jueves, 19 de enero de 2012

Tres preguntas antes de comer

A la hora de comer muchos son o totalmente automáticos y agarran lo primero que vean, o se llevan por sus antojos y piensan en lo que les "provoca" comer, y muchas veces aparecen esos diminutivos que no le hacen nada de bien a tu barriga: "un dulcito", "un cafecito", "un sanduchito", "una pastica"....

Si de verdad estas comprometido con tu régimen y tu cuerpo, aquí te dejo tres preguntas que en realidad deberías hacerte antes de llevarte cualquier trozo de comida a la boca:

Qué quiero: Si leen el post sobre los antojos, pueden entender la respuesta. Un antojo de dulce no quiere decir sólo que quieras un helado, sino que tienes una baja de azúcar. O algo salado, que tu cuerpo está deshidratado. También al hacer esta pregunta, te das cuenta si tienes una necesidad real de comida o si es, simplemente, un antojo por fastidio y ganas de "masticar" algo.
Qué necesito: Aquí la respuesta son los nutrientes. Dependiendo de la hora, de lo que ya hayas consumido o lo que no, tu cuerpo necesita ciertos nutrientes para poder funcionar o quemar grasa (sea cual sea el caso).
Qué voy a comer: Acá entra la planificación. Ya sabes qué quieres y qué necesitas. No es cuestión de tomar un pedazo de alimento, puede ser que si necesites una comida completa que llene tus necesidades. Y si por ejemplo estás en la calle, es más fácil hacer una elección inteligente cuando ya tienes las dos otras preguntas listas.

La idea es hacer de tu alimentación algo natural, pero no automático. Es importante que disfrutes y entiendas que lo que comes, te ayuda a lograr tus metas y a tener un cuerpo súper más sano.


Foto tomada de http://www.impactlab.net/2011/09/24/we-are-3-times-more-likely-to-eat-the-first-thing-we-see-study/looking-in-fridge/

No hay comentarios:

Publicar un comentario