miércoles, 11 de abril de 2012

Haz tu lista

Ya he hablado en el blog sobre dietas locas y cosas tostadas del coco que usa la gente para rebajar. Estamos dispuestos a probar cualquier fórmula existente en el mercado para perder peso. Y si no implica mucho esfuerzo, pues mejor.
Y la duda le surge a un gentío cuando le preguntas si están comiendo realmente lo correcto para perder peso o tienen los hábitos correctos. Al parecer, para muchos ahí empiezan a llegar las dudas y los cuentos complicados, cuando no tiene que ser así.
Por eso hoy les doy una lista de cosas que DEBE tener un plan para que pierdas peso. Y esto te puede dar una buena guía no solo para cuando vayas a ingerir un alimento, sino cuando vayas hasta el mercado. Quizás alguna de ellas no la venden en los anaqueles, pero depende 100 % de ti
Proteínas magras: Las proteínas no son malas ni engordan. Muchas personas piensan que una dieta alta el proteína los dejará más cuadrados, les hará daño en los riñones o les subirá el colesterol. Lo importante es comer las proteínas correctas y en las porciones correctas. Esto es, cortes de carne roja sin grasa, pechuga de pollo, huevos, atún, pescado blanco y también pescados grasos como el salmón. Lo importante es que te afinques con lo que te corresponde (utiliza la palma de tu mano para ver el tamaño) y que la preparación no tenga salsas, ni rebosados ni este frito.
Frutas y verduras: De ahí sacamos las vitaminas de manera natural así como otros nutrientes que nuestro cuerpo no produce. Son bajas en calorías y si bien son carbohidratos, no tienes que huirles como al diablo. El azúcar de las frutas es mínimo en comparación con el que ingieres en dulces o hasta en un café de panadería y las verduras además son bajas en calorías. Claro, tampoco los extremos son buenos. La dieta de los 20 cambures no te llevará a nada positivo.
Fibra: Es esencial para quemar más calorías durante la digestión (ya que tu cuerpo no la absorbe rápidamente como las harinas refinadas por ejemplo) y te hará sentir más satisfecho, lo que hace que al final comas menos.
Granos enteros: Ahí también entra esa palabra querida y temida por muchos, los carbohidratos. La cosa es que no hablamos sólo de pan blanco, sino de todo lo que sea natural e integral. Es decir, legumbres como la batata o cereales como la cebada. Mientras más marrón o con más color, más fino. Si es muy blanco, huye.
Agua: Suena gafo pero muchas personas no ingieren la cantidad que deben o peor aún, no toman nada de nada y se dedican a tomar refrescos o juguitos. El agua te ayuda a que los riñones hagan su trabajo más fácil, lo que también ayuda al hígado a dedicarse a metabolizar las grasas de manera más eficiente.  Además, es cero calorías!
Ejercicio: Quien te diga que puedes perder peso real solo comiendo, anda en una nota un poco rara. La verdad es que se necesitan las dos cosas para poder lograr resultados realmente tangibles y perdurables en el tiempo. Eso sí, necesitas hacer cardio y de resistencia, nada de sólo maratones. Esto no sólo te ayudará a perder peso, sino sentirte mejor y a conservarte más fit durante los años.
Motivación: Si de verdad quieres algo, harás lo que sea para lograrlo, no? Como cuando quieres comprar un carro, o terminar tus estudios. Tienes que enfocarte y trabajar en pro de esa meta. Cuando andas en esta nota de estar más fit y más sano. Tienes que mantener los ojos en el premio. Habrán días pinches como otros más divertidos pero tienes que saber que lo que quieres lo puedes conseguir.
Y por ultimo paciencia y salivita. Nada de apuros, nada de atajos. No es una carrera de velocidad, es una carrera larga. Si de verdad lo quieres, vas a llegar a la meta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario