martes, 18 de septiembre de 2012

Trucos que no son mágicos

Si uno simplifica que es lo que realmente necesitas para perder peso lo podríamos resumir en comer bien y hacer ejercicio. Claro que hay un bojote de cosas en el medio como qué comer, en qué cantidad, qué ejercicio, cuándo, cómo, y nos enrollamos un poco.
Y ahí es cuando buscamos las maneras, los atajos, los trucos que harán de nuestra pérdida de peso un proceso más fino y efectivo,  y muchas veces no es así. Esos trucos nos pueden echar la partida pa’ tras, pensando que nos las estamos comiendo. Y aquí les dejo unos cuantos:
Te quitaste el gluten por que si: Si bien el gluten es una pesadilla para un gentío, para otro tanto no lo es. Tan simple como eso. Hemos vivido con gluten toda nuestra vida y si me dicen entre que te puso gordito, a fritanga o la avena, seguro me voy por la primera. Muchos granos en vez de hacerte daño de verdad te pueden ayudar a estar más delgado. No te quites el gluten sin antes tener una razón médica.
Te quitaste alimentos: Yo soy bastante anti grasas saturadas de la leche en el proceso de perder peso, pero siempre le digo a mis clientes, no es para toda la vida, es justo en algunos momentos donde podríamos bajar su consumo,  luego pueden tomarla con moderación. Y eso pasa con cualquier grupo de alimentos, si los quitas completamente de tu vida, seguramente en algún momento te darás un atracón con ellos, llámelo queso, chocolate, lo que sea. Simplemente ten en cuenta tus metas y que darte un gusto, no tiene que ser una cosa diaria (más si estas perdiendo peso)
Te quitaste los carbohidratos para perder más peso: Ok quizás andas en una de dieta Atkins o Paleo, perdiste un kilero y te sientes de 20 puntos. Para mi eso no es sustentable en el tiempo. Los carbohidratos, como lo he dicho en otros post, son importantísimos para un bojote de funciones en nuestro cuerpo. Además que estas dietas pueden traerte un rebote duro: si te quitas todos los carbohidratos o piensas que comer carbohidratos es comerte un pepino y una lechuga, la próxima vez que sólo huelas un pedazo de pan, agárrate porque seguro tu cuerpo lo asimilará como camello tomando agua en un oasis.
Agarras siempre lo "Fat Free": Esta era como una moda de los 90 que se nos quedo pegada, pensamos que lo que dice sin grasa es mejor, es dietético, nos hace perder peso. Y la cosa no es tan así. Muchas veces compensan la falta de grasa con azúcar para darle sabor a esos productos y la verdad es que las grasas, las buenas, son importantes en un plan para perder peso.
No inventen mucho, lean, infórmense pero no se vuelvan locos. Hagan las cosas que realmente tienen que hacer y van a ver que los resultados van a llegar, si te esfuerzas, claro que van a llegar. Cuenten con eso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario