martes, 23 de octubre de 2012

Nueva vida en serio

Resulta ser que mi esposo y yo nos mudamos a Chile. Tomamos la decisión hace un tiempo y nos encanta este país. También, tenemos a unos hermanos (mi hermano y su esposa) viviendo aquí además de su súper extendida familia, que no es la familia de sangre si no todas esas personas que los quieren y acompañan día a día y que nos dieron también la bienvenida con el corazón abierto. De verdad que no podemos estar más que agradecidos por llegar a un país donde sentimos desde ya que la buena vibra y los buenos deseos nos acompañan. Quizás suene conejo, quizás suene a “claro, es porque estás llegando”, pero la verdad es que es lo que sentimos y aunque ahora nos viene un camión de cosas por hacer, estamos contentos y llenos de ánimos. Y a todos los que nos recibieron, pues un millón de gracias con todo mi corazón (snif!)

Y ahora, es cuando empieza lo bueno en serio, no sólo por todos los papeles que hay que arreglar, buscar donde vivir (estamos en casa de mis hermanos pero no podemos ser unos invasores eternamente), trabajo, seguros, cuentas, y un etc que llega hasta el final de los días, hay otras cosas que vienen con un cambio de vida que también influyen en No te lo comas, o lo que yo promulgo como estilo de vida. Siempre he dicho que comer sano, se puede en todas partes, y por eso tengo que agarrar lo mejor que me brinda esta tierra y meterlo en la línea. Claro, tiene también muchísimas cosas sabrosísimas que me tientan todo el tiempo (birras buenísimas, sanduches, mermeladas de frutas raras, etc) y con el frio también el mismo proceso de pararme y hacer ejercicios cambia. Ahora será pararme, envolverme como una hallaquita y darle play. Pero todo está en jugar con las cosas y ponerle mi mejor actitud. Porque es eso lo que nos hace avanzar, aprovechar las oportunidades y superar los retos. Lo demás es ser agradecido, darte cuenta de todo lo bueno que se abre ante tus ojos y disfrutarlo. Con prudencia, pero disfrutarlo todo.

Y claro, ahora les echaré cuentos de esta nueva aventura, de nuevos sabores y de nuevos "todo" porque recién comenzamos...

Así que Chile, ¡aquí andamos!