martes, 20 de noviembre de 2012

Cómo evitar comer de más


Se acercan peligrosamente las fiestas. Sea Día de acción de Gracias, Navidad, Hanukkah o lo que celebren en tu hogar, en estos meses el ambiente cambia y se activa el modo "comer como si no hubiese un mañana". Y no es que le estemos parando mucho a las profesáis Mayas, pero la reuniera con los familiares y amigos, típicos de los últimos meses del año, normalmente nos llevan a comer y a beber, pero siempre de más.

Y la pregunta que siempre nos llega a la cabeza es ¿cómo controlar esas ansias? Si bien podemos estar clarísimos en lo que a nuestro cuerpo le conviene, al parecer los antojos que se desatan al ver un plato de comida rica es mayor que la fuerza de voluntad de cualquier US Navy.

Entonces tenemos que recurrir a otras estrategias. Ojo, sencillas no son, para nada, pero quizás nos den un empujoncito para que alcanzar nuestras metas de peso en esta época no se queden en promesas vacías:

Recárgate cada 3 o 4 horas: Si haces tus comidas y meriendas, es poco probable que comas a deshora o que te rindas a la tentación de comidas extra. Si, habrá una gran parte de tu mente que te dira "come así no puedas comer un bocado más" pero sin lugar a dudas, una barriguita llena, puede luchar mejor contra los antojos.
Come tu desayuno a como dé lugar: Así tengas que poner la alarma más temprano. Hagas lo que hagas, desayuna. Esto hará que los niveles de azúcar en tu sangre se estabilicen y no tengas que atacar los dulces que llevan a la oficina a mitad de la mañana. La combinación proteína y carbohidrato complejo no tiene pérdida para lograr tu cometido.
Haz comidas de gran volumen: Sorry, pero no quiero decir que comas mucha pasta. El gran volumen al que me refiero es que llenes tu plato con fibra proveniente de vegetales fibrosos, como brócoli, coliflor, y también los que tienen gran base de agua como los pepinos y la lechuga. Mezcla diversos tipos de ensaladas y juega con los aderezos para darle más sabor.
No olvides la proteína: La proteína te hará controlar los picos de azúcar en tu sangre, además de hacerte sentir más satisfecho. Y si es un corte magro como pescados blancos, pechuga de pollo o atún, ganas doble porque son calorías llenas de nutrientes sin la grasa. De igual forma, no le temas a las grasas que pueden venir de los huevos (por más saturadas que sean) o de pescados grasos pero altos en omega 3 como el salmón.

Nada de magia, solo hacer tu tarea. En este mes y el que viene, te daré mas técnicas. Lo demás cuenta de parte tuya. A seguir comiendo rico y sano sin que las fiestas hagan "fiesta" con tu cuerpo.

Con info de http://www.prevention.com/weight-loss/weight-loss-tips/tips-how-stop-overeating



No hay comentarios:

Publicar un comentario