lunes, 25 de junio de 2012

Helado y tocineta...

Yo había escrito de esto antes, pero justamente el viernes mi esposo me comentó que habían sacado un Sundae de tocineta y realmente, me asombro. Esa mezcla de grasas y azucares es una bomba y me pareció que era lo más cercano a la "heroína legal", y claro, con los mismos devastadores efectos secundarios. No se caigan a cuentos.'

¿Por qué lo comparé con una droga? Porque hay estudios que han asociado la sensación de placer causada por comida altamente grasosa y procesada con la sensación causada por la cocaína o heroína, ya que activan los mismos puntos de placer. Y al igual que con las drogas, esos puntos de placer se van acostumbrado a la "dosis" y cada vez necesitas una dosis más alta y más alta. Y por eso los drogadictos caen en esos espirales de los que no se pueden levantar.  Con el ejemplo del helado, si ya el sundae con chocolate  (que es grasoso como comerte una paleta de manteca) ya no hace ni ñe en tus centros de placer, necesitas un fix un poco más heavy. So there you go: Sundae con tocineta.

Además, el estudio (hecho en ratas) donde se le daba esa mezcla azúcar+grasas saturadas, demostraba que además de volver a las ratas adictas y gorditas, les bajaba los niveles de leptina, que es la hormona que nos ayuda a controlar nuestra manera de comer y nos da la señal de "ya no más" o que de que estamos satisfechos. Por lo que siempre querían más.

Y por más que te suene dura esta comparación, es real tomarla como tal. Solo prueba quitarte completamente el azúcar por un día (si eres de los que comes muchas azucares) y sentirás síntomas de abstinencia: te dolerá la cabeza, te sentirás mal, tendrás un humor de perros. La misma mala sensación que tienen los drogadictos cuando dejan las drogas, en distinto grado, pero desagradables y malucos.

Lo que cada quien come es decisión propia, pero no porque lo comas o te guste puedes defender que es "buena". Yo tomo cerveza, y estoy clara que el alcohol en exceso es malo y que si estas en un régimen de pérdida de peso, retrasará notablemente tus logros (no solo la cerveza, TODOS los alcoholes: vino, vodka, whisky, etc) Y si comes estas comidas ultra cargadas en grasa y azucares, no puedes decir que son buenas solo porque te guste el sabor. Porque es como un drogadicto diciendo que su fix diario es bueno porque lo hace sentir bien. Y lo que si pasa con la comida, y que no pasa con las drogas, es que siempre vas a encontrar opciones saludables sabrosísimas que también te hagan sentir finísimo sin tapar tus arterias ni tu talla de pantalón. Puede que sea adictiva, claro que sí, pero la decisión de comerla siempre va a ser tuya.


No hay comentarios:

Publicar un comentario