martes, 30 de octubre de 2012

Cinco de lo que debes evitar

Cuando queremos perder peso actuamos un poco raro. O nos metemos de cabeza, de una manera que algunos pueden llamar obsesiva, o pensamos que si hago solo un poquito (pero dejo mi vida igualita) la cosa tiene que funcionar. Como la ley del menor esfuerzo. Y la verdad es que si bien no tienes que salir a hacerte un bypass gástrico porque te sientes "gordito",  hacer cambios que te dejen en tu zona de comodidad, no es lo que te va a hacer ponerte los pantalones que tienes guardados en el closet. 

Por eso, si quieres perder peso, mejor alejarte de esas posturas que en vez de acercarte a tus metas, te alejan o te frustran:
Seguir la dieta de moda, porque está de moda: Hay posturas alimenticias distintas y diseñadas para la diversidad de gente que hay en el mundo, es verdad. Pero seguir una dieta "a lo loco" sólo porque me la dio un amigo, porque todo el mundo la está haciendo, porque es "cool" o la reseñaron en la revista que lees el fin de semana, no es como la mejor manera de hacerlo. Lee, date cuenta que mientras más diverso comas, más oportunidades tienes de triunfar. No te vayas a los extremos locos.
Saltarse comidas: Eso es simplemente no querer hacer el esfuerzo. Comerte una hamburguesa al medio día y "saltarte la cena" para ahorrarte las calorías no te hace ningún favor. Come, que el cuerpo quema calorías comiendo. Pero eso sí, come lo correcto.
Hacer dieta, pero no ejercicio: Si, a muchos el ejercicio les cuesta, pero es más que elemental en esta ecuación. Sólo comer sano puede hacer cosas muy buenas por tu cuerpo, claro que te ayudará a estar más sano, a sentirte mejor. Pero para una salud óptima y llegar al próximo nivel cuando estás perdiendo peso, pues comer sano no basta. Hay que ejercitarse, y hacerlo bien
Hacer sólo cardio: Esto como que está de moda. Sin ofender a nadie, pero entre la afición que tiene la gente a correr o los que ven al spinning como la salvación de sus carnes flácidas, la gente como que ha olvidado que debe trabajar de otra manera el músculo para poder ver resultados, formar masa magra y quemar más grasa. Ojo, no digo que no lo hagan (bueno corran sólo si están en su peso correcto, de otra forma para mí eso es reventarse las rodillas y tobillos) pero tienen que hacer un programa completo de ejercicios para que vean cambios.
Hacer todo muy rápido: Yo no digo que en un programa de alimentación te vas a quitar el chocolate "poco a poco" o que el ejercicio de pararte de la cama ya es suficiente para que pierdas peso, pero saltar de comer una dieta alta en grasas y azúcar a comer lechuga  y atún, y de no hacer nada de ejercicio a querer hacer una clase de crossfit, no es la manera. Seguro entre el hambre y el dolor corporal, a los días, renuncias. Hazlo con calma, poco a poco se gana la batalla.

Para mí, la clave está en seguir un buen programa: comer bien y hacer ejercicio, todo en su debida medida. Nada de extremos ni de la ley del menor esfuerzo. Si se quiere en serio, se puede.

Foto tomada de http://dietmotion.com/top-5-celebrities-fad-diets.html

lunes, 29 de octubre de 2012

Entendiendo tu colesterol

Cuando escuchamos esa palabra temblamos. La mayoría de las personas a, escuchar que tienen esa palabra con C "alta" se alarman, les da miedo, y para algunos, por lo menos es una razón para ponerse las pilas y hacer cambios en la dieta. Otros, le temen, pero no es que le piensan en cambiar mucho su estilo de vida. La verdad es que al colesterol no lo relacionamos con cosas buenas.

La verdad es que el colesterol no es el diablo. Es una sustancia que se encuentra en tu sangre que es naturalmente producida por tu cuerpo, en tu hígado. El colesterol viene de comidas de origen de carne, leche completa y sus derivados y huevos.

Hay dos tipos de colesterol, el colesterol de alta densidad o colesterol bueno HDL, que transporta colesterol desde los tejidos al hígado y el colesterol de baja densidad o colesterol malo LDL que transporta desde el hígado a los distintos órganos del cuerpo, por lo que si este colesterol se encuentra en exceso, existe riesgo de producirse depósitos de colesterol, lo que puede elevar las posibilidades de ateroesclerosis e infarto de miocardio. 

Ahora, cuando nos hacemos un examen de sangre o química sanguínea, lo que vemos son un sin fin de números que no todos entienden. Pero no son tan difíciles de comprender:
Colesterol total
Menos de 200: deseable
200 a 239: límite alto
240 o más: alto

Colesterol LDL
Menos de 100: óptimo
100 a 129: Casi óptimo / por arriba del óptimo
130 a 159: límite alto
160 a 189: alto
190 o más: muy alto

HDL Colesterol
Menos de 40: bajo
60 o más: alto (deseable)

Tus niveles de colesterol también incluyen el nivel de triglicéridos. Los triglicéridos son el tipo más común de grasa en el cuerpo. Tener niveles altos de triglicéridos probablemente no es tan malo como el colesterol LDL elevado, pero sigue siendo una preocupación de la que tenemos que estar atentos.
El truco está en bajar siempre el colesterol malo (LDL)  y subir el bueno (HDL). Como hacerlo, bueno, eso ya es tema para otro post...


Foto tomada de http://www.health.com/health/gallery/0,,20306953,00.html

viernes, 26 de octubre de 2012

Viernes de aroma: La ensalada de Jill

Esta ensalada está totalmente chuleada de la página de Jill Michaels ¡pero díganme ustedes si no vale la pena!

1 pechuga de pollo cortada en cubos
1 1/2 tazas de celery en rodajitas
1 taza de uvas
1/2 taza de pasas
2 Cebollas verdes,
1 manzana en cubos
1/2 taza de yogurt natural
1 cucharadita de salsa picante
3/4 cucharadita de curry en polvo
1/2 taza de maní sin sal
3 tazas de lechuga

Combina el pollo, el celery, uvas, pasas, cebollas y manzana en un bowl grande. En un tazón pequeño, mezcla el yogurt, la salsa picante y el polvo de curry. Vierte el aderezo sobre la mezcla de pollo y mezcla bien. Cubre y refrigera por lo menos una hora para mezclar los sabores.

Sírvelo sobre hojas de lechuga y ponle por encima los maní.

¡Listo!
¡Feliz fin de semana!



jueves, 25 de octubre de 2012

Cambios, cambios, cambios

Mudarse implica un bojote de cambios. No es sólo meter las cosas en cajas, botar aquello de lo que estas enamorado pero que no usas nunca, embalar, botar, embalar, botar, legalizar papeles, esto quizás lo necesite, esto no" y un sin fin de cosas más, sin llegar a la parte sentimental de la separación de las personas que quieres (porque si me pongo a contar eso, pues lloro aquí mismo)... Hay cosas que van más allá de eso que es acostumbrar a tu cuerpo a otra realidad, a otro lugar, a que la luz sea distinta, a la temperatura, al aire, a la gente en la calle. Uno se llena de una sensación donde sientes y sabes que el sol no pega de la misma manera y te preguntas si alguna vez se te pasará esa (por lo menos para mí) divertida sensación de novedad.

Y esto implica, para lo que a mí concierne, también ajustarse a nuevos sabores, a nuevas cosas en los mercados, a nuevos productos. A eso hay que sumarle a establecer otra vez una rutina de ejercicios, porque quizás donde estás no puedes hacer la que solías hacer antes (Digamos, ya no tienes tu gimnasio cerca o no quieres todavía invertir en uno), a horarios distintos, a "todo nuevo.
Entonces, mientras te ubicas (que no pasa a la primera semana, por más que ya conozcas el lunar), anda con los ojos súper abiertos. Ve a los mercados y pasea por ellos. Fíjate que productos tienen, que tanta azúcar o cosas procesadas comen, cuantos productos naturales puedes encontrar. Fíjate si los precios son muy distintos o se adecuan al presupuesto que tienes pensado (que tampoco lo vas a lograr de la noche a la mañana). Pregunta donde se puede comprar más fresco o más barato. También empieza a estudiar bien los productos de producción local. Está atento y abierto a todo.

Con el ejercicio, no pretender incluir una rutina extrema a penas llegas creo que es fundamental. No te puedes bajar del avión y ponerte a hacer Insanity, o salir a correr cuando  no conoces las rutas. Quizás te vas a sentir muy hinchado los primeros días (si incluiste muchas comidas con carbohidratos refinados y sal en tus comidas) así que toma bastante agua y conoce el lugar donde estas. Ese es un magnifico ejercicio y acostumbrarás tu cuerpo al ambiente.

Luego poco a poco, agarras tu rutina. Y si no es exactamente la rutina que cargabas, pues disfruta de una nueva. Todo está en abrirte a la aventura y, otra vez, aprovecha lo que el nuevo lugar te traiga.

Foto tomada de http://mairedubhtx.wordpress.com/2011/09/21/changing-habits/

miércoles, 24 de octubre de 2012

Ahhh, el cafecito!

Lo del café, el ejercicio y la pérdida de peso es realmente un issue. Mientras puedes encontrar información que especifica que pequeñas cantidades de café  (de 100 a 200 mg al día) pueden ayudarte con la quema de grasas y tu desempeño atlético, pasarte de esa cantidad, ya tranca el proceso.

Lo que pasa es que el exceso de café (o estimulantes pues) puede estimular las glándulas suprarrenales para que produzcan las hormonas del estrés, que son adrenalina y cortisol. Esta última es bastante malvada en lo que a acumulación de grasa se refiere, es decir, le gusta y promueve la acumulación de grasa abdominal. Además la cafeína puede aumentar el estrés que lleva a que uno coma de más e interfiere con la producción de GABA, que es uno de los químicos cerebrales que te llevan a la calma. Es decir, la cafeína te estresa,

Y demás está decir que la cafeína es más que altamente adictiva. De verdad. Si tomas café más de dos veces al día, sólo prueba eliminándola por completo de tu dieta un día, de una y sin ninguna dosis,  y luego me cuentas. Y trata de continuar así por lo menos unos días.

Y aquí lo peor es que sólo hablo de aquellas tazas de café negro, sin nada, sin leche, sin azúcar. Es decir, sólo con la taza. Por eso cuando además le sumas todos los extras que normalmente la gente consume con el café, la cosa se pone doblemente engordante.

El otro problema es que en muchas bebidas, como los refrescos, también consumes cafeína, entonces le das a tu cuerpo un súper ataque de estimulantes. Lo que lleva a todo el cuento que les eche antes.

Sé que es ultra nazi decirle a la gente que corte el café de su vida. Pero si es una buena idea pensar en bajar su consumo y si se hace, que se haga con leche descremada (o si es de soya o almendras pues muchísimo mejor) y sin azúcar. No solo ayudarás a tu cuerpo a perder peso, estarás limpiándolo, literalmente de consumir algo que por inocente que parezca, puede actuar como una droga en tu cuerpo.

Con info tomada de Josh Bezoni Belly Fat Free



martes, 23 de octubre de 2012

Nueva vida en serio

Resulta ser que mi esposo y yo nos mudamos a Chile. Tomamos la decisión hace un tiempo y nos encanta este país. También, tenemos a unos hermanos (mi hermano y su esposa) viviendo aquí además de su súper extendida familia, que no es la familia de sangre si no todas esas personas que los quieren y acompañan día a día y que nos dieron también la bienvenida con el corazón abierto. De verdad que no podemos estar más que agradecidos por llegar a un país donde sentimos desde ya que la buena vibra y los buenos deseos nos acompañan. Quizás suene conejo, quizás suene a “claro, es porque estás llegando”, pero la verdad es que es lo que sentimos y aunque ahora nos viene un camión de cosas por hacer, estamos contentos y llenos de ánimos. Y a todos los que nos recibieron, pues un millón de gracias con todo mi corazón (snif!)

Y ahora, es cuando empieza lo bueno en serio, no sólo por todos los papeles que hay que arreglar, buscar donde vivir (estamos en casa de mis hermanos pero no podemos ser unos invasores eternamente), trabajo, seguros, cuentas, y un etc que llega hasta el final de los días, hay otras cosas que vienen con un cambio de vida que también influyen en No te lo comas, o lo que yo promulgo como estilo de vida. Siempre he dicho que comer sano, se puede en todas partes, y por eso tengo que agarrar lo mejor que me brinda esta tierra y meterlo en la línea. Claro, tiene también muchísimas cosas sabrosísimas que me tientan todo el tiempo (birras buenísimas, sanduches, mermeladas de frutas raras, etc) y con el frio también el mismo proceso de pararme y hacer ejercicios cambia. Ahora será pararme, envolverme como una hallaquita y darle play. Pero todo está en jugar con las cosas y ponerle mi mejor actitud. Porque es eso lo que nos hace avanzar, aprovechar las oportunidades y superar los retos. Lo demás es ser agradecido, darte cuenta de todo lo bueno que se abre ante tus ojos y disfrutarlo. Con prudencia, pero disfrutarlo todo.

Y claro, ahora les echaré cuentos de esta nueva aventura, de nuevos sabores y de nuevos "todo" porque recién comenzamos...

Así que Chile, ¡aquí andamos!


viernes, 19 de octubre de 2012

Viernes de aroma: Nueva vida

Este viernes de aroma es especial porque tiene el aroma de una nueva vida... Luego les cuento!

miércoles, 17 de octubre de 2012

Lo que no puedes controlar

Aunque siempre hablo de lo importante de la fuerza de voluntad y que de verdad el cambio está en ti para poder perder peso, a veces (sólo a veces) hay causas que se escapan de tus manos. Pero ya va, No corran a resignarse en la esquina de los gorditos porque haya factores que no puedan controlar, simplemente teniéndolos en cuenta quizás sea más fácil diseñar el plan que te conviene.
Aquí te dejo algunos de esos factores que no tienen que ver con tu fuerza interna que pueden hacer que perder peso sea una tarea un poco más difícil.
Estas deprimido: Tomar medicamentos para la depresión muchas veces pueden hacer engordar a las personas, año tras año. También, según un estudio publicado por la American Journal of Public Health, las personas que se sienten tristes y solas ganan peso más rápido que aquellas que presentan menos sentimientos relacionados a la depresión, muchos comen más comida que los reconforte (como dulces) y hacen menos ejercicio.
Solución: si estas tomando antidepresivos, tienes que estar más pendiente de tu dieta, hacer los cambios correctos (cambiar carbohidratos refinados por integrales por ejemplo) , atento a tus porciones y hacer ejercicio, que al final del día te traerá más sensación de bienestar por lo que estas logrando con tu cuerpo y como se ve. Si no estás tomando ningún medicamento, busca apoyo, grupos, clases nuevas, o algún amigo que te acompañe en tu proceso de pérdida de peso.
Tus intestinos no se mueven lo suficiente: La mayoría de las personas deberían ir al baño una o dos veces al día. Es el proceso natural de la digestión, después de haber ingerido alimentos. Si esto no está pasando, hay factores que debes tomar en cuenta como la medicación que tomas para algún malestar, deshidratación, poca fibra en tu dieta o falta de flora bacterial en tus intestinos.
La solución: Tomar probioticos puede ayudarte a que los movimientos de tus intestinos vuelvan a la normalidad. Esto acompañado con una dieta alta en fibra y mucha agua. Si esto falla, puedes probar el psyllium que es una fibra natural que te ayudará a limpiar tus intestinos. Si el problema es alguna medicina que estas tomando (como algunos suplementos de hierro), habla con tu doctor para cambiarlos y coméntale tus síntomas.
Tienes algún padecimiento físico: Muchas condiciones que tienen que ver con el esqueleto y los músculos, como fascitis plantar, dolor de rodilla o de cadera puede hacer que ganes peso, ya que hacer ejercicio se vuelve doloroso. Y cortar la actividad física puede hacerte ganar unos cuantos kilitos.
La solución: Modificar tu programa de ejercicios. Si tienes algún padecimiento doloroso, los ejercicios de alto impacto no son para ti, pero puede que nadar sea una buena opción. También puedes hablar con tu medico, quien hizo el diagnostico, para que te ayude con un programa de ejercicios o te recomiende un terapeuta que te diseñe actividades físicas coherentes con tu condición.
Si bien son cosas que no puedes controlar, no quiere decir que todo está perdido. La idea es buscar la solución y ponerle más empeño a tus metas. Habla siempre con tu doctor, quien es la persona que realmente te puede ayudar cuando tienes un padecimiento fisco. La otra parte, si podemos decir que está en ti.



martes, 16 de octubre de 2012

Aleja la palabra con D

Si tienes sobrepeso, andas en una de hacer dieta porque tienes sobrepeso, tienes sobrepeso y sabes que tienes que perder peso  y todas esas variables que vienen con la expresión "tengo unos cuantos kilos de más" quizás la palabra con D haya empezado a resonar en tus o[idos.. Y no hablo de las donas, sino de la Diabetes 2
Aunque el sobrepeso no es el único factor determinante en desarrollar una Diabetes tipo 2, es uno de los factores que puede incrementar el riesgo de sufrirla y mucho. Así que ¿por qué esperar a que la cosa se ponga mala y no ponerle manos a la obra de una vez?

Aquí te dejo unas estrategias para que te pongas en los papeles y no pierdas tiempo frente a la Diabetes. Si acaso, lo mejor que puedes perder es peso:

Caminar 30 minutos al día: Comienza lentamente si es necesario, pero sólo al comienzo. Al poco tiempo verás que le puedes poner más velocidad al pedal. Ve añadiendo tiempo o metros caminados cada día
Adiós a lo súper procesado: Digamos azúcar, harina, productos hechos con harinas refinadas (como tortas, galletas, panes, etc) cereales de caja, refrescos, jugos envasados, etc. Trata de sacar lo refinado y azucarado de tu dieta, veras cambios inmediatos.
Comer inteligentemente: Come muchas frutas y verduras, un montón de granos 100% integrales, proteína muy magra (un desayuno rico en proteínas puede ayudar a frenar el apetito a mitad del día). Si tomas leche que no te pases y que sea baja en grasa o sin grasa, come algunas nueces y un poco de chocolate negro (más del 72% de cacao). Eso si, respeta tus porciones.
No fumes: Aquí no hay tu tía María. No te puedo venir con cuentos de fuma pero solo un poquito. Hay que dejarlo y dejarlo de una vez.

Son tres pasos que seguro te traerán un montón de beneficios. Y ni difíciles son de hacer (bueno, el de dejar de fumar se que puede ser un issue). Solo ponle corazón y dale un stop a la palabra con D.



lunes, 15 de octubre de 2012

En forma, a cualquier edad

News flash: Todos nos vamos a poner viejos, de eso puedes estar seguro. Quizás estas en tus 20 y te sientes que los 40 es edad de "persona mayor" y que todavía queda mucho parara eso. Y claro que tienes razón. Pero de qué vas a llegar, llegas, no hay otra. Es lo único seguro que tenemos en la vida. Ahora, cómo llegar a una edad mayor sintiéndose fino, es otra cosa y si depende de lo que hagamos ahora mismo.

Sin una nutrición decente y ejercicio, tu cuerpo envejecerá 6 meses extra por cada ano que pasa, eso quiere decir que en el momento que tengas 44  te verás y sentirás 48. Y para cuando tengas 60, te verás y sentirás de 70 años. Cifras nada alentadoras debo decir.

El otro issue es que el 90% de las personas mayores de 35 años pierde músculo cada año, que lo ayudaría a quemar aproximadamente  4 libras de grasa corporal. Esto significa que no sólo pierden lo que logra quemar grasa y mantener el tono en el cuerpo, sino que pueden ganar más grasa cada año, incluso si tú dieta y calorías no cambia.
Pero aunque suene apocalíptico, no todo está perdido. Toma nota de estos pasos  anti-envejecimiento, o mejor dicho, de envejecimiento de la manera correcta. Tanto, que tu cuerpo no sentirá que los años estén pasando.

-Paso uno: Olvídate de las dietas bajas en grasa.
Esa etiqueta baja en grasa es muy de los 90 y deberías sacarla de tu vida. Normalmente, bajo en grasas significa alto en azúcar, y si no me crees lee las etiquetas de los productos. Las grasas, sobretodo las correctas, te ayudaran a regenera tus hormonas poderosas, como sería, digamos, la testosterona. Claro, el truco está en la grasa correcta (monosaturadas y polisaturadas) y en la porción adecuada.
-Paso dos: No más spinning
No me maten, el ejercicio, sea el que sea, es bueno  punto. Y como ejercicio cardiovascular es más bueno que el carrizo. Lo que pasa es que hace poco para la formación de músculo. El Spinning y cualquier forma de entrenamiento de resistencia (especialmente correr) hace muy poco para ayudar al proceso de reversión de edad. Muchas veces, estos ejercicios de larga duración acelerar el proceso de envejecimiento mediante el aumento de los radicales libres. Estos radicales libres son como unos que se alimentan de los nutrientes esenciales que su cuerpo y los tejidos. Lo ideal es hacer entrenamientos más cortos e intensos, donde puedas trabajar los músculos y quemar grasa al mismo tiempo.
-Paso tres: No le eches la culpa a tu edad
La gente no es gorda porque sea vieja, es gorda porque come lo que no debe y no se mueve. Si lo alimentas bien y haces ejercicio, tu cuerpo siempre va a tener la capacidad de formar musculo y transformar tu cuerpo de fofo y gordo a esbelto y fit. Claro, eso no lo vas a lograr tirado en el sofá comiendo papitas. Eso te lo aseguro.
-Paso cuatro: Evita la deshidratación.
Tienes que tomar agua. Punto. El agua no es sólo "buena para ti". El agua se quema la grasa. El agua suprime el hambre. El agua renueva la piel. Sólo beber 12 onzas de agua pura todos los días puede quitarte años de su cara en cuestión de semanas. También podrá quemar la grasa más eficientemente, tener más energía, y resguardar a los riñones y el hígado por exceso de trabajo crónico.

Todo en tu cuerpo es un proceso, como envejecer. Pero queda en ti hacerlo de la manera correcta y que te sientas y veas mucho más joven, al pasar de los anos. Es tu decisión y tu cuerpo. Ahí te dejo eso.




Con info de oldschoolnewbody.com/


viernes, 12 de octubre de 2012

Viernes de aroma: El Sanduche de Bob

¿Qué mejor que comerse un sanduchito fácil de hacer y sabroso como los grandes este fin de semana? Este lo saqué del Facebook de Bob Harper, el de The Biggest Loser (Si, soy fan, que te puedo decir pues)

Ingredientes:

Dos rebanadas de pan integral
Un cuarto de aguacate maduro
Una porción de pechuga de pollo picada en pedacitos
Una cucharada de queso de cabra
Unas hojitas de alfalfa
Sal y pimienta

Espaturras el aguacate como si fueses a hacer una crema, le pones sal y pimienta. Lo untas en una rebanada del pan, en la otra el queso de cabra y le pones la alfalfa
Le pones el pollo, lo cierras y listo.

¡A comer y a disfrutar!
¡Feliz fin de semana!



jueves, 11 de octubre de 2012

Cuando la autocrítica se vuelve una excusa


Muchas veces lo que nos decimos a nosotros mismos es más grave de lo que hacemos. O de lo que decimos de los demás. El gen de la crítica es diabólico y lo peor del caso, es que cuando lo usamos en nuestra contra, surgen hasta excusas para no avanzar. Nos volvemos derrotistas, apagados y sin ánimo, porque hay algo "malísimo" en nosotros que no nos deja avanzar.

Y claro, como no es nuestra culpa, es mejor dejarlo "todo así", cuando somos nosotros mismos quienes nos echamos la partida pa tras. Lee estos comentarios y fíjate si alguno ha salido de tu boca. Y si es así es hora de cerrarla, ponerse a hacer algo, y dejar la quejadera.

Tengo genes gordos: Yo no los he visto en un microscopio pero no creo que un gen se diferencie del otro, o que uno venga en talla S y el otro en talla XXL. Esto lo decimos porque seguramente vemos a otros miembros de nuestra familia también gorditos, y en vez de fijarse en la alimentación que llevan, es mejor decir que es algo genético, está en tu ADN. Te fuñiste. La obesidad está ligada en gran medida a hábitos y factores culturales y son estos los que si puedes cambiar. Fíjate si en tu casa las porciones son gigantes, si comen con mucha grasa saturada o azúcar como si no hubiese un mañana.
Mi metabolismo es más lento que el caballo del malo: Esta es finísima porque todo el mundo habla del metabolismo como si fuese un nivel que se midieran en la mañana. Le echamos la culpa a ese conjunto de acciones químicas que pasan en nuestro cuerpo en vez de movernos o comer lo correcto. Si bien la pérdida de masa muscular puede hacer que la quema de grasa en tu cuerpo sea más lenta, o que los estrógenos hagan que nosotras las mujeres acumulemos mas grasa en ciertas partes de nuestro cuerpo, con los ejercicios correctos y la alimentación adecuada este "metabolismo lento" se puede revertir.
No veo cambios nunca así que mejor ni me esfuerzo: Si de verdad estas esperando que en una semana veas cambios impresionantes, pues seguro no la pegas. Los cambios de hábitos que se reflejan en un cuerpo más esbelto y más sano pasan poco a poco, no de la noche a la mañana. Y si de verdad eres constante con tu dieta y programa de ejercicio, los cambios van a llegar. Si no llegan, tienes que revisarte y ver si eres lo suficientemente sincero con lo que comes o ejercitas. Si tus escapadas son más bacanales romanas que "darse un gustito", la preparación de tus alimentos no es la más sana, tus porciones son un poco “generosas” y la cantidad de ejercicio que haces es bastante baja porque andas cansado” puede empezar a darte cuenta de por qué no ves cambios. Llevar un diario es una buena manera de medir lo que estamos haciendo.
Más nunca voy a tener la barriga plana después de dar a luz: Ok, primero, no te andes comparando con artistas de Hollywood que a la semana estaban tomándose fotos con las barrigas planas como tabla de surf en una alfombra roja. Seguramente tu cuerpo, y tus obligaciones diarias (digamos !ser mama!) hagan que el proceso sea más lento. Lo otro es que tienes que tomar en cuenta cómo era tu abdomen antes de dar a luz: ya tenias pancita? entonces ya tenias grasa acumulada que ahora se le suma a la diástasis del recto abdominal que es la separación de los músculos rectos abdominales. Pero con ejercicio, y otra vez, dieta correcta, puedes volver a tener una barriguita plana y tonificada. Sorry, pero las estrías si que no las cura esto. Y de que vas a tener que trabajar, y trabajar bastante, puedes estar segura.

De verdad, antes de criticarte y excusarte tras tu propia critica, abre los ojos. Pierde el miedo, Pon manos a la obra y veras que con esfuerzo del bueno, si puedes cambiar.


Con info tomada de http://caloriecount.about.com/blog/partners/10-unhealthy-fitness-self-talk-traps-b587706?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=newsletter_20121011&utm_term=title2

miércoles, 10 de octubre de 2012

Dale duro a las sentadillas

Tener piernas torneadas y un trasero en forma es el sueño de un bojote de mujeres, y si a ver vamos, hasta de un bojote de hombres. Pero lamentablemente caminar del sofá a la nevera o pararse en línea para hacer un depósito en el banco no hacen el truco. Hay que trabajar y la mejor manera de hacerlo es con las sentadillas o squats.

Son fáciles de hacer pero tienen que hacerse de la manera correcta para no dañarte las articulaciones. Porque si, hazla mal y tus rodillas te lo harán saber. Así que antes de dedicarte a agacharte como un loco, piensa en la forma: El movimiento no debe empezar doblando las rodillas, sino bajando el trasero, literalmente, moviendo las caderas hasta el fondo y tus rodillas no deben pasar las puntas de tus pies. Debes mantener siempre tu espalada recta, ojo con eso.
Y para que tus piernas y trasero queden de lujo, aquí te dejo unas variaciones de squats para que disfrutes, te duela hasta los dientes al día siguiente, pero a los días me darás las gracias.

Squat en silla: Párate en el borde de una silla, espalda recta, pecho hacia delante. Baja lentamente hasta tocar el asiento y vuelve a levantarte. Hazlo 15 a 20 veces.
Con una pierna: Pon a un lado de un poste o alguna otra estructura estable, y agárralo con tu mano izquierda. Levanta la pierna derecha y mantenla en línea recta. Baja lentamente (Cuidando la forma) y vuelve a subir, repite 15-20 veces y luego cambia de lado.
Squat Jump: Apoya el peso en los talones y haz una sentadilla completa. Desde la posición en cuclillas, salta y vuelve a aterrizar en posición en cuclillas. Hazlo 15 a 20 veces
Pile squat: De pie con las piernas abiertas un poco más que el ancho de tus hombros, ve flexionando las rodillas hasta que tus muslos estén paralelos al piso. Hazlo 15 a 20 veces

Y con esto no tiene excusa, los puedes hacer en tu casa, mientras ve la TV, mientras hablas por teléfono. Es solo pararte, agacharte y ¡empezar a poner en forma ese trasero!


martes, 9 de octubre de 2012

Sale el sol

Hoy en la mañana, me metí en FB y todavía vi muchos mensajes de rabia, de decepción, de tristeza de coraje pero del malo. Cada quien tiene la manera de sacarse lo que siente. Yo no soy de las que cree que revolcándose en la tristeza ni repasando cada segundo de lo que ocurrió mal, el por qué, o el estoy demasiado triste se puede hacer algo. Si creo que el luto de cada quien se tiene que vivir, pero es una decisión el quedarse inundado en el o decidir levantarse.
Yo, y es mi opinión, soy de las que dicen, ay qué carajo, a levantarse. Y esto lo aplico a un bojote de sucesos de mi vida. Desde errores en el trabajo hasta, como no, esos mega baches donde caemos con nuestro cuerpo, porque lo hacemos.

Cuando caemos en uno de los huecos, podemos sentir que ya se acabó todo, que para qué continuar si ya la "pusimos". Pero esa actitud sólo nos llevará a no avanzar en nuestras metas. Si por cada vez que te vences a la tentación y te comes una galleta cuando estás haciendo dieta quieres mandar todo para el carrizo, entonces es mejor que ni empieces, que te resignes a estar como estas y dejarlo todo así. Cómprate los pantalones dos tallas más grandes y lánzate al olvido. Porque la verdad es que siempre siempre siempre vamos a encontrar baches, tentaciones y nuestra fuerza de voluntad no va a estar en el lugar correcto, y vamos a caer.

Si abandonáramos todo a la primera dificultad, ninguno de ustedes se hubiese graduado de nada (Es que ni de bachillerato), no hubiesen podido trabajar, ni comprarse algo que deseaban, ni nada. Todos esos caminos seguro vinieron con baches y lo que hicieron fue sortearlos, o caer y levantarse con la mejor cara. O quizás ni siquiera con una mejor cara, sólo levantarse pues. Quizás después de la caída no estabas todavía al 100%, pero te paraste y seguiste. Y lo mismo con tu dieta, quizás este fin de semana dijiste “!pucha! A comer y beber que el mundo se acaba”… y lo hiciste, y no se puede hacer nada, y el mundo no se acabó que fue lo peor. Pero hoy te levantaste, hiciste ejercicio. ¿Qué la rutina fue la mejor que habías hecho en años? Pues la mía no. Fue bien pinche, pero la hice.

Hoy decide levantarte, que la depre no sea la excusa para que mandes todo pal carrizo, muévete, haz ejercicio, come algo que te nutra y te llene de energía. Porque siempre siempre siempre, después de la tormenta, de repente sale  el sol.


lunes, 8 de octubre de 2012

Hoy

Hoy no es un día en que tengo mucho que decir... Es un día que definitivamente para mi es triste y no lo puedo cambiar. Ando como Fanto en esa foto pues.

Pero como todo, hasta la peor de las tristezas pasan y sólo queda levantarse y seguir dando la cara.
Y como dice un amigo muy querido: Pa lante y con fe.




viernes, 5 de octubre de 2012

Viernes de aroma: Ensalada súper poderosa


Este viernes de aroma viene con una ensalada súper poderosa para llenarte de energía y buenas vibras.

2 oz de pechuga de pollo picada en pedacitos
2 tazas de espinaca picada en pedacitos
1/4 pepino en rodajas
1/4  de taza de cuscús cocido
1/4  de taza garbanzos escurridos
1/4  de taza de zanahorias picadas.

Aderezo
1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
2 cucharadas de vinagre balsámico
1 cucharada de mostaza Dijon
Un sobrecito de edulcorante.

Mezcla todos los vegetales y le pones el aderezo. No hay más nada que sentarse a comer  y a disfrutar como los grandes.
Perfecta para que agarren energía este fin de semana. Y para todos mis amigos de mi país, Venezuela, ¡recuerden votar el domingo! ¡No dejes que otros decidan por ti!