jueves, 29 de marzo de 2012

Querer hacerlo y "No puedo"

A las personas que me piden asesoramiento les doy siempre unos esquemas de comida con su programa de ejercicio. Estos esquemas están basados en lo que yo profeso y que es la manera como está concebida la alimentación sana hoy en día: Varias comidas durante el día o visto desde otra manera, tres principales y dos merienditas.

Muchas personas me dicen que cómo van a hacer con el tiempo para hacer esas meriendas  y esa comedera si trabajan, tienen casas, hijos, esposos, arrejuntes, trabajos, colas en la que meterse, "paseos" al banco, buscar papeles, perros, recoger la casa, vecinos fastidiosos, ustedes nómbrelo. Eso es más o menos el día a día de la mayoría de las personas. Pocos tienen la dicha de decir "mi problema es que tengo mucho tiempo libre".

Y claro, al decirles que tienen que hacer cinco comiditas que tienen ciertas indicaciones, se engrichan, dicen  de una "es que yo no puedo". Y la verdad es que la respuesta es "ay que fastidio". ¿Por qué si tenemos tiempo para comernos una galleta a mitad del día? ¿O tomarnos ese súper divino café a mitad de la tarde? ¿O comernos un chocolate, un chachito, una empanada? Lo que sea.

Lo que tenemos que tener es dedicación  con nosotros mismos. Si estamos gorditos comiendo ese café, chocolate, cachito,  galleta, empanada, deberíamos reconocer que por ahí debemos empezar a cambiar las cosas. Lo demás es planificarnos. Como lo hacemos para hacer una parrilla, o una pasta en la casa, o las hallacas en Navidad, o un viaje a la playa, donde no se nos olvida ni ir a hacernos la manicure y  la pinza de cejas (las mujeres primero muertas que con las manos chucutas y un pelo asomado). Hacemos listas, compramos y organizamos ¿no?

Aplica todas las herramientas con las que has logrado todo en tu vida, sea trabajo, estudio, curso de corte y costura, y dirígelas hacia ti otra vez. Hacia el único capital donde tú  mismo te pagas los intereses: tu cuerpo.

Foto tomada de http://www.squidoo.com/coffee-versus-tea

No hay comentarios:

Publicar un comentario