miércoles, 8 de agosto de 2012

Hormonas y dietas rápidas

Ayer me leí un artículo sobre las consecuencias de las dietas rápidas y lo que hacen en tu cuerpo a largo plazo. Ya por supuesto sabemos que son malas como el diablo y que los resultados no duran, pero hay un poco mas de información a la que debemos prestarle atención.

El artículo hablaba sobre un estudio que se hizo en 50 personas con sobrepeso que se metieron en una dieta extrema de bajas calorías por 10 semanas. 10 semanas de pasar hambre como los grandes pero bueno, les prometían bajar peso, y todo lo del cuento. Y lo lograron de hecho. Durante ese periodo de 10 semanas las personas perdieron un promedio de 10 kilos, incluyendo músculo (which is no good) y lo más pinche, los resultados no duraron hasta el año siguiente. A medida que el año avanzo, poco a poco fueron ganando al menos la mitad del peso que habían perdido (o lo ganaron completo o más).

Lo mas tricky del cuento es lo que paso con sus hormonas reguladoras del hambre, apetito y nivel de saciedad, como la leptina, grelina , péptido YY y otras más.

Después de 10 semanas, los participantes tenían menos leptina y péptido YY y más grelina y polipéptidos inhibidores gástricos.  Más allá de la explicación científica de los efectos que causan estas hormonas en su cuerpo, lo que dice este resultado es que  todos estos voluntarios terminaron el estudio con más hambre de lo que empezaron. Y esto no a nivel psicológico, sino a nivel hormonal: tu cuerpo te está pidiendo más comida. Es decir que las dietas rápidas no sólo revuelven tus hormonas reguladoras del apetito mientras estás en la dieta, sino que esto tiene un efecto un poco más duradero. Cuando le hicieron los estudios a las personas que participaron del experimento un año después, se sentían con más hambre que lo que sentían cuando estaban en la dieta rápida. Y quizás es la razón por la que aumentaron lo que habían perdido.

¿Cuál es la conclusión de todo esto? que hay que estar pilas con lo bajo que pueden ir tus calorías en las dietas y que resultados rápidos simplemente no duran. Y más allá de eso, dañan tu cuerpo a largo plazo. Mucho precio que pagar por querer perder unos kilos de manera veloz, me parece a mí. Definitivamente slow and stedy, se gana la pelea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario