martes, 8 de mayo de 2012

El difícil despertar...

Durante estos días de ponerme back in track siento que todo me pesa más. Después de las vacaciones uno termina como cansado (suena como ilógico pero es así)... Tienes un bojote de cosas que organizar, lavar ropa, guardar, comprar comida, etc. Además, como el mundo continúa, no es que el resto de tus actividades estuvieron en stop mientras tú disfrutabas un "tiempito libre", por lo que volver a la rutina se hace un poco cansón.

En mi caso hoy tengo más sueno que ayer, pero me imagino que es por lo ajetreado del día de volver a la normalidad. La comida ayer no me pegó, de hecho siento que mi cuerpo necesitaba un poco de clean-food. Pero el ejercicio me tumbó un poquito. Hoy al hacer mi rutina sentía que no tenía nada de fuerzas y la hice con pesas mucho menores a lo que acostumbro y de broma termino el set.
Pero eso pasa, no estamos 100 % todo el tiempo.

Si andas un poco flojo de ánimos para volver a tu rutina, cosa que puede pasar no sólo después de unas vacaciones, puede ser después de un fin de semana intenso o simplemente tienes las hormonas como "alborotadas", no te preocupes. No abandones todo ni te dediques al chocolate o el pan con queso. Tómalo con calma, un día a la vez hasta que tu cuerpo se despierte completamente.

En esos días trata de recordar siempre cuál es tu meta. Piensa en ella, revísala y sigue trabajando en los pasos que te harán llegar a ella.

Recuerda siempre: Roma no se construyó en un día. Haz tu trabajo, poco a poco, todo vuelve al camino que es.



No hay comentarios:

Publicar un comentario