martes, 31 de enero de 2012

Come sano en tu oficina

Comer bien y sano no es cuestión sólo de los que tienen cocineros ni trabajan en la casa. La verdad es que si te lo propones, tu oficina puede ser una fuente de alimentación sana y buena. Claro, tendrás que evitar a alguno que otro saboteador, esos que te dicen "vamos a tomarnos un cafecito” (Que siempre viene acompañado por "unas galletitas"), lo los que te ven con cara de gallina que mira sal cuando comes una manzana y almendras y te dicen "ay, es que yo no podría comer eso".
Todos podemos, eso es una decisión que podemos hacer. Decidimos comer bien, o decidimos comer comida procesada. Todo está en lo que realmente quieras. si eres feliz con la comida chatarra, pues gózalo. En realidad conozco muy pocas personas que disfrutan tener colesterol alto y que la ropa no les calce bien, pero es su decisión.
Así que si estás en el tren de la decisión "positiva", aquí te doy unos tips para que puedas comer sano en tu lugar de trabajo:
-Lleva tu comida: Suena básico pero es así. Muchos caen en la trampa de comer en lugares donde "cocinan sanito" y la verdad es que esa comida está llena de aceites saturados y carbohidratos refinados. Si de verdad quieres comer sano, pon manos en el asunto y cocina tu comida. Yo soy bien aburrida y cocino por bloque, y a comer hasta que se acabe. Si te da fastidio eso, puedes jugar con los acompañamientos: haz ensaladas distintas, come batata en vez de cebada, prueba un día con granos, etc. Además, lo que vas a ahorrar lo puedes gastar en ropa nueva cuando tus pantalones te empiecen a quedar flojos. Recuerda siempre incluir tus “monchis saludables” (las meriendas para mitad de mañana y mitad de tarde).
-Planifica un menú para la semana: Para aquellos que les da “terror” comer siempre lo mismo, hagan esto. La próxima vez que estén frente a la compu en tus horas de ocio, toma la mitad de ese tiempo para planificar un menú. Ve pensando en eso en las colas interminables o cuando estés en el autobús. Puedes hacer de esos momentos perdidos, algo útil para ti. El domingo tómate un tiempo para cocinar y guardar.
-Aléjate de las fuentes de tentación: ¿Tienen una máquina de café de esos diabólicos en la oficina? Pásale de lejos. Haz lo mismo con los lugares donde venden chucherías (¡como las cajas de las cadenas de las farmacias!) Porque si ya te llevaste tu comida, no necesitas comprar nada más de acompañante, ¿cierto?
-Organiza un grupo: Seguramente tus compañeros andan a estas alturas quejándose de los kilos de diciembre, y pendientes de empezar el "lunes la dieta". Mételos en el tren de lo sano. Organicen almuerzos sanos e intercambien recetas.
-Y si de verdad te toca comer fuera...: ¡Haz elecciones inteligentes! que comas fuera de tu casa no tiene que significar un plato de pasta con crema o una hamburguesa. Busca esas opciones de comida "casera" y elige bien: nada de salsas ni empanizados ni nada de eso. En todas partes hacen pollo a la plancha, y si lo acompañas con ensalada, estás más que listo. Recuerda que el carbohidrato tiene que ser natural o integral y si eso falla, sáltalo y ataca el postre con una fruta.

En serio que todo está en las ganas que tengas de hacerlo, si quieres puedes. Si no, utiliza la técnica del pantalón apretado: si el pantalón te aprieta, lo pensarás dos veces antes de llevarte ese dulce a la boca. El día para empezar no es el lunes siguiente. ¡Es hoy!



lunes, 30 de enero de 2012

La comida y la energía

Este fin de semana fui a una reunión finísima en casa de mi mamá. Se iba a reunir con dos amigas “de su trabajo” (es decir, el último trabajo de oficina que tuvo mi madre, ¡trabajo tiene todos los días!) y por supuesto no me iba a pelar ese guateque.
Después de besos, piropos y abrazos. Magaly, Fabiola y yo empezamos a hablar sobre mis temas favoritos: ejercicios y alimentación. Ellas me preguntaban que qué comía y que no y yo les echaba el cuento de mi rutina. Nos reímos, echamos cuentos y asentimos sobre la importancia de comer bien.

La realidad es que haciendo cuando iba hablando, sacamos la conclusión de que la comida que ingerimos todos los días, más allá de que tenga una función única quema grasa, la comemos para darnos energía y en mi caso, diversión. Para algunos una dieta llena de avena, huevos, pechuga de pollo, batata, brócoli, merey, nueces, manzanas, tomates, batidos de proteína y espinaca suena aburrido. Pero para otros, comer arepas o pasta puede sonar como letargo a mitad de mañana y ganas de comerse un dulce a mitad de la tarde. La comida que elegimos nos da la energía para las cosas que hacemos día a día. Mientras más integral y natural sea, mayor provecho le saca nuestro cuerpo. Y con un régimen de ejercicios adecuado, nos proporciona la “cerecita” de tener un cuerpo más duro, definido y magro. Y mientras veamos con alegría el plato que tenemos al frente, no hay nada que pueda ser aburrido, sin sabor o soso.

Ese sábado comimos tacos, mucho más de las porciones que debería (en mi caso, estas mujeres comieron poquitito) y disfrutamos de unas tortas de postre que estaban más buenas que el carrizo. Porque cuando la alimentación es buena, también vale que te salgas de tu esquema y comas de más, un poco más de dulce u otro pedacito de torta, sin remordimiento ni terror. Mi día libre como cosas que no como todos los días, pero eso no quiere decir que lo que como de lunes a viernes no me guste. Me gusta tanto como la comida del día libre y a veces hasta más.

Hoy empecé mi día con un desayuno de campeones: te verde, avena con cambur y un huevo hervido. Me lo comí después de mi súper sesión de Rip:60 que me dejó con los brazos y los abdominales pidiendo perdón. Pero con esta papa puedo sentarme el resto de la mañana tranquila a trabajar con ánimos, hasta que mi panza me diga que es hora del almuerzo. Seguro que Fabiola y Magaly también desayunaron rico y espero que su día sea igual de fino y productivo. Con alegría y la barriga llena, no hay día que no te sonría.

Foto (De izquierda a derecha) mi mami, Fabiola –sin lentes- Magaly y moi



viernes, 27 de enero de 2012

Viernes de aroma: Pimentones rellenos estilo medio oriente


Mi mamá hacia pimentones rellenos cuando yo era chiquita y me encantaban. Estos tienen un Twist del medio oriente,  pero de la tierra de los camellos, no del hijoerdiablo.
Ingredientes
Cuatro pimentones rojos grandes (bueno, rojos porque son lindos, si quieres verdes, go ahead!)
225gr de carne molida. La más magra que encuentres en el mercado
1/2 taza de pasas rubias
1 lata de 225gr de tomates pelados picados en trocitos
1/4 de taza de aceitunas rellenas rebanaditas
1/2 cucharada de ajo picadito
1 cucharadita de canela
2 cucharaditas de comino molido
1 taza de arroz integral ya cocinado
Sal y pimienta al gusto

Precalienta el horno a 200 grados.
Corta la parte de arriba de los pimentones y sácales las semillas, las membranas y déjalos limpiecitos. No botes la tapita del pimentón, ojo con eso. Colócalos en una bandeja para hornear.
En un sartén con un toquecito de aceite (unas gotitias restregadas con una servilleta) cocina la carne con el ajo, la canela, el comino, sal y pimienta a fuego lento hasta que la carne se cocine un poco, ligeramente rosadita. Agrega las pasas y los tomates pelados en trocitos y cocina unos cuatro minutos más.
Saca el sartén del fuego y agrega el arroz y las aceitunitas. Revuelve bien hasta que se mezcle todo. Rellena cada uno de tus pimentones y tápalos con la parte de arriba que guardaste al principio (¿viste?). Tápalos con papel de aluminio.
Mete al horno y déjalos hornear por unos 15 minutos.
Listolín, prepárate a disfrutar!

Receta tomada de Womanhealth

jueves, 26 de enero de 2012

Con fuerza a las pesas

Todos tenemos que levantar pesas, eso es un hecho. Quien piense que levantar pesas es de físico culturista, está perdiendo su tiempo en el gym. Levantando pesas o haciendo ejercicio de resistencia, es el método a seguir para lograr un cuerpo fuerte y fit.

Estos ejercicios te ayudan a construir músculo, lo que los hacen un must si queremos tener nuestro metabolismo "en llamas". Además, protege nuestro esqueleto haciéndolo más fuerte, y nos aleja de enfermedades degenerativas.

Claro, la cosa es que uno no puede hacer este ejercicio "a lo loco". Tienes que tener un mínimo de cuidado para que de una gracia no te salga una morisqueta: debes prevenir lesiones.

Para levantar pesas de manera segura y efectiva sigue estos simples pasos:
-Párate con los pies separados, que sigan la línea de tus hombros.
-Trata de colocar la pesa lo más cercano a tu cuerpo cuando empieces a levantarla.
-Dobla ligeramente las rodillas y usa los músculos de las piernas como estabilizadores, no la espalda.
-Mientras haces el ejercicio, realiza los movimientos lentos y suaves. No te vuelvas loco que no es una competencia de velocidad.
-Párate siempre derecho, no te encorves.
-Si la pesa es demasiado pesada para completar el movimiento, debes bajar de peso. Recuerda que la resistencia es personal y que a lo que otro le parece liviano a ti te parece un matrimonio obligado.

Lo que siempre le digo a la gente cuando empieza a levantar pesas es que recuerde que el ejercicio tiene que ejercer resistencia. Lo suficiente para que te cueste, pero no tanto como para que no termines el movimiento completo.
Así que no hay excusas, si quieres un cuerpo "rico y apretadito", no pases horas en la bicicleta estática y métele peso a tu rutina.

Foto tomada de http://blog.weiderfitness.com/?p=79

miércoles, 25 de enero de 2012

Come y toma tu calcio

Cuando éramos chiquitos nos decían nuestros padres "toma tu leche para que crezcas fuerte". Pues esa afirmación tiene mucho de verdad. El Calcio es un compuesto primordial para nuestros huesos, les da fortaleza, lo que ayuda al movimiento del cuerpo, además que coagulación de la sangre, el funcionamiento de los nervios y músculos. Así que huesos sanos, cuerpo sano también.

Si eres de los que no tomas leche en el día y no tomas suplementos, puedes incluir estas comidas en tu régimen para que te llenes de este importante compuesto:
Yogurt bajo en grasas: No hay pele, las ventajas de la leche, probióticos y además, en distintos sabores ¿Te vas a quejar? Eso si, escoge los sin grasa, sin azúcar añadida  porque queriendo hacer una gracia te puede salir una morisqueta
Jugo de naranja enriquecido: En Venezuela no lo hay, pero en otros países si. Sólo fíjense que sea de naranjas naturales y que no tenga azúcar añadida.
Vegetales verdes: Algo tan simple como la espinaca y el brócoli te pueden ayudar a reponer  tus reservas de calcio, con el plus de la fibra y demás vitaminas y minerales que te brindan. Mientras más oscuro, más fino.
Almendras: Doble bueno. Grasa saludable y aporte de calcio. Además son un perfecto snack a mitad de la tarde.

Ya sabes, si quieres estar duro, tienes que empezar de adentro hacia fuera, fortalece tus huesos para tener un cuerpo de 20 puntos.





lunes, 23 de enero de 2012

Comer y no pasar hambre


Yo no se ustedes pero sufro de hambre. La gente puede decir cosas de mi, pero nunca que como “como un pajarito". Pero se que el exceso de comida se traduce en rollitos, pantalones apretados y en fin, sensación desagradable en el cuerpo que al final llevarán a malestares también de salud. Y por el otro lado, comer poquito, lleva a tener un metabolismo disminuido que, coincidencialmente puede llevarnos a las mismas consecuencias del comer de mas (bajo metabolismo, menor masa corporal, menor capacidad para quemar grasa). Entonces ¿cuál es la solución? pues comer bastante pero de las comidas correctas.

Hay cuatro alimentos que tienes que incluir siempre en tu dieta para sentirte satisfecho y nutrir tu cuerpo de la manera correcta:

Fibra: desacelera la absorción de azúcar en la digestión y da sensación de llenura. Tus carbohidratos complejos, como la avena, así como los vegetales, te proveen de fibra en tu dieta.
Grasa: como la fibra, te da mayor sensación de saciedad, además que también reduce la velocidad con la que tu intestino delgado utiliza el azúcar cuando la ingieres. Pero recuerda, aléjate de las grasas saturadas e incluye las mono y poliinsaturadas en tu dieta.
Proteína: Es digerida poco a poco y no hace que el azúcar en la sangre se eleve. La sensación de saciedad te acompañara por mucho más tiempo. Como siempre, es importante escoger cortes magros (pechuga de pollo, pescados, lomito, etc.)
Comidas ácidas: Limón y vinagre ayudan a hacer más lento la digestión de los carbohidratos y como consecuencial, que sientas menos hambre.

La idea es que siempre hagas comidas completas, con alimentos que te nutran y te alejes de calorías vacías que te dejan con los rollitos llenos, pero la barriga que se vacía en un chin. Come bien y disfruta.



viernes, 20 de enero de 2012

Viernes de aroma: Barras de choco-mocha


Esta es una meriendita perfecta, que fácil puedes hacer y llevarla en tu “lonchera”. Es una receta sencilla con el empujon del café para los amantes de la cafeína.

Ingredientes
1 taza de avena
6 claras de huevo
1 scoop de proteína de chocolate
1 cucharadita de polvo para hornear
1 cucharada de chocolate en polvo sin azucar
1 cucharada de café instantáneo
2 manzanas rayadas.

En un procesador, mezcla todos los ingredientes, dejando de lado las manzanas. Cuando esté bien mezclado viértelo en un bowl y mezclalo con las manzanas rayadas.
Viértelo en un recipiente para hornear y metelo al horno por unos 20 a 25 minutos. Picalo en 8 cuadritos y tienes tus barritas de chocomocha. ¡Disfrútalos!

jueves, 19 de enero de 2012

Tres preguntas antes de comer

A la hora de comer muchos son o totalmente automáticos y agarran lo primero que vean, o se llevan por sus antojos y piensan en lo que les "provoca" comer, y muchas veces aparecen esos diminutivos que no le hacen nada de bien a tu barriga: "un dulcito", "un cafecito", "un sanduchito", "una pastica"....

Si de verdad estas comprometido con tu régimen y tu cuerpo, aquí te dejo tres preguntas que en realidad deberías hacerte antes de llevarte cualquier trozo de comida a la boca:

Qué quiero: Si leen el post sobre los antojos, pueden entender la respuesta. Un antojo de dulce no quiere decir sólo que quieras un helado, sino que tienes una baja de azúcar. O algo salado, que tu cuerpo está deshidratado. También al hacer esta pregunta, te das cuenta si tienes una necesidad real de comida o si es, simplemente, un antojo por fastidio y ganas de "masticar" algo.
Qué necesito: Aquí la respuesta son los nutrientes. Dependiendo de la hora, de lo que ya hayas consumido o lo que no, tu cuerpo necesita ciertos nutrientes para poder funcionar o quemar grasa (sea cual sea el caso).
Qué voy a comer: Acá entra la planificación. Ya sabes qué quieres y qué necesitas. No es cuestión de tomar un pedazo de alimento, puede ser que si necesites una comida completa que llene tus necesidades. Y si por ejemplo estás en la calle, es más fácil hacer una elección inteligente cuando ya tienes las dos otras preguntas listas.

La idea es hacer de tu alimentación algo natural, pero no automático. Es importante que disfrutes y entiendas que lo que comes, te ayuda a lograr tus metas y a tener un cuerpo súper más sano.


Foto tomada de http://www.impactlab.net/2011/09/24/we-are-3-times-more-likely-to-eat-the-first-thing-we-see-study/looking-in-fridge/

miércoles, 18 de enero de 2012

Go green!

Muchas personas no comen vegetales. Eso es un hecho. Tanto que juran que comer papas fritas cubren sus necesidades de lo "natural" en sus dietas. Por más que la papa, que es un tubérculo, en realidad viene de la tierra y es un vegetal, esto no llena la necesidad de nuestro cuerpo de vegetales. Ellos nos proveen fibra, vitaminas y minerales que necesitamos para que nuestro cuerpo funcione al 100 %.

Comerlos tiene varias ventajas, como la baja densidad calórica que aportan (por lo que puedes comer más, sentirte satisfecho y no llenarte de calorías), su fibra nos ayuda con el "número dos" en el baño y la cantidad de agua que tienen con el número uno (listo los números en ese departamento) y otra de sus ventajas es sobre la capacidad del cuerpo de procesar alimentos crudos, que activa nuestro metabolismo. Mientras más natural sea el alimento, mas "trabajo" pasa para digerirlo y esto deriva en una mayor capacidad metabólica. En cambio, mientras más procesado, más rápido es absorbido en nuestro cuerpo y adiós el trabajo metabólico de la digestión.
Claro, muchos pensarán que comerse un pedazo de brócoli sin nada encima es como medio maluco. Y por eso lo "aderezamos", los ponemos bonitos para comerlos ¿cierto? Ahí tenemos que tener cuidado ya que muchos aderezos tienen base de crema, mayonesa o aceites no saludables que nos llenarán de calorías de grasas saturadas. Y olvídate entonces de las pocas calorías de tu ensalada. Con ciertos aderezos, tus vegetales pueden ser tan calóricos como una ración de pasta con queso.

Si eres de los que todavía miras de lado la parte verde de tu plato, te doy unos aderezos que te pueden ayudar no sólo a agregar sabor a tu plato, sino que te ayudarán hasta a perder peso activando aún más el proceso metabólico:
Mostaza Dijon natural: Te ayudará con la digestión y la utilización de nutrientes de tus vegetales.
Vinagre de manzana: Es un supresor del apetito y además sabe rico. Además ayuda a la desintoxicación del hígado y esto incrementa el metabolismo.
Vinagre de vino (blanco y rojo): Ayudan a la digestión y a controla los niveles de azúcar en la sangre, además reduce los picos de insulina.
El Jengibre, ajo, cayena y limón también le dan un sabor distintivo y divino a tus comidas y son un empujoncito para tu metabolismo.

Ya no tienes excusa para decir que no comes ensalada porque no te gusta como sabe. Busca los aderezos correctos y ataca de frente lo verde de la vida.

Con info de Joel Marion  http://www.joelmarion.net/


martes, 17 de enero de 2012

Cuatro cosas

Hoy leí en Everydayhealth sobre cuatro cosas que podemos hacer para que empecemos el día con todo. Lo modifiqué un poco y le agregue una cosa que me parece esencial y que no falla para limpiar tu cuerpo. Nada de planes complicados, ni de productos caros, ni píldoras mágicas.

Cuatro cosas que de verdad harán que te sientas mejor durante el día, y los que vienen también:

Tómate un vaso de agua grande: Si puedes ponlo al lado de la cama y tómalo antes de cepillarte de los dientes. Haz que tu cuerpo empiece el día con un empujón para sacar las toxinas del día anterior.
Respira profundo y estírate: Después de estar tieso toda la noche, empieza el día respirando moviendo poco a poco los músculos de tu cuerpo. Ojo, nada de poses avanzadas de yoga, sólo mueve un poco tu cuello, brazos, hombros y ve bajando hasta que llegues a tus piernas. Puse en negritas "un poco" porque es importante que el estiramiento real se haga con el cuerpo ya caliente, esto es simplemente abrir los brazos para sacudirte el sueño.
Muévete: Sea cual sea tu horario de gimnasio, haz unas 10 a 20 planchas, 10 a 20 sentadillas y el mismo número de lunges (Sancadas). Repite dos o tres veces. No te llevará ni 15 minutos, energizarás tu cuerpo y te sentirás fit.
Come un desayuno saludable: Recuerda incluir un carbohidrato complejo (¡la avena rules!), proteína y si quieres un poco de fruta. Para aquellos que dicen "si no tomo café mato a alguien" acompáñenlo con un vaso (si un vaso) de te verde. Todos los antioxidantes con un chin de cafeína. Si de verdad tienes instintos asesinos sin tu dosis de café criollo, pues tómalo con leche de soya, almendra o descremada. No queremos que termines en la cárcel.

Esto no le quitará tiempo a tu agitada rutina y verás que tu cuerpo recibe bien estos cambios. Es sólo cuestión de proponérselos.



lunes, 16 de enero de 2012

Antojos, antojos, antojos...

Aunque no lo creas, no todos los antojos son de chocolate y se deben a que quieres "algo dulcito". Cuando pasamos la barrera emocional, tus antojos son una manera de tu cuerpo de decirte que necesita algo y antes de caer en la debacle de "que carrizo ya perdí la dieta", puedes apredner un poco de ellos:
Cuando tengas un antojo piensa ¿Qué quieres comer? Esa señal es importante porque puede  ser la manera de tu cuerpo de decir "me falta esto". Si tienes demasiadas ganas de comer dulces es posible que tu nivel de azúcar en la sangre esté un poco bajo. Si deseas frutas (si, muchas veces pasa) puede ser que necesites vitaminas o fibra. Si quieres algo salado puede que estés un poco deshidratado. Si quieres algo grasoso, es porque quizas eliminaste todas las grasas de tu dieta, incluyendo las buenas, que son necesarias para el funcionamiento de tu "máquina vital".
Observa qué fue lo que disparó el antojo: Esto es importante porque es lo que puedes diferenciar entre que tu cuerpo necesite algo o que quieras comer un pedazo de chocolate porque estes aburrido. Fíjate en factores como ¿has pasado más de tres horas sin comer? Si es así puede que más que un antojo, ¡es que simplemente tienes hambre! ¿Estabas viendo un programa de cocina en la TV? Seguramente es un reflejo a la información que tienes frente a los ojos. En este caso, cambia el canal o apaga la TV y tómate un vaso gigante de agua.
Juega con los subtitutos: Si sientes que no puedes con la tentación, puedes hacer esto:
-Chocolate: ten a mano alguna tableta de chocolate que diga "cacao al 72 %" (o superior a eso). Cómete un cuadrito y disfrutalo. Pero no te pases de eso. Así matas el antojo y te llenas de antioxidantes
-Algo "dulce" (no definido): come un poco de gelatina de dieta. También puedes comerte una manzana entera. La fructosa no se va a voler 20 rollos en tu pantalón porque no esté programada para esa hora (digamos que es de tarde). Si mantienes tus hábitos el resto del día y la semana, esto no te hará nada de daño.
-Algo “grasoso”: come una ración de maní sin sal, almendras o nueces. Tómalo como una de las raciones de grasa que debes comer en el día
-Algo salado: come un huevo entero hebido. Perfecta fuente de proteínas y te mantendrá lleno por un tiempo más. Recuerda hacer tus ajustes en tus raciones de proteía en las proximas comidas (no las elimines, redúcelas) y evitar grasas lácteas o cualquier grasa saturada.
Recuerda que aquí hablamos de "antojos" no de forma de vida. Es decir, estos pasos no son excusa para que todos los días comas 30 huevos, 10 manzanas y 20 pedazos de chocolate además de tu dieta diaria. Son tácticas que debes usar cuando de verdad tienes esas ansias de "un no se que" que no puedes controlar.

Y si de verdad tienes un atojo terrible de un helado de triple chocolate con crema, lo más seguro es que sea por simple "antojo". Y en vez de caer en la tentación de mandar todo al demonio, comprarte el helado y decir "la semana que viene empiezo la dieta" haz lo siguiente: piensa en lo que has logrado: así lleves un sólo día en tu reimen, felicítate, llevas un día sin sucumbir! Recuerda que es una carrera larga (y de obstaculos) no una prueba de velocidad.




viernes, 13 de enero de 2012

Viernes de aroma: Carne con ensalada de caraotas y aguacate

Este fin de semana pueden hacer esta receta, da para cuatro porciones así que no sean pichirres y compartan!

Ingredientes:
340 gr de lomito cortado en tiritas
1/4 de taza de jugo de limón
1 1/2 de picante en polvo (cayena, chilli, etc)
1 cucharada de aceite de oliva
1/2 cebolla grande picada en rebanaditas
1 pimentón
Sal
Pimienta
1 lata de caraotas negras escurridas
1/2 aguacate grade picado en cubitos
1/4 de taza de Cilantro
Tortillas integrales

En un bowl combina la carne, dos cucharadas de limón, y un poco del picante. Déjalo reposar un ratito.
En una sartén con una pizca de aceite, pones la cebolla, el pimentón revolviéndolo poco a poco.
Agrega la carne a los vegetales, agrega sal y pimienta al gusto.
En otro bowl combina el aguacate, las caraotas el cilantro y lo que quede de limón y picante.
Échale lo que queda de cilantro a la carne.

Puedes comerlo como ensalada y acompañante o poniendo los ingredientes en una tortilla.
De las dos formas, es divina.
¡Feliz fin de semana!

Foto tomada de http://www.fitnessmagazine.com/recipes/quick-recipes/dinner/dinner-in-20-easy-healthy-dinner-recipes/?sssdmh=dm17.575408&esrc=nwffood011212&email=3652455903

jueves, 12 de enero de 2012

En caso de emergencia...

Siempre hablo que uno tiene que planificar sus ejercicios, sus comidas, la cartera y lo que te vas a poner al día siguiente para ahorrar tiempo. Y la mayoría de nosotros, con las 20mil actividades que tenemos, vivimos de esa manera. Y si, el ejercicio muchas veces no es prioridad, pero más allá de no tener ganas de hacerlo, es porque realmente el tiempo se nos aprieta de tal manera, que no vemos ni un minuto libre para ir al baño.

Si todo va "viento en popa" (milagrosamente no hay cola, no tienes reuniones interminables en la oficina, el carrito por puesto pasó en el momento correcto) es más fácil que uno planifique los ejercicios. Pero uno no vive en Disneylandia y esto no es lo común.
Por eso es bueno que uno tenga un back up plan. Algo así como el respaldo de la computadora (ajá seguro pensaron que no lo han hecho, bueno, yo tampoco) que sirva para cuando todo falla.

Lo primero que tienes que hacer en ese plan de reserva es enfocarte en la alimentación. Si tu dieta esta "limpia" y tiene los nutrientes correctos y en las cantidades correctas también, ya tienes el 50 % del programa ganado. En serio. Los cambios que se dan cuando uno deja de comer comida procesada son casi inmediatos. Así que por ahí, ya te aseguraste unos puntos.

Lo otro es tener a mano un plan de ejercicios donde te muevas al menos de a 10 a 15 minutos de manera intensa. Los ejercicios metabólicos son perfectos para esto. Mueves todo el cuerpo y haces una mini-mezcla de cardio y resistencia que te deja con la lengua afuera en tiempo record. Claro, esto es tu back up plan, la idea es alargar estos entrenamientos, pero esos días en que de verdad se te hace imposible, rompes el vidrio.

Para entrarle de una a la vida fitness uno tiene que tener la misma actitud con lo que uno enfrenta los otros aspectos de la vida: con ánimo y emoción. Si lo ves como una tarea, puede que te sientas que tienes el viento en contra. Si lo ves como una mejora para ti, vas ganando.


Ps: Este post me lo inspiró mi hermana Andreina que el lunes empezó su súper entrenamiento y ayer tuvo un día de locos y llego a las 8 y media de la noche a la casa. Igual agarró unas rutinas de Bodypump que tenía a mano e hizo un pelo de ejercicio.  No corrió un maratón, pero tampoco NO se quedó sentada.



miércoles, 11 de enero de 2012

Tres pasos para sacarte los kilos de Navidad

En Everydayhealth.com publicaron un artículo con el atrayente título "como acabar con los kilos (de más) de las Navidades de una vez". Bueno esto es una traducción coloquial pero básicamente era el mensaje que querían transmitir.
Muy al pesar de los que pensaban en alguna pastilla mágica o método de hipnosis para perder peso, el artículo señala pasos que pueden sonar a básicos pero que resumen lo que debe ser tus intenciones si quieres quitarte los cauchitos de diciembre:

Desayuna todos los días: Recuerda matar el ayuno, y esto lo tienes que hacer con carbohidratos complejos y un poco de proteína, lo que te mantendrá lleno por más tiempo y evitará las ganas de tomarte ese cafecito con crema en la oficina. Si vuelves a comer, es porque llegó la hora de tu merienda de media mañana.

Húyele a las dietas locas: Sabemos que en diciembre todo es diversión, pero llega enero y con el mes, una angustia terrible por saber si el traje de baño de los carnavales te quedará de espanto y susto. Es normal que te sientas atraído a las dietas locas del momento tipo "rebaja 10 kilos en dos semanas sin dejar de comer lo que te gusta". Sorpresa, tal cosa no existe. Y si te vas por el lado de comer un pedacito de melón a las 10 de la noche, en ayunas, prepárate para que engordes la próxima ves que tan sólo veas un sánduche con queso. La manera real y efectiva es con comidas completas (proteínas magras, carbohidratos complejos, grasas saludables) y paciencia. De esta forma seguro los kilos se irán.

Cambia tus entrenamientos: Que bueno que te guste correr, o hacer Zumba, o taewo extremo. Pero si esto es lo que llevas haciendo por largo período de tiempo y quieres bajar unos kilos, es hora de cambiar tu rutina. Recuerda que lo ideal sería entrenar 6 días a la semana, tres con una rutina cardiovascular y tres días de resistencia. Si no, al menos cinco días tienes que moverte del sofá.

Aunque suena básico muchas veces perdemos el foco y esto que parece apresto de 1er grado, no lo entendemos o excluimos de nuestra vida. Todo está en organizarte, estar más atento para hacer elecciones de comida inteligentes (que no tienen que ser aburridas) y moverte como los grandes.



martes, 10 de enero de 2012

Mi plan de acción

¿Les conté cuales son mis planes para este mes? No me porté horrible en diciembre pero por supuesto me di mis gustos y los gocé como si no hubiera un mañana. Pero ya es hora de ponerse en los papeles y de tratar de definirse un pelo y marcar “el chocolatito” (¿por qué no?).

Mi esposo que me ama con locura me dio el mejor regalo de navidad evahhhh, que es un sistema de ejercicio de suspención tipo TRX llamado Rip 60. Viene con ocho DVDs para que hagas durante ocho semanas y un plan alimenticio. Ya empecé con el video uno y como siempre, al cambiar la rutina, te duele hasta las uñas al día siguiente (en eso ando). Esto lo voy a mezclar con uno de mis entrenamientos metabólicos  para ponerme de 1000 puntos.

El plan alimenticio que voy a seguir no es el del programa porque para mi gusto, tiene algunas cosas muy procesadas y la nota es sacar la energía de alimentos más naturales, lo que pone tu metabolismo (link) a quemar como plancha de chino. Para este año tengo dos planes más de Acción, que básicamente son unos planes quema grasa. Tengo el Acción 1 de 14 días súper quemagrasa y el Acción 2 que es más largo y es el que voy a hacer, porque el ejercicio que estoy haciendo lo amerita.

A mi me encanta empezar el año con agenda nueva, anotando lo que tengo que hacer y planificando. Y como dije la semana pasada, poniéndome metas que sean realistas. Y lo más importante, disfrutando el camino porque así es que deben ser las cosas.



lunes, 9 de enero de 2012

Un regalo para empezar el año

Mi hermana Valen es una súper artista, y la persona que me empujó a hacer este blog. Ella transmite una energía única en su arte y además, ahora podemos ver sus diseños en cojines, cortinas, cubrecamas, cubiertas para el Ipod y pare usted de contar. Está dominando el mundo.

Como es enero, ella también anda en una nota de inspiración y nuevos propósitos y los está plasmando en su blog. Ellla está regalando un súper bello PDF que pueden imprimir para que anoten todas sus metas para el 2012. De verdad que con esa imagen nos vamos a sentir inspirados todos.

Ella me ama mucho y me dejó que les regalara el print a los que me siguen, así que si le dan click aquí van a poder bajarlo para que anoten todo lo que quieren y en lo que van a trabajar en este año, en su salud y fitness. Luego me escriben a mí y me preguntan cómo lograr todo lo que quieren pues… ¡Que éxito!

PS: Si quieren ver más del trabajo de mi hermana visiten su blog que es un festival de diversión y cosas bellas: http://valentinaramos.blogspot.com/


viernes, 6 de enero de 2012

Viernes de Aroma: Barras de granola con durazno y mantequilla de maní

En este primer Viernes de Aroma te doy una receta que tiene todo lo que debe tener tu buen plan alimenticio: carbohidratos buenos, proteína y grasas saludables. Si dices que no sabes cómo empezar a comer sano, aquí te doy estas barras proteicas para que salgas de dudas.

Ingredientes:
1 taza de avena
1/4 de taza de clara de huevo
1/4 de taza de mantequilla de maní
1/4 de taza o dos cucharadas de linaza molida
2 scoops de polvo de proteína
1/2 taza de duraznos picaditos
1/2 taza de pasas
1 cucharada de miel, o de fructosa, o de tu edulcorante favorito
1 cucharadita de polvo para hornear

Mezcla la avena con el huevo y el polvo de proteína. Ahí también mezclas la parte dulce (edulcorante, miel, lo que sea) y la cucharadita de polvo para hornear. Agrega la mantequilla de maní, la linaza, los duraznos y las pasitas. Te tiene que quedar una mezcla bien pastosa  pero si no sientes que se mezcla bien, ve echándole agua. Cuando tengas esa mezcla de aspecto poco apetitoso, lo pones en una bandeja para hornear y lo metes al horno.

Déjalo en el horno por unos 15 minutos, hasta que veas el tope doradito.

Sácalo y pícalo en barritas. Ahora tienes un snack poderosísimo que puedes hacer para que te lleves al trabajo la semana que viene. Estarás nutriendo tu cuerpo, limpiándolo de lo que comiste de más en diciembre y llenándote de energía para un nuevo mes lleno de retos.

¡Feliz fin!
Foto tomada de http://www.bbcgoodfood.com/recipes/7001/cinnamon-berry-granola-bars

jueves, 5 de enero de 2012

2012 es el año del SI

Sigo en la semana de "resoluciones" y en Caloriecount.com leí algo bastante interesante sobre las metas y objetivos personales. Para ellos la prioridad debe ser uno mismo. Y realmente que ese debe ser el objetivo.

No hablo de ser egoísta, es darse un tiempo para reconocerse y aunque suene pavoso, quererse un poquito. En el estrés del día a día, las obligaciones que tenemos hacen que nosotros quedemos de últimos en la lista de que to do diarios. Proponte en el 2012 que esto no sea así.

Haz un tiempo para TI: Claro que atender a tus hijos, tu carrera, tu casa, tu pareja, amigos, tu mamá, la suegra y hasta el gato son puntos ultra importantes de tu vida, pero muchas veces pasa que fijándonos la atención en ellos, llegamos a final del día extenuados y el único tiempo que tienes para ti es para cepillarte los dientes y acostarte a dormir. Este año "planifica" en tus actividades diarias 20 minutos de algo que sea única y exclusivamente para tu consumo. Por ejemplo, pon el reloj más temprano y haz una rutina intensa de movimientos combinados o circuitos metabólicos antes de bañarte. Que nadie te moleste!

Dile SI a ti mismo: Fíjate cuantas veces dices "no, no puedo", "no, no tengo tiempo", "no, hoy no" a cosas que son importantes para ti. Tu rutina de ejercicio seguro entra en esa categoría ¿verdad? Este año se como Jim Carrey en Yes Man y dile a tu mente SI. Se como Bob el Constructor pues y dile "si podemos" a levantarte y hacer pesas, subir las escaleras y tomarte un te verde en vez del café con leche con azúcar.

Nútrete: Mi lema es que una vida fitness es el camino para estar sanos. El que a uno le queden mejor los pantalones y los brazos se vean más torneados, es un plus que vale oro. ASí que piensa no sólo en comer y matar antojos este año, piensa en "alimentarte y nutrirte". Hazle a la comida esa pregunta que parece de compañía de marketing: ¿qué puedes hacer tú por mi hoy? La respuesta tiene que ir más allá de controlar tus ansias de comer chocolate. Tiene que ser que te llena de nutrientes para la formación de músculo (proteína) de da la energía necesaria para poder ser una súper woman todo el día (carbohidratos) y hasta te ayuda a la síntesis de grasas acumuladas para poder verte de 20 puntos en traje de baño (grasas buenas). Se cómplice de tu alimentación, escoge lo que realmente tu cuerpo necesita.

Se que siempre suena más fácil puesto en papel, pero por eso es que esta semana tienes que ir haciéndolo justamente en papel. Ve haciendo las cosas una a la vez, haz o busca tu plan de ataque, ve sumando 20, 25, 30 minutos para ti día a día. Pelo a pelo, ¡Si se puede!



martes, 3 de enero de 2012

Haz un plan

Fínisimo, ayer te fajaste y escribiste todas tus metas. Andas motivado, hasta lavaste el monito del gym que tenías guardado desde principios de diciembre (o noviembre, octubre…) y botaste el último pedazo de panettone que tenías en la cocina para evitar la tentación. Pero…

¿Por dónde empiezo?

Tener metas y resoluciones de principio de año es ultra super duper importante pero si a ellas no le sumas un plan de acción bien equilibrado, se van a quedar anotadas de bella manera en tu cuaderno del 2012 y no vas a llegar a nada.

Para poder llegar a donde quieres, tienes que tener un plan. Tienes que planificar qué vas a comer, para poder ir al mercado y ver qué vas a comprar. Tienes que tener listo qué ejercicios vas a hacer para que no llegues al gym o te pares en la sala de tu casa con un par de mancuernas y sin idea de nada.

Tener buenas intenciones es fundamental, pero si no tienes un plan de ataque, estas se quedarán justamente en intenciones y no en metas realizadas. Y recuerda, un plan de fitness tiene que tener varios factores: buena alimentación, ejercicio de resistencia, ejercicio cardiovascular y un poco de apoyo para hacer el camino más fácil.

Y tú, ¿ya hiciste tu plan?



lunes, 2 de enero de 2012

Fijando metas para con buen pie

Una buena manera de empezar el año es poniéndonos metas. A mi me parece perfecto hacerlas cuando ya haya pasado la emoción de la rumba del 31. Es decir, con palos encima, alegría, abrazos, uvas y etc no es el momento correcto de ponerse serio y pensar con claridad.
Pero hoy 2 de enero, ya descansados, des-enratonados y uno que otro preocupado por los excesos cometidos durante las fiestas, es el momento perfecto para sentarse seriamente y pensar en qué es lo que deseamos para este año, y en el caso que nos incumbe, qué queremos lograr con nuestro cuerpo para el 2012.
Lo más importante de las metas de fitness es que tenemos que ser realistas. Por supuesto que debemos retarnos a salir de nuestra zona de confort pero manteniendo los pies en la tierra. Por ejemplo: Si te cansas cuando caminas de tu cubículo de trabajo al banco o piensas que subir dos pisos en escaleras es una proeza de un Iron man, no te inscribas en un maratón. Ojo, no digo a la gente que no corra pero si que empiece actividades que tengan que ver con su nivel físico. Para correr primero hay que caminar. Y sobre este particular de la corredera, recuerden esto: si tienen mucho sobrepeso, el trotar les hará más presión sobre sus rodillas y tobillos, serán más proclives a lesionarse y a dejar todo impulso de ejercicio en el olvido.
Claro, esto no significa que hagan sesiones de 10 minutos. Propónganse hacer al menos media hora diaria y de ahí van aumentando tiempo y sobretodo, intensidad.
Tampoco piensen que van a perder 20 kilos en dos meses. Recuerden que si tienen 20 kilos de más, esos llegaron pelo a pelo a sus cuerpos ¿cierto? pues con paciencia y salivita se saldrá de ellos. Tómenselo un día a la vez y no desesperen.
Otro factor importante es colocarse un número de metas que sea realizable. Si quieren empezar a cambiar su vida (comiendo mejor y haciendo ejercicios) tienen que hacer arreglos en su estilo de vida actual. Esto quiere decir que van a tener que seguir llevando a los muchachos para el colegio, ir a la oficina, chismear con sus amigas, ir al mercado y arreglar la casa PLUS incluir una rutina de ejercicios. Si se plantean 20 metas en lo que es la apretada agenda que todos tenemos, costará más cumplirlas.
Y lo más importante: cuando ya tengan anotado lo que desean (perder 10 kilos en xxx meses, hacer completo un video de Insanity, ponerme los pantalones que usaba antes de salir embarazada etc etc etc) anótenlas y busquen apoyo. Un cambio de vida no tiene que ser un plan secreto para tumbar el gobierno. Díganle a panas y conocidos cuál es su plan mental, para que los acompañen y no les saboteen la fiesta. Seguro encontraran no sólo gente que les dirá “que bien”, sino que más de uno se pegará en ese tren.

Aprovechen estos primeros días del año y háganlo, no dejen pasar la emoción de lo nuevo. Van a ver que se sentirán animados con sólo hacerlo.