miércoles, 30 de mayo de 2012

Más sobre "En forma después de los 30"

La semana pasada escribí sobre como estar en forma después de los 30 y el tema me quedó dando vueltas. Al parecer, después de los 30 empezamos como realmente a preocuparnos por todo, las alarmas suenan y entramos en estado "pánico". Pero en vez de movernos y hacer algo para solucionarlo, nos resignamos y decimos frases como "es que ya no tengo el metabolismo de una niña".

Eso es totalmente cierto. Tienes 30 años y no vas a tener el metabolismo de una de 15. Ni las obligaciones, ni las metas, ni los sueños ni los gustos (bueno, a mi me siguen gustando algunas bandas que me gustaban a mis 15, que le puedo hacer) Pero la realidad es que tu cuerpo sigue siendo el mismo. Tendrá más grasa, otra forma, pero siguen siendo la misma cantidad de músculos, huesos, tendones y órganos de cuando teníamos 15.

Mi súper querida Jill Michaels escribió ayer en su blog que no debemos echarle la culpa a los anos por nuestro sobrepeso, y es verdad. Y En una parte dice algo que es verdad así no queramos verlo "nuestro cuerpo necesita ejercicio. Al igual que necesitamos agua y oxigeno, necesitamos ejercicio para mantener la masa muscular a medida que pasan los años.

También recalca que la mejor manera de mantener nuestro balance hormonal es de la manera natural. Y eso lo logramos con comidas completas que no sólo nos ayudan a mantener nuestro peso, sino que nos dan el empujón necesario para poder estar más sanas. Y con comidas completas NO hablo de un Combo de hamburguesa + papas + refresco. Hablo de vegetales, proteínas magras, carbohidratos naturales e integrales y grasas saludables.

Así que no tienen escape. Para sentirse de 15 y vernos bellas  después de los 30 la matemática es comer bien + hacer ejercicio.

La semana que viene hablaremos más del tema. Y las que no han llegado al tercer piso o más no se asusten que si empiezan ahora, ¡imagínense lo finísimas que se pondrán después!

Si quieren leer más sobre lo que escribió Jill, pueden ver el artículo completo aquí.




martes, 29 de mayo de 2012

Para perder grasa en serio...

Para quemar grasa lo intentamos todo. Hacemos ejercicio que nos hace sudar y nos fastidia, comemos cosas raras, algunos se fajan (literalmente, se compran una fala) y otros se toman brebajes de sospechosa procedencia.  Para muchos la cosa es totalmente difícil, aunque no debería ser así.

Si andas confundido sobre qué hacer para desaparecer esos rollitos, aquí te doy tres de las cosas que NO debes hacer y una guía hacia donde de verdad tienes que enfocar tus energías, si tu meta es perder grasa como debe ser:

Abdominales hasta desmayar: Ese cuento que Britney Spears hacia 1500 abdominales para tener su pancita ultra plana y definida, es un cuento de camino. Los ejercicios abdominales  nunca a n a eliminar centímetros de tu cintura. Punto.  Lo que tienes que hacer para lograr un vientre más plano y definido es: enfocarte en la nutrición correcta. Ejercicios funcionales de resistencia, y ejercicios que ataquen el "core" (todo tu tronco incluyendo tu espalda)
Ejercicio cardiovascular todos los días: el ejercicio cardiovascular es importante para tu corazón y pulmones. Es un most. Pero si quieres perder peso, hacer el mismo tipo de cardio, al mismo paso, con la misma intensidad, todos los días no te llevará a ningún lado. Quemas calorías, claro que sí, pero por el momento en que haces el ejercicio sin ningún after-brun. Además, podemos adaptarnos fácilmente a  los ejercicios cardiovasculares sin que tu cuerpo haga un esfuerzo extra, así sudes un galón (sudar es la forma en que tu cuerpo estabiliza la temperatura interna, no la forma en que “quemas grasa”). Si lo que haces es montarte en la caminadora por horas o sólo vas al gimnasio a la clase de spinning, es poco probable que quemes grandes cantidades de grasa.  Lo que tienes que hacer es variar tu cardio, cambiarlo por ejercicios metabólicos por ejemplo y  combinarlo con ejercicios de resistencia.
Hacer pesas para tonificar: Ese cuento que las pesas de dos libras, que pesan menos de lo que pesa tu cartera, te van a definir los brazos y poner las piernas lindas pero "no muy musculosas "no es tan real como aparece en las revistas. Para lograr cambiar la forma de los músculos tienes que levantar pesas que requieran un esfuerzo real. Eso es, que te cueste, que te quejes, que casi te duela. Claro debes hacerlo con una rutina definida y de manera progresiva. Sobre aquel cuento que la grasa se vuelve músculo, lo vuelvo a decir, es simplemente un mito urbano.

Para perder grasa es súper importante que planifiques qué es lo que vas a hacer en el gym, en tu casa o en el parque. Y recuerda siempre que ejercicio sin dieta no existe. Es la mezcla correcta de los dos lo que te pondrán en el lugar que quieres estar.

Foto tomada de http://valeriewaters.com/2011/06/13/fight-beach-body-panic-the-dos-donts/

lunes, 28 de mayo de 2012

Comida adictiva

La comida es sabrosa, y quien diga lo contrario, no lo está haciendo bien. Es decir, todo el mundo disfruta de algún plato en particular, así sea un postre, un churrasco o un plato de avena (sí, eso también se disfruta)
El problema es que hay comidas que son más fáciles comer en cantidades hasta perjudiciales y que, para colmo de males, no podemos dejar de comer. Así como la gente se hace adicta al alcohol, drogas o lanzarse en paracaídas, también te puedes hacer adicta a comer papas fritas.

Según los expertos, la adicción a la comida se maneja a nivel neurobiológico como la adicción a las drogas, el juego o el alcohol. Agarren pues.

Y este tipo de comidas que le describo ahora, sueltan dopaminas como cualquier droga,  sobre estimulando el centro de placer de tu cerebro, así que atentos:
Comida rápida: Altas en grasas, con aditivos impronunciables y donde en la mayoría, una papa frita es todo, menos una papa real.
Comida grasosa como el queso y la tocineta: No es que sean malos como el diablo, pero normalmente se consumen con carbohidratos súper refinados y en cantidades donde la grasa es la que manda.
Cafeína grasosa: Esto les sonará cómico pero me refiero a esos cada vez más populares frapucchinos, capucchinos, mockacchinos y cualquier cchinos que además de tener el estimulante de café, están cargados de azúcar y grasas saturadas.
Cosas blancas: Pan blanco, pasta, arroz, azúcar. Este tipo de carbohidrato produce la sensación de placer causado por las dopaminas. Y si es mezclado con grasa, la sensación de placer/dopaminas es mayor, y mayor la dificultad para dejarlos.

Pero esto no quiere decir que debemos lanzarnos al abandono "porque simplemente somos adictos". Al igual que una persona batalla con su adicción al alcohol y lo primero que debe hacer es alejarse del mismo, lo mismo pasa con un adicto a la comida. Si sabes que flaqueas por el pan blanco y te puedes comer la canilla entera, no lo compres. Sal de todas estas cosas si están en tu casa y evita lugares como ferias de comida donde abundan y los olores son intoxicantes. El trabajo más duro con esto es la fuerza de voluntad, y lamentablemente no se vende en las farmacias. Depende de ti y de las ganas que tengas de hacer el cambio. De verdad, si se puede.



viernes, 25 de mayo de 2012

Viernes de aroma: Sanduche de pollo tipo Barbeque

Este sanduche es tipo Barbeque porque ni de broma le vamos a echar ese bojote de azúcar que tiene esa salsa! Para comer dulce, cómanse un chocolate!
Aquí les doy una receta que les va saber divinísima y donde sin duda, se van a ahorrar un bojote de calorías.

1 cebolla picada en cubitos
3 dientes de ajo picaditos
1/8  de pimentón rojo
1/3 de taza de vinagre
1 lata pequeña de tomate pelado (picados los tomates)
3 cucharadas de puré de tomate
2 cucharadas de edulcorante granulado
4 pechugas deshuesadas y picadas en pedazos
Sal y pimienta al gusto

Pan integral para los sanduches o pitas integrales
Hojas de lechuga
Tomate picado.
Cebolla en rueditas
Pepillo (si les gusta)
Aceite de oliva

Echa la cebolla, el ajo, el pimentón, vinagre, los tomates, la pasta de tomate y ve batiendo. Échale las cucharadas edulcorante granulado y ve batiendo, hasta que los ingredientes se cocinen, como si fuese una salsa
Sazona el pollo con sal y pimenta y ponlo a cocinar en una olla. Cuando todavía este un poco crudo echa la salsa y deja cocinar hasta que el pollo absorba la mayoría de la sala y se ponga bien suave (el pollo pues)

Cuando el pollo esté listo, calienta los panes y luego ponles un poco de aceite de oliva. Pon la lechuga, tomate, cebollita y pepinillos y sirve el pollo.

Esto da para cuatro supera sanduches, así que ¡disfruta!

Foto y receta tomada de http://www.fitnessmagazine.com/recipes/quick-recipes/dinner/one-recipe-two-meals/?page=7



miércoles, 23 de mayo de 2012

Durísima después de los 30

Una súper querida amiga me dijo que escribiera por qué es tan difícil perder peso después de los 30. Las mujeres vivimos con ese issue, que la vejez, además de arrugarnos, ponernos achacosas, un poco piquis, manosas, además, nos pone más gorda!

Estábamos acostumbradas que en nuestros 20, si queríamos perder un par de kilos, con no cenar dos días, estábamos listas. Ese pantalón nos quedaba de maravilla para el fin de semana, así termináramos el fin todas hinchadas. Total, luego podíamos hacer nuestros trucos mágicos y estar en la línea, again. Dos días de comer poquito, una trotada larga, y listo Sentíamos que comíamos de todo, y con unos ajustes de tanto en tanto, nos veíamos bien. Y ahora, esa barita mágica, parece no funcionar tan efectivamente.

Y es justo esas medidas que tomamos las mujeres (Dejar de comer, comer poquito, ejercicio "de emergencia" y mal dirigido) las que nos dejan con una treintena un poco más pesada. El haber tomado decisiones que simplemente nos fregaban el metabolismo poniéndolo más lento y poco eficiente.

Pero si eso fuese una sentencia de vida, mejor mandar todo al carrizo y comprar pantalones triple talla L, porque al parecer este tren nadie lo para, ¿cierto? La realidad no es tan dura ni tan dramática (ni tan talla triple XL)

Ahora en nuestros 30, 40, 50 (yo tengo 36) es cuando más nos tenemos que preocupar por hacer ejercicio bien dirigido y comer limpio. Y si lo ponemos así, la cosa parece más sencilla. Y si, la masa muscular tiende a decaer con los anos, por lo que es tan importante que trabajemos en pro de conservarla. Si de verdad vemos nuestras fotos de los 20, quizás podemos ver chicas delgadas, pero sin ninguna base muscular. Muchas comidas no tan buenas y nada de trabajo de resistencia (al menos así recuerdo yo esos años) Ahora, las sesiones de ejercicio TIENEN que incluir trabajo de resistencia (con pesas de verdad) y cardio bien hecho. Y de la comida, pues dejar de lado todo lo refinado e incluir más alimentos magros, naturales e integrales. Hasta grasas buenas y la cosa parece mejorar.
También tenemos que estar conscientes de lo que hacemos. Si antes comíamos azúcar, grasas saturadas y harinas refinadas y pensábamos que no nos hacía nada, ahora, si SE que hacen y mucho. No pensar en la comida sana como "un mientras tanto hasta que pierda peso" sino en un estilo de vida, es fundamental. Y que prefiero un cuerpo maduro pero más durito, que una flaca de 20 pero no tan dura.

Y esto lo puse hace un tiempo, la verdad es que Strong is the new skinny
La foto es de la entrenadora Jennifer Nicole Lee  y aquí pueden leer más sobre ella. ¿Y saben qué? ¡No tiene 20 años!

martes, 22 de mayo de 2012

Ejercicio en tu sala

Si tu caso es como el mío y te encanta hacer ejercicio en la casa, tienes que buscarte rutinas que saquen lo mejor de ti (un bojote de sudor digamos), que no ocupen mucho espacio y que realmente representen un reto a nivel de tu cuerpo.
Hacer ejercicio en casa es perfecto para aquellos que dicen que no tienen tiempo de ir al gimnasio. Puedes hacerlos temprano en la mañana o cuando llegues en la noche. Solo depende de tu fuerza de voluntad.

A mí me encanta comprar videos pero si no es tu caso, puedes hacer estos ejercicios que son perfectos para realizar en tu pacífico hogar, con tu monito de ejercicio más cómodo y sin la presión de las demás personas en el gym (y ni hablar de lo que te ahorras)

Kettlebells: También se llaman pesas rusas y es como una bola con una agarradera. Vienen en distintos pesos y representan un ejercicio para todo el cuerpo. Como es una rutina donde ejercitarás desde la pestana hasta la una del pie, en menos tiempo ejercitas más. Es una mezcla de cardiovascular con ejercicio de resistencia para todo el cuerpo y como un súper plus, no necesitas mucho espacio.

Saltar cuerda: Si tus vecinos que viven abajo no son muy sensibles al ruido o vives en una casa, este es un ejercicio cardiovascular de vieja escuela con magníficos resultados. Por eso los boxeadores lo utilizan, y mira que esos tipos aguantan en un ring. Si no tienes una cuerda puedes tratar de hacer el mismo movimiento con tus manos y el resultado es igual de bueno: tus latidos de corazón permanecerán acelerados. Puedes agregarle intervalos y vas en góndola

Ejercicios con tu propio peso: ¿Sin pesas ni logas de resistencia? ¡Utiliza tu propio peso! Desde squats, lunges, planchas, abdominales. Las opciones son más variadas de lo que crees. Si no, lee este artículo y haz tu rutina hoy mismo.

Ejercicios de suspensión: ¿Sabes ese TRX que está tan de moda? pues también puedes hacer tus rutinas en casa. Necesitaras comprar el equipo y un poco de espacio *pero no mucho en realidad) y los resultados son maravillosos de verdad. También utilizaras tu cuerpo como peso. Estarás utilizando el "core" durante todas las rutinas, así pienses que estás haciendo solo brazos por lo que es un ejercicio súper completo.

Bicicleta: Ok, aqui tienes que hacer el gasto de la bici pero te lo aseguro que es una inversión que no tiene perdida. No ocupan mucho espacio y puedes hacer ejercicio hasta cuando ves TV, lo que es un plus porque no te aburres. Puedes hacerlo también por intervalos y verás que tu rutina será más efectiva y divertida también.

Recuerda que todo depende de tu esfuerzo, hagas ejercicio en tu casa, en la calle o en un gimnasio. Si de verdad estas comprometido con tu cuerpo, los resultados los vas a ver hagas lo que hagas, y en donde sea.



lunes, 21 de mayo de 2012

Lo que de verdad debes evitar

Yo recomiendo a las personas que quieren perder peso que coman varias veces al día. Claro, muchas personas piensan "finísimo, puedo estar picando cada vez que quiera" y la cosa no es así. La idea es que hagas varias comidas durante el día, dividiéndolo en tres comidas principales y dos merienditas, para aguantar el estómago.

Pero la precepción sobre lo que uno puede comer está bastante "difusa" y para muchos es difícil distinguir entre un tentempié sano de uno que no lo es, o simplemente comen lo que le pega la gana pensando que "un poquito de este dulce no puede hacerme engordar". Y la verdad es que si.  Ese poquito de dulce que te comes todos los días es el que te aleja de tu meta y que hace que esos pantalones nunca terminen de quedarte como quieres. O también nos engañamos pensando que porque dice "light" en la cajita, simplemente no engorda.

Por eso aquí les dejo algunos de los snacks que realmente deben evitar si quieren ponerse serios con su pérdida de peso. Hay muchos, es la verdad, pero por ahora les doy estos.

Café con leche completa o saborizados: Ese vasito que te parece mínimo y divino, es una bomba de grasa y azúcar que va directamente a tu cintura, muslos y demás. No te dejes engañar por el tamaño. Así sea pequeño, es igual de malo.
Chips: Es difícil nombrar una sola pero ustedes saben a lo que me refiero. Papas fritas, tortillas de maíz, tostones, frito-lo-que-sea. Las bolsas chiquitas son gramos de basura que le estas metiendo a tu cuerpo: azúcar y colorantes sin ningún valor nutricional. Eso sí, llenos de calorías.
Cotufas de mircoondas: (y las del cine también) juras que porque son livianitas no te harán nada. Error. Están llenas de aceite y otros productos de dudosa procedencia. Además, una bolsa de esas que te comes en el cine, son como cuatro porciones. Si las haces en tu casa, no en una piscina de aceite y te comes una porción, puede estar bien, contándolo como una porción de carbohidratos, eso sí.
Smothies de frutas y yogurt: Otra vez el azúcar y la leche completa. Es decir, carbohidratos simples y grasas saturadas. No es que la fruta sea mala, porque de verdad que eso es lo único bueno que tienen esas bebidas. Pero toma en consideración la grasa del yogurt hecho con leche completa y el azúcar que le ponen para darle "más sabor". Adiós dieta.
Barras de granola: Es mejor salirse del closet y si vas a comer dulce, cómete un chocolate y te sales completamente de tu dieta. Esta versión sana de snack vienen cargadas de azúcar como un brownie así que no te estás haciendo ningún favor. Y cuidado porque muchas vienen además con una buena carga de grasas saturadas.
Refrescos, jugos y te listo: No hay mucho que decir, denle la vuelta pa que vean la cantidad de azúcar que tienen. Los refrescos no vienen con tabla nutricional y creo que lo hacen para que te lo tomes sin cerrar los ojos y pensar el daño que le haces a tu cuerpo. Una lata tiene como 39 gramos, que es algo así como ¡12 cucharadas de azúcar de una sentada! Y los jugos procesados y otros productos envasados (como los te listo) no se quedan atrás.
Galletas integrales: Si las hiciste tu y no les pusiste azúcar ni grasa, fino. Cuéntalas como una porción de carbohidrato y listo. Si vienen en un paquete, es mejor que no. Grasas saturadas y algunas vienen hasta con azúcar, así que en vez de ayudarte, te echan la partida pa tras.

Si de verdad quieres perder peso, deberías evitar esto en tu dieta. Hay un bojote de opciones saludables que te dejarán más satisfecho por dentro y te harán ver mejor por fuera. Seguro.



viernes, 18 de mayo de 2012

Viernes de aroma: Ratatouille de pollo



Pues Ratatouille no es sólo el nombre de una película cuchi. Un Ratatouille "es una receta provenzal muy popular en Francia. Es un plato que se puede elaborar con todo tipo de hortalizas. Casi siempre lleva tomate, berenjena, calabacín, pimientos, cebolla y ajo" *.
Como suena finísimo, hoy les dejo esta receta para que gocen.

Una cucharada de aceite
2  pechugas de pollo de 6 onzas cada una, cortadas en cubos
1 cebolla picadita
3 dientes de ajo picados
1 calabacín picado en rueditas por la mitad
1 berenjena picada en cuadritos
1 pimentón rojo cortado en tiritas
9 hongos picados en rodajitas
4 tomates grandes en ruedas
10 hojitas de albahaca picada en pedacitos
2 cucharadas de perejil picadito

En una sartén cocina un poco el pollo tres minutos, agrega la cebolla hasta que se dore. Agrega el ajo, el calabacín, la berenjena, el pimentón y hongos. Cocina por unos 15 minutos mientras vas revolviendo
Agrega por último los tomates, la albahaca y el perejil. Cocina por 5 minutos.
Sírvelo con arroz integral, quinoa o cebada.

¡Disfruta!


* http://www.directoalpaladar.com/cultura-gastronomica/ratatouille-la-receta
Foto y receta tomada de http://oxygenmag.com/Nutrition/Articles/Chicken-Ratatouille.aspx

miércoles, 16 de mayo de 2012

Come y llénate de energía

Esta lista les puede caer como anillo al dedo a todos los que como yo, a veces siento que me pesa hasta el pelo del cansancio. Sí, porque yo como sano, hago ejercicio, pero también me canso.

Así que si necesitan alguito que les de energía y que puedan incluir en su dieta sin ningún problema, agarren que esto los va a beneficiar:

Agua: Suena muy básico, verdad? Pero la verdad es que si no tomamos lo suficiente de este líquido nos vamos a sentir cansados por la deshidratación y hasta  con dolor de cabeza. Esa idea de tomarte varios vasos de agua al día viene porque cuando uno ya siente "sed" es porque tu cuerpo está bajo en sus niveles de este preciado líquido. Ten tu botellita al lado siempre e incluye en tus comidas alimentos como el celeri, pepinos, lechuga y patilla que son bajos en calorías y altos en su contenido de agua.
Fibra: Los alimentos altos en fibra ayudan a estabilizar el azúcar en la sangre lo que nos provee de una fuente de energía todo el día. Si tu azúcar baja, te sentirás desanimado y con ganas de echarte un guinde, sin hablar del hambre que viene con eso. Cámbiate a lo marroncito. Aléjate de las harinas blancas y azúcares refinados que solo te darán un pico en tu azúcar en sangre, energía por dos minutos y un crash durísimo un rato después. Agarra lo integral y natural y te sentirás mejor.
Proteína: Ojo, una chistorra no es lo ideal. Hablo de proteína magra, esa que encuentras en el atún, los huevos, la pechuga del pollo, pescados y algunos cortes de carne de res y hasta de cerdo. La proteína tiene un aminoácido que se lama Tirosina que ayuda a promover los químicos en el cerebro que te mantienen enfocado, como lo son la dopamina y la norepinefrina. Además la proteína es esencial para el crecimiento  reparación de tejidos, lo que asegura que tu cuerpo se recupere de la actividad física.
Almendras: Contienen magnesio y el complejo de vitamina B que ayuda a convertir la comida en energía. Además, las almendras y otras nueces pueden ayudar a la pérdida de peso porque contienen grasas no saturadas y fibra que nos mantienen llenos por más tiempo. ¡Yummi!
Salmón: Tiene ácido omega 3 que ayuda a combatir la depresión y mejora el humor. Además, estas grasas saludables son buenas para el corazón. Y en un estudio de la Kobe Gakuin University en Japón encontraron que estos ácidos grasos ayudan a combatir la inflamación y a bajar los niveles de ansiedad.

Así que agarren estos "energizantes" e inclúyanlos en su dieta. Se verán bien y definitivamente, ¡se sentirán mejor!



martes, 15 de mayo de 2012

El músculo rules!

Cuando hablamos de músculo pocas chicas se alegran. Han pasado años en la industria del fitness donde el cardio triunfaba y las pesas eran vistas como herramientas para fisicoculturistas. Y esa concepción en la mente femenina ha sido difícil de radicar.

¿Por qué? La principal es porque juramos que el musculo nos hará ver cuadradas. News flash: cuadradas nos hacen ver implantes mamarios extra grandes y camisas de rayas horizontales cerradas en el cuello. Una musculatura correcta nos hará ver de verdad más delgadas y estilizadas.

Y para aquellas que todavía se niegan a entregarse al poder de las pesas, les dejo estas razones para ver si se convencen de una vez por todas.

  • El musculo te hará vivir más. Según la universidad de Tufts, mientras más musculo tengas, más posibilidades tienes de alargar tu vida.
  • Más músculo, más calorías quemadas (¡en descanso!) Por cada libra de musculo, estas quemando unas 50 calorías extra, solas estando sentada.
  • El músculo hace que tus actividades del día a día se hagan más fáciles. Tendrás más fuerza y te cansarás menos haciendo tus quehaceres diarios.
  • Mientras más músculo tengas, más receptores de insulina y estos serán más sensibles. Esto te ayudará a mantener la grasa fuera de tu cuerpo.
  • El músculo te ayuda a tener huesos más sanos, lo que previene la osteoporosis.
  • El músculo mejora la flexibilidad y el balance, además ayuda con tu postura.


Sólo para terminar, fíjate en estas fotos.

Esta es una chica que sin tener mal cuerpo, es lo que diríamos una skinny fat, es decir, puede que esté en su peso, pero tiene más grasa que músculo.


Esta otra, ¡está durazno!


¿Cuál prefieres tú?

Fotos

lunes, 14 de mayo de 2012

Priorizar tu vida

Todos tenemos días súper ajetreados. Quien diga lo contrario, !está mintiendo! La verdad es que tenemos que dividirnos como Cybill la mujer de las 8 personalidades y ser profesional, tener la casa limpia, cuidar a los chamos (los que tienen chamos claro), hacer diligencias, atender a la familia, a los panas y si se puede, un tiempito para uno.

Es normal que nos sintamos realmente sobrecogidos con todo lo que tenemos que hacer en un día. Sólo hacer la lista, ya nos cansa. Pero respira, no todo está perdido (o no tanto). Aunque suene a comentario de mamá, es en estos momentos en los que realmente debemos aprender a priorizar y darle a todo lo que tienes que hacer, su lugar correcto en el día.

Simplemente no todo puede hacerse al mismo tiempo ni podemos cumplir todas nuestras obligaciones al mismo tiempo. en el trabajo, debemos dejar de lado aquellos disparadores de "echar carro" (Como las llamadas para saber cómo está Fulanito, o las recurrentes visitas a Facebook) y centrarse en lo que tenemos que hacer realmente. Si tienes un grupo de trabajo, ponte de acuerdo con ellos y cada quien que haga lo suyo. Ponte un horario para el “esparcimiento” y otro para el trabajo fajado.

Este ejemplo puedes llevarlo a otras cosas en tu vida, obviamente no puedes dejar de buscar a tus chamos en el colegio, y por eso tienes que tener orden para poder hacerlo y fijarte un horario. Con tu cuerpo puedes hacer lo mismo. Si no puedes hacer ejercicio en la tarde, trata de buscar un tiempo en la mañana. Párate más temprano. Compra un DVD y muévete a primera hora. Si tu caso es que la mañana te pesa más que matrimonio obligado, cambia esa serie que ves a las 10 de la noche por una sesión de ejercicio, de al menos 30 minutos.

Con tu comida es lo mismo: haz tus listas y planifica. Mientras menos opciones dejes al azar, menos posibilidades tienes de salirte de tu plan. Mantén tu despensa, tu nevera y hasta tu cartera equipada con comida y snaks
saludables. !No habrá excusa para escaparte!

Si bien al principio tu cuerpo y tu mente dirá que es más fácil leerlo que hacerlo, recuerda que el hombre es un animal de costumbre. Una vez que te metas en el camino, verás que se todo sale de forma natural, y que ese proceso de priorizar ya es tan natural como hablar. Date un chance y prueba.



viernes, 11 de mayo de 2012

Viernes de aroma: Ensalada Waldorf (Versión no-tapa-arterias)

Para esta semana les traigo una ensaladita que se ve rica, sencilla y sin complicaciones. En la semana de back in track nada de ponerse fancy. De fancy
tiene solo el nombre porque es sencilla de hacer y más rica de comer.

Ingredientes:
1/3 de taza de yogurt natural
3 cucharadas de jugo de limón
1 cucharada de mostaza Dijon
Una pisca de sal
Una pisca de pimienta negra
2 cucharadas de cebollín
1 pera cortada en cubitos
2 tazas de lechuga
2 palitos de celeri picaditos
1 taza de uvas sin las pepas (si no, !te las tragas!)


Mezcla el yogurt, el limón, la mostaza, sal y pimienta
Agrega la pera, la lechuga, el celeri, las uvas y las nueces. Mezcla como si no hubiese un mañana (bueno no tan duro pero, tu sabes)
Cómela y ¡disfruta!


jueves, 10 de mayo de 2012

La gran mentira


Yo se que comer es un placer. Es algo rico que reconforta. Y normalmente asociamos esa sensación de placer a las comidas que menos nos benefician pero que nos causan hasta adicción (azúcares, grasas y carbohidratos refinados).
Por otro lado también sé que es desagradable sentirse íncomodo con su cuerpo, tener pesares causados por el sobrepeso, y que la ropa simplemente no te quede como desees. Estar gordito no es un camino fácil.

Por eso es que buscamos soluciones. Algo que nos ayude a llegar a ese punto donde queremos estar (en nuestro peso correcto y sanos) y sentirnos cómodos y tranquilos.

La gran mentira viene cuando queremos hacer esto pero no queremos cambiar lo que habíamos estado haciendo. Queremos tener unas piernas firmes, pero “que fastidio hacer ejercicio” o queremos una barriguita plana pero no dejar ese cereal azucarado que nos comemos o el pan con queso, o los refrescos, o los chocolates, o diga usted lo que quiera. Si esas cosas nos llevaron al punto de que nuestro pantalón nos molesta, debemos ser sinceros y no echarle la culpa ni a la edad, ni al poco tiempo, ni a la vida ajetreada. La culpa la tienen nuestras decisiones.

La gran mentira viene también cuando te dicen que vas a perder peso y vas a seguir comiendo “todo lo que deseas”. Si alguien les viene con ese cuento, huyan. Si están gorditos por comer donas o refrescos, no piensen que ellas van a seguir siendo parte de su dieta diaria. Punto. Es una mentira y la cosa simplemente no funciona así.

Funciona es cambiar hábitos, viendo la comida sana como algo bueno (y también sabroso) e incluyendo el ejercicio como parte de tu vida. Máquinas mágicas que queman los abdominales, la dieta donde comes todo lo que te gusta, la pastilla que te hace adelgazar mientras duermes, y el continuar con tus hábitos poco saludables, son una gran mentira.

Foto tomada de http://www.free-press-release.com/news-what-is-this-diet-magic-weight-loss-pill-without-ephedra-1284598670.html

martes, 8 de mayo de 2012

El difícil despertar...

Durante estos días de ponerme back in track siento que todo me pesa más. Después de las vacaciones uno termina como cansado (suena como ilógico pero es así)... Tienes un bojote de cosas que organizar, lavar ropa, guardar, comprar comida, etc. Además, como el mundo continúa, no es que el resto de tus actividades estuvieron en stop mientras tú disfrutabas un "tiempito libre", por lo que volver a la rutina se hace un poco cansón.

En mi caso hoy tengo más sueno que ayer, pero me imagino que es por lo ajetreado del día de volver a la normalidad. La comida ayer no me pegó, de hecho siento que mi cuerpo necesitaba un poco de clean-food. Pero el ejercicio me tumbó un poquito. Hoy al hacer mi rutina sentía que no tenía nada de fuerzas y la hice con pesas mucho menores a lo que acostumbro y de broma termino el set.
Pero eso pasa, no estamos 100 % todo el tiempo.

Si andas un poco flojo de ánimos para volver a tu rutina, cosa que puede pasar no sólo después de unas vacaciones, puede ser después de un fin de semana intenso o simplemente tienes las hormonas como "alborotadas", no te preocupes. No abandones todo ni te dediques al chocolate o el pan con queso. Tómalo con calma, un día a la vez hasta que tu cuerpo se despierte completamente.

En esos días trata de recordar siempre cuál es tu meta. Piensa en ella, revísala y sigue trabajando en los pasos que te harán llegar a ella.

Recuerda siempre: Roma no se construyó en un día. Haz tu trabajo, poco a poco, todo vuelve al camino que es.



lunes, 7 de mayo de 2012

De vuelta...

(Todos juntos, en el Cerro San Cristóbal)


Llegue ayer de unas súper duper ultra vacaciones que no tienen nombre. Entre el reencuentro con mis hermanos, a gente con la que compartí, lo mágico del lugar, la comida, la música, los chistes, y mi sobrino peludo Ramiro de verdad que no tenía NADA de ganas de volver. Fueron dos semanas más que mágicas y de verdad que me faltan palabras para describir lo que sentí. (snif!)

Pero la vida continúa y a pesar que sería divertidísimo alimentarse solo de ceviche, birras y chacareros, mi cuerpo ya me pide que vuelva a la tranquilidad y que tome acciones de ponerme como las grandes “back in track”.

Entonces, mi plan súper back in track reloaded consiste en:
-Eliminar las harinas refinadas.
-Eliminar todas las grasas lácteas. De leche, sólo un poco de soya
-Agua como si no hubiese un mañana
-Tomarme te verde antes del desayuno y un poco de Psyllium para ayudar al colón.
-Easy con el café. Aunque ahora siento que necesito como una jarra, no una taza.
-Suplementos: Vitamina C, Calcio y Omega 3 (en la semana les cuento por qué me parece tan importante incluirlo como suplemento)
-Dieta Acción para la grasa que no tiene pele.
-De ejercicio la tengo un poco difícil porque tengo una rodilla que anda echando “varilla” y me tengo que hacer unos exámenes. Eso quiere decir que nada de cardio del bueno como me gusta, y nada de lunges ni sentadillas que son ejercicios más que espectaculares para las piernas. Voy a hacer una mezcla de Rip 60 con un videíto de circuitos de pesas que es un éxito, y bici estática como recomendó el Dr.
-Nada de alcohol. Mi dieta de birra is over, lamentablemente.
-Día libre muy muy, pero muy light.
-Y para el alma: Escuchar Band of Horses y Buraka Som Sistema. No hay pérdida para no sonreír con eso.

Espero que todos se animen a hacer un cambio, y que empiecen ¡hoy mismo!