martes, 10 de julio de 2012

Sobre las grasas trans

De las grasas he escrito antes y saben que las amo, pero las buenas y en su medida correcta. Claro, hay días que quizás me paso comiendo merey, pero ese es cuento de otro post. De la otra grasa que quiero hablarles es una que es maluca pero la seguimos encontrando en muchas comidas: Las grasas hidrogenadas y parcialmente hidrogenadas.

Estas grasas, también conocidas como grasas trans:
Las grasas trans son ácidos grasos insaturados que se forman cuando los aceites vegetales se procesan y se transforman en más sólidos o en un líquido más estable. Este proceso se llama hidrogenación. Las grasas trans también se encuentran naturalmente en algunos alimentos *.

Estas grasas son más baratas porque el proceso de hidrogenación convierte al aceite en un elemento más estable, lo que lo hace más fácil para manipularlo y para la fabricación de alimentos. Y fabricación en masa siempre es más barata.
Lo que pasa es que las grasas trans son maluconas para las personas. Están relacionadas con problemas del corazón, colesterol alto, alta presión arterial, etc. Y claro, con rollos de más (recuerden que un gramo de grasa tiene 9 calorías, mientras que uno de proteína o de carbohidrato tiene solo 4) pero al final es harina del mismo costal: para muchas personas, el sobrepeso las lleva a tener enfermedades y otras dolencias.

¿Entonces cómo hacemos para evitar las grasas trans? Fácil, evitando los alimentos que las tengan en exceso:
Margarina: Tiene aproximadamente un 30 a 40% de grasas trans.
Comida rápida: Es un mar de grasas trans porque creo que hasta la cajita donde te dan la hamburguesa tiene un poco. No digo que no la coman nunca, pero no deben comerla de seguido.
Donas: son ricas pero peligrosas! No solo están fritas en aceite sino que su composición en sí, es una bomba de grasa.
Cereales: Si ya les asusta el azúcar que tienen, pues ahora fíjense en las grasas trans que tienen y como que no vas a querer comerlos muy de seguido tampoco.
Aderezos: Si no lo hiciste tú con aceite de oliva y vinagre, es mejor que lo dejes de lado. Los procesados son los peores y además suman calorías innecesarias a tu dieta!

Yo no digo que vivan como monjes tibetanos en retiro de comida, porque yo no lo hago (yo voy a fiestas y tomo cerveza y como tequeños) pero sí que traten de limpiar su dieta lo mas que puedan. Dejen esas cosas malucas para las escapaditas y verán que su cuerpo (por dentro y por fuera) se los agradecerá big time.



2 comentarios:

  1. Lo que mas me gusta de tus post es que eres clara y sobre todo que eres muy real... hago ejercicios 6 veces por semanas cuido mi dieta estoy en mi peso, necesito marcarme un poco, pero esa cervecita de los viernes es dificil de pelar!!!

    ResponderEliminar
  2. Ahi esta el dilema! jejejeje. Mira todo depende de tus objetivos y hacia ellos diriges tus acciones. Te estas manteniendo? Tomate tus cervezas el fin de semana (un día pues)... Quieres perder peso, definirte, ponerte papeado? ahí tienes que apretar. Mientras más específica sea la meta, más precisas las acciones ok? NO te tomes la birra y cuando andes con el "chocolatito" te relajas!

    ResponderEliminar