viernes, 29 de julio de 2011

Viernes de aroma: Súper batido de frambuesas y espinaca


Hoy les dejo una recetita sencilla, pero sabrosa. Tiene proteínas, grasas buenas y carbohidratos. Además, te ayudará a descongestionar el hígado que es donde empieza todo el proceso de quema de grasas.
Agarra pues.

Ingredientes:
1 scoop de proteína de vainilla
½ taza de agua con ½ de leche descremada
½ taza de frambuesas (De las congeladas mejor porque no le tienes que echar hielo al “brebaje”)
½ taza de espinacas frescas (Si, como Popeye y sin miedo)
1 cucharada de linaza bien molida
1 cucharada de mantequilla de maní
Hielo al gusto

Las instrucciones son más simples que el Carrizo, echa todo eso en la batidora y dale play. La espinaca no le va a dar ningún sabor a ensalada, porque no lleva ni vinagre, ni sal ni pimienta. Pero si te va a llenar de hierro y antioxidantes. Además este vegetal verde es bueno para limpiar las impurezas de tu hígado (¿no te dije pues?) para dejarlo pepa y queme grasas como los grandes.

¡A disfrutar y ponerse fuerte!

jueves, 28 de julio de 2011

Para perder, hay que comer

En la calle hay información sobre dietas y ejercicio como para tirar al techo. Quizás para algunos es un poco confusa, por lo que a mi me gusta resumirla en porciones, grasas buenas, carbohidratos naturales e integrales y proteínas magras. Y una de las cosas más importante es que para lograr una pérdida de peso sostenida en el tiempo, hay que comer.
Hemos escuchado sobre el déficit calórico o que los atracones de comida solo se irán a tus cauchitos. Si bien hay verdad en estas afirmaciones, la realidad es que la mayoría de las personas desestiman cual es su gasto calórico y creen que comer menos es la solución a sus problemas de peso. Es más, hay muchas personas gordas que comen muy poco y aún así no pueden perder peso. Ahí es cuando hay que hacer un cálculo real sobre las calorías consumidas y la calidad de la comida que se consume.
El cuerpo humano esta hecho para acumular grasa. La grasa es la única manera que tenemos de guardar energía, y desde las épocas de las glaciaciones, el ser humano acumulaba grasa para las épocas de hambruna. Es como una herencia que tenemos de nuestros ancestros (hubiese sido mejor que nos dejaran real ¿verdad?) El hecho es que el cuerpo humano esta hecho para guardar energía en forma de grasa para los momentos en que no podemos consumir alimento. Es por eso que esas dietas restrictivas lo que hacen es hacernos llenarnos más grasa en vez de perderla. El cuerpo como medida de protección irá apagando los órganos que gastan más energía (Como los músculos ya que estos están quemando grasa todo el tiempo) y guardará la poca y mala comida que le darás en forma de grasita "no vaya a ser que lo dejes pasando hambre".
Esto es solo la parte de la comida de la ecuación, recuerden que la otra parte está hecha por el ejercicio. E igual, este gasto calórico no puede ser mayor a tu consumo de calorías, ya que tu cuerpo tiene gasto mínimo de calorías por estar vivo pues.
Solución: come bien, varias veces al día (tres comidas, dos meriendas) y haz ejercicio en la manera correcta (ejercicio cardiovascular + resistencia).



miércoles, 27 de julio de 2011

No saques estas delicias de tu dieta

La revista Prevention en su edición online publico siete comidas que la mayoría de las personas que están en la búsqueda de un cuerpo sano y fit habían sacado de su lista. Carbohidratos completos y grasas buenas que muchos se empeñan en decirle No. Esa visión es demasiado “ochentosa-noventosa”. La verdad es que son parte importante de nuestra dieta porque nadie vive a punta de atún y agua (si realmente quieres llegar a tu peso ideal y mantenerlo)
Pan: Es una fuente perfecta de carbohidratos que tu cuerpo necesita para producir serotonina, un neurotransmisor que promueve la sensación de llenura y confort. Por supuesto, las versiones integrales y de grano entero son las que necesitamos. Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre sus versiones con harinas refinadas (un no-no)
Pasta: Su composición cuenta con un porcentaje aproximado de 70 % de agua lo que ayuda a que te mantengas más lleno por más tiempo. Claro, aquí lo importante es, al igual que el pan, escoger las versiones integrales, comer la porción correcta (Como media taza ya cocinada) y acompañarlas con vegetales y alguna proteína magra. El queso parmesano debes alejarlo.
Papas: Es un vegetal con mala fama por que su versión frita es la más popular (y dañina). Pero al hacerla hervida o horneada, sus almidones se hinchan y cristalizan en una forma que se hace resistente a la digestión. Estos almidones resistentes se fermentan en el intestino grueso, creando ácidos grasos que pueden bloquear la habilidad del cuerpo para quemar carbohidratos y tu cuerpo debe quemar la grasa como energía. Otra vez, no te pases de la porción: El tamaño de tu puño va que chuta.
Manequilla de maní: Esta llena de ácidos mono-insaturados que previenen la acumulación de grasa en tu cintura. Las personas que comieron una o dos porciones de nueces o mantequilla de maní a la semana ganaron menos peso que las que no comían estas grasas. Esto también porque las grasas te ayudan a mantenerte más llena. Eso sí, hay que optar por las opciones naturales, sin grasa hidrogenada y sin azuzar.
Queso: Tiene como 100 calorías y 5 gramos de grasa por onza. Lamentablemente, esto sólo se aplica en los países donde venden versiones realmente descremadas y desgrasadas. En Venezuela, olvídense del tango que ni ese que venden que empieza por P y dice ser light es light de verdad. Para los criollos, dos cucharadas de ricota o requesón sin grasa máximo al día. Para los demás, con dos onzas (56 gramos) tienen.
Chocolate: No vayas a asaltar el kiosko aún. Por supuesto que hablamos de la versión negra negra negra como tus pensamientos. Con más de 72% de cacao. Darte este gustito puede evitar que te vuelvas loco comiendo chocolate lleno de grasa cuando lo veas mal parado por ahí. Lo importante es que no lo hagas a diario y con la porción correcta (máximo la mitad de tu dedo)
Fruta: Hay gente que le huye como el diablo y en realidad es el "dulce" de la naturaleza. Comerte una fruta después del almuerzo (por supuesto, mucho ojo con el carbohidrato que te comas en ese plato) o  como una de las meriendas, te ayuda a controlar tus ansias de dulce. Lo importante es no volverte loco, no comer ensaladas de fruta con azúcar y otra vez aunque parezca disco rayado, ojo con las porciones.



martes, 26 de julio de 2011

Dale con todo!

Ayer cuando hable del "cardio lento y largo" decía que era mejor cambiarlo por ejercicios más cortos y efectivos. Y a lo que me refería era el cardio con intervalos (HIIT, del cual ya hablé en un post) y de los ejercicios metabólicos.
Estos no son ninguna fórmula de la Nasa, ni rutinas que necesites grandes equipos para llevarlas a cabo. Los ejercicios metabolicos son una variación de circuitos de entrenamiento diseñados para elevar tu metabolismo para que tu cuerpo queme más grasa no sólo durante el ejercicio, sino cuando ya termines tu rutina. Estas muchas veces es realizada con pesas o con el peso de tu cuerpo. La idea de utilizar pesas, al contrario del entrenamiento de resistencias simple como lo conocemos, es utilizar un peso que si bien te presente cierta resistencia,, te permita realizar los ejercicios con velocidad y en los volúmenes adecuados. Cuando hablamos de circuitos quiere decir una serie de ejercicios intercalados con pausas cortas de descanso o recuperación.
Hay varias características y ventajas del ejercicio metabólico:
Utiliza grandes grupos de músculos: Como las sentadillas o las planchas. Los Bicep Curls son exactamente lo contrario a un ejercicio metabólico.
Es de alta intensidad: Los circuitos creados de manera metabólica deben dejarte jadeando. Debes descansar justo en los segundos que se usan para descansar. Por eso se hace por intervalos: momentos de altísima intensidad seguidos de momentos de "descanso” (recuperación)
El ejercicio metabólico es un ligadito: Usa distintas disciplinas como resistencia, calestenia, polimétricos, kettbells y todo lo que le puedas meter. No necesitas todo el equipo, ya que puedes hacerlo a la vieja escuela utilizando tu cuerpo como peso de resistencia.
El ejercicio metabólico te ayuda a mejorar tu capacidad aeróbica: Estos ejercicios intensos te traerán tantos beneficios cardiovasculares como correr, y te aseguro que de te definirán mucho mas.

Para mi, la mejor manera de hacer circuitos metabólicos es hacerlos sin contar las repeticiones, sino utilizando un cronometro y hacer la mayor cantidad de ejercicios en un periodo de tiempo.

De regalito, les dejo este circuito. La idea es hacer estos ejercicios por 45 segundos seguidos, y saltar al siguiente sin pausa. Al terminar los ejercicios descansar 30 segundos y repetir el circuito completo. Si estas comenzando, puedes dividirlo en dos (los tres primeros una parte del circuito sin pausa, tomar tus 30 segundos de descanso y seguir con los tres últimos la segunda parte)

Para que la rutina sea completa debes repetir los circuitos al menos 5 veces, debes incluir calentamiento, estiramiento, la rutina y estiramiento final.

Ejercicio 1: Squats o sentadillas
Ejercicio 2: Cuatro lunges (dos por cada pierna) intercalado con cuatro zumo squats.
Ejercicio 3: Burpees (Aquí les dejo un videito pa que vean que bueno es esto http://tinyurl.com/6ykeb3)
Ejercicio 4: Jumping Jacks
Ejercicio 5: Planchas (8) intercaladas con mountain climbers (8)
Ejercicio 6: Suicides. Esto es correr de un lado a otro tocando el punto al que llegas, haciéndolo de la manera más rápida posible. También se llaman Basketball drills, y los puedes ver en este video, pero no necesitas un espacio tan grande para hacerlo. Con que corras unos pasos de lado a lado en tu sala, estas listo http://tinyurl.com/3e7bhmf

Esto no es para principiantes, les puede parecer un paseo en el papel, pero es exigente. Si quieren subir sus rutinas hasta el próximo nivel,
¡Es hora de hacerlo!



lunes, 25 de julio de 2011

No more ejercicio largo y lento


Soy de las que opina que con el ejercicio la cosa es simple: hay que hacerlo. Levantarse, agacharse, correr, caminar, brincar y gritar si es necesario. Lo que sea que te ponga a sudar. Pero cuando buscamos quemar grasas como los grandes, no aplica aquella frase de “algo es algo”. Tienes que hacer un esfuerzo mayor y preferiblemente que ese esfuerzo sea grande. Y con eso no hablo de tiempo sino de intensidad. El ejercicio de alta intensidad en intervalos (HIIT) y ejercicios metabólicos donde pones a trabajar todo tu cuerpo para quemar grasa, son para mi la mejor opción para ponerte a quemar esos rollos y revolveras que molestan, aumentar tu metabolismo y poner tu corazón como una máquina perfectamente aceitada.
En el blog Bodytransformationinsider.com encontré cinco razones por las que el cardio de larga duración y sin cambios en la intensidad (Como la caminadora, escaladora o bicicleta estática) no es la mejor manera para poner tu horno interno a quemar como los grandes
Muy pocas calorías quemadas: Si tienes suerte quemarás 300 calorías con 45 minutos en la caminadora. Esto dependiendo de tu peso y tamaño. Mientras menores sean estos dos factores, menor la quema total.
Mucho tiempo involucrado: La idea del ejercicio, además de disfrutarlo, es que lo puedas meter en tu rutina diaria y que la frase "es no tengo tiempo" no sea la que prevalezca. Hay que buscar rutinas intensas, como las de intervalos, que te hagan sudar y trabajar como los grandes en poco tiempo.
Para muchos, aburrido: La verdad es que sentarte en una bici estática sin más nada que pedalear hasta el infinito a la misma velocidad, puede aburrirte como una ostra. No hay programa de TV que mate ese fastidio.
No hay beneficios metabólicos a largo plazo: Con ejercicio de alta y variada intensidad puedes quemar calorías hasta 48 horas después de tu rutina. En cambio el "cardio" estático sólo te brinda quema de calorías durante el momento que lo haces. Eso es tody!
Poca quema de grasas: Pocas calorías quemadas durante la sesión y no hay calorías quemadas luego, lo que se traduce en poca quema de grasas. Es decir, pocos beneficios para una rutina que igual te dejara cansado.

Algo es siempre mejor que nada, pero si tus intenciones son lograr resultados especificaos e intensos, tienes que subirle la mecha a tu cardio. ¡No te quedes estancado y busca las maneras de poner ese horno a mucho mas de 300 grados!

Foto tomada de:

viernes, 22 de julio de 2011

Viernes de aroma Ensalada de atún estilo Mediterránea


Hoy les dejo una ensaladita sencilla, llena de cosas buenas (buenos carbohidratos, buenas proteínas, buenas grasas) y rápida de hacer, para que pases más tiempo disfrutándola y comiéndola que preparándola.

Ingredientes:
Dos latas de 170 gr de atún en agua
1 lata de caraotas blancas
12 aceitunas negras sin hueso picadas
5 tomates
4 cebollines
2 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de jugo de limón
Sal y pimienta al gusto

Instrucciones:
Mezcla el atún, las caraotas, los tomates, cebollín, las aceitunas negras,  jugo de limón sal y pimienta en un bowl.
Mételo un rato en la nevera antes de servirlo.

Esta es una receta para cuatro porciones así que no te vuelvas loco!
Come bien y disfruta tu fin de semana.


jueves, 21 de julio de 2011

No te lo comas: Dietas locas!

Ayer leí este artículo en Everydayhealth.com sobre las dietas más tostadas que existen en el mercado. Todos buscan la manera fácil, el atajo, el camino cortito, pero en realidad, no existe.  Como todas las cosas buenas que deseas en la vida, necesitas tiempo, constancia y dedicación.
La verdad es que hay unas que son tan tostadas que dan risa. Lo que no da risa es que la gente en su afán de buscar lo que se puede lograr por medios tradicionales y sanos, tomen estas indicaciones como algo buenísimo, y en la mayoría de los casos atenten contra su salud.

Aquí se las dejo:
La dieta de la hCG: Esta es la dieta de la gonadotropina coriónica, la hormona que sale elevada en los exámenes de sangre cuando las mujeres recién quedan embarazadas. Esta maravillosa dieta consiste en inyecciones diarias de la hormona, acompañada por una dieta de ¡500 calorías! Estas son las calorías que debería consumir, una anoréxica en sus días extremos, digamos. Claro que pierdes peso, y músculo, y tus riñones y corazón se esforzarán tanto que en algún momento empezarán a degenerarse. Y mejor aún, tu metabolismo se volverá tan ineficiente, que la próxima vez que sólo pases frente una panadería, el sólo olor del pan te engordara. En cuanto a las inyecciones, la sustancia “se extrae de la orina de mujeres en estado de preñez y se convierte en un polvo de hCG” *, algunas personas experimentaron coágulos de sangre, dolores de cabeza y depresión por las inyecciones. Way to go!
La dieta del Twinkie: Los adictos al azúcar dirán ¡esta es! Los Twinkies tienen sólo 150 calorías, así que si te comes así sean 10 son sólo 1500 calorías al día. Claro, son 150 calorías de carbohidratos refinados, azúcares y grasas trans. ¡Sano como el agua!
La dieta de la solitaria: Ok, hay gente que adquiere gusanos que se le alojan en la barriguita por agua contaminada o comida re-piche. No la pasan bien. Lo que pasa es que un lindo gusano crece en tu barriga como un Manitu, y se come todo lo que tú te metas en la boca. Tienes un hambre feroz y comes como si no hubiese un mañana, y no te sacias y no engordas. Porque tu amigo se come todo.  Hay gente que se toma pastillas con los huevos de gusano para causar el mismo daño, pero a voluntad propia. ¡Bravo campeón!
La dieta del cigarro: Esto es como la dieta del "diablo". Como los cigarros no tienen calorías, y la nicotina es un estimulante, este súper régimen alimenticio te invita a que fumes todo lo que puedas, se te quitará el hambre de manera fácil y rápida. Claro, olerás a cenicero, tus dedos y dientes se mancharán, al igual que tus pulmones. El cigarro es uno de los productos de venta libre que explícitamente avisan que causan cáncer. No son leyendas urbanas ni "la prima de un amigo mío del colegio me dijo". No. El cigarro es malo como el diablo. Saquen el nivel nutricional de esta joya.
La dieta de la bella durmiente: Flojos del mundo, ¡uníos! En esta dieta lo único que tienes que hacer es sedarte y dormir. Listo. No hay más nada que hacer. La idea es que pases bastante tiempo durmiendo, y no comas. Vas a estar más débil que florecita de carretera, pero delgado.  Prepárate para los kilos que vas a engordar cuando te levantes y te lleves la primera comida a la boca. Agárralo por aquí: A Elvis Presley (¿Te acuerdas de su esbelta figura en sus últimos años de vida?) le encantaba esta dieta.
La dieta de masticar: Ok, uno tiene que saborear la comida ¿verdad? Bueno esta dieta te invita a que mastiques por un bojote de tiempo la comida, y cuando se vuelva un puresito, la escupas. Me dan ganas de vomitar de solo escribir esto. En serio. Supuestamente estas tomando los nutrientes de la comida sin las calorías. Dios mío.
La dieta de la visión: Nada de visualización positiva. Esta dieta se basa en la premisa de que si no se ve rico, no te lo comes. Pues ¡ponte unos lentes azules a la hora de comer y toda tu comida se vera como de marcianos! Y lo mejor es que sólo comerás aquello que no se vea tan desagradable debajo de la luz azul, que según dicen los fanáticos de esta dieta, son las frutas y vegetales. Es en serio, no lo estoy inventando.
La dieta del algodón: Fácil, cómete un bojote de algodón antes de comer. Con eso tendrás esa barriga llena como un osito de peluche y no podrás comer nada más. Eso sí, recuerden que todo lo que entra, tiene que salir. Sólo puedo decir, menos mal que el algodón es suavecito.

Mientras escribía esto, tenía tantas ganas de decir groserías que no puedo enumerarlas. De verdad sentí ganas de insultar a alguien (sobretodo a los que siguen estas "dietas"). Todo esto es real, me encantaría haberlo inventado, pero no. Hay gente que cree que esto funciona. En serio. Y lo que me molesta es que hay miles de personas exponiéndose a cualquier tipo de daños sólo por querer tomar la vía fácil, y no pensar en que comer sano y hacer ejercicio, debe ser parte de tu vida, no es una solución temporal.

Siempre va a venir alguien con el cuento "yo si perdí kilos con esa dieta"... Fino, yo no me lo como. Pregúntense si la persona esta totalmente sana, tiene hábitos alimenticios y de ejercicio de una persona normal y mantuvo por más de dos esa pérdida de peso. Si la respuesta es no, saquen ustedes las conclusiones.



miércoles, 20 de julio de 2011

Mantén tu cuerpo y tu mente en positivo

En caloriecount encontré este artículo sobre "5 maneras de sabotear tu dieta", y por supuesto pensé en las cosas que comíamos de más o el ejercicio que dejamos de hacer. Pero en realidad hablaba sobre las cosas que pensábamos y nos echaban pa tras nuestro plan. No es que ande en una nota esotérica, pero de verdad que el poder de la mente es duro, y es mejor mantener tanto tu rutina como tus sentimientos en la misma nota
No creer en que  lo que pensamos y sentimos es tan importante como lo que hacemos en el gimnasio: Perder peso no es sólo comer bien y levantar mancuernas. Debemos pensar en positivo, deshacernos de los miedos y salirnos de nuestras zonas de confort. No es fácil, pero si se puede.
En vez de enfocarte en una meta, piensas sólo en lo "gordo" que estas: Hasta que no quites el foco en lo negativo, en tu sobrepeso, en lo que te limita el mismo, no vas avanzar. Debes practicar la visualización positiva, verte donde realmente quieres estar, con el cuerpo y agilidad que siempre has deseado. Esto te enfocará cada vez más en tu meta.
Te pasas mucho tiempo "castigándote" por tus errores en vez de mirar hacia delante: Todos los tenemos, esos días en que realmente metemos la pata. Y muchas veces, después del "error" viene el arrepentimiento. Esos sentimientos de "no voy a poder", "no tengo la fuerza de voluntad", etc. Pues la solución no esta en revolcarse en el barro, sino en perdonarse y seguir el camino. Un bache no es el fin de la carrera.
Te desanimas cuando no ves cambios inmediatos: La pérdida permanente de peso y de manera sana, lleva tiempo. Debes armarte de paciencia para enfrentar lo que vienen en el camino. Y por más que sientas que hagas todo el esfuerzo del mundo, no hay cambios de un día para el otro. Debes pensar en que es un camino largo y darte cuenta que los pequeños logros, por mínimos que sean, son peleas que se ganan de esta guerra. Recuerda que esos kilos que tienes de más no llegaron a tu cuerpo de la noche a la mañana. Y no se irán de la misma manera.
Ya sabes, para esta pelea no tienes que tener tu cuerpo preparado, si no también tu mente en limpio!



martes, 19 de julio de 2011

Las mentiras que nos decimos


Cuando hablamos de peso, y sobretodo de exceso del mismo, en muchas ocasiones nos gusta buscar un "chivo expiatorio". Una razón externa que nos de el permiso de estar fuera de forma, de no estar sanos ni contentos con nosotros mismos.
Muchas veces es el trabajo, la familia, la falta de tiempo, hasta la economía. Buscamos cualquier razón para "sacudirnos" lo que es nuestra responsabilidad y adjudicársela a otro. Quizás de esa manera nos sentimos un poco más tranquilos: No es mi culpa, es culpa de...
Otras veces decimos que lo hacemos “todo bien”. Que sí comemos sano, que sí hacemos ejercicio, y aún, no conseguimos nuestras metas.
Es más fácil mentirnos que reconocer que metimos la pata. Es humano. Es como en las revistas cuando le preguntan a una “celebridad” cuál es su peor defecto y responden “soy adicto al trabajo”, “soy perfeccionista” (y casi siempre echan carro). Nadie quiere responder “soy indecisa”, “soy flojo”, “soy criticón”, “soy envidioso”. Eso es demasiado duro para decirlo en voz alta.
Pensando en eso te pongo aquí unas mentiras en las que confiamos nuestras esperanzas, que en vez de llevarnos por el camino que tenemos que agarrar, nos alejan a pasos agigantados. No son las excusas de siempre, pero si abrimos bien los ojos, podemos darnos cuenta que caemos en estos cuentos. Lee y date cuenta si estas viviendo en alguna de esas negaciones:
Yo hago suficiente ejercicio: Muchas personas creen que hacen un esfuerzo a la hora de ejercitarse, cuando en realidad se excusan en el cansancio para no hacer la rutina completa, para no esforzarse más. Es una manera de protección que tenemos: nadie quiere hacer algo que se le haga desagradable o que le requiera demasiado esfuerzo. La verdad es que para lograr lo que queramos en la vida, tenemos que esforzarnos, y ese esfuerzo muchas veces en un principio es incómodo, porque nos saca de nuestra rutina. Pero tenemos que esforzarnos para pasar ese umbral. La próxima vez que sientas que "no puedes más" y quieras dejar el ejercicio a la mitad, repítete a ti mismo "claro que puedo, y hoy puedo más".
Yo como sano: Entre la falta de información y las comodidades de la vida moderna, más de uno piensa en que hace elecciones "sanas" cuando sólo se engaña a sí mismo. Comidas llenas de azúcar, grasa y químicos que nos dejan con más hambre y sin ánimos de nada. Pregúntate si de verdad tus elecciones de proteína son las mas magras (sin grasa) lee los gramos de azúcar que tienen los productos que comes, sincérate con tu consumo de queso y lácteos.
Yo se que comer: Entre "saber que es lo sano" y comerlo cuando debes, hay un trecho largo. La idea de comer liviano con "unas galletas de soda", tomar café sólo con leche descremada (pero igual tomarse cuatro tazas diarias), ese chocolatito “Light” (que tiene grasa como parar freir una empanada), quitarse completamente los carbohidratos porque "engordan" son cuentos que nos llenan la cabeza y nos hacen confundir entre lo que queremos y lo correcto. Lee, infórmate y haz la elección correcta a la hora de llenar tu plato. La verdad es que es tan sencillo como carbohidratos naturales e integrales, proteínas magras, grasas buenas y muchísimos vegetales. Sólo tienes que decidir hacerlo.

Seamos sinceros con nosotros mismos, a nadie engañamos. Si quieres una vida mejor y mas sanita, el cambio tiene que venir de tu parte. Nadie lo hará por ti.

lunes, 18 de julio de 2011

Mi gordo Héctor


Pantalones antes y después

Mi súper gordo terminó la primera parte de su reto. El sabe que su camino es largo y por eso decidimos hacerlo por fases, con mucha paciencia, mucho gym mucha comida rica y nutritiva y todas las ganas del mundo. No fueron 12 semanas fáciles. Él, como todos, tiene una vida complicada, una bebé chiquita, un adolescente bello, casa, esposa comprensiva, trabajo y como dice el poeta Calamaro “todo lo demás también”. Tuvo sus momentos que medio se salió del carril, y luego pensaba en su meta mayor, y volvía. Fueron 84 días donde además de ganar fuerzas corporalmente, se armó de ganas para completar no sólo esta fase, si no el camino que le queda por delante. 


Medidas:
Cintura: Inicio 150,5 cm/ Final 132 cm
Pecho: Inicio 139 cm/ Final 132 cm
Muslo: Inicio 73 cm/ Final 67 cm
Peso: Inicio 158 Kg/ Final 141 Kg

Esta fue su opinión final de la Fase I
Clemensan, agradecido estoy por tu apoyo incondicional y por estar cuando era necesario en este periodo que llamamos Fase I. Debido a mi condición física, sabemos que me tomara más de una fase llegar al punto donde quiero estar… Pero para poder llegar siempre debemos comenzar….
Te he comentado que lo que me hacía falta era el empujón, ese que tú me diste… Nuestra reunión fue casual, o más bien causal… A pesar de que no hemos hablado ni nos hemos visto formalmente durante esta fase siempre estuviste allí para aclarar las dudas y para darme ánimos cuando me hacía falta… Gracias… Mi resultados certifican que el coaching “a distancia” funciona…
No es fácil, no fue fácil… Teniendo el día a día, con la familia, casa, trabajo, esposa e hijos que atender (sobre todo con una nene de 1 añito empezando a caminar y tremenda como pocas) no es fácil mantener la rutina de ejercicios o de alimentación correcta. Quizás esto me impidió lograr mejores resultados, pero viéndolo desde una perspectiva global, sé que me fue súper! IS ON!
Records como 200 Kg en standing heel raises, o meterle todas las barritas en las legs extensions, me ponen los retos interesantes para esta fase 2…
Incrementar el tiempo e intensidad los días de cardio será otro de mis objetivos para esta nueva fase…
Mi meta no era ponerme papeado, por lo menos no inicialmente… mi meta era perder peso, pero no solo “perder peso”, sino “perder peso de grasa” o “fat loss”… Seguro estoy que voy bien encaminado a esa meta…
La Fase II ya comienza, pa luego es tarde… Pero como tu bien describes esto es un cambio de vida, de hábitos, esta segunda fase culmina un día antes de mi cumpleaños, o sea el 24 de Octubre. Ya tengo mis metas claritas para ese fin de fase, espero mostrarte unos resultados más agresivos e interesantes….

Voy a medio camino a SPARTA…

THIS IS NUEVA ESPARTA!

Yo no sé si ando más contenta que él, lo que sé es que estoy segura que le va a seguir echando pichón hasta llegar a su meta, porque el primer paso ya lo dio.
¿Estas listo tú para darlo también?

Si quieren ver la foto en grande métanse el la sección de “Mis retos en fotos” o pueden darle click aquí http://tinyurl.com/3oerucr


viernes, 15 de julio de 2011

Viernes de aroma: Power Pancakes II


Hoy les dejo otra versión de Power Pancakes, con un toque especial de chocolate así que no te la pierdas

1 Taza de avena en hojuelas
1 ½  de Claras de huevo
2 huevos completos
1 Scoop de proteína de chocolate (Agarren pues!)
2 Cucharaditas (de las de Te) de aceite de oliva
1 ½ Cucharadita de polvo para hornear
Edulcorante o una cucharada de miel

Mezcla todos los ingredientes en la licuadora, porque eso de batir a mano es un rollo. Calientas un sartén como plancha de chino, le echas unas gotitas de aceite y restriegas. Cuando este bien caliente empiezas a echar la mezcla para panquecas.

Cómelas con frutas encima, o una cucharada de mermelada sin azúcar, o sirop de Maple orgánico (una cucharadita y va que chuta)

Si quieres ponerle mas sabor a chocolate agrega una cucharada de cacao en polvo sin azúcar. Como siempre, recuerda las porciones. No te vayas a comer la licuadora entera.
Yummi!

jueves, 14 de julio de 2011

No te lo comas!

Siguiendo en la nota del post de ayer, aquí les dejo otras comiditas de esas que son “sanísimas” y lo que hacen es aumentar el tamaño de tus cauchos y revolveras. Agarra dato:
Sushi: Que más sano que alguitas y pescado? Por eso es que los japoneses son flacos no? Pues no, las versiones occidentalizadas de esta delicia oriental tienen tantas calorías como un sanduche con queso. La mayoría utiliza queso crema, que es básicamente grasa en crema,  están hechos con arroz blanco que, como el pan del mismo color, dispara más insulina, una ración siempre es más grande de lo que en realidad debes consumir y si se te ocurre comer los tempurizados, mejor te quitas la careta y te comes un patacón.
Wraps: A menos que estés viendo cómo los hacen, es mejor que te alejes de este "sanduche sano". En la mayoría de los casos le ponen mayonesa, queso, aderezos, sin contar con la pita o la tortilla de maíz blanca. Si quieres uno, prepáralo en casa con vegetales, jamón de pavo y una tortilla integral. Puedes utilizar un poco de mostaza y pimienta como aderezo.
Granola: Qué mas rico que esa mezcla de cereales en una sola servida o barra? Pues desde su preparación, donde tuestan los cereales con melaza, ya la cosa se pone mala. Y si son las granolas o barras procesadas, son una versión light de una galleta azucarada. Es decir, un no no.
Frutos secos: Yo amo las ciruelas pasas. Las amo, pero las respeto. Tienen tantas calorías como comerte hasta el triple de  su versión natural. Fíjate en estos números, midiendo 100 grs de cada cosita.
Uvas: Frescas 70 cal./ Secas (uvas pasas) 300 cal.
Duraznos: Frescos 50 cal. /Secos (orejones) 240 cal.
Cambur: Fresco 90 cal./ Secos (chips) 350 cal.
Ciruelas: Frescas 45 cal./ Secas 230 cal.
Aceite de oliva: No me digan que hablo pa tras y pa lante porque es el aceite que SIEMPRE recomiendo. Aquí vamos es con las porciones otra vez. Debes limitarte a dos cucharadas diarias. Medidas porque el ojo siempre engaña. Un cuarto de taza de aceite tiene hasta 478 calorías. Agarra pues.

Así que pilas, hasta lo bueno puede ser medio maluco en exceso.



miércoles, 13 de julio de 2011

Disparadores de antojos


Al igual que hablamos de comidas que nos llenan más, nos ayudan a quemar grasas o que simplemente nos hacen sentir mejor, hay ciertas comidas que "inocentemente" son un disparador de antojos durante el día. Esto porque hacen que tengamos más picos de insulina, que nuestra azúcar baje y que mandemos a nuestro cerebro señales de "come o mato a alguien".
Aquí te dejo cuatro de estas comidas que tienes evitar para mantener a raya tus antojos y ganas de comerte hasta la nevera.
Jugos de fruta: (Especialmente los procesados) Aunque un vaso de jugo de naranja te puede parecer casi tan sano como un vaso de agua, la verdad es que no es así. Primero que te estas tomando varias "raciones" en un solo vaso. Y si son procesados, tienen tanta azúcar como para matar a un diabético, hasta sus versiones "light" (fíjate en su tabla nutricional). Lo mejor es tomarte un vaso de agua y comerte una ración de la fruta de tu elección.
Refrescos: (normales y de dieta) Los normales no hay ni que explicarlo. Los de dieta están cargados de colores y endulzantes artificiales en grandes cantidades. Hay estudios científicos que muestra que las "azucares falsas" en grandes cantidades (como en los refrescos) puede aumentar tus antojos. Yo si recomiendo los edulcorantes y los refrescos de dieta sobre el azúcar normal, pero lo segundo, es para ocasiones especiales. Simplemente no debes tomar refrescos de dieta todos los días. Déjalos para un día del fin de semana, como tu día libre.
Pan blanco: Al no tener nada de fibra, se absorbe directamente y se almacena como grasa. No hay mas nada que decir, métele a lo integral. Piensa así: mientras mas moreno, mejor.
Casi todos los cereales: Son cajas de azúcar. Y no sólo los que están tristemente dirigidos a los niños. Fíjate que hasta las opciones "sanas" de mezcla de cereales, tienen más de 24 grs de azúcar por cada porción (otra vez, fíjense en la tabla nutricional). Por eso es que la mayoría de las veces, cuando te comes un "cerealcito" te llenas y al rato ya quieres monchar algo. La mejor opción como siempre es la avena, o germen de trigo sin endulzar.

Si sufres de muchos antojos en el día pero comes algunos de estos alimentos, quítalos y ve si tus ganas de comerte al mundo mejoran.



martes, 12 de julio de 2011

Dos mitos y una verdad con pinzas

Cuando hablamos de pérdida de peso, quemar grasa y formar músculo, información y datos encontramos mil. El rollo es distinguir cuales de ellos realmente son reales y cuáles cuentos de camino.
Ayer me encontré con un articulito donde señalaban dos mentiras y una realidad entre comillas. Píllatelas para que nadie venga a caerte a muelas:
Si comes después de las 7 PM engordas: Este mito aplica sólo si lo que estas pensando es en comerte una pasta Alfredo doble queso a las 11 de la noche y echarte a dormir. Si tu hora de cena es a las 8 o 9 PM, y haces una comida con los nutrientes que tu cuerpo necesita y en las cantidades correctas, no vas a “engordar más”. El cuerpo guarda las calorías sobrantes en forma de grasa. Y el Key Word aquí es “sobrante”. Así sea la comida más sana del mundo, si es más de lo que tu cuerpo necesita, tu cuerpo guardará el restante de energía como grasa. Ahí es que esta el detalle. Y por supuesto, el segundo catch es la calidad. 350 calorías de grasas saturadas de queso y masa (De dos tequeños digamos) nunca equivaldrá a 300 calorías de una ensalada de vegetales diversos con pechuga de pollo y aceite de oliva.
Para perder peso tienes que hacer largas horas de ejercicio cardiovascular: Si corres por horas como ratoncito en rueda de jaula, sólo te estas exponiendo a cansar tus músculos y ser más propenso al desgaste. El ejercicio de alta intensidad, deja más “after burn” que cualquier maratón. Prueba con ejercicios metabólicos de 30 minutos y tu cuerpo te dirá gracias a medida que ese pantalón te quede más suelto.
Para perder peso debes gastar más de lo que comes: Esto es cierto, pero debes verlo con pinzas. Debes crear en tu cuerpo un pequeño déficit entre lo que consumes y lo que gastas. Y la clave aquí esta en “pequeño”. Si la cantidad de calorías que consumes sirven sólo para que tu cuerpo pueda pestañar, el acudirá a sus mecanismos de defensa y se aferrará a la grasita que ya tienes en el cuerpo como si no hubiese un mañana. Porque la grasa es la única energía acumulada en tanques (rollos pues) que tiene tu cuerpecito. En cambio si estas alimentándolo todo el tiempo con las cantidades y la calidad correcta de comida, no le queda otra que poner ese horno a trabajar. Así que pendiente con las dietas “restrictivas” tipo miss.




lunes, 11 de julio de 2011

De vuelta al ruedo

Ok, de vuelta al ruedo. Estuve “off” unos días porque tuve una infección en un riñón. Tengo unas piedrillas fastidiando y ahora estoy en la etapa “exámenes” para ver qué las causo. Porque si, hasta a la gente que vive comiendo pollo a la plancha y batata hervida le puede salir piedras. Lo que me ha ayudado es que justamente como pollo a la plancha y batata hervida, y eso hace que mis exámenes de sangre estén finos y no tenga mayores complicaciones. Aun así tuve que tomarme mi tiempo de echades en el sofá acompañada de Fanto, cosa que creo que lo hizo muy feliz porque no me abandono.

Entre todo, no fue que engorde 20 kilos por estar echada una semana, aunque fácilmente uno podría. Cuando se me paso la fiebre, se me despertó un hambre malvada. Y gracias  a que en  mi casa no tengo papitas, quesos, dulces y demás, pude controlar con nuececitas, yogurt, granola (que se que tiene mucha azúcar y no debo comerla todos los días) y algunos frutos secos. ¿Que si comí de más? You bet it! Pero no me volví completamente loca pues.

Pero hoy regreso a mi vida normal. Entre comillas porque obviamente no voy a darle como si no hubiese un mañana. Me lo tengo que tomar con calma pero con intensidad justa. Es decir, una caminata de 20 minutos no es nada, pero tampoco voy a pararme de una vez a correr un maratón.

Entonces ¿cuál es el plan? Más o menos lo de siempre:

Limpiar más la alimentación: Ya estoy recuperada así que puedo comerme mis raciones completas de proteínas vegetales, grasas buenas y carbohidratos. Si bien estos últimos son súper necesarios para la recuperación, voy a centrarme mas en los tres primeros, y los carbos finos los dejo para la primera parte del día. Nada de granola ni cereales azucarados, sólo en mi día libre.

Ejercicio: Como siempre, pesas y cardio. Los días de pesas pienso hacer rutinas mas cortas con peso adecuado (no es que voy a hacer squats con mancuernas de 50 libras) y en vez de dividir los ejercicios en zonas del cuerpo, haré ejercicios que sean un total body assault: lunges y press de hombros, plus algunas planchas y abdominales. De todo en una sesión que no debe pasar los 40 min (tomando los estirarme y las pausas entre set)
El cardio no haré sesiones de ejercicios metabólicos de 50 min. Mientras vuelvo a toda la normalidad con media hora, tomando calentamiento y estiramiento, voy que chuta.

Tratar de dormir de 7 a 8 horas: Esto implica irme a la cama máximo a las 10 de la noche, pues lo haré. El sueño además de sabroso, regenera tu cuerpo

Pelo a pelo uno le va metiendo mas peso, unos minutos mas de cardio o ejercicios mas complejos. Lo importante es mantenerse en movimiento, comer sano y dejar tiempo de descanso para que el cuerpo se sane. Eso si, con todos los sentidos súper abiertos: si algo molesta más allá de la resistencia que debe presentar el ejercicio, hay algo maluco. Escucha tu cuerpo que el sabe mas por viejo que por cuerpo pues.

Foto tomada de http://www.withamymac.com/news/2010/09/21/love-exercise/

viernes, 1 de julio de 2011

Out of Office

Pues les cuento que tengo un reposo médico por varios días. Así que espero que los consejos que les he dado les sirvan para aguantarse por un tiempito porque no puedo estar en la computadora ni nada de eso. A echarme y descansar (a todos nos pasa de cuando en cuando ¿no?).
Disfruten, hagan ejercicio, coman sano y ¡cuídense mucho!