jueves, 1 de noviembre de 2012

Plan de ataque contra las ansias dulceras


Ok, ponle que celebraron Halloween y tienen un dulcero loco en la casa. O no celebraron nada de eso pero igual tienen tantos dulces como para matar a un diabético. Sí, eso pasa. De repente tu gaveta o caja de "dulcitos" sobrepasa la capacidad y la tentación está ahí presente llamándote todo el día.

Pues la solución puede ser botarlos todos, donarlos, o repartirlos. Esa es la mejor. Sácalos de tu vista y aplica aquello de Corazón que no ve, pancita que no siente. Pero si a pesar de no ver dulce a metros a la redonda y todavía tú mente no pueda controlar las ansias dulceras, aplica este plan de ataque:

Aumenta tu consumo de fibra: Come una manzana más, come más vegetales oscuros como brócoli, acelga, o más granos como frijoles. Desayuna avena. No le quites la piel a la papa o batata cuando la comas. Lo que sea pero trata de comer un poquito más de fibra.
Nada de azúcar: Esta guerra se gana peleando así, mientras mas azúcar, mas azúcar quieres. Pues elimínala. El azúcar que entre en tu cuerpo sólo puede entrar por las frutas y vegetales (si todo tiene un poquito de azúcar). De azúcar añadida, nada. Ni siquiera leche (por uno o dos días)
Toma agua como camello en el desierto: Si  te tomas dos litros, hoy toma dos y medio. Permanecerás lleno e hidratado. Perfecta mezcla.
Ponle proteína a cada comida: No comas ningún carbohidrato solo. Trata de agregar algo como pollo, whey protein, jamón, atún, lo que sea.  La proteína te ayudará a controlar el efecto de ansiedad azucarera.
Come durante el día: La mejor manera de controlar las ansias es comiendo. Claro, lo correcto. Come 5 o 6 comidas pequeñas durante el día y no tendrás ansias de atacar "la dulcería.
Haz ejercicio: Muévete, no te quedes echado. Te sentirás mejor, tus endorfinas subirán y el ansia dulcero desaparecerá mientras sudas.

Este es el plan de ataque. Ponlo en práctica hoy y no veas atrás (o por lo menos, no veas la caja de dulces pues)

No hay comentarios:

Publicar un comentario