lunes, 12 de noviembre de 2012

Para toda la vida

Estuve viendo este fin de semana algunos consejos de entrenadores, todos súper pro ellos, sobre técnicas para bajar de peso. Los protocolos que leí me parecían que apuntaban realmente a una pérdida de peso sostenida y saludable, con ejercicios intensos que seguro podrían a la gente lo más cercano al cuerpo que siempre habían sonado. Finísimos todos, en serio.'

Pero lo que me parecía es que eran técnicas que si bien te ayudarán a conseguir tus objetivos, no los veía como planes de vida a largo plazo. Es decir, la idea de comer limpio y hacer ejercicio es que comas bien, pues claro, te muevas, obvio, pero que aprendas a hacer las elecciones inteligentes a medida que pasa el tiempo, no que tu vida se vuelva una esclavitud de comida medida y ejercicios intensos. Es decir, lo ideal es que aprendas a comer, no sólo que pierdas peso.

Si bien una dieta extrema te puede llevar a conseguir lo que deseas con tu cuerpo, es más útil un programa donde si bien vas a dejar de comer cosas a las que estabas acostumbrado, a la larga puedas vivir de esa manera, dándote, porque no, tus gustos de vez en cuando. Porque si, más de una vez se te va a aparecer una papa frita o un bojote de queso en el camino. El truco es saber cuándo puedes decir que si, y cuando puedes decir que no.

Así que si están haciendo un programa que sea muy intenso, los felicito porque de verdad van a llegar a su meta. Pero piensen en el futuro, que no puede ser sólo de privación. Piensen en aprender a comer bien, a hacer las elecciones correctas y a disfrutar lo que el mundo les traiga.

Foto tomada de http://sexydiabetic.com/stop-t2-with-extreme-diet-give-me-a-break/


No hay comentarios:

Publicar un comentario