas, estarás mucho más atento. Lo tendrás en mente todo el tiempo y así es difícil quitarle el ojo al permio.
Dilo a todo el mundo. Al parecer, sobre todo las mujeres, tenemos más posibilidades de éxito si ponemos nuestras metas en público. Pues vamos a dejarnos de sexismos y los hombres también pueden. Si quieren perder peso, pues díganle a todo el mundo, así también evitarán saboteadores “bien intencionados” (saben, esos que te ofrecen ir a tomar café a mitad de la mañana con una torta en la mano). Y si quieres usar las redes sociales, pues mejor. Publícalo en Facebook, en Twitter, en un blog. Si ya da como pena interna cuando no cumplimos lo que nos proponemos, te imaginas tener que afrontar frente a tu lista de contactos de Facebook que no lograste perder esos kilos. Primero muerto! Dale, salte del closet y grítalo (o tipealo pues)
Estrategias. Esto tiene que ver con el primer punto. Una vez que hayas decidido sobre tu objetivo grande, tienes que planificar como llegar ahí. Es decir, para ganar una carrera, tienes que empezar por caminar. Si quieres perder peso, con escribirlo no es suficiente. Tienes que pensar cómo harás para poder llegar a tu peso ideal. Planifica, busca alternativas, programas que te acomoden, fíjate un plan de acción con objetivos medibles. Ten en cuenta que siempre vas a tener que hacer sacrificios. Pero el plan te mantendrá en curso. Te llevará por el camino correcto.
Conoce a tu enemigo. Esto es importante. La fuerza de voluntad está sobrevalorada. Si estas en una dieta súper extrema de azúcar y mueres por un pedazo de torta, lo mejor es alejarte de ella, en serio. Es más probable que tengas éxito si evitan por completo tentación en lugar de esperar que tu autocontrol sea el que te lleve por el buen camino, porque el autocontrol puede fallar. Así que en vez de averiguar qué tan grande es tu voluntad, trata de eludir aquellos puntos donde sabes que puedes flaquear.

Y por último recuerda que eres humano, en el camino tendrás que esquivar miles de baches, y caerás en algunos de ellos. Eso no es excusa para mandarlo todo por la borda. Debes saber que cada minuto puedes volver a empezar, y dejar lo que paso atrás, en el pasado.

Con info de (un artículo mío jejeje) http://lolasabe.com/maneras-faciles-para-volver-tus-metas-en-logros-alcanzables/#mobile


No hay comentarios:

Publicar un comentario