lunes, 13 de febrero de 2012

Por una barriguita plana

Todo el mundo que conozco quiere una barriguita plana. De verdad, sin exageraciones, no tengo ni un conocido que me diga "ay lo que yo quiero es tener una lipa grandísima". Simplemente no lo hay. Creo yo.
Y el rollo es que en "la lipa" es donde más vemos los excesos de nuestros hábitos. Es donde se acumulan una gran parte de las grasas y lo que nos hace avergonzar si tenemos que subirnos la franela o ir a la playa. Además, hasta molesta el cinturón. Tener una barriga grande (sin estar en estado) es no good.
Así que aquí te doy cuatro métodos rápidos para que bajes la hinchazón de la pancita. Ojo, no sueñes que sólo con esto se te va a ver "el chocolatito". No. Son truquitos para que no te sientas a reventar y tengas que aflojar "un huequito" en tu cinturón.
Camina: Si tu cintura se siente a reventar después de una comida, toma una caminata de 10 minutos por lo menos. La actividad física hará que los gases pasen más rápido por tu sistema digestivo, y como resultado, no te sentirás tan hinchado como cuando te lanzas directo al sofá-
Toma probióticos: Aunque suene maluco, necesitamos bacterias para poder funcionar correctamente. Gripes, usos de antibióticos y diarreas hacen que tus bacterias buenas que se encuentran en los intestinos, desaparezcan. Y esas bacterias son las que ayudan con la digestión. Si no encuentras un suplemento de probióticos, una cucharada de yogurt puede hacer el truco.
Ojo con la leche: Muchas personas sufren de alguna forma de intolerancia a la lactosa, que hace que te sientas hinchado después de tomar algo con leche (hasta un cafecito pues). Si eres de ese grupo de personas, divide tu consumo de una taza diaria en varias raciones al rededor del día. Y si te puedes cambiar a la deslactosada, mejor.
Respira: El estrés es una cosa mala, mala mala. Hace que nuestras glándulas suprarrenales liberen cortisol y adrenalina a nuestro torrente sanguíneo, para mantenernos en se modo alerta- Lo que pasa es que además de mantenernos con los ojos pelados, La hormona cortisol afecta la acumulación de grasa alrededor de los órganos vitales, y bastante en la zona abdominal. Así que la próxima vez que tengas ganas de pegarle la corneta a esa persona que se comió el semáforo, o salgas ultra apurado de tu casa porque "vas tarde", respira y piensa en tu barriga.



2 comentarios:

  1. Que buenos consejos, me he encontrado con este blog y estoy leyendo muchas cosas interesantes pues estoy en la meta de bajar de peso. Ya tengo la alimentación y entendí que no es dejando de comer sino comiendo mas y mejor..

    en casa tengo una treadmill que la uso por una hora pero no tengo idea cuando incorporar las pesas a la rutina..

    ResponderEliminar
  2. Isabella que alegría que te guste el blog y por sobretodo LE SAQUES PROVECHO! Creo que nosotras las mujeres tenemos esa idea malísima de estar delgadas es pasar hambre y de verdad (de verdad!) que no es así. Es Comer lo correcto, que es sabroso también.
    Mira en el blog, si ves el tag de ejercicios, vas a ver artículos sobre pesas. Yo los recomiendo un dia si y uno no (es decir cardio un dia, un día pesas) pero eso es si estás haciendo ejercicio al menos 6 días a la semana. Si tu régimen es distinto, debes hacer las pesas siempre ANTES del cardiovascular, ok?
    Saludos!

    ResponderEliminar