miércoles, 14 de marzo de 2012

Barriga llena, de la manera correcta

Muchas veces tenemos un hambre tan grande que parecen dos. Y por supuesto, pensamos que un pedacito de pollo y una lechuga nos van a llenar absolutamente nada de nuestra pancita. No es sólo que comemos con los ojos (porque muchos lo hacemos) sino que hay comidas que realmente llenan más que otras. Y es ahí cuando pensamos que un platote de pasta con queso es la mejor opción para calmar nuestro apetito.

Espera un poco, antes de correr a llenarte con carbohidratos refinados y grasas saturadas (que seguramente al rato te dejaran más hambriento), prueba incluyendo estos alimentos en tu dieta, que literalmente te dejarán la barriga llena, el corazón (sano) contento y la cintura más pequeña.

Almendras, nueces, maní natural, pistachos, merey: Gracias a su grasa buena y su aporte de proteína, te darán más sensación de saciedad que comerte un "monchi" tradicional como un dulce o unas chips.
Vegetales: Cómelos como si no hubiese un mañana. Variedades hay mil, y los verdes como el brócoli, la acelga, los repollos de Bruselas, espárragos, espinacas y etc. te harán sentir más llena sin tener que atacar la pasta. Calentitos son una súper buena opción para sentirte satisfecho.
Avena: En vez de cereales azucarados y refinados, ataca la avena, que es más barata y más bonita. Está llena de fibra, carbohidratos buenos para ti y hasta un aporte proteico tiene. Además que la puedes acompañar con frutas, para que siempre le cambies el sabor.
Sopa: No es que te vayas a poner una dieta líquida pero un caldo de pollo desgrasado o una sopa de vegetales son una buenísima opción para mantener tu hambre a raya. En el almuerzo puedes tomarlo antes de la comida y verás que comerás menos. Si la sopita tiene algo de proteína, puedes comerla como cena (chequea mi sopa de brócoli y pollo en los viernes de aroma)
Proteína magra: No hay pele, nada de grasa y puros nutrientes que tu cuerpo necesita. Recuerda incluir en tu dieta claras de huevo, pechugas de pollo, pescados blancos y cortes de carne roja magros para que estés cubierto por esa esquina.
Granos: Te llenan y te dejan feliz. Como son altos en calorías, la mejor opción es comerlo junto a vegetales para que no te comas ocho porciones. Y mi recomendación es que cuando los comas, dejes de lado cualquier otro carbohidrato complejo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario