martes, 14 de agosto de 2012

Sudor y quemar grasa

Muchas personas piensan que si no sudan en el gimnasio como cochino chiquito, no están "quemando grasa". Y la cosa no es tan sencilla. Si el sudor fuese indicador de "quema de grasa" estaríamos totalmente ripped en la playa, sudando montones y muchas veces con una cerveza en la mano, ¿cierto? Sin hablar de otras situaciones que nos hacen sudar: estar en un carro sin aire acondicionado, tener fiebre y hasta situaciones donde los nervios se alteran. Si sudar es quemar grasa, esos serían tremendos métodos para adelgazar (extremos, pero efectivos)
El sudor es la manera que tiene nuestro cuerpo de auto-regular la temperatura. 

Es decir, cuando empezamos a recalentarnos porque la temperatura externa sube o realizamos un esfuerzo físico que produce que nuestra temperatura interna se eleve, el cuerpo hace que esas pequeñas gotas de agua que segrega las glándulas sudoríparas hacia la piel se evaporen, y vayan "refrescando" el organismo.
Ahora cuando estás haciendo ejercicio, el sudor es una indicación que te estas esforzando en tu rutina, pero no significa per se que estés quemando grasa. 

Quizás tus glándulas sudoríparas son más propensas a sobre actuar y sudas más y más rápido que otra persona, pero no quiere decir que quemas más grasa. Y puede que hasta te sientas más delgado después de hacer ejercicio intenso y sudar hasta los ojos, pero esa sensación se debe  la perdida de volumen del agua en tu cuerpo. Cuando tomas agua, lo vuelves a recuperar. Y no es que estas recuperando "la grasa que quemaste". Estas restableciendo tus reservas de líquido, eso es todo.

Quemar grasa es un proceso más complejo que se da cuando haces el ejercicio correcto con un plan de alimentación adecuado. Tengan eso presente. Sudar, meterse en saunas, usar fajas durante el ejercicio, no harán por si solos que la grasa de tu cuerpo se evapore, como el agua. Hagan su plan y ahí es cuando empezarán a quemar en serio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario