viernes, 30 de septiembre de 2011

Viernes de aroma: Fritatta de calabacin

Yo le digo tortilla, pero para que suene más cool la gente dice "fritatta". Díganele como le digan, es un desayuno sabrosísimo que los llenará de energía y les dejará el corazón contento.
2 cucharadas de aceite de oliva
1 taza de calabacin picado
1/2 taza de tomate picado
1/2 taza de cebolla picada
1/4 de taza de albahaca
Sal y pimienta al gusto
4 huevos completos

Calienta el sarten con un poqutito de aceite de oliva, echa el calabacin y la cebolla, revolviendo por un minuto. Tápalo  y baja la temperatura. Ve cocinandolo hasta que el calabacin este suavecito pero concistente, como unos 3 o 5 minutos. Echa los tomates, la albahaca, sal y pimienta. Cocina hasta que el agua que salga de los vegetales se haya evaporado. En otro bowl, bate los huevos con un poco de sal hasta que se mezcle bien. Echale los vegetales y mezclalo todo. Calienta una sartén y ponle un poquito de aceite y echas la mezcla. Cocina por ambos lados hasta que la tortilla esté doradita.
Acompáñano con dos rebanadas de pan integral tostaditas.
Esta "fritatta" da para dos personas así que ¡disfruten!




jueves, 29 de septiembre de 2011

Como planear tu menu


Armar tu comida no tiene que ser un sufrimiento, todo se trata de hacer las elecciones correctas. Pero justamente esa parte de las "elecciones correctas" pueden ser las que te confuden. Si este es tu caso, toma estos aspectos a consideración cuando quieras hacer un plan balanceado:
Busca variedad en lo básico: Granos completos, colores en las frutas y vegetales y proteínas  magras (¡no olvides las grasas saludables!)
Las porciones son importantes: Lee la tabla nutricional de los alimentos, y ojo con eso. Si lees 100 calorías por porción, asegúrate que el producto que te vayas a comer no tenga 5 porciones, y más aún, no te las comas todas. Para lo demás, recuerda la división en tres de tu plato: en una mitad los vegetales, la otra mitad dívidela en dos. En cada cuarto debe ir tu proteína y tus carbohidratos. Fíjate que esta porción se asemeje al tamaño de la palma de tu mano (¡sin los dedos!)
Haz el balance entre calorías: Cuando te salgas de tu régimen, balancea la cosa. Si te quieres comer una pizza en el almuerzo, cena una ensalada. No tienes que hacer un día completo de festival de calorías.
Centra tu comida en las frutas y vegetales: Son fuente de vitaminas, nutrientes y hasta te ayudan a luchar con las enfermedades. Esto tiene que ser parte fundamental de tus comidas.
Toma esas guías cuando armes tu menu para ti y para tu familia. Nada de fórmulas complicadas. Vete por lo sencillo que resulta ser lo más sano.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Busca apoyo

En este camino de ponerse en forma, más de una persona se siente como perdido. No porque no tengan el ánimo, o las ganas, sino por falta de apoyo. En esta vida tan complicada que tenemos, esa parte es dura, y la mayoría de las personas no saben dónde buscar el apoyo. Por eso tienes que aprovecharte de las oportunidades que tienes a la mano para lanzarte a esta aventura. 

En este artículo de sheknows.com te dan unas ideas de cómo buscar apoyo cuando sientes que quieres botar todo por la borda.

Foros: En Internet puedes encontrar más de un foro donde la gente, como tu, comparte ideas, miedos y comentarios. Puedes preguntar, pelear, llorar y reirte. Muchas veces las dudas que tienen otras personas, son las mismas que tienes tú, o tu experiencia le puede servir a otra persona. Es solo cuestión de meterte online.
Busca alquien con tus mismas metas: Si necesitas apoyo, no debes buscarlo en los lugares equivocados. Tu mejor amiga o amigo que no le interesa perder peso, o que anda en otra nota, no es la persona que te va acompañar en el camino. No es que los tienes que sacar de tu facebook, pero no son las personas que quieres buscar para pararte a las 6 de la mañana el sábado e ir al Ávila. Busca a ese amigo que también quiere ponerse en forma, seguramente vas a encontrar uno. Si no se pueden ver todos los días, utilicen los medios que tengan a la mano para darse ánimo. Un mensajito por el BB, una llamada, lo que sea. Sean cómplices y dense la mano.
Apoyo de los expertos: Puedes tener toda la información pero quizas no sabes como ponerla en práctica. Escoge cuál es el camino a tomar: un nutricionista, un entrenador personal, o hasta el consejo de tu médico de cabecera. Alguién que te de una guía y que ponga orden al barullo de información que tienes en la cabeza. Así te será más fácil alcanzar tus metas.

Luego, ¡combínalo todo! Usa todas las cosas que tengas a la mano para que puedas meterte en el carril. Es el momento y sólo tú tienes el poder de decidir como y cuándo hacerlo.


martes, 27 de septiembre de 2011

Come sano con tus chamos!

Yo todavía no tengo chamos, tengo un esposo adolescente y un gato echao, y con eso basta por ahora. Pero no porque no baje a La Guaira no es que no sepa que quede lejos. Es decir, se que es un rollo. Es una experiencia súper gratificante, un camino lleno de cosas divertidas, sorpresas y también momentos tensos. Pero por sobretodo, alegrías. Lo se, lo he visto de cerca y felicito a todas mis amigas que han dejado atrás sus egoísmos para convertirse en lo que es el trabajo más difícil y sobrevaluado del mundo: ser madre.
En esa súper aventura de ser mamá, esposa, profesional, hija, amiga, hermana etc, hay un factor que muchas veces se descuida en los hogares que es el de la alimentación. No es que se desnutran a los chamos, pero al igual que agarramos lo primero que se nos ocurra para comer nosotros, a los pequeños también optamos por darles algo, que si bien son tentempiés, pueden ser opciones que no son las mejores. Con la falta de tiempo y de ganas de pelear en cero, es mejor darles algo que sabemos que van a comer, a sentarnos con ellos horas a que se terminen la sopa o ensalada.
En beachbody.com sacaron una pequeña lista con las comidas que deberíamos sacar de nuestra nevera no sólo por nosotros, sino también por los peques. Ojo, claro que pueden disfrutar de algunas de ellas de vez en cuando, pero tratar que ese de vez en cuando, sea lo mas espaciado posible.
Nuggets de pollo: Aunque uno piense que "al menos esta comiendo pollo"  esta opción no es la mejor del salón. Normalmente son como un conglomerado de sustancias con una esencia de pollo, donde se incluye desde la piel del pollo, altos niveles de sodio y todos los aceites saturados que se puedan imaginar. Hacerlos al horno no arregla las cosas.
La opción mas saludable es hacerle tiritas de pechuga de pollo deshuesada a la plancha. Con el aderezo correcto (un poco de sal, ajo, pimienta y ralladura de limón), estos palitos de pollo son sabrosísimos y sanos.
Cereales azucarados: Hasta a los viejos nos encantan, ¡y para los chamos es como droga! Solo acérquense a la tabla nutricional para que vean que la mayoría tienen hasta el doble de azúcar que los cereales dirigidos a los adultos. Y la verdad es que ningún ser necesita esa cantidad de azúcar. Si le van a dar un dulce, es mejor que se lo den como merienda, en serio.
Una opción es darles avena, la pueden preparar con frutas, cacao en polvo, miel, etc. Es sólo cuestión de acostumbrarse.
Perros calientes: Si, son sabrosísimos, pero Dios que son malos. Es grasa apilada, llena de sodio y aditivos, nitratos y nitritos, etc etc etc y no hemos llegado a la parte de los aceites hidrogenados. De verdad no vale la pena. Por más nazi que parezca, esto no debe estar en sus neveras, déjenlos sólo para cuando vayan a un cumpleaños y listo.
Jugos y refrescos: Otra droga psicotrópica pa los chamos. Tienen azúcar como para darle un coma a un diabético y de igual forma los tenemos en las casas. Porque son sabrosos, porque están a la mano. La verdad es que por sabroso que sea, un jugo nunca reemplaza a un jugo natural. A ese último ¡no hay quien lo tumbe! Los chamos se acostumbraran facilísimo al sabor de las frutas (sin azúcar añadida) y se lo disfrutaran tambien
Tosticos, pepitos, etc: Este es el tope de las drogas. ¿No han ido a una piñata y visto como esos chamos andan como en trance de tanta azúcar de tostico y  refresco? Hasta enratonados se levantan al día siguiente. Ojo, no digo que no se los coman, pero estas comidas tienen que estar dirigidas sólo a esas celebraciones especiales y no tenerlas en la despensa de la casa
Hasta con los chamos todo es cuestión de costumbre. Lo que no le das a en la casa, simplemente no se lo comerán. ¡Recuerda que por eso eres su mamá!



lunes, 26 de septiembre de 2011

Obesidad y IMC

Ayer vi un programa ultra heavy metal sobre obesidad en Latinoamérica. Como me dijo mi amigo Juancho, de ahí tengo material como para hablar un mes. Fue duro, sorprendente y lo deja a uno con una sensación de impotencia muy dura. Los casos no eran de gorditos “no me cabe el pantalón después de vacaciones” ni nada de eso. Era gente, que iban desde un niñito chiquito de 7 años si no me equivoco que pesaba 40 y pico de kilos, hasta la persona más gorda del mundo que llegó a pesar 600 Kg.

La impotencia viene cuando en todos estos casos, además de tener enfermedades o predisposiciones a la acomulación de grasa, se dieron porque la alimentación que llevaban era mala. Así de simple. No hubo ni uno que no dijera que comía comida rápida o tomara refrescos casi a diario. Esa obesidad mórbida tenía un culpable y era la misma persona. Menos en el caso del pobre niño, porque ese bebe no va al mercado ni decide que comer. La culpa la tiene la madre y no hay tu tía María.

Con eso en mente, me quede pensando sobre lo que significa la obesidad. No los males que acarrea (por supuesto que todos los entrevistados tenían otras enfermedades derivadas de su gordura) si no a lo que refiere el término. El decir OBESO es casi un insulto para muchas personas, lo relacionan con algo negativo, denigrante y claro, cuando es hacia fuera, es más fácil hablar de falta de voluntad. Obesidad es la “enfermedad crónica de origen multifactorial que se caracteriza por acumulación excesiva de grasa o hipertrofia  general del tejido adiposo  en el cuerpo * y lo duro del asunto es que hay más obesos reales que gente con simple “sobre peso”. Hay gente enferma y punto. Y lo primero que se debe hacer para atacar una enfermedad, es reconocerla.

Una manera en la que se puede identificar la obesidad es con el índice de masa corporal. Este número se saca dividiendo el peso del sujjeto por el cuadrado de su altura en metros y se expresa en kg / m². Es un cálculo rápido porque el IMC no toma en cuenta tu masa magra (músculos) ni hace diferencia entre los tejidos y órganos, pero es un buen indicador sobre cómo esta nuestro estado de salud.

La Organización Mundial de la Salud) establece una de estos valores:
-IMC menos de 18,5 es por debajo del peso normal.
-IMC de 18,5-24,9 es peso normal.
-IMC de 25,0-29,9 es sobrepeso.
-IMC de 30,0-34,9 es obesidad clase I.
-IMC de 35,0-39,9 es obesidad clase II.
-IMC de 40,0 o mayor es obesidad clase III, severa (o mórbida).
-IMC de 35,0 o mayor en la presencia de al menos una u otra morbilidad significativa es también clasificada por algunas personas como obesidad mórbida.8 9 1

Si te interesa saber tu IMC puedes hacerlo dándole click aquí. Si tu número te califca como Obeso, no eres menos que nadie, no eres una persona que va a a salir en un especial de  NatGeo, no debes bajar la cabeza. Es una señal para que tomes cartas en el asunto. Si este es tu caso, no lo dejes pasar y actua ¡ya!





viernes, 23 de septiembre de 2011

Viernes de aroma: Pasta verde con atún

Para que se vuelvan locos pues, aqui les va una receta de pasta como para chuparse los dedos. Si, pasta.
La pueden hacer con pasta verde o con la pasta integral.

4 onzas de linguini de espinaca (si, el verdecito)
2 latas chiquitas de atun en agua
2 dientes de ajo cortaditos en pedacitos
2/3  de caraotas blancas o rojas
1 cebolla pequeña pucada en pedacitos
1/2 taza de prerjil picado en pedacitos
Dos cucharadas de jugo de limón
Una cucharada de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto

Cocina la pasta y pásale un poco de agua fría para enfriarla un poquitín. Saca el atún de las latas y ponlo en un bowl, echale el aceite, el jugo de limón, ajo, sal, pimienta y mézclalo todo. Luego agrega la pasta, las caraotitas, la cebolla picadita y el perejil. Revuelve todo y sientate a disfrutar esta ensaladota súper saludable. Esta es una receta para dos personas, así que ¡disfruten!





jueves, 22 de septiembre de 2011

¿Dulce veneno?

No vamos a decir que es completamente diabólica, pero definitivamente no es buena. Sobretodo porque ahora la usan en cantidades industriales en todas las comidas procesadas, y algunas veces con nombres tan raros, que ni cuenta te das que hablan de ella. La azúcar pasó de ser la palabra favorita de Celia Cruz a un tema de cuidado.
Y para ponerle más "sal" a la cosa aquí te doy otras razones para que pongas el ojo pelao al azúcar:
Las bebidas azucaradas pueden aumentar tu riesgo de diabetes: Refrescos, juguitos, agüitas de colores y hasta yogures líquidos. Estos inofensivos brebajes pueden aumentar tu riesgo de diabetes dos. Esto, porque las bebidas azucaradas hacen que aumentemos de peso, que es un factor de riesgo para la diabetes. Si res un refresco adicto, es hora de unirte a un grupo de apoyo y darle la bienvenida al agua.
Una dieta alta en azúcar puede dañar tu corazón: No sólo los despechos y la grasa pueden dañar tu bomba vital. En un estudio del Journal of the American Medical Association se dijo que la gente que consumió más de 17.5 % de sus calorías de azúcares añadidas tienen de un 20 a un 30 % más de posibilidades de tener altos niveles de triglicéridos. El exceso de calorías, se vuelve grasa. Agarra pues.
El azúcar puede aumentar tus posibilidades de tener depresión: Si bien el azúcar puede darte como un correntazo momentáneo, también desata en tu cuerpo la producción de la hormona serotonina, que es fina, te da alegría pero la sobrecarga con azúcar te puede dar justo el efecto contrario. Al parecer, la resistencia a la insulina puede forzar el realce de hormonas como el cortisol. Además el British Journal of Psychiatry publicó que pacientes que habían sido diagnosticados con esquizofrenia y comían una dieta alta en azúcares, tenían más posibilidades de ser hospitalizados en un período de dos años.
El azúcar puede aumentar tu riesgo de cáncer: Han salido numerosos estudios que hablan de la relación del cáncer y el azúcar. El dulce, según lo que dicen investigaciones, el alimento de células cancerígenas. Uno de los estudios más culilluos, hecho por la Universidad de Búfalo, realizado en 60000 personas en un periodo de 14 años, mostró que las personas que tomaran dos o más bebidas azucaradas a la semana tenían un riesgo del 87 % de desarrollar cáncer pancreático. ¡Culillo!
Y como todo, la conclusión de estos cuentos de terror es que hay que manejar el sentido común y el balance. Si bien no vamos a eliminar completamente el azúcar de nuestra dieta (las frutas tienen azúcar, por ejemplo), si podemos bajar el consumo de los productos con azúcar agregado. Seguro seguro, te salva de unos kilitos de más. Y si puede hacer más por tu salud, ¡es como perfecto!

Con info tomada de http://fitbie.msn.com/


lunes, 19 de septiembre de 2011

Aleluya!

El fin de semana me reuní con mi grupo de amigos de la uni, somos uno bojote de gallos que nos amamos desde hace años, medio serie de TV pero sin estar pegados a la cadera 24/7. Siempre buscamos un tiempito para reunirnos, echarnos cuentos, palos y pasapalos (claro que si) y gozamos un puyero.
Una pareja del grupo que se están entrenando conmigo estaban relucientes, no sólo por los kilos que habían perdido, sino que además habían llegado de la playa y erean sin duda los más “brillantes” del grupo (todos los demás de verdad que estamos amarillos)
En una parte de la conversa, mi amigo empezó a contar sobre lo que significaba para el su “reto”, no era sólo el perder peso para verse bien, era el perder peso para sentirse bien: mejorar su salud, tener más ánimo, moverse mejor, y sentirse más feliz.
Por supuesto que no faltaron las bromas porque estaba “evangelizado” y le faltaba gritar “aleluya” al final de cada oración. Pero la verdad es que lo que contaba era real. No porque estuvieran entrenándose conmigo, sino porque realmente se sentía en sus cuentos que estaba convencido que este cambio no era algo momentáneo, es un estilo de vida, una inversión para su futruo y su bienestar.
Cuando uno acepta que el comer saludable, hacer ejercicio son partes fundamentales de tu vida como cepillarte los dientes, tu vida cambia. En serio. Y no es que estemos en una reunión comiendo célery y tomando agua. Disfrutamos todo, los tosticos, las birras, como el saber que al día siguiente puedes comer avena y pollito súper sabroso y sentirte finísimo contigo mismo. Llevar el equilibrio y gozar de todas las cosas. Con un cuerpo sano, tienes todo el futuro por delante.
Este post se los dedico a ellos dos: Adri y El Negro. Gracias por confiar en mi y súper felicidades por todo lo que han logrado. Eso lo hicieron ustedes solitos, ustedes se prepararon, sudaron, cocinaron, se fajaron , y nadie les quita lo bailado...

Foto tomada de: http://www.ecowatchohio.org/the-role-of-happiness-in-sustainability/

viernes, 16 de septiembre de 2011

Viernes de aroma: Muffins de avena y almendras.

Llevaba tiempo sin darles una receta dulcita, así que disfruten esta.

Ingredientes:
2 tazas de avenas en hojuelas
2 manzanas rojas picadas en pedacitos
2 scoops de polvo de proteína de vainilla
4 huevos enteros
1/2 taza de avellanas picaditas o fileteadas
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de extracto de vainilla
Edulcorante al gusto

Calienta el horno a 350 grados. Busca un envase para hacer muffins. Para que no se pegue, pon un poquitito de aceite de oliva con una servilleta (echas el aceite en la servilleta y eso lo frotas en cada espacio, o de mantequilla derretida (mantequilla, NO margarina) en cada espacio. También puedes usar los envases de plástico que no necesitan aceite ni mantequilla ni nada (mucho mejor)
Mezcla bien todos los ingredientes. Llena tu "bandeja hacedora de muffins" y mete en el horno. Ponte pila que pasen unos 10 o 12 minutos porque se pueden poner muy secos y pierden la diversión. Deja enfriar y disfruta este postecito.
Esta receta  te puede dar para unos 12 muffins, así que comparte.
¡Feliz fin de semana!

Foto y receta tomada de http://www.shape.com/healthy-eating/meal-ideas/9-quick-and-healthy-breakfasts-eat-go

jueves, 15 de septiembre de 2011

No te vuelvas loco con la "dieta"

Ya la palabra dieta es maluca, y creo que por eso es que a muchos ni les funciona. Si además hacemos de esta una tortura china, mala como el Diablo, estamos fuñios. Y muchas veces por querer "apurar" el proceso en vez de triunfar en nuestro cometido, lo que hacemos es jugarnos en contra. Lee aquí estas tres cosas que NO debes hacer si estas en "Dieta".
Restringir tus calorías al límite: Suena como lógico, menos comemos, más adelgazamos. Pero nuestro cuerpo no es tan sencillito como eso. Cuando pasas tiempo sin comer, el piensa que andas pasando tremenda hambruna. Y lo que hace es guardar la grasita "para más tarde". Resultado: metabolismo lento y poca pérdida de peso. La idea obviamente es que restrinjas tu ingesta, pero de una manera controlada y no a lo loco.
Restricciones de más de una semana: Como dije en el punto anterior, por supuesto que tu consumo tiene que ser más bajo de lo normal, no es que puedes comer como si estuvieras en un capítulo de "Man vs Food". Pero si no alborotas las cosas, tu cuerpo rápidamente se acostumbra a eso. Por eso es que es tan fino e importante el "día libre". Le da al cuerpo la oportunidad de reaccionar frente a comidas un poco más calóricas, pone a trabajar ese horno quema-grasa, y reacciona mejor una vez que vuelves a tu "rutina" normal.
Eliminar completamente tus comidas favoritas: Si tu idea de día libre es comer un poco más de brócoli, porque estas a dieta, pero estas esperando el fin de ese régimen como chamo esperando la navidad, andas por el camino del mal. Come tu pizza, come tus hamburguesas, tu queso (Si, el grasoso pues), claro, en tu día libre, en tu semana. No pases cuatro meses sin comer tus cosas favoritas porque cuando lo hagas, vas comer como si no hubiese un mañana y fácilmente vas a llenarte de esos kilitos que tanto trabajo te costo perder. 
Todo es una cuestión de balance cuando estas perdiendo peso. Balance y mucha fuerza de voluntad. No hay logros que se alcanzan sin esfuerzo (hasta para ganarse la lotería hay que comprarla primero ¿no?). Haz tu trabajo y disfruta el camino.



miércoles, 14 de septiembre de 2011

Errores de ejercicio que no debes cometer II

Seguimos con los errores  de Fitnessmagazine que no nos dejan avanzar en el gimnasio, y por más que sudemos, nuestros rollitos siguen pegados y renuentes a desaparecer:

Haces 1500 abdominales: Esto es casi una leyenda urbana, pero ese cuento de hacer 1000 abdominales todos los días para "rayarte" no es más que eso, un cuento. El músculo abdominal debes descansarlo, y a el le damos ruleta todos los días (Al sentarnos, pararnos, etc) Hacer 90mil abdominales no te llevará a otro lugar que al sobreentrenamiento

Siempre corres al mismo paso: Claro que es más fácil. No te matas, sudas un montón y puedes llegar a tu punto de partida sin que nadie llame a Rescarven. Pero como hemos hablado en otros post, tu “quemador de grasa interno” también funciona igual. Es como si lo pusieras en piloto automático. Si de verdad quieres añadir un poco de picante a esa ecuación, debes variar el ritmo de tu cardio, intercalando velocidades para optimizar la quema de grasas.

El yoga es tu ejercicio principal: Por supuesto que después de una sesión de Yoga te duele hasta el pensamiento. Y la verdad es que es maravillosa para tonificar tu cuerpo. Pero necesitarías hasta 90 minutos de yoga para quemar 200 calorías. Lo ideal es que incluyas esta exigente rutina en tu entrenamiento para ganar flexibilidad, pero que no la tomes como un ejercicio “quema grasa”.

Levantas pesas, siempre igual: Haces tus rutinas y cada vez te sientes más fuerte. Finísimo. Pero si ya te sabes que es lo que debes hacer todos los días como si fuese tu canción favorita, es hora de cambiar. Una buena rutina debe cambiarse cada tres o cuatro semanas para que veas cambios. Si ya las pesas de 4 kilos las puedes cargar más fácil que tu cartera, eso es un buen indicador que debes pasar al peso siguiente.

Tu rutina de ejercicio es la única actividad que haces: Como dije en el post del lunes, finísimo si hacemos ejercicio, pero no es tan bueno si eso es lo “único” que nos hace mover durante el día. Busquen las maneras de poner su cuerpo a trabajar, subiendo escaleras, caminando más. Cualquier cosita que hagas, por pequeña que te parezca, puede hacer un gran cambio en tu vida.



martes, 13 de septiembre de 2011

Errores de ejercicio que no debes cometer I

Quizás estas ultra fajado en tu rutina de ejercicios, haz aumentado tu resistencia,  te empiezas a sentir más fuerte, pero aún así  no ves los resultados correctos. Eso puede ser porque a pesar que te fajes haciendo todo "bien" puedes estar cayendo en estos errores de fitness de los cuales casi todos caemos en algún momento o otro. Toma papel y lápiz y presta atención a estos errores de ejercicios que nos señalan en Fitnessmagazine y que no debes cometer:
Te quedas pegado en el cardio para perder peso: Largas sesiones de cardio pueden poner tu corazón como el de muchachito de 12 años, pero no hará que pierdas toda la grasa. Un buen programa de pérdida de peso debe estar compuesto por sesiones de cardio bien diseñadas (nada de competencias de resistencia de 3 horas) y entrenamiento de resistencia bien diseñado.
Apuras tus repeticiones: Ok, estas levantando pesas. Pero el ejercicio, para que sirva, tienes que hacerlo completo. Eso de hacer las repeticiones "rapidito" para aprovechar el tiempo, no te va a llevar a ningún lado ni hará que tus músculos se formen correctamente. Tomate tu tiempo y siente cada movimiento del ejercicio.
No sueltas esa bicicleta: Puedes estar haciendo HIIT y sudando como cochino chiquito cada vez que te montas en tu bicicleta, orbitrek, caminadora o sales a trotar. Si no varias de vez en cuando el ejercicio cardio que estás haciendo, no vas a ver cambios. El cuerpo se adapta, y que sudes, no es el reflejo de que estés perdiendo grasa.
No calientas: Saltas de una a darte con todo trotando, corriendo, levantando pesas, lo que sea. Privas a tu cuerpo de una buena sesión de calentamiento que hace que te prepares para la sesión que te viene encima. Es como prender el carro y meterle de una la cuarta a 120 Km. Necesitas calentar, estirar, y empezar a sudar. En ese orden..

Mañana les doy otros errorcitos que deben alejar para sacar el mayor provecho de tu rutina de ejercicios!


lunes, 12 de septiembre de 2011

Muévete hasta en el trabajo


Yo me paro tempranito, hago ejercicio, me baño, desayuno como si no hubiese un mañana, y me pongo a trabajar. Me considero una persona relativamente activa porque el ejercicio es parte de mi vida, pero la verdad es que no ando en mono y zapatos de goma (bueno, eso sí) todo el día, con una pesa en una mano y un cronometro guindado al cuello. Una gran parte de mi vida me la paso con el trasero pegado al asiento y las manos sobre el teclado de la computadora.
Esto me causa un poco de molestia. Me gustaría ser un poco más activa en realidad. No es que no me paro nunca (es decir, claro que voy al baño) pero si uno saca la cuenta de las horas en que estas sentado vs. las horas en que mueves todo tu cuerpo, la primera gana.
Al parecer, a la súper dura de Jill Michaels también le preocupaba eso. Y en un artículo escribió algunas técnicas para meter un poco de movimiento a tu apretado pero quieto día de trabajo. Eso sí, tienes que dejar la pena, porque seguro que más de un compañero te va a mirar con ojos de gallina que mira sal. Pero tienes que pensar si te preocupa más lo que los demás dicen, o como quieres sentirte.
-Si tienes un receso de almuerzo largo, no comas y te sientes frente al computador inmediatamente. Párate y da una vuelta de caminata rápida. Mientras tus compañeros estén tomándose el café post comida, tú puedes estar moviendo el trasero.
-Si tu break es de esos eternos de dos horas, investiga si hay un gimnasio cerca e inscríbete. No pierdas tiempo.
-Si hay escaleras cerca, súbelas y bájalas al menos cuatro veces. No uses el ascensor para subir a tu oficina ni para salir de ella.
-Estaciónate lo más lejos que puedas de tu lugar de trabajo. Así empezaras el día caminado un poco.
-Párate y has 30 elevaciones de pantorrilla cada cierto tiempo. También los puedes hacer sentado en tu silla.
-Trata de hacer estiramientos a mitad de la mañana y mitad de la tarde. Esto hará maravillas para tu espalda.
-Has 10 push ups o planchas en el borde de tu escritorio (cuidado y no vayas a tumbar nada, eso si)
-Párate, busca agua, ve al baño y vuelva  a sentarte, evita pasarte horas seguidas sin moverte nada.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Viernes de aromas: Tortillas rancheras

Un desayuno al estilo mexicano, sin el traje de charro ni la tequila, eso sí.

Una cucharadita de aceite de oliva
Una taza de cebolla picadita
Dos dientes de ajo machacados
Un pimentón verde picado
Tres tomates picaditos tomates
2 cucharadas de vinagre de vino
Una lata de caraotas rojas escurridas
½ cucharadita de comino
4 huevos grandes
Cuatro tortillas integrales
Sal y pimienta al gusto

En una sartén echas el aceite y lo restriegas. Empiezas a echar la cebollita, el pimentón y el ajo. Lo cocinas como por 5 minutos y agregas el tomate, las caraotas, el vinagre, comino, sal y pimienta al gusto. Vas revolviendo y lo dejas cocinar por otros 5 a 6 minutos
En otra sarten, echas los huevos y los revuelves, para que te queden como “huevos revueltos”.
Vas calentando tus tortillitas y cuando estén listas, le echas la mezcla de vegetales con las caraotas y arriba le pones los huevos revueltos.

Si te gusta, échale un poquito de picante para que sientas el power!
A comer hijole!

Obviamente, esta es una receta para cuatro tortillas rancheras. Saben divino, pero no te pases.

¡Feliz fin de semana!




miércoles, 7 de septiembre de 2011

Más cuentos sobre "la solución rápida"

Un gentío quiere la salida rápida para perder los kilos de más. Y digo un gentío porque soy malísima con los porcentajes y si digo Todo el mundo, por ahí me va a salir alguien con el cuento de "yo no". Sean pepas, tes, dietas raras, lo que venga, "un gentío" busca el caminito fácil, con pajaritos de Disney cantando a los lados, y se hace la vista gorda cuando piensa que toda meta requiere esfuerzo. TODA.
En ese orden de ideas, ayer me leí un post en el blog de Josh Bezoni (http://7daybellyblastdiet.com) sobre los scams de dietas más populares, que por supuesto quiero compartir con ustedes. Para que a ese "gentío" que quiere agarrar atajos, no los agarren como pendejos:
Cinturones y aparatos quema grasa: Todos los han visto en las cuñas As you see on TV. O son aparatos "de ultima tecnología" que mandan electricidad a tus zonas problemas para que pierdas grasa sin mover un dedo, o maquinas de masajes ultrasónicos que puedes utilizar en "la comodidad de tu sofá". Mi teoría es, si fuese así de fácil, ¿para que existiesen los gimnasios? Podrían haber salones finísimos con un bojote de abtronics donde la gente vaya, se siente, hable tonterías mientras esa máquina se pone a hacer el trabajo que tu deberías estar haciendo ¿no? Yo vi una cuña cuya premisa era “si no vas a dejar de comer lo que te gusta (Foto de una chica bella comiéndose una pizza) no te mientas mas, ¡utiliza el aparato-super-quemador-de-grasa-sin esfuerzo”. Y no me vengan con las fotos del antes y después. En las fotos de este blog se les ve la cara a gente, así que ese trabajo les aseguro que no es un scam o foto montaje.
Dietas mágicas "yo perdí un kilero con esa dieta": Finísimo, si te quitas todos los carbohidratos vas a perder peso. O si haces la dieta del melón en ayunas a las 8 de la noche. Pero ¿qué pasa cuando vuelves a la vida normal? Y con normal quiero decir algo tan básico como comerse un plato de avena? Te comiste todos los "puntos" que te tocaban por cuatro años? Además, esas dietas súper restrictivas, que como no, funcionan, de una manera nada sana pero funcionan, siempre te las cuenta una persona hablando en pasado. Es decir, alguien que ahora esta gordo y "perdió" peso hace tiempo con ese régimen. Para mi es tremendo red flag si una dieta es simplemente poner tu cuerpo al extremo y que engordes solamente al oler el pan que sale de una panadería. Cero uno.
Demasiado bueno para ser verdad: Esta es fácil. Si es demasiado bueno para ser verdad, seguramente es una mentira. Punto. No hay ni pepa milagrosa y súper sana que te quite los kilos demás, zapatos que te pongan el trasero como una piedra "sin que hagas esfuerzo alguno", o Té mágico con el que puedes seguir "comiendo todo lo que te gusta y perder peso". Sean realistas, si suena a cuento de camino, seguramente lo es.
La dieta de "Este artista" o médicos de carretera: Vamos a estar claros, muchos de los actores y actrices de Hollywood y demás pasan su trabajo parejo pa ponerse bellos. Por eso les pagan. Tienen entrenadores, cocineros, etc, pero igual sudan para estar esbeltos. Esas pepas o sistemas que dicen ser "la que utilizó fulanita para tal película" son más sospechosas que chino con afro. Y las que vienen de mano del Dr Cualquiercosa, graduado en la universidad de Quiensabedonde, peor. Agujas mágicas, anillos controladores de ansiedad, y gotas que te limpian la grasa cuando haces pipi, simplemente no existen.
Lo que si existe es comer bien y hacer ejercicio. Pregunten por ahí, esa fórmula lleva años rodando, y al parecer FUNCIONA.



martes, 6 de septiembre de 2011

Aléjate del Todo o Nada

Ayer me leí un artículo de la revista Prevention sobre como ese aproach "todo o nada" en vez de acércanos a nuestras metas, nos alejan de ellas. Ser un perfeccionista nos puede llevar a más frustraciones que alegrías, porque cuando las cosas dejan de funcionar como teníamos en nuestro "plan mental" nos dan ganas de mandar todo al carrizo en vez de darle la vuelta y ver que podemos hacer distinto.
Para ellos, estos son los mayores errores de las dietas y como son más buenos que el pan (integral) nos dan una manito sobre cómo solucionarlos:
No empieces los lunes: Según los estudios que citan en el artículo, el 31 % de las personas que dijeron que empezaban el lunes, ya había dejado todos sus esfuerzos para la noche del martes. La mayoría de las personas se toman como "la última cena" el fin de semana y si la dieta que siguen cambia radicalmente la manera en que comen normalmente, te van a dar mas antojos horribles de esas comidas que te quitaste (hace horas) La solución es ver ese plan como elecciones inteligentes cada vez que vas a comer, y no como un todo completo con D mayúscula. En el desayuno has tu elección inteligente, deja el cafecito de la mañana  en la oficina y cómete una fruta. Ponle mostaza en vez de mayonesa a ese sánduche. Una comida a la vez.
No digas comida mala: Esa comida que no debes comértela, si además le pones el adjetivo de mala, tiene la atracción en tu mente que puede tener el chamo malo del colegio para una quinceañera: lo quieres para ti. Por eso es tan importante comerte las cosas "que no debes" de vez en cuando, y por supuesto, no a diario. Porque si las comes todos los días, es como si no siguieras ningún régimen no? Piensa en la comida de tu plan como sabrosísima y en tus escapadas simplemente como eso: una escapadita, un gustito, no te obsesiones.
No pases hambre: No hay manera de poner esto que resalte más pero a estas alturas la verdad es que mucha gente sigue pensando que pasar hambre es la manera de perder los kilos, No wonder porque a penas pueden se comen la nevera completa y cuando tu cuerpo asimila todo como si no hubiese un mañana, empieza la lloradera. No hay manera de perder peso si tu metabolismo no está trabajando, mantén eso en tu mente.
Olvídate del pasado: Si has probado 20 mil dietas de revista de consultorio medico, y no han funcionado, claro que te puede dar un poco de rabia pensar en empezar uno nuevo, además que tienes esa sensación de "esto no va a funcionar". Olvídate de esos pensamientos malucos y embárcate a este régimen con el ánimo de quien empieza una nueva aventura. Si funciona, si tú pones de tu parte. Y un plan bien diseñado, rico en comidas, con ejercicio y mucho ánimo, simplemente ¡no pela!



lunes, 5 de septiembre de 2011

Pepe Grillo Maluco

Ya hemos hablado de que nuestros pensamientos nos pueden ayudar o poner en pausa los planes que tenemos para la perdida de peso. Ese Pepe Grillo Maluco que en vez de actuar como nuestra conciencia divertida, buena nota y decirnos "no te lo comas" cuando queremos comernos ese dulce grasoso, nos dice "échale, total, ya estas gordo".
En Caloriecount.com escribieron algunos de los pensamientos que ese Pepe Grillo Maluco nos mete en la cabeza  y como cambiarlo a un pensamiento más positivo
Creo que nunca voy a perder peso: La inseguridad nos ataca y pensamos que simplemente no vamos a perder peso, muchas veces antes de intentarlo. Nos paralizamos y mandamos todo pal carrizo
Solución: Respira profundo y piensa "no te voy a dar poder, voy a perder peso y me voy a comprometer en esto. Voy a triunfar". Quizás te suena a demasiado a cuanto de nueva era, peor no está demás probarlo.
Siempre que pierdo peso, vuelvo a engordar, no hay razón para seguir intentándolo: Este es el típico pensamiento que nos viene a la mente después de hacer dietas ultra restrictivas que solamente logran que queramos volver a nuestros viejos hábitos, y cuando lo hacemos, volvemos a sentir esos rollitos en la cintura.
Solución: Busca cambiar tu manera de pensar además de tu dieta, piensa que esta vez si estas logreando algo definitivo y no una solución momentánea. Por ello es importante que lo que comas sea rico, lleno de nutrientes y atractivo a tu paladar
Lo he hecho todo y no puedo perder peso: Muchas veces decimos que no podemos hacerlo cuando en realidad no queremos hacerlo. No queremos pensar en compromisos a largo plazo, queremos una solución rápida y no dolorosa.
Solución: Busca un plan que se acomode a tu estilo de vida y comprométete de verdad con el.  Piensa en las veces que has logrado algunas cosas en tu vida, como tus estudios o alguna meta en el trabajo. Llevo compromiso y tiempo ¿verdad? Aplica el mismo ánimo para poder conseguir esta meta también.
Odio mi cuerpo: Empezar una idea con una palabra tan negativa como odio no puede traer más nada que algo negativo. Esto nos baja la autoestima y no nos deja avanzar a ningún lado
Solución: Piensa de manera distinta; cambia odio por no me gusta, y eso es más fácil de arreglar a la larga, como digamos un mal corte de pelo, al final el pelo crece otra vez y tiene solución. Estar descontento con tu peso tiene solución, es un trabajo largo pero puedes lograrlo, siempre pensando por encima de todo que te quieres y que eres una persona única y especial.
Foto tomada de http://www.kaleidoscopegifts.co.uk/disney-showcase-collection-jiminy-cricket-figurine.ir?cName=disney-showcase-collection


viernes, 2 de septiembre de 2011

Viernes de aroma: Salmón con salsa de mango

Una receta para cuatro personas sabrosísima y como perfecta para el verano!

2/3 de taza de mango picado
1/4 de taza de pimentón rojo picado
1/4 de taza de pimentón verde picado
1/4 de taza cebolla (si es la morada mejor)
1 cucharada de cilantro picado
1 cucharada de jugo de limón
1 cucharada de vinagre balsámico
Sal
Pimienta
1 cucharada de aceite de oliva
Edulcorante o una cucharada de miel
4 filetes de salmón

Combina el mango, los pimentones, el cilantro, la cebolla, sal, pimienta. Le echas el edulcorante o la miel, el aceite y el limón y revuelves para que se mezclen todos los juguitos. Dejas reposar por un rato
En un saeten a calor medio, pones a cocinar los pedazos de salmón. Le echas sal y pimienta al gusto.

Cuando este listo, los sirves y le pones encima tu salsa-ensalada de mango, pimentón y demás. Esto efectivamente es más bueno que comer pescado y chuparse los dedos.