miércoles, 10 de octubre de 2012

Dale duro a las sentadillas

Tener piernas torneadas y un trasero en forma es el sueño de un bojote de mujeres, y si a ver vamos, hasta de un bojote de hombres. Pero lamentablemente caminar del sofá a la nevera o pararse en línea para hacer un depósito en el banco no hacen el truco. Hay que trabajar y la mejor manera de hacerlo es con las sentadillas o squats.

Son fáciles de hacer pero tienen que hacerse de la manera correcta para no dañarte las articulaciones. Porque si, hazla mal y tus rodillas te lo harán saber. Así que antes de dedicarte a agacharte como un loco, piensa en la forma: El movimiento no debe empezar doblando las rodillas, sino bajando el trasero, literalmente, moviendo las caderas hasta el fondo y tus rodillas no deben pasar las puntas de tus pies. Debes mantener siempre tu espalada recta, ojo con eso.
Y para que tus piernas y trasero queden de lujo, aquí te dejo unas variaciones de squats para que disfrutes, te duela hasta los dientes al día siguiente, pero a los días me darás las gracias.

Squat en silla: Párate en el borde de una silla, espalda recta, pecho hacia delante. Baja lentamente hasta tocar el asiento y vuelve a levantarte. Hazlo 15 a 20 veces.
Con una pierna: Pon a un lado de un poste o alguna otra estructura estable, y agárralo con tu mano izquierda. Levanta la pierna derecha y mantenla en línea recta. Baja lentamente (Cuidando la forma) y vuelve a subir, repite 15-20 veces y luego cambia de lado.
Squat Jump: Apoya el peso en los talones y haz una sentadilla completa. Desde la posición en cuclillas, salta y vuelve a aterrizar en posición en cuclillas. Hazlo 15 a 20 veces
Pile squat: De pie con las piernas abiertas un poco más que el ancho de tus hombros, ve flexionando las rodillas hasta que tus muslos estén paralelos al piso. Hazlo 15 a 20 veces

Y con esto no tiene excusa, los puedes hacer en tu casa, mientras ve la TV, mientras hablas por teléfono. Es solo pararte, agacharte y ¡empezar a poner en forma ese trasero!


1 comentario: