lunes, 3 de septiembre de 2012

Ocho hábitos para perder peso

Perder peso es todo un proceso. Ponerse los kilos encima puede ser fácil, sólo come sin sentido, llevándote a la boca todo lo que te pase por delante y listo. Pero perderlo es otra historia, hay que montarse en los papeles, planificar, decidirse y dar el paso.

También crear hábitos. Porque al igual que nos adecuamos a comer lo que no debemos y pensamos que "nunca podría comer sin azúcar" (cosa que si se puede) tenemos que adecuarnos a comer lo saludable, ha pensar antes de comer, a ser consientes.

En Everydayhealth publicaron 8 hábitos sanos para la pérdida de peso. Quizás con constancia, ensayo (y si todo sale bien, poco error) los puedes incluir en tu día a día:
Ojo con las porciones: Primordial. Nada de servirte lo que te venga en gana. Para perder peso tienes que estar consciente de ese proceso ojo-mano-boca que hace que un plato pueda alimentar a dos. Come lo que te corresponde y para más info chequea esteartículo.
Come lentamente: Nada de apuros, tu comida te tiene que nutrir y debes estar tranquilo en el proceso. Además que es un hecho: comes lento y comerás menos.
Come tus vegetales primero: Te llenas de fibra y te sientes más satisfecho, además de lo que ganas en minerales y vitaminas con pocas calorías.
Mucha agua: Más de una persona piensa que bebe agua, hasta que saca la cuenta y se da cuenta que no mucho. Bebe tus ocho a diez vasos diarios. Hazlo así: uno al levantar, dos con cada comida y dos con cada merienda. Listo, ya te bebiste 11 y vas en góndola.
Snacks saludables a la mano: Si andas perdiendo peso y tienes la casa, despensa, o gaveta de la oficina atiborrada de cosas no saludables, es bien difícil que te mantengas en tu plan. Ten siempre a la mano snaks saludables para tus meriendas: frutos secos, frutas, si hay proteína, pues mejor.
El ejercicio es un must: Aunque para muchas personas el solo cambio de los hábitos alimenticios puede "hacer el truco", la realidad es que hacer ejercicio es importante no sólo para la pérdida de peso, sino para tu salud en general. A organizar el horario y empezar a moverse.
Lleva un diario: Siempre digo que suena gallo pero es una súper estrategia para saber si andamos en el camino correcto. Claro, la sinceridad por delante: si te mientes a ti mismo sobre lo que comiste, no estás haciendo nada.

Recuerda siempre que los hábitos tienes que inculcarlos, poco a poco se pueden hacer parte de tu vida. Quizás al principio te pueden parecer difíciles de incluir y al poco tiempo te darás cuenta que son parte de tu vida. Como cepillarte los dientes. Sólo tienes que empezar a hacerlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario