miércoles, 24 de octubre de 2012

Ahhh, el cafecito!

Lo del café, el ejercicio y la pérdida de peso es realmente un issue. Mientras puedes encontrar información que especifica que pequeñas cantidades de café  (de 100 a 200 mg al día) pueden ayudarte con la quema de grasas y tu desempeño atlético, pasarte de esa cantidad, ya tranca el proceso.

Lo que pasa es que el exceso de café (o estimulantes pues) puede estimular las glándulas suprarrenales para que produzcan las hormonas del estrés, que son adrenalina y cortisol. Esta última es bastante malvada en lo que a acumulación de grasa se refiere, es decir, le gusta y promueve la acumulación de grasa abdominal. Además la cafeína puede aumentar el estrés que lleva a que uno coma de más e interfiere con la producción de GABA, que es uno de los químicos cerebrales que te llevan a la calma. Es decir, la cafeína te estresa,

Y demás está decir que la cafeína es más que altamente adictiva. De verdad. Si tomas café más de dos veces al día, sólo prueba eliminándola por completo de tu dieta un día, de una y sin ninguna dosis,  y luego me cuentas. Y trata de continuar así por lo menos unos días.

Y aquí lo peor es que sólo hablo de aquellas tazas de café negro, sin nada, sin leche, sin azúcar. Es decir, sólo con la taza. Por eso cuando además le sumas todos los extras que normalmente la gente consume con el café, la cosa se pone doblemente engordante.

El otro problema es que en muchas bebidas, como los refrescos, también consumes cafeína, entonces le das a tu cuerpo un súper ataque de estimulantes. Lo que lleva a todo el cuento que les eche antes.

Sé que es ultra nazi decirle a la gente que corte el café de su vida. Pero si es una buena idea pensar en bajar su consumo y si se hace, que se haga con leche descremada (o si es de soya o almendras pues muchísimo mejor) y sin azúcar. No solo ayudarás a tu cuerpo a perder peso, estarás limpiándolo, literalmente de consumir algo que por inocente que parezca, puede actuar como una droga en tu cuerpo.

Con info tomada de Josh Bezoni Belly Fat Free



No hay comentarios:

Publicar un comentario