lunes, 23 de abril de 2012

Al mejor estilo de Menudo

Estoy de vacaciones. Me voy a pasar dos semanas en Santiago de Chile porque mi hermanito menor se casa!

Lo divertido del asunto (además de las birras, la comida y Santiago que es divinisimo) es que vamos a reunirnos los cuatro hermanos, que vivimos cada uno en una esquina distinta del mundo. Una vive en Ámsterdam, otra en Miami, mi hermano aquí en Santiago y yo en Venezuela.

Y llevamos 10 años sin estar todos juntos en una misma habitación. Esto es mejor que cualquier reencuentro de Menudo!

Estos días prometen, pero prometen rumba así que no estaré escribiendo mucho en el blog.

Los quiero (a las dos personas que me siguen) y volvemos pronto!




viernes, 20 de abril de 2012

Viernes de aroma: Muffin de chocolate con pasas

Un postrecito le alegra la vida a cualquiera, y si así empiezas el día pues mucho mejor. Hoy les paso esta receta de muffins de chocolates que esta buenísima. Y si tú mañana tiene chocolate, seguro tú día será más fino.

Ingredientes:
1 1/4 de avena en hojuelas
1 taza de harina integral
2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
1 scoop de proteína de chocolate
Edulcorante al gusto (dos sobrecitos o dos cucharadas)
1/2 cucharadita de polvo para hornear
1 huevo entero
1 manzana roja pelada y rayada
1/2 taza de leche descremada
1/2 taza de pasas
1 cucharadas de aceite de oliva

Pre calienta el horno y prepara la superficie dónde vas a hacer los muffins
En un bowl mezcla la avena, la harina integral, el polvo de cacao, el polvo de proteína y la cucharadita de polvo para hornear y el edulcorante.
En otro bowl mezlca el huevo, la manzana, la leche y una cucharada de aceite.
En el bowl donde están los ingredientes "secos" haz como un hueco en el medio (Es decir, échalos para los lados) y en el medio echas la mezcla del huevo. Ve mezclando hasta que se haga una masa. Hecha las pasas.
Sirve en cada huequito de muffin. Da como para 12 muffins chiquitos, a menos que tu envase sea para Sherk.

Disfruta y ¡pasa un feliz fin de semana!

Ps: La receta original lleva una taza de "salsa de manzana" sin endulzar, que es como una compota natural. Yo le pongo la manzana porque aquí en Venezuela no encuentro eso, puede variar un poco la textura pero no mucho. Igual ¡queda divino!
Otro cambio que puedes hacer es poner nueces en vez de pasitas. Un éxito multitudinario.

Receta tomada de la revista Oxygen, enero 2010


miércoles, 18 de abril de 2012

Un buen bocadito

Muchas personas cuando le dices que tiene que hacer “varias” comiditas saludables durante el día, se vuelven un ocho. No saben ni qué ni cómo, porque tenemos una gran nube en nuestra cabeza que tiene tres comidas principales y listo. Pero en los últimos tiempos se ha demostrado que mientras hagamos más comidas durante el día, en la porción y con los ingredientes correctos, nuestro cuerpo funcionará de manera más efectiva, nuestro metabolismo se volverá más rápido y por ende nos veremos y nos sentiremos mejor.

Y gracias a que hay una gran masa de gente joven que quiere echarle pichón a todo, surgen opciones como esta que les presento hoy. Una buena amiga que anda metida en todo, Mariu, se dio cuenta que uno de sus placeres –la cocina- también podía significar un buen producto para que disfrutaran no sólo sus panas y familiares. Los Bocaditos de Rita son, como su nombre lo dice, unos bocaditos perfectos para incluirlos en tu dieta porque además de estar hechos con mucho amor, tienen ingredientes súper naturales, frescos, y para hacértelo más divertido, están súper llenos de sabor.

Aunque su función principal es ser un pasapalo gourmet, como lo describe la misma Mariu, yo los veo también como una opción de meriendita “saludable” durante el día. Algunos más para la rumba, otros encajan perfectos en el día a día. En porciones de 250gr puedes encontrar: Antipasto con base de atún, coliflor, vainitas, zanahoria, cebolla y pimentón; “Del Mar” pepitonas, guacucos, mejillones cocidos al limón; Cangrejo a la vinagreta; Camarones a la vinagreta  y Queso agridulce, queso crema con agridulce de pimentón rojo y verde. Lo que tienen es que dicernir entre lo que quieren lograr: Los de productos del mar bien los pueden comer como una merienda, el de queso, por ejemplo, disfrútenlo en una reunión.

Así lo quieras probar una tarde en tu trabajo para darle sabor a tu dieta, o quieras lucirte en una fiesta dándoles a tus invitados una opción saludable para la picadera, de verdad que los Bocaditos de Rita me parecen que son un éxito multitudinario.

Búscalos en estas coordenadas y prepárate a disfrutar:
Twitter @bocaditosderita
Cel: 0414 3355397


lunes, 16 de abril de 2012

Ahhh.... la hinchazón

Esto me parece que me lo hubiesen escrito a mí, pero no, la revista Prevention se lo escribió a todas sus seguidoras. Este fin de semana fue más que animado porque participé en un bazar con los productos de mi hermana, los Valentina's Pritns que ahora estoy trayendo a Venezuela. El ambiente fue lo máximo y conocí a gente divertidísima, pero eso es cuento de otro post. Lo maluco fue que no planifiqué bien las cosas y terminó siendo un fin de semana de carbohidratos refinados y grasa (pan con queso pues) que le hizo sentir la panza de un hinchado que casi me quita la diversión del bazar...
Y justamente hoy veo este artículo sobre cómo prevenir esa hinchazón. Me sirve a mí, y seguramente le servirá a más de uno este lunes, o el martes, o el miércoles. Ustedes elijan.

Dale a la fibra: si te sientes un poco constipada, la fibra es tu aliada. Consúmela en tu desayuno y deja que las cosas empiecen a moverse. Come avena y toma un poco de Psyllium
Come vegetales hervidos: Los crudos son divinos pero los vegetales hervidos. Media taza de zanahoria hervida tiene la misma capacidad nutritiva que una taza pero ocupa menos espacio en tu tracto digestivo, y te hace sentir más lleno.
Aléjate del picante al menos por hoy: cocina con especias pero trata con respeto al picante, porque el picante puede estimular los ácidos en tu estómago y causarte irritación
Nada de chicle: Mascar chicle te llenará de gases que a su ves, te causarán mas hinchazón.
No a los edulcorantes (o con respeto pues): Sorbitol, xylitol y mannitol son azúcares alcoholes que encontramos en las sodas y dulces "sin azúcar" pero que pueden causar hinchazón también. Prueba mejor stevia o sucralosa y aléjate de los refrescos dietéticos.
Come menos carbohidratos: Nada de refinados en este día, tus músculos funcionaran perfectamente con la reserva de glicógeno que ya cargaste después de un atracón de pizza, digamos. Hoy dedícate a las proteínas y vegetales y te sentirás mejor.
Cuidado con los frijoles: A mí me encanta, pero si te dan gases, no son la mejor opción para comer si te sientes "hinchada". También el coliflor, el brócoli y los repollos de Bruselas le dan esta sensación a muchas personas. Ojo con eso.
Haz ejercicio: Te ayudara a mover gases que tienes en tu tracto digestivo lo que te ayudará a bajar esa sensación de inflamación. Si no quieres hacer nada porque te sientes muy pesado, al menos camina un poco y usa las escaleras en vez del ascensor.
Toma mucha agua: Mientras más agua tomes, más agua botará tu cuerpo. Te ayudará a sentirte más energético, tus riñones limpiarán mejor y tu hígado también hará su trabajo de manera más eficiente. Además de buena, es barata así que no hay pele.

Recuerda que no es una dieta de "abdomen plano" es simplemente un plan de emergencia cuando te sientas como un balón. Yo me anoto, y ¿tu?


viernes, 13 de abril de 2012

Viernes de aroma: Burrito de huevos y guacamole

Este burrito lo robé de la página de Denise Austin y de verdad que no hay que pelarlo. Fácil y buenísimo así que agarren dato.

1/2 taza de tomates picados
1/2 taza de cebolla picada
1/2 aguacate maduro
1 cucharada de jugo de limón
4 tortillas integrales
1/2 taza de caraotas rojas
4 huevos grandes
Sal y pimienta al gusto

Primero haz el guacamole: Mezclas los tomates con la cebolla y el aguacate, echas sal, pimienta y el jugo de limón.

En un envasito pones los huevos y bates. Le echas sal y pimienta negra al gusto. Lo cocinas como huevos revueltos que no se te sequen mucho.

Calienta las tortillas y las caraotas. Cuando estén listas, le echas un poco de guacamole, las caraotas mismas, los huevos y listolín. Tremendo burrito sin carne.



jueves, 12 de abril de 2012

Marillion mood total

Hoy nada de consejos. Hoy ando demasiado contenta y emocionada porque por fin voy a ver a Marillion, una de mis bandas favoritas evahh así que no tengo mente para nada. Porque yo soy así de mononeural.

Ayer como toda una fan me acerqué a un local donde la banda estaba impartiendo clases a unos niñitos y me quedé esperando que salieran y me firmaran mis discos. Me llevé sólo dos (lo reconozco, tengo un bojote) pero uno de ellos es súper especial porque es el disco de un afiche gigante que decora mi sala.

Cuando Steve Hogarth se acercó y me firmo el disco le dije que ese era uno de mis discos favoritos y que de él tenía a really huge poster inmy livingroom. Mr H me abrazó y me dio un beso. Yo sabía (como buena fan) que se es uno de sus discos favoritos… Muy fan enamorada pero fue un momento realmente especial. De gritos y todo pues.

Gracias a Oriette, una fan como yo, que le llevo un añero eso sí, que me pichó unas fotos porque de galla se me acabaron las pilas de la cámara en pleno apogeo fancístico.

Luego les contaré que tal.
Marillion mood total!


miércoles, 11 de abril de 2012

Haz tu lista

Ya he hablado en el blog sobre dietas locas y cosas tostadas del coco que usa la gente para rebajar. Estamos dispuestos a probar cualquier fórmula existente en el mercado para perder peso. Y si no implica mucho esfuerzo, pues mejor.
Y la duda le surge a un gentío cuando le preguntas si están comiendo realmente lo correcto para perder peso o tienen los hábitos correctos. Al parecer, para muchos ahí empiezan a llegar las dudas y los cuentos complicados, cuando no tiene que ser así.
Por eso hoy les doy una lista de cosas que DEBE tener un plan para que pierdas peso. Y esto te puede dar una buena guía no solo para cuando vayas a ingerir un alimento, sino cuando vayas hasta el mercado. Quizás alguna de ellas no la venden en los anaqueles, pero depende 100 % de ti
Proteínas magras: Las proteínas no son malas ni engordan. Muchas personas piensan que una dieta alta el proteína los dejará más cuadrados, les hará daño en los riñones o les subirá el colesterol. Lo importante es comer las proteínas correctas y en las porciones correctas. Esto es, cortes de carne roja sin grasa, pechuga de pollo, huevos, atún, pescado blanco y también pescados grasos como el salmón. Lo importante es que te afinques con lo que te corresponde (utiliza la palma de tu mano para ver el tamaño) y que la preparación no tenga salsas, ni rebosados ni este frito.
Frutas y verduras: De ahí sacamos las vitaminas de manera natural así como otros nutrientes que nuestro cuerpo no produce. Son bajas en calorías y si bien son carbohidratos, no tienes que huirles como al diablo. El azúcar de las frutas es mínimo en comparación con el que ingieres en dulces o hasta en un café de panadería y las verduras además son bajas en calorías. Claro, tampoco los extremos son buenos. La dieta de los 20 cambures no te llevará a nada positivo.
Fibra: Es esencial para quemar más calorías durante la digestión (ya que tu cuerpo no la absorbe rápidamente como las harinas refinadas por ejemplo) y te hará sentir más satisfecho, lo que hace que al final comas menos.
Granos enteros: Ahí también entra esa palabra querida y temida por muchos, los carbohidratos. La cosa es que no hablamos sólo de pan blanco, sino de todo lo que sea natural e integral. Es decir, legumbres como la batata o cereales como la cebada. Mientras más marrón o con más color, más fino. Si es muy blanco, huye.
Agua: Suena gafo pero muchas personas no ingieren la cantidad que deben o peor aún, no toman nada de nada y se dedican a tomar refrescos o juguitos. El agua te ayuda a que los riñones hagan su trabajo más fácil, lo que también ayuda al hígado a dedicarse a metabolizar las grasas de manera más eficiente.  Además, es cero calorías!
Ejercicio: Quien te diga que puedes perder peso real solo comiendo, anda en una nota un poco rara. La verdad es que se necesitan las dos cosas para poder lograr resultados realmente tangibles y perdurables en el tiempo. Eso sí, necesitas hacer cardio y de resistencia, nada de sólo maratones. Esto no sólo te ayudará a perder peso, sino sentirte mejor y a conservarte más fit durante los años.
Motivación: Si de verdad quieres algo, harás lo que sea para lograrlo, no? Como cuando quieres comprar un carro, o terminar tus estudios. Tienes que enfocarte y trabajar en pro de esa meta. Cuando andas en esta nota de estar más fit y más sano. Tienes que mantener los ojos en el premio. Habrán días pinches como otros más divertidos pero tienes que saber que lo que quieres lo puedes conseguir.
Y por ultimo paciencia y salivita. Nada de apuros, nada de atajos. No es una carrera de velocidad, es una carrera larga. Si de verdad lo quieres, vas a llegar a la meta.



lunes, 9 de abril de 2012

Olvida los excesos

Si tu Semana Santa de santa tuvo muy poco en el departamento de la comida (En el de la religión yo no me meto) no llores, ni reces, ni te arrepientas de tus pecados envuelto en lagrimas. Simplemente es hora de apretar las tuercas y hacer de este día de vuelta al trabajo un día de volver a la vida "saludable" sin sufrir mucho.
Para eso aquí te doy unos tips:
Toma agua como si no hubiese un mañana. Así ayudas a la deshidratación que sufre tu cuerpo por los carbohidratos refinados que le metiste y si también te fuiste literalmente de palos. Además que ayudarás al proceso de desintoxicación de tu cuerpo.
Haz un día moderado a bajo en carbohidratos. Luego del festival del pan, tu cuerpo necesita compensar las hormonas que literalmente alborotaste en el festival.  Tus reservas de glicógeno están al máximo así que un día bajo en carbs te ayudará a maximizar la quema de grasas.
Dale duro con el cardio. Seguramente de esto es una de las cosas que menos tienes granas en este momento pero sudar un poco te ayudará mentalmente a sentir que estas dejando "lo malo" con las gotas de sudor y realmente te ayudará al detox de tu cuerpo oxigenándolo y estabilizando tus hormonas.
Toma té verde. Ya les he dicho que él té verde es algo así como el Enviado de Dios (no pun intended con la pascua) pero ayuda al hígado con el metabolismo de las grasas. Además que está lleno de antioxidantes que necesita tu cuerpo para volver a la normalidad después del atracón.

Por sobre todas las cosas recuerda que lo pasado, en el pasado quedó. Es hora de volver a tu rutina, seguir hacia delante y echarle pichón a todas las oportunidades que te trae este día.


viernes, 6 de abril de 2012

Viernes de aroma: Mega postre de yogurt con avena

Este postrecito no es totalmente "No te lo comas".... Es decir, es más una carga de carbohidratos sin una base grande de proteína, pero se ve buenísimo. Si quieren hacerlo más proteico, al final les voy a dar el tip de cómo hacerlo.

Y que carrizo, como estamos en Semana Santa, Spring Break, Easter, echadera de carro de fin de semana, gócenlo que se ve buenísimo.

Ingredientes
Para la avena
1/3 de taza de avena en hojuelas
3/4 de taza de agua
1/3 de taza de leche de soya o de almendras sin azúcar (opcional)
1 paquetito de edulcorante
Un pelín de canela
Un pelín de extracto de vainilla.

Para el yogurt con fruta:
1/2 taza de fresas picadas
1/2 cambur picadito.
1/2 taza de yogurt natural  bajo en grasas sin azúcar
1 scoop de proteína de vainilla (opcional)

Haz la avena en una ollita. Hazla en agua pero que te quede como un atol, o grumosa pero cremosa. Échale la canela y la vainilla. Si la quieres mas cremosa, puedes echarle la leche de soya o de avellana pero cocinando con cuidado para que no te quede muy aguada la avena.

En un vaso grande y largo vas sirviendo por capas. Pones una capita de avena, una capa de yogurt, una capa de fresas con el cambur, y repites otra vez.

El cambio proteico es que si quieres ponerle más proteína, mezcla el scoop de polvo de proteína con el yogurt y listo el pollo (bueno, el yogurt).

A disfrutar y ¡feliz fin de semana/Viernes Santo!



miércoles, 4 de abril de 2012

Las seis claves del éxito

Suena a título de libro de autoayuda ¿cierto? Pero la verdad es que estos seis tips que nos da DeniseAustin en su página, son las claves para que tu régimen alimenticio tenga éxito.

Lee la lista y date cuenta si cumples algunos. Si cumples los seis, ¡vas en el camino correcto!

Come hasta estar satisfecho (no reventado): Conoce tus límites y date cuenta. La comida que te llevas a la boca debe dejarte fino, contento, no con hambre pero tampoco full para el otro lado de la balanza. Proporciona tu plato para que las ensaladas y vegetales sean los reyes de la fiesta.
Incluye variedad de comidas: Si comes pollo y lechuga todos los días, puedes aburrirte y querer mandar todo rápidamente al carrizo. Variedades hay, recetas miles. Si no, mira mis Viernes de aroma que además son facilísimas de hacer.
Bebe (agua): Esta tiene que ser una de tus máximas, nunca tener sed. Es decir, no llegues a tomar agua cuando tu tanque esté ya vacio. Mantente hidratado que eso te ayudará a controlar antojos, limpiar tu cuerpo y mantener tu metabolismo Fino-fino como Bambino.
Concéntrate en tu salud: No hagas dieta sólo porque quieres parecer un palo, o verte re-papeado. Recuerda que un cuerpo fit es la cerecita de tener un organismo sano. Piensa en tu salud y todo lo bueno que le das con comidas saludables y ejercicio diario. Los rollos desaparecerán casi sin pensarlo.
Busca ayuda: Si te sientes más perdido que cucaracha en baile de gallina, pues grita y pide ayuda. No literalmente pero siempre puedes recurrir a medios como este (porque mi blog es finísimo je je je) donde tendrás información y apoyo cuando lo necesites.
Muévete: Fundamental en la ecuación. Si no te mueves, no importa que magro esté el pollo que te comas ni ese bojote de panes blancos que has sustituido por avena. Para que la balanza se mueva hacia el lado correcto, tienes que comer bien y hacer ejercicio. Bien básico pues.

Puede sonar más fácil puesto en escrito que pararse a hacerlo. Pero se puede. Con paciencia, mucho ánimo, y salivita ¡Todo se puede!





martes, 3 de abril de 2012

Preguntas a tu plato

Yo creo que la palabra dieta de una alborota la palabra antojos. Nos provoca comer de todo y muchas veces no de "todo" lo bueno que nos corresponde. Las raciones siempre son más al ojo por ciento y al final, lo que conseguimos es no sentirnos satisfechos con nuestros resultados cuando vemos que la escala no se mueve ni las medidas cambian.

Por eso si vas súper comprometido con tu plan de pérdida de peso, tienes que pensar antes de comer. No te puedes dejar llevar por los impulsos. Lo ideal es que respires  y te hagas estas preguntas antes de llevarte algo a la boca:

¿De verdad tengo hambre?: Suena medio bobo pero volvemos al principio. El estrés que nos produce "estar a dieta" hace que muchas veces los antojos nos dominen y no las necesidades reales de tu cuerpo. Si acaba de pasar poco tiempo después de tu comida, toma agua y cálmate. Si ya han pasado al menos tres horas, si puedes comer, definitivamente es hambre.
¿Esta comida llena necesidades de mi dieta?: Como andas en una de raciocinio, tienes que ver qué tipo de comida es la que estas consumiendo. No es lo mismo llenarte de dulce que de proteínas o vegetales. Recuerda que tu comida debe estar compuesta de proteína magra, carbohidratos integrales o naturales, vegetales fibrosos y en algunos casos, grasas saludables. Dale a tu cuerpo lo que realmente necesita.
¿Es la porción correcta?:  No dejes que tus ojos hagan el cálculo. Normalmente tus ojos actúan de manera laxa igual que tu mano y tus porciones siempre son más grandes de lo que necesitas, no de lo que tú crees que necesitas. Utiliza las guías de porciones que te he dado (que puedes encontrar aquí) y recuerda que con lo único que se te puede ir la mano es con la ensalada, y si es verde mejor.
¿Hay maneras de hacer este plato más sano?: Un buen ejemplo de esta pregunta es cuando nos servimos una ensalada y queremos atacar un aderezo muy grasoso. Si nos vamos por una versión más natural (limón, aceite de oliva, vinagre balsámico) estamos ganando la pelea.  También piensa en eso cuando hagas elecciones en la calle, aléjate de las preparaciones elaboradas y trata de pedir lo más sencillo (a la plancha, al vapor, sin mantequilla)

Quizás en un principio te parezca raro o fastidioso pensar en eso, pero al tiempo te darás que lo haces de manera natural y lo que antes era una tarea, ahora es un hábito.