martes, 11 de diciembre de 2012

Mas tips para evitar la panza de Santa...

En estos días quizás no andas pensando para nada en dietas, ni ejercicio, ni nada que se le parezca. Una gran parte de la población (sea donde sea que vivas) anda pensando en comidas grasosas o altas en azucares, en reunirse con los amigos a tomar algo, en el regalo de navidad. Sea como sea, la mente se pone en pausa y entra el modo fiesta. El ejercicio y la dieta, lo dejamos para enero.

El rollo está en que en enero no adelgazas mágicamente. Es decir, si tu modo fiesta fue realmente intenso, tu cuerpo va a aferrarse a esa grasa extra como muchachito se aferra a su regalo de navidad. No porque tomes más agua del 1ro al 5 del mes mágicamente esos kilos van a desaparecer. Seguramente se van a quedar ahí, por más tiempo de lo que deseas.

No quiero decirles que se vuelvan unos nazis en esta época y que se pongan a hacer un programa de entrenamiento duro. Porque es mentira. Esto los puede llevar sólo a la frustración si no tienen la determinación y el grupo de gente con el ánimo adecuado al lado (solo prueben decir que no van a una cena o que no quieren comer algo, es como si le pegaras a la mama). Pero lo que si puedes hacer por tu cuerpo es prepárate y no hacer del mes un debacle completo de calorías y grasas saturadas. Trata de balancear las cosas. Date gustos, pero no todos los días y eso sí, busca la manera de moverte así sea media hora al día.
Los días de semana traten de ponerse serios. Hagan sus comidas, no lleven a la casa todos los panettones, tortas de pascua, panes de jamón y turrones que se encuentren en el camino. Dejen esas tentaciones para el fin de semana.
Igual con el alcohol. Yo por supuesto que voy a seguir tomándome mis divinísimas birritas chilenas, pero el fin de semana. El resto de la semana, apretar con la dieta y el ejercicio.

Si de verdad todos los días tienen algún compromiso social, traten de hacerlo de manera comedida. Es decir, no se den un atracón cada vez que salgan. Prueben, coman pero sólo un poco de cada cosa. No tiene que ser un maratón de comida cada cena a la que vayan.

Y el ejercicio, por supuesto que es fundamental. Su cuerpo no está de vacaciones y las calorías extras por supuesto que van convertirse en grasa, más si no se mueven. Si no pueden ir al gimnasio, pues háganlo en su casa. Suban las escaleras, caminen más. Así "no tengas tiempo" puedes buscar las maneras de agregarle movimiento a su día.

Lo demás es disfrutar y recordar que esta época no es solamente excesos. Supuestamente es una época para disfrutar con los amigos y familia. Que el sentimiento de buena vibra sea lo que reine, no la sensación de "necesito un digestivo" todos los días.

Foto tomada de http://cheapfancydress.com/buy/all-christmas-supplies/christmas-accessories/christmas-santa-belly-stuffer


No hay comentarios:

Publicar un comentario