martes, 28 de febrero de 2012

Ahhh era eso...

Hay hábitos que de verdad nos juegan el gol en contra. Nos fajamos, sudamos como cochino chiquito, pero tenemos ciertas cositas dentro de nuestra cabeza, acciones que no podemos evitar, que nos echan la partida para atrás.
Aquí te dejo algunos de ellos, identifícalos y di "ahhh era eso!"... Sácalos de tu vida y así podrás tener una vida mas fit y con menos sensación de "que es lo que estoy haciendo mal"

Te portas bien todo el día pero en la noche te vuelves loco: Les pasa a más de uno, amanecen cada día con más ánimo que presentador de programa de concurso. No comes ni un monchi durante todo el día y te sientes de 20 puntos. Pero a medida que se va apagando la luz, los ánimos empiezan a decaer. Se impone el cansancio y con el las malas elecciones. La solución es estar pendiente te hacer tus cinco comidas completas (importantísimas las dos meriendas) y alejar de tu casa las tentaciones como chips o pan blanco. Lo que sea tu pecado, sácalo de tu vista.
Moncheas mucho antes de cenar: Llegas a la casa y empiezas a picar. Un pedacito de queso, un poquito de pan, este chocolatito no me va a hacer nada. ¿Te suena familiar? si llegas a la casa con hambre y queda mucho tiempo para la cena, pero no tanto como para hacer una merienda, toma agua y distráete. No te quedes pegado en la cocina. Y si de verdad el hambre te esta matando, pues cena temprano que a nadie le va a caer mal eso.
Trabajas en tu casa: Sea cuidando a los chamos o que tengas tu oficina en tu casa, el acceso a la comida es súper 24/7. Te fastidias y con solo unos pasos, estas frente a la nevera "viendo que hay". Esto no tiene que ser así. Vuelvo a lo de las meriendas, mientras mas fiel seas con tus comidas completas (5 o 6 si tu jornada es realmente larga) puedes tener en tu mente el pensamiento que cada 3 horas vas a comer algo y que no es necesario ir a saludar a tu nevera cada tres horas.
Te comes los monchis de tus chamos: Claro que a los niños les encanta un dulce, si a uno que es un viejo también le gusta ¿no? Les das una galleta y tú te comes dos. Deja un poco de la pastita que le hiciste, y terminas poniéndole más queso y comiéndola tu. Y de ahí pa lante, el carro va en bajada. Una cosa importante que puedes hacer con tus chamos es controlares el consumo de dulces, y ofrecerles otras alternativas. Recuerda que en tu casa tú puedes ser un dictador y hasta que ellos no paguen por su comida, pues que aprieten. Ofrécele frutas, yogurt, y otras cositas sanas que puedas compartir con ellos. Sobre lo que sobra de tu bebe, no lo adereces ni nada, simplemente no te lo comas y punto.



lunes, 27 de febrero de 2012

Ponerse en forma sin volverse loco

Sigo aquí en Miami con mi hermana y su esposo ayudándola con los eventos que tiene. Primero que ella es una rockstar que no puedo describir aquí. Su stand era de verdad uno de los mas exitosos, ganó un premio como artista destacado y no nos vendió a su esposo y a mi porque necesitaba alguien que la ayudara a recoger las cajas. Ah y otra cosa, montar ese evento, el stand y todo, es como hacer una sesión de Insanity...
como mucha parte del tiempo tenia que estar fuera del puesto de venta (porque estaba muy full) me dedicaba a ver a la gente que pasaba y vi demasiadas personas, pero demasiadas, con vendas en los tobillos, en las rodillas, muletas, etc y vestidas "sport". Como quien fue a montar bicicleta y se cayó. Muchos se notaban que hacían ejercicio y muchísimos otros, que estaban en la fase de inicio. Y creo que ahí es que esta el meollo.
Entre el apuro que tenemos por "ponernos en forma" nos vamos de bruces con las metas y objetivos. Después de pasar años sin mover un dedo, muchos quieren ponerse en forma de la noche a la mañana y no piensan en el proceso de adaptación que debe tener el cuerpo para poder llevarlo a los extremos cuando hablamos de ejercicio.
veo muchas personas con sobrepeso que no se mueven mucho en su casa y quieren correr un maratón al día siguiente, y eso no hará mas que hacerle daño a sus articulaciones y al final, dejarlos frustrados por no poder terminar una sesión de ejercicios y mucho menos llegar a sus metas de fitness.
Mi recomendación es tomarse las cosas con calma, un día a la vez. Debes ir incluyendo los ejercicios poco a poco en tu vida hasta que tu cuerpo se adapte a ellos. Exígete pero dentro de tus posibilidades y escucha lo que tus rodillas, tobillos y demás partes del cuerpo te dicen. El ejercicio requiere esfuerzo, bastante, pero si eso se convierte en dolor real, debes parar.
Estar en forma es un estilo de vida y no algo para hacer de la noche a la mañana. Disfruten el camino que es largo y divertido.



viernes, 24 de febrero de 2012

Viernes de aroma especial edition: Casa de Valen!




 
Ando contentísima porque me voy a visitar a mi hermana Valentina en su casa en Miami. En realidad voy a trabajar ya que ella tiene unos shows súper importantes este fin y el que viene y voy a estar gustosamente ayudándola con su "tarantín". De verdad no puedo estar mas contenta.

Me pasa lo que me pasa siempre cuando viajo. El dilema de la comida. El mismo de verdad que empieza desde que estas en el aeropuerto. NO HAY ni una opción medio saludable, sólo cafés llenos de leche con grasa, sanduches con panes refinados, quesos desbordados y por supuesto, fritanga. Mi vuelo sale temprano, lo que quiere decir que me tenia que parar ultra requete temprano y eso se traduce en que mi barriga empezó a hacer ruidos de hambre desde hace unas cuantas horas. Que hacer en esos casos?

Yo en los viajes opto por la relajación, es decir, no me vuelvo nazi (para eso estuve 6 semanas dándole duro no?) pero la relajación no implica volverse loco y mudarse mentalmente al mundo del patacón.  Es decir, hay cosas que quiero disfrutar, pero por otro lado hay maneras de controlar tu consumo calórico.

Por ejemplo, recomiendo siempre hacer desayunos sanos en la medida de lo posible. Ya me comí (como a las 4 :30) un sanduchito que hizo mi esposo  y en la cartera tenia galletas de avena con manzana y chocolate de los viernes de aroma. Me salto la comida de aeropuerto y compro sólo agua.

En casa de mi hermana tengo ya piladísima cosas divinas que no quiero dejar de comer, que van desde unas galletas diabólicas que me encantan hasta birras. 

Pero también voy a comprar avena, yogurt bajo en grasas, cereal que no tenga mas de 10 gr de azúcar (lean la parte de atrás), huevos, frutas, pan integral de grano entero y mantequilla de maní natural. Además que todas estas cosas se encuentran en el mercado (en Publix) y no es que estoy comprando cosas de un mercado orgánico. También mi hermana hace una granola buenísima que endulza o con manzana o con una cucharada de miel.

También puedes seguir estos trucos
Trata de planificar tus comidas, de manera que si sabes que vas a comer algo muy vaca en la noche, haz un desayuno sanito. No comas snack diabólicos todos los días o intercálalos con comidita sana y divertida.

Averigua que comidas sanas tienes alrededor. Donde viajes siempre hay cosas naturales que quizás no hayas probado, yogures con sabores distintos, frutas divertidísima. Vuélvete loco!

 Estos yogures pueden ser un monchi divino y sano (y yo no los encuentro en Venezuela

Otro tip importante cuando se esta de viaje es moverse. Siempre uno camina mas estando de viaje (la gente piensa que en Miami todo es en carro, pues mi hermana no tiene carro y yo no alquile, lo que quiere decir que todas las diligencias las hacemos a pata, agarramos el “bus” y caminamos, y caminamos…

También puedes llevarte un set de ligas de resistencia y hacer una rutina de ejercicios de al menos 15 o 20 minutos para sentirte mas energizado. Yo siempre las llevo y hago circulitos de ejercicios matadores y divertidos.


Yo viajo con estas ligas y unas rutinas que encontré en una de mis revistas Oxygen

Quizás suene como tonto pero de verdad que cuando uno sale de su ambiente tiene que ingeniárselas y que tu viaje no signifique una talla más de pantalones.

Aqui estamos las dos recontentas ya camino a la casa, en autobus (mensaje especial para todos aquellos "tienes que tener carro en Miami")


Ahh, y no menos importante, para los que están en Miami, mañana vamos a estar en este show con un stand lleno de cositas de mi hermana. No lo pelen!

Saturday 25 and Sunday 26- 10:00am to 6:00pm
Downtown South Miami on Sunset Drive from Red Road to US 1 (adjacent to the Shops at Sunset Place)

miércoles, 22 de febrero de 2012

Come sano fuera de casa



Estas súper apurado, no te gusta cocinar o simplemente no quieres hacerlo. Lo tuyo es comer fuera y listo. Nada de lavar platos y recoger la cocina. Ok, fino. NO es mi recomendación para estar en forma pero esto tampoco tiene que significar que seas talla XXL el resto de tu vida.

Te doy unos tips para que comas sanito cuando estas en la calle. Lo preferible es que esto sea cuestión de "una vez en tanto", porque comida como la de la casa, ¡no la tumba nadie!

Come porciones como las de tu casa: En los restaurantes te sirven como si no hubiese un  mañana (A menos que te metas en uno demasiado "trendy" donde los platos parecen una muestra médica). Divide tu plato de manera visual en las porciones correctas: la mitad para la ensalada, un cuarto para el carbohidrato y un cuarto para la proteína. Todo lo que sobre, pídelo para llevar.
Evita la picadera de pan: Si cada vez que te sientas en la mesa de un restaurante sale corriendo el mesonero a ponerte una bandeja de pan con mantequilla, míralo con los ojos puyuos y dile "no gracias". Si hay otras personas en la mesa que quieren comer pan, respira y pide agua, bastante agua.
Ojo con las preparaciones: Lo principal es evitar todo lo que sea gratinado, rebosado, frito, en salsa de, crispy, cremoso, etc... Trata de pedir platos a la plancha o al vapor. No te pongas negativo pensando que no va saber bien, una pechuga de pollo a la plancha es un rock y si tienen pescado, pues mejor.
Substituye: Si el plato viene con puré, papas fritas, papas gratinadas etc, pide versiones básicas, al vapor o vegetales. El aderezo échaselo tú, pide aceite de oliva, vinagre balsámico, sal, pimienta y ¡Listo!

Recuerda que si quieres perder peso todo está en planificar y hacer tus elecciones correctas. Nadie las va a hacer por ti, y la barriguita extra la llevas tú. Con un poco de esfuerzo e imaginación hasta en un restaurante puedes comer bien.


lunes, 20 de febrero de 2012

Medio reto!

Terminé mi medio reto de principio de año. Fue más rapidito porque me voy a visitar a mi hermana Valentina y tenía que apurar las cosas. En vez de 12 semanas, hice sólo 6.

Fue una mezcla de mi dieta de Acción contra la Grasa y el Rip 60 que me regaló mi esposo ¡un éxito! De verdad que este es el “juguete” que más me gusta en estos momentos, y a penas llegue de mi viaje, me echo otra ronda porque es lo max!

Lo fino fue ver que en 6 semanas, si le echas pichón, puedes lograr cambios y sentirte más fit. Si me hubiese estado preparando para carnavales, este medio reto servia perfectamente. Quería definir más las piernas pero eso me ha costado mucho. Los abs van bien y lo que si tengo son los brazos súper más definidos. Estar guindada como un mono cargando mi propio peso, definitivamente ¡funciona!
Como siempre, con constancia y salivita, se consigue lo que uno quiere!



viernes, 17 de febrero de 2012

Viernes de aroma: Soufflé de chocolate

Y para que cierres la semana de los enamorados disfruta de este súper soufflé de chocolate, lleno de poder y mucho amooooooor

1/4 de taza de cacao sin endulzar
1 1/2 de harina (blanca, no es mi favorita pero es la de la receta)
1/2 taza de leche descremada
6 cucharadas de miel
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
2 claras de huevo grandes

Pre calienta el horno
Mezcla el cacao con la harina. Añade la leche y 3 cucharadas de miel. Bate hasta que quede suavecito-
Empieza a cocinar esa mezcla a fuego miedo aproximadamente por dos minutos. Échale la vainilla y déjalo descansar.
Pon las claras de huevo en un bowl y mezcla hasta que haga espuma. Lentamente le vas echando lo que queda de miel y sigue batiendo para que la espuma no desaparezca. Tiene que quedar bien espumoso.
Ve echando la mezcla de claras de huevo a la de chocolate y sigue batiendo. Cuando esté todo mezclado y esponjoso ponlo en cuatro envasitos. Mételos al horno por 15 minutos y cómelos calentitos.

Da para cuatro souflecitos.

¡Un éxito estar enamorado!



jueves, 16 de febrero de 2012

Black is the new brown

El chocolate desata pasiones, y en esta semana del "amor"  seguramente es uno de los ítems más vendidos y regalados al rededor del mundo. Es que no sólo el sabor es bueno, hasta el olor embriaga. Lo que pasa es que muchas veces queremos comernos ese bombón que tiene tantas calorías como una hallaca, que no hace nada por nuestro cuerpo y que nos satisface un ratito, para dejarnos empalados al rato y más vacíos más tardecito.

Pero no todo está perdido, si de verdad eres un chocolate-adicto, te digo: cómelo. Disfrútalo y sácale provecho. Eso si, pídelo negro.
El chocolate negro es una cosa que no sólo te mata toda ansia dulcera que tienes, sino que le da beneficios a tu cuerpo. Es decir, es una relación ganar-ganar.

El chocolate negro puede ayudarte a bajar la presión arterial y aleja a los individuos sanos de desarrollar diabetes, según el American Journal of Clinical Nutrition. Esto porque comer chocolate negro puede reducir la resistencia a la insulina y bajar significativamente la presión arterial.
El chocolate negro puede ser antiinflamatorio. El mismo estudio encontró que este dulcito podía ayudar a la salud de tu corazón y reduce significativamente los niveles de la Proteína C reactiva (PCR ó CRP por sus siglas en inglés), que es un indicador en la sangre de inflamación, y que a su vez ayuda a determinar el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria.
El chocolate negro te ayuda a mantenerte "lleno". La universidad de Copenhagen realizó un estudio donde se determino que el chocolate negro te mantiene más lleno que su versión de leche. Dos horas después de comer los dos tipos de chocolate, los participantes del estudio les dijeron que comieran pizza hasta que se sintieran full (bien tostado este estudio BTW). La gente que comió chocolate negro, comió menos pizza. ¡Agarren pues!

Lo importante es que escojas el chocolate que diga más de 72 o 73 % de cacao. Menos de eso, te estas comiendo mucho dulce inútil para tu cuerpo. Y por supuesto, recuerda que las porciones son importantes, muchísimo de algo bueno no significa “mejor”.

Ya sabes, el negro no pela. En serio.



miércoles, 15 de febrero de 2012

Sudando juntos

No sean mal pensados, cuando me refiero a sudando juntos es hacer ejercicio, aunque estando en pareja a veces se “suda la gota gorda”, yo no me estoy refiriendo a eso.
Para seguir en la nota del amooooor, hoy les doy algunos ejercicios que pueden hacer con su chubi-chubi para que lo que compartan sea algo más que los quehaceres de la casa. Otra vez, según Fitnessmagazine.com, un estudio arrojó que 94 por ciento de las parejas que se apoyan en sus programas de fitness lo cumplen. ¡El amor lo puede todo!
Caminar o trotar: No pela, van lado a lado dándose apoyo y uno puede empujar al otro si alguno flojea. Eso sí, no es una competencia, así que nada de dejarle el pelero al que vaya más lento de la dupla.
Partido de Wii Fit: Yo no tengo uno pero cada vez que le he puesto  las manos encima con mi esposo, es un éxito multitudinario. Eso sí, escojan un juego que los haga mover bastante, tenis, dance dance revolution, cualquiera que los ponga a sudar.
Caimanera de fútbol: Un éxito. Agarren un balón chiquito, un espacio amplio, corran  y den patadas. Se les activarán todos los receptores de "quiero ganar" que tienen en el cuerpo mientras sudan y disfrutan juntos.
Boxeo: Esto es un poco mejor jugarlo en Wii que en la vida real, no vaya a ser que utilicen a su partner como punching ball y maten todas las frustraciones a punta de golpes. Pero en serio, imitar movimientos de boxeo (ganchos, jags, dar vueltas en el ring) es un tremendo ejercicio, solo controlen su alado salvaje.
Acompañarse al gym: Suena gafo pero que tu pareja te acompañe al gimnasio y te ayude con tus rutinas de pesas (y viceversa) puede ser un éxito. Si se quieren volver locos tomen una clase juntos pero que les cueste muchísimo, algo como baile extremo patada voladora, más si son descoordinados. Gozaran un puyero mientras queman calorías.



martes, 14 de febrero de 2012

Inspirulina en el día del amor

Hoy en el día del amor los invito a que visiten otro blog. Es que ahora mi trabajo sale en Inspirulina.com, un blog dedicado realmente al cuerpo y alma para estar más sanos, mas concientes y más felices.

Como estamos en una nota de “amor”, el post publicado es sobre los kilos que nos echamos cuando nos “enseriamos”. Pero esto no tiene que ser así. Puedes tener un matrimonio feliz, lleno de alegría y más fit.

¡Disfrútenlo!


lunes, 13 de febrero de 2012

Por una barriguita plana

Todo el mundo que conozco quiere una barriguita plana. De verdad, sin exageraciones, no tengo ni un conocido que me diga "ay lo que yo quiero es tener una lipa grandísima". Simplemente no lo hay. Creo yo.
Y el rollo es que en "la lipa" es donde más vemos los excesos de nuestros hábitos. Es donde se acumulan una gran parte de las grasas y lo que nos hace avergonzar si tenemos que subirnos la franela o ir a la playa. Además, hasta molesta el cinturón. Tener una barriga grande (sin estar en estado) es no good.
Así que aquí te doy cuatro métodos rápidos para que bajes la hinchazón de la pancita. Ojo, no sueñes que sólo con esto se te va a ver "el chocolatito". No. Son truquitos para que no te sientas a reventar y tengas que aflojar "un huequito" en tu cinturón.
Camina: Si tu cintura se siente a reventar después de una comida, toma una caminata de 10 minutos por lo menos. La actividad física hará que los gases pasen más rápido por tu sistema digestivo, y como resultado, no te sentirás tan hinchado como cuando te lanzas directo al sofá-
Toma probióticos: Aunque suene maluco, necesitamos bacterias para poder funcionar correctamente. Gripes, usos de antibióticos y diarreas hacen que tus bacterias buenas que se encuentran en los intestinos, desaparezcan. Y esas bacterias son las que ayudan con la digestión. Si no encuentras un suplemento de probióticos, una cucharada de yogurt puede hacer el truco.
Ojo con la leche: Muchas personas sufren de alguna forma de intolerancia a la lactosa, que hace que te sientas hinchado después de tomar algo con leche (hasta un cafecito pues). Si eres de ese grupo de personas, divide tu consumo de una taza diaria en varias raciones al rededor del día. Y si te puedes cambiar a la deslactosada, mejor.
Respira: El estrés es una cosa mala, mala mala. Hace que nuestras glándulas suprarrenales liberen cortisol y adrenalina a nuestro torrente sanguíneo, para mantenernos en se modo alerta- Lo que pasa es que además de mantenernos con los ojos pelados, La hormona cortisol afecta la acumulación de grasa alrededor de los órganos vitales, y bastante en la zona abdominal. Así que la próxima vez que tengas ganas de pegarle la corneta a esa persona que se comió el semáforo, o salgas ultra apurado de tu casa porque "vas tarde", respira y piensa en tu barriga.



viernes, 10 de febrero de 2012

Viernes de aroma: Quiche de hongos y espárragos

Un desayuno rico, fácil de hacer y tan gourmet que no te lo vas a creer.

Ingredientes:
3 huevos enteros
3 claras de huevo
1/2 taza de espárragos picados,
1/2 taza de honguitos picados
1/4 de taza de requesón (el que es más sólido)
Dos rebanadas de pan integral
Sal y pimienta al gusto.

Pre calienta el horno mientras estas haciendo la mezcla
En un bowl, haz una mezcla los huevos, claras de huevo, espárragos picados, honguitos picados y el cuarto de taza de requesón. Agrégale sal y pimienta al gusto.
Sirve la mezcla en un envase con capacidad para 6 muffins. Si son de los de plástico que no se pegan, más exitoso. Si no, ponle un poquitito de aceite restregado con una servilleta.
Deja hornear de 20 a 25 minutos.

Cómete 3 mini-quiches con una tostada de pan integral y ¡gózalo!



jueves, 9 de febrero de 2012

Tips para que los Veggies Haters se coman sus vegetales

Para algunos puede parecerle raro, pero hay gente que no come vegetales. Bueno, no para algunos, para mí pues. Muchas personas piensan que comer vegetales es como comer "comida de caballo", "comer monte" y por supuesto y no menos importante, les parece "aburrido".
La verdad es que uno debería comer hasta cinco raciones de vegetales al día. Esta como difícil pero se puede. Claro, los veggies-haters dirán ni de broma, así que a ellos les digo que al menos dos o tres raciones van finas.
Y ¿cómo hago para comerme ese bojote de "monte"? Aquí te doy unas técnicas facilitas:
-Haz sofritos de vegetales: Claro, sin lo frito. Pícalos, ponlos en un sartén con una minima gota de aceite y cocínalos "salteaditos". Si le hechas soya baja en sodio pueden parecer hasta un chow main chino. Cómelos junto a tu ración de proteína y verás que calentitos te darán la sensación de saciedad.
-Agrégalos a batidos: No huyan por favor. La verdad es que uno puede "tomarse" los vegetales y no saben mal. En serio, créanme. Además si estas en la nota de perder peso, vas a ver que un batido de pepino, espinaca, un poquito de limón y un edulcorante (como el de la foto) no sólo te refresca, te llena de hierro y te da el efecto diurético del pepino. Y no olvides los clásicos tres en uno (remolacha, zanahoria y naranja) que te llenan de betacarotenos y vitamina C.
-Agrégalos a tus tortillas: Sazonados con un poco de sal y ajo, y mezclados en tus tortillas, no extrañaras ni el queso. Y le estarás dando a tu cuerpo una buena ración de vegetales casi "encaletados". Sin darte cuenta pues.
Todo es cuestión de inventiva y no ver lo verde o natural como guácatela. Sino como una nueva oportunidad de mejorar tu salud, tu cuerpo y hasta reinventarte en la cocina.



miércoles, 8 de febrero de 2012

Moviéndote, donde quiera que estés

Nathaly "La Che" Gómez es una mujer de mundo. Vivió en Venezuela, en Argentina y ahora anda por el quinto carrizo (para nosotros los criollos) en Finlandia. Desde hace años se ha dedicado a poner a mover a la gente, y aquí en Caracas es recordada con mucho cariño por las alumnas en sus clases de Tae-Tek y otras cosas más. Si, a un gentío le sacó hasta la última gota de energía y todavía la quieren.

Ahora en esas tierras frías se ha dedicado a mover a los finlandeses, con la misma respuesta: un cariño inmenso y mucha gente que quiere entrar en sus clases. Ahora está dedicada a la Zumba y Tae-Tek, y aunque parece raro, a  esas personas rubias que no imaginas bailando pero ni el colegio les encanta. A pesar del frío y lo distinto que puede ser el ambiente al de estas tierras cálidas, la gente se mueve, gracias por supuesto, a la energía que imprime en cada una de sus clases.

¿Cuál es la moraleja de este cuento? que el ambiente, país, clima donde te desenvuelvas no significa que "no puedes" hacer algo. Que "no puedes" estar en forma porque vivas en Moscú, o en Carapita. El "no puedes" te lo pones tú y viene de adentro. No de afuera.
Si quieres moverte, ir a una súper clase de Zumba, correr, hacer planchas o abdominales, lo que tienes que hacer es simplemente: hacerlo. Tú tienes el poder de eliminar el "no puedes" y cambiarlo por un "yo quiero".


Si quieren saber más de Nathaly vean su página Uplife.fi. Ahí van a poder ver fotos de ella en “movimiento” (bueno, la foto no se mueve, pero ustedes me entienden). Tiene dos hijos y ¡miren como esta! Eso es mucho SI QUIERO y poquitísimo "no puedo".



martes, 7 de febrero de 2012

Paciencia y salivita

Cuando queremos perder peso lo queremos hacer YA. Pasamos años echándonos kilos encima, comiendo mal, y básicamente dejando nuestra necesidad primordial (Que es cuidar nuestro cuerpo, sólo tenemos uno) de último en la lista.
Con el mismo apuro que vivimos, lo aplicamos a tratar de desaparecer los rollitos. Y ahí empiezan las ideas locas, las dietas extremas, los sacrificios horribles, que casualmente terminan en mal humor y mandar todo para el demonio. Nada más des-motivante que la frustración que da el no ver los resultados deseados.
Y ahí está la diferencia de "hacer dieta" y "cambiar hábitos". La primera significa estar con cara de odio todo el día, y casi mirando el reloj para ver cuándo los cambios mágicos llegan a tu vida. La segunda opción es más lenta, claro que si, pero te asegura momentos de diversión y sobretodo reflexión. Cuando entiendes lo que le hace a tu cuerpo lo que comes o el ejercicio que haces (no vienen nunca separados) tu mente cambia. Más nunca vas a ver una papa frita con la misma cara. En serio.
Así que si quieren perder peso, y poner su cuerpo en el sitial de honor donde siempre debe estar, háganlo de manera correcta, cambien hábitos, cambien su vida.
Les dejo un video de un chamo que perdió un camión, una nevera, un apartamento completo. ¿Cómo lo hizo? Como el chiste del elefante y la hormiguita: con paciencia y salivita.



lunes, 6 de febrero de 2012

Lunes de hinchazón

Los lunes muchas veces nos sentimos súper hinchados. Puede ser que te pegaste una rumba durísima, o querías ver el Super Bolw y comerte una pizza (grande y completa). Sea como sea, el primer día de la semana no es en el que nos sentimos más delgados de todos.
Muchos se pesan (¡error!) y ven que han ganando peso. Este "peso" ganado piensan que es grasa que se les acumuló por uno o dos días de mal comportamiento. La verdad es que lleva mucho más que una pizza para que puedas ganar, por ejemplo, un kilo y medio de grasa. O muchas hamburguesas y papas, y bastantes helados.
Entonces, ¿por qué la balanza se pone para el lado contrario?
La respuesta no son kilos de grasa. Es SODIO acumulado en nuestro cuerpo. Todas las comidas tienen trazas de sodio, y las procesadas más. El sodio no es sólo la sal que le echamos directamente del salero a nuestro plato, esta entrelazado en los compuestos de los alimentos.
Y si hablamos, por ejemplo, de una pizza, debemos contar con el sodio que contiene cada uno de sus ingredientes PLUS la hinchazón que dan los carbohidratos refinados.
¿Cuál es la solución? empezar la semana con un bang:
-Tómate un vaso grande de agua al levantar y toda el agua que puedas durante el día.
-No comas carbohidratos refinados
-Incluye vegetales como pepinos, lechuga y berro en tus ensaladas
-En tu sesión de cardio, hazla lo más duro que puedas. Como si el diablo te pisara los talones buscando tu alma-comedora-de-pizza
Y mi recomendación final: NO SE PESEN LOS LUNES. Dejen que el cuerpo se estabilice y vuelva a la rutina de tu comida sana, tus ejercicios y bote de manera natural el exceso de agua retenida por la comida procesada.
Ya verán que martes, es otro cuento.



viernes, 3 de febrero de 2012

Viernes de aroma: Sopa de pollo con caraotas blancas

En Europa el frío anda suelto y vuelto loco. En EEUU también. Aquí está pegando fresquito pero estos cuerpos latinos (el mío pues) no aguanta mucho y ando arropada todo el día. Por eso esta receta de sopita de pollo es más que perfecta para que disfrutes de algo calentito y nutritivo, en cualquier parte del mundo.
Ingredientes:
2 ajoporros grandes completos, cortaditos en pedazos (si, la parte verde que parece monte también)
1 cebolla picada en pedacitos
1 cucharada de perejil cortadito
4 tazas de caldo de pollo
2 tazas de agua
Dos latas de caraotas blancas
4 pechugas de pollo, deshuesadas, precocidas y cortadas en pedacitos.
Una cucharada de ajo picadito
Sal

Ok, el pollo es precocido para que no sea nada más hervido. Lo ideal es hacerlo en un sartén, por unos cinco minutos con ajo, sal, pimienta y más nada. Lo pones a parte en un bowl a descansar.
En una olla pon un pelín de aceite de oliva, echa los ajoporros, la cebolla, sal, ajo y cocina por unos 3 a 4 minutos.
Échale el perejil y sigue cocinando como por un minuto más (pero cuidado que no se te queme). Echa el caldo de pollo y el agua. Aumenta un poco la temperatura, tapa la olla y deja hervir.
Ahora echas las caraotas y el pollo. Dejas cocinar por 5 minutos mientras vas revolviendo. Puedes echarle un poco de sal al gusto.
Listo, a comer
¡Feliz fin de semana!



jueves, 2 de febrero de 2012

Doctor Jekyll y Mister Hyde

Ok, ya tienes todas tus metas listas (again) y esta vez dices que si, que no hay manera que no lo vayas a lograr. Te inscribes en el gym y hasta te compras unos zapatos nuevos de lo más lindos para verde te lujo en tu outfit de ejercicios. ¡20 puntos!

Pero, llega la tarde, la noche, o la alarma en la mañana te mata. Te sientes cansado y en lo último que piensas es en ir al gimnasio. ¿Y comerte un plato de avena? Ni de broma si lo que te provoca es un pan tostado con queso y dos litros de café con leche. Te pones tu ropa que te queda apretadita (no rica y apretadita, simplemente apretadita) y dices, otra vez, "bueno, el lunes que viene comienzo".

Esto nos ha pasado a todos, ganas tenemos, ya hicimos las metas, pero necesitamos un pelo más de motivación para lograrlas. ¿Y como alcanzar eso? ¿Cómo pasarse ese switch de la comodidad a exigirte un poco más?

Tus metas, tu motivación y tu actitud tienen que estar en la misma línea. Es decir, de nada valen esos zapatos súper ergonómicos para trotar si no sales a la calle. De nada vale gastarse los reales en el gym si no vas. Y por sobretodo las cosas, tienes que pensar en que tu quieres y puedes hacerlo.

Tienes que buscar, hurgar, "jurungar" bien dentro de tu mente ese factor del autosaboteo. Esa voz malvada que te dice "para que vas a hacer ejercicio hoy si puedes hacerlo mañana", "comete la pizza que un pedacito no te va a hacer nada". Ese es nuestro Doctor Jekyll y Mister Hyde. Uno nos dice que si, mientras el otro te echa la partida para atrás. Hyde mata las ganas, los ánimos y se come la motivación.

Cuando atrapes al Mr. Hyde dile que no lo quieres, que no lo necesitas, que se vaya a molestar  a otro. Piensa en esa meta que es única y simplemente para ti. No es sólo bajar una talla. Es ponerte ese pantalón que tienes escondido en el closet porque te da rabia verlo (pero ni de broma quieres regalar), esa que se parece a la sensación que tenías cuando eras chamo y tenías más energía que el conejo de Duracell. Esa meta es sólo tuya y afincándote con todo en ella, puedes mandar a Mr. Hyde a pasear.

Con esa meta no hay "el lunes comienzo". Esa meta es la que quieres empezar a lograr hoy mismo.




miércoles, 1 de febrero de 2012

¿Cómo van tus metas?

A propósito del artículo que escribí para en Enfemenino.com (¿Lo vieron? ¡Qué éxito!) y que estamos a 1ro de febrero, me parece oportuno retomar lo de las metas de fitness para el año.
En enero tenemos todas las energías y buen ánimo, pero el cuerpo y la decisión un poco lentos. Entre las sobras que quedaron de la navidad, el fastidio de empezar el trabajo (mi abuelo decía: "el trabajo es malo y por eso le pagan a uno"), las colas y en fin volver a la rutina, vamos posponiendo poco a poco nuestros planes maravillosos y los vamos sustituyendo por los clásicos "el lunes empiezo la dieta" o "bueno, ya ando a mitad de mes, mejor para el próximo". En fin, dejamos que triunfe la flojera mientras nos seguimos quejando que los rollitos nos molestan.
Pero ya estamos en febrero, y hasta surgen nuevas angustias. Carnavales está a la vuelta de la esquina y no has perdido ni un kilo de lo ganando el año pasado.
Más allá de lo superficial de ponernos el bikini y andar sin franela en la playa, es un mes más que dejamos nuestra salud de lado por comodidad. Pero mi aproach es que nunca es tarde. No importa si es lunes, martes, jueves, febrero, abril o noviembre. El momento de tomar cartas en el asunto es ya y no mañana. Lo único que te separa del cuerpo que quieres tener y como estás ahora, eres tú.
Así que hoy respira, estírate y toma cartas en el asunto. Este es el momento y tú puedes.
Como soy mejor hoy les vuelvo a colgar el link para que bajen el regalito de mi hermana Valentina Harper (si, ese es su apellido de casada) para que anoten todas sus metas y se llenen de ánimos.
Levántense y empiecen hoy a lograrlo.

Foto tomada de http://theskinnybuzz.com/wp-content/uploads/2011/12/goal-setting.jpg