jueves, 12 de enero de 2012

En caso de emergencia...

Siempre hablo que uno tiene que planificar sus ejercicios, sus comidas, la cartera y lo que te vas a poner al día siguiente para ahorrar tiempo. Y la mayoría de nosotros, con las 20mil actividades que tenemos, vivimos de esa manera. Y si, el ejercicio muchas veces no es prioridad, pero más allá de no tener ganas de hacerlo, es porque realmente el tiempo se nos aprieta de tal manera, que no vemos ni un minuto libre para ir al baño.

Si todo va "viento en popa" (milagrosamente no hay cola, no tienes reuniones interminables en la oficina, el carrito por puesto pasó en el momento correcto) es más fácil que uno planifique los ejercicios. Pero uno no vive en Disneylandia y esto no es lo común.
Por eso es bueno que uno tenga un back up plan. Algo así como el respaldo de la computadora (ajá seguro pensaron que no lo han hecho, bueno, yo tampoco) que sirva para cuando todo falla.

Lo primero que tienes que hacer en ese plan de reserva es enfocarte en la alimentación. Si tu dieta esta "limpia" y tiene los nutrientes correctos y en las cantidades correctas también, ya tienes el 50 % del programa ganado. En serio. Los cambios que se dan cuando uno deja de comer comida procesada son casi inmediatos. Así que por ahí, ya te aseguraste unos puntos.

Lo otro es tener a mano un plan de ejercicios donde te muevas al menos de a 10 a 15 minutos de manera intensa. Los ejercicios metabólicos son perfectos para esto. Mueves todo el cuerpo y haces una mini-mezcla de cardio y resistencia que te deja con la lengua afuera en tiempo record. Claro, esto es tu back up plan, la idea es alargar estos entrenamientos, pero esos días en que de verdad se te hace imposible, rompes el vidrio.

Para entrarle de una a la vida fitness uno tiene que tener la misma actitud con lo que uno enfrenta los otros aspectos de la vida: con ánimo y emoción. Si lo ves como una tarea, puede que te sientas que tienes el viento en contra. Si lo ves como una mejora para ti, vas ganando.


Ps: Este post me lo inspiró mi hermana Andreina que el lunes empezó su súper entrenamiento y ayer tuvo un día de locos y llego a las 8 y media de la noche a la casa. Igual agarró unas rutinas de Bodypump que tenía a mano e hizo un pelo de ejercicio.  No corrió un maratón, pero tampoco NO se quedó sentada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario