lunes, 9 de julio de 2012

Los cuatro impelables para la pérdida de peso


Perder peso es difícil, fácil es echarse los kilos encima. Que tiene que ser una tragedia, pues eso no. Puede ser un camino hasta divertido con un plan bien diseñado. Y si todavía andas en ese proceso de querer hacerlo tú, porque sientes que tienes ya las energías para tomar las riendas como debe ser, toma en cuenta estos factores que serán clave para tu éxito:

-Quitarse las bebidas azucaradas es no negociable: Beberse las calorías es uno de los errores más grandes que comete la gente. Entre refrescos, cafés y jugos o tés que juran que son "sanos" pueden meterse el doble de calorías que necesitas para tu consumo. Y una vez que se las quiten, verán que ese "pequeño cambio" los ayuda un montón. Va a ser duro y la estrategia depende de ustedes, aunque la mejor es cortar por la raíz. Desde hoy ni un refresco más. Listo.
-La actividad física es un must: Tienen que hacer ejercicio. Punto. Si no les gusta, no tienen tiempo, no quieren, tienen que: buscar una actividad que les guste, buscar el tiempo y simplemente decir "si quiero". Hagan de 20 a 30 hora de ejercicio diaria, así sea caminar en círculos. Propónganselo y muévanse desde ya.
-Coman planificadamente: En el blog les he dado varias ideas sobre cómo planificar sus comidas (tres comidas mas dos merienditas con las porciones correctas) y hagan de los tupperware sus mejores amigos. Recuerden: proteínas magras, carbohidratos completos, muchos vegetales y algunas grasas buenas. Azucares y grasas saturadas son un no-no. Planificar, planificar y planificar es la estrategia.
-Un diario puede ser tu mejor amigo: Suena a cosa de niña quinceañera pero la verdad es que anotar todo lo que se consume es un elemento clave para ver cómo va la cosa. Claro, la idea es ser sincero y anotar realmente todo, si vas a dejar de lado los dulces que te comes a mitad de la tarde, es mejor que ni lo intentes. Además que es bien gafo estar mintiéndose a sí mismo.

Apliquen estos cuatros puntos y van a ver un cambio en su vida, no es inmediato, como no fueron inmediatos esos kilos que tienen de más, pero como el cuento del elefante y la hormiguita, con paciencia, si se puede...



No hay comentarios:

Publicar un comentario