lunes, 9 de abril de 2012

Olvida los excesos

Si tu Semana Santa de santa tuvo muy poco en el departamento de la comida (En el de la religión yo no me meto) no llores, ni reces, ni te arrepientas de tus pecados envuelto en lagrimas. Simplemente es hora de apretar las tuercas y hacer de este día de vuelta al trabajo un día de volver a la vida "saludable" sin sufrir mucho.
Para eso aquí te doy unos tips:
Toma agua como si no hubiese un mañana. Así ayudas a la deshidratación que sufre tu cuerpo por los carbohidratos refinados que le metiste y si también te fuiste literalmente de palos. Además que ayudarás al proceso de desintoxicación de tu cuerpo.
Haz un día moderado a bajo en carbohidratos. Luego del festival del pan, tu cuerpo necesita compensar las hormonas que literalmente alborotaste en el festival.  Tus reservas de glicógeno están al máximo así que un día bajo en carbs te ayudará a maximizar la quema de grasas.
Dale duro con el cardio. Seguramente de esto es una de las cosas que menos tienes granas en este momento pero sudar un poco te ayudará mentalmente a sentir que estas dejando "lo malo" con las gotas de sudor y realmente te ayudará al detox de tu cuerpo oxigenándolo y estabilizando tus hormonas.
Toma té verde. Ya les he dicho que él té verde es algo así como el Enviado de Dios (no pun intended con la pascua) pero ayuda al hígado con el metabolismo de las grasas. Además que está lleno de antioxidantes que necesita tu cuerpo para volver a la normalidad después del atracón.

Por sobre todas las cosas recuerda que lo pasado, en el pasado quedó. Es hora de volver a tu rutina, seguir hacia delante y echarle pichón a todas las oportunidades que te trae este día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario