lunes, 30 de julio de 2012

Corre como si te persiguiera el diablo

Yo creo que hacer ejercicio tiene un truco: hacerlo. Unos funcionan más que otros, es cierto pero cualquier movimiento que le pongas al cuerpo, ya es algo bueno. Pero si tu idea es ponerle un poco más de velocidad a tu pérdida de peso, pues tienes que apretar las cosas, y la mejor manera de hacerlo es con carreras rápidas.

Según un estudio publicado por la universidad de Souht Wales en el International Journal of Obesity, el correr a toda velocidad (Sprinting), es la clave para la perdida de grasa abdominal, más que trotar a velocidad constante. Lo más importante es que se perdió la grasa visceral que es la que está ligada a problemas del corazón, hígado y riñones, hasta en personas de poco peso. Es decir, aunque las mujeres juramos que la celulitis es la más malvada de todas las grasas, pues no, hay unas más malucas por ahí.

Si lo que quieres es perder peso de verdad, deja tus carreras largas para los fines de semana mientras disfrutas el paisaje y agrégale carreras rápidas a tu rutina de entrenamiento semanal.

Puedes hacerlo de la siguiente manera:
Principiantes:
5 minutos de marcha rápida o trotar suave
Alterna 30 segundos de correr rápido con 1.5 minuto de trotar por 20 minutos
5 minutos de marcha  o trotar suave y estiramiento.
Intermedio:
5 minutos de marcha rápida o trotar suave
Alterna 30 segundos de correr rápido con 30 minutos de trotar por 20 minutos
5 minutos de marcha  o trotar suave y estiramiento.
Avanzado:
5 minutos de marcha rápida o trotar suave
Alterna 30 segundos de correr rápido con 15 minutos de trotar por 20 minutos
5 minutos de marcha  o trotar suave y estiramiento.

Es una rutina que puedes incluir fácilmente en tu rutina y que de verdad te traerá magníficos resultados. Lo único que tienes que hacer es probar.

Foto tomada de
Info tomada de


3 comentarios:

  1. Interesante, en dos semanas me voy a Galicia y lo único que puedo hacer allí es caminar, o correr... me viene como anillo al dedo! :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Clementina, acabo de descubrir tu blog. EN BUENAHORA!!!!! he llegado desde el ultimo (el de la hambuerguesa) debo parar por hoy en este. Me lo quiero leer completico. Habia leido algo de ti en Inspirulina y la verdad me llega mucho tu forma de comunicar. Mi caso es super comun, al venir a los EEUU me he metido 20 kilos de más en solo 7 años. (pasé de ser la flaquita de mi familia a la mas gorda, imaginate el dilema). Mi rutina de trabajo paso de estar super activa en Vzla. a trabajar horario completo en mi oficina. He intentado en tres oportunidades el gym, he bajado de peso pero nada que ver, todo muuuuuy lento y pues he tirado la toalla tres veces. ¿Sabes? es muy deprimente cuando te comprometes con tu salud, cuentas calorias, haces malabares para escaparte 1 hora al gym, llegas con todo retrasado a la casa en la noche a cumplir con aquello que lleva casi dos horas de retraso y ver que no bajas mucho de peso. Luego de a poco llegan los compromisos que se interponen (una boda, algo del colegio de tu hija, etc.) y vas dejando de ir esa noche y luego lo repites dos noches mas, para abandonarlo por completo a la semana. Despues de tres meses consecutivos asistiendo a tu rutina de ejercicios y contando calorias. Para colmo de males mi esposo esta identico que cuando nos vinimos. La palabra que mejor define lo que siento es FRUSTRACION. Los ultimos tres años me he jurado volver a mi cuerpo de antes. Pero que va. Gracias a lo que hoy lei, voy a insistir otra vez. Esta vez agarrando la inspiracion de tu blog. Vamos a ver si lo logro. Un abrazo y gracias por los nuevos brios que me transmiten tus letras. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Maria que fino que agarres el blog como inspiración... de verdad que es esa la idea!
    ahora, tu caso es el caso de un gentío, pero si vemos más allá, puede pasar en EEUU, en Europa, en China, en Carúpano si quieres (Ni hablar de Maracaibo jejejejeje)... Uno va dejando que la vida te absorba y el día a día se vuelve un sin fin de compromisos de los cuales no hay ni uno para uno mismo. Y el compromiso más grande que tienes es contigo, porque es tu cuerpo y tu salud. Claro no te voy a decir que es de la noche a la manana, es lento, pero es lento y seguro y tienes que ver cada día como un logro. Y si, la vida pasa, vas a encontrar reuniones, fiestas, encuentros, cumpleanos... un bojote de eventos que pueden sacarnos del carril. Pero una vez que hagas ese compromiso contigo misma, vas a ver que se te va a hacer más fácil decir: no gracias, cuando te pasen un pedazo de torta, una galleta, una dona. Haz tu compromiso, contigo! Piensa en tus logros y el tiempo que te han llevado: que si estudiar, que si mudarte, lo que sea. Seguro no fueron de un dia pa otro verdad? Fue pelo a pelo y lo lograste. Bueno, esto también. Dale, pelo a pelo se gana. EN SERIO!!!
    Un beso!

    ResponderEliminar