miércoles, 29 de junio de 2011

Mantén tus logros


Ok, ya bajaste tus kilitos, andas más contento que muchachito en juguetería y viene la pregunta ¿y ahora qué? Si vuelves a las “andadas” y no interiorizaste esto como un cambio en tu estilo de vida, fácilmente puedes volver a ganar todo lo que con tanto esfuerzo perdiste.
Entonces, ¿cuál es el camino a tomar? Además de conservar tu estilo de vida sano (buena comida y hacer ejercicios) puedes seguir estos puntos que te ayudarán a que ese look esbelto dure un poco más allá de la reunión de 20 años de graduados de tu colegio.

Evita las tentaciones: ¿Te acuerdas de ese refrán “ojos que no ven…”? Bueno, más o menos lo mismo aplica con las dietas. Si no lo tienes en tu casa, no te lo comerás. Si no tienes chucherías, carbohidratos refinados y grasas trans en tu casa, no las llevarás a tu boca. Así de simple.
Controla tus porciones: Recuerda utilizar tu mano como referencia. Un puño para los carbohidratos, la palma de tu mano para las proteínas. El resto del plato, llénalo de vegetales. Así vas en góndola.
Recuerda tus meriendas: No pases hambre. Recuerda alimentarte cada tres horas, comiendo comidas pequeñas y merienditas entre las principales.
Planifica tus comidas con anticipación: Una nevera full no tiene pérdida. Si tienes en tu nevera bastantes vegetales, proteínas magras y frutas, es imposible que no hagas una comida inteligente.
Sigue cambiando tu rutina de ejercicios: Así no estés entrenando para un maratón, recuerda variar tus ejercicios. Prueba clases distintas, otras rutinas de levantamiento de pesas. No te quedes estancado.

Estos tips deben ser parte de tu vida. Es la manera perfecta de vivir lleno de energía, con tu peso correcto y ánimo para todo lo que te propongas a hacer en el día.

martes, 28 de junio de 2011

Tres tips infalibles en la pérdida de peso

Si andas en la pelea contra esos kilitos que no se terminan de ir, y sientes que lo has probado “todo” aquí te paso tres tips de Everydayhealth.com para la pérdida de peso. Si no me quieres hacer caso a mí, hazle caso a ellos que saben de lo que hablan:

Anota lo que comes: Esta es la semana de la libreta el bolígrafo pero en realidad hay algo súper beneficioso en llevar un diario de comidas. Siempre tendemos a comer de más o de menos, y la única manera de darnos cuenta dónde estamos pifando es si llevamos un registro detallado de lo que comemos. Anota todo, esas papitas que le quitaste a la persona que tenías al lado, ese “cafecito” en la reunión de trabajo. Cuando hagas tu suma, vas a darte cuenta si de verdad estas siguiendo el plan como debes o es hora de apretar las tuercas. Eso si, la palabra clave aquí es sinceridad. No te mientas a ti mismo.
Come comida que te llene: La semana pasada hable de comidas que eran ricas en fibra y otros nutrientes que nos dejan con la barriga llena por más tiempo. Es hora que las metas en tus comidas todos los días. Dile adiós a los cereales azucarados, panes blancos y carbohidratos que te dan sensación de estar lleno por dos minutos.
Ejercítate: No me cansaré de decirlo. La comida sana es sólo una parte de la ecuación. Para tener un cuerpo óptimo, en tu peso real y con energías, debes combinar tu alimentación con un programa de ejercicio. Mi recomendación  es siempre pesas y cardio, no juntos eso sí.

Sigue estos pasos y anótalos junto a tus metas de ayer. Una tarea que parece sencilla y seguro te ayudará a que esos rollitos se vuelvan de una vez por todas, un cuento de ayer.




lunes, 27 de junio de 2011

Fijándote metas

En estos procesos de cambiar tu cuerpo, tu forma de comer, tu salud, es importante que tengamos una imagen mental sobre hacia donde van los tiros. Es decir, metas. ¿Por qué es importante? Porque no podemos empezar un proceso sin llegar a ningún lado. La idea es que uno se siente, tres minutitos y pienses en lo que realmente quieres ¿Quieres aprender a comer sano? ¿Quieres ponerte papeado? ¿Perder grasa? A partir de eso uno va dirigiendo sus energías. Lo más fino de este proceso es que las metas nos ayudan a mantenernos centrados. Cada vez que queramos “flaquear” debemos pensar en que si esto nos acerca o nos aleja más de nuestros objetivos.
Ahora, una meta tiene que estar bien diseñada y aquí te doy unos tips para que los tengas en cuenta:
Una meta debes escribirla: Sonara gallo pero es la mejor manera de tenerla presente. Queda como “sellado y anotado” y no puedes decir que tú no dijiste eso.
Una meta debe estar bien definida: Es decir, no puedes decir “quiero perder unos kilitos ahí” Tienes que escribir cuántos para poder sacar un promedio de tiempo.
Debe ser positiva: La mejor manera que los pensamientos te queden grabados en el cerebro es si los piensas de manera positiva. Si quieres quitar las chucherías de tu vida, en vez de decir “No voy a comer chucherías”, escribe “Voy a comer sano y voy a disfrutarlo”.
Debe tener un tiempo límite: Si tu plan es perder cuatro kilos, debes proponerte hacerlo en cierto tiempo. Si no, se queda en la lista de “to do” que nunca hacemos.
Debe ser difícil pero realista: Esta es una buena conjunción de todas. Si tu meta es perder 10 kilos, fino, puede ser difícil, pero debes proponerte hacerlo. Lo que debes tomar en cuenta es que 10 kilos no se pierden en dos meses (pasaste mucho más tiempo echándotelos encima). Y ahí entra la parte del realismo: “quiero perder 10 kilos en los próximos cuatro meses”. Ahí esta que sea bien definida (10 Kg), positiva (Quiero), tiempo límite (4 meses) difícil y realista. Agarra pues

Hagan este ejercicio que seguramente les ayudará no sólo con sus procesos de pérdida de peso, mejora de su apariencia o de la salud. También para los planes que tengan para su vida. ¡Hoy es el día así que no pierdas tiempo!

Foto tomada de http://www.secretchanges.com/images/goal-journal-writing.jpg

viernes, 24 de junio de 2011

Viernes de aroma: Ensalada de pollo oriental

Este viernes les dejo una recetita súper sencilla, con un toque del lejano oriente y no hablo de Carúpano:

4 tazas de lechuga romana cortadita
1/2 taza de cilantro picadito
1/2 taza de cebollina picadito
1/2 taza de Ajonjolí tostado
160 grs de pollo en pedacitos y cocinado a la plancha

2 cucharadas de vinagre balsámico
3 cucharadas de  salsa de soya
1 sobrecito de edulcorante
2 cucharadas de mostaza Dijon
1 una cucharada de jengibre rayadito


El aderezo lo preparas con la soya, el vinagre, la mostaza y el jengibre. Fíjate que no le echamos sal ni aceite porque la soya ya tiene bastante sodio y las grasas buenas te las vas a comer con el ajonjolí.
Mezclas todos los ingredientes secos en un recipiente, los revuelves y le echas el aderezo.
Más fácil no se puede!



jueves, 23 de junio de 2011

Mitos sobre la pérdida de peso


Entre dietas de moda, cuentos de camino y excusas que nos ponemos, pasamos gran parte de nuestra vida “tratando” de perder peso pero nunca llegando a nuestro objetivo. La verdad es que hay una fórmula infalible para estar o llegar a nuestro peso adecuado: comer bien y hacer ejercicio. Pero como los mitos urbanos son divertidísimos, aquí les dejo algunos que leí en la revista Prevention, rumores de pasillo que más de una vez hemos pensado que son verdad:

Entrenar con pesas me va a poner "cuadrada/o"
El músculo y la grasa pesan lo mismo. La grasa ocupa más espacio, el músculo no. Si te pones "gordito" haciendo entrenamiento de pesas es porque estas formando músculo y acumulando grasa porque tienes una dieta deficiente. Limpia tu dieta, sigue levantando pesas y veras resultados.
Yo hago ejercicio todos los días así que puedo comer lo que quiero
No hay ejercicio que te de licencia para comer "todo" lo que tu deseas, menos si esperas perder peso. Si tu meta es bajar los cauchitos, tienes que fajarte en tu rutina de ejercicios y en la cocina también.
A las mujeres les cuesta rebajar más que a los hombres
Con el cuento que los hombres tienen mas testosterona y por ende, mas masa muscular, su metabolismo es mas alto y queman mas grasa. Ok un punto para los hombres. pero tu como mujer puedes hacer algo al respecto, haciendo más entrenamiento de fuerza que disparará tu horno interno.
Todas las calorías son iguales así que no importa lo que comas
Lamentablemente no, 1200 calorías de un combo de comida rápida equivalen a 5 comidas (tres comidas + 2 meriendas) de comidas bien balanceadas. Sin hablar que de de esas 1600 calorías de hamburguesa y papa fritas, más del 70 % corresponde a carbohidratos refinados ultra procesados y grasas saturadas. En tu dieta "balanceada" debes comer un 40 % de proteínas magras, 40 % de carbohidratos naturales y/o integrales y al menos 20 % de grasas buenas.
Comer grasa me hará más gordo
Las grasas insaturadas (monoinsaturadas y poliinsaturadas) son necesarias para todos los cuerpecitos, en especial para aquellos que están en la lucha por perder peso. Aumentan el metabolismo y ayudan notablemente a eliminar la grasa abdominal. Ojo aquí no cuenta ni la grasa del queso, ni de la margarina.
Comer tarde en la noche me hará ganar peso
Comer tu cena no te hará engordar. PEro si lo tuyo es la picadera durante la hora de la cena, ahí tenemos un problema. Si eres de esos que le ataca el hambre nocturna, programa tus comidas para que puedas comerte un snak ligero antes de irte a la cama. Así evitaras estar picando durante horas.
Ser vegetariano te ayudará a mantenerte delgado
El vegetariano tiende a pensar que por comer más vegetales e eliminar la carne puede ser más delgado. En realidad, muchas dietas vegetarianas están sobrecargadas de carbohidratos y en algunos casos demasiadas grasas lácteas. Si de verdad quieres seguir ese estilo de vida, lleva una dieta balanceada entre las legumbres, vegetales y granos que aporten un mínimo proteico.
Si tomo mucha agua, adelgazaré
Soy fiel creyente en que el agua es el mejor suplemento no solo para la dieta, sino para la vida. PEro si crees que por tomar más agua y mantener los mismos hábitos alimenticios vas a conseguir perder peso, es mejor que te aferres a tus rollitos. El agua ayuda, pero no hace milagros.
Comer comida dietética me hará perder peso
Mucha de la comida "dietética" además de ser súper procesada, es en algunos casos o alta en grasa o alta en azucares, para compensar por los sabores que se pierden al tratar de hacer la versión light. La verdad es que la comida más termogénica que hay es la más natural: mientras menos procesada, mas trabajo hará tu cuerpo para digerirla. Eso si es realmente un trabajo para tu metabolismo.

Y si es bueno limpiar tu nevera de las cosas que no debes comer, para estar en forma también debes limpiar tu mente de estos cuentos y hacer tu trabajo como es.


miércoles, 22 de junio de 2011

Pura Fibra!


La fibra es buena. Buena en serio. Te ayuda a bajar el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón, te ayuda con el "numero dos", te hace sentir mas llenito a la hora de comer. Y que podemos decir de un corazón que además de sano, tiene la panza llena?
Pues solo cosas buenas.
Muy al contrario de lo que la gente piensa la fibra está en un bojote de alimentos, no sólo en ese cereal que parece alimento para caballos. Y como continuación del post de ayer, sumándole los beneficios a la salud, aquí te doy una lista de alimentos que están cargados de fibra y por supuesto, vitaminas y otros nutrientes:
En una dieta de 2000 calorías al día, debemos consumir al menos 25 gramos de fibra. Así que saca tu cuenta:
Alcachofas: Tiene hasta 7 gramos de fibra y la puedes comer en ensaladas, en tortillitas, hasta como pasapalo. Un éxito.
Peras: Te matan las ganas de comerte algo dulce y aportan de 4.4 a 5.5 gramos de fibra.
Moras y frambuesas: Se las puedes poner a la avena, mezclarlas en un smoothie o comértelas como un postrecito. Aportan hasta 4 gramos de fibra.
Cacao: Amantes del chocolate ¡Sonreír! 2 cucharadas de cacao (sin azúcar) aportan 4 gramos de fibra.
Batata: A la avena le monto cachos con esta. La amo con locura y a aporta 3.8 gramos de fibra (Cocinada con su piel)
Almendras: Además de estar en el tope de los frutos secos mas sanos, aporta hasta 3.5 gramos.

Ahí tienes, incluye algunos de estos alimentos en tu dieta diaria, en las porciones correctas y te sentirás lleno, contento y sanísimo.


Con información de http://www.everydayhealth.com/health-report/guide-to-daily-fiber/surprising-places-to-find-fiber.aspx?xid=nl_EverydayHealthDigestiveHealth_20110615

martes, 21 de junio de 2011

Come y no pases hambre



Para casi todos la palabra dieta es pasar hambre. Esto porque piensan en la dieta del pedacito de melón en ayunas a las 10 de la noche. Pero si de verdad llevan una alimentación balanceada, sin carbohidratos procesados y azucares, buenas proteínas y mejores grasas, esto no es así. Llevando una buena y dirigida dieta no debes pasar hambre.
Pero si todavía pones cara de gallina que mira sal a ese comentario, aquí te dejo una lista de las comidas que más llenan para que las incluyas en tu régimen:
Ciruela pasa: Si tienes ganas de comerte un dulcito, cinco ciruelitas de estas te darán la sensación de meterte un paquete de caramelos. Recuerda mantener las porciones seguras.
Nueces, almendras, merey y demás: Las grasas naturales de estos frutos secos harán que llegues cómodo a la hora del almuerzo o la cena. Recuerda, un puñito, no la bolsa completa.
Come primero los vegetales: Si eres de los que comes primero la ensalada, haz de esta casi tu plato principal. Si no, aplica la división del plato en tres: la mitad de ensalada, un cuarto para tu proteína, un cuarto para tu carbohidrato. Ojo, no tienes que llegar al borde del plato.
Desayuna con el mejor cereal del mundo: ¡La avena! No puedo reprimirme en piropos para la avena porque la amo. Si me pudiese casar otra vez, me caso con ella. ¡Es la mejor! Es un carbohidrato tan completo que tiene proteínas. Agarra pues.
Pide una sopita primero: Tomarte un caldito te dará sensación de saciedad. Claro, si lo que quieres tomarte es una sopa gratinada de cebolla, la cosa se pone difícil. Quédate del lado de las sopas sencillas como cremas de vegetales sin añadidos o caldos de pollo.
Proteína, proteína, proteína: Sueno a disco rayado pero las proteínas magras son la base para tu alimentación. Te ayudan a formar músculo y te dan sensación de saciedad. ¿Qué mas puedes pedir?
No peles la papa: Si el carbohidrato que te vas a comer es una papa, déjale su pielcita. Está llena de potasio y fibra, lo que te ayuda a estar lleno por más tiempo..



lunes, 20 de junio de 2011

No sabotees tu metabolismo 2

Hace un tiempo escribí un post sobre las cosas que hacemos que en vez de ayudarnos, nos echan pa tras. Y hablo de las cosas que nos des-aceleran el metabolismo. Esas cositas que parecen tontas que ponen los frenos al camión quemagrasas que todos queremos tener entro. Pues, para asustarlos un poco, o para que terminen de soltar ese freno de mano, aquí les tengo unas más:
Carbohidratos blancos: El mito que los carbohidratos engordan es muy de los 90. Lo que hay es que comerlos a las horas indicadas y sobretodo, los carbohidratos correctos. Esto es, dile no a lo procesado y acércate al sabor de lo natural. Si es blanco, deséchalo, y abraza lo moreno (pan y arroz integral) en forma de grano, o lo que viene cubierto de tierra (pero échale una lavadita antes, por favor)
Comes muy poquito: La mayoría de las personas piensan que comen mucho, y normalmente es porque hacen dos o tres comidas muy grandes o llenas de grasas saturadas e hidrogenadas que le dan la “sensación” de saciedad. Si mantienes a tu horno interno trabajando más horas durante el día (de 5 a 6 comidas) quemará más que si tiene que esperar 7 horas a que le eches alguito. Otra vez, no creas que puedes comer seis veces papas fritas al día y con eso estas “manejando tu metabolismo”. Si lo puedes estar manejando pero para un barranco.
Le sigues diciendo no a las proteínas: Para que una comida esté completa debe tener su porción de proteína. Hay gente que piensa que comer demasiadas proteínas los puede poner gordos o dañarles los riñones. Gordo te puede poner cualquier comida que comas demás y los riñones se le dañan a las personas que no toman suficiente líquido durante el día (Coman o no proteína). Si quieres poner tu cuerpo a quemar como los grandes, no dejes de lado este compuesto.
Todavía te da cosa hacer pesas: Una buena rutina de ejercicios debe estar compuesta por ejercicio cardiovascular y de resistencia. No creas que por que se te pusieron las piernas “duras” por el spinnig o trotadera estas “formando músculo”. Si lo estas trabajando, pero el ejercicio dirigido con pesas es fundamental.
Traten de poner al día su dieta, hagan pequeñas comidas con cosas finas y sanas, denle duro a las pesas (recuerden que la grasa no se “endurece”) y hablamos!

Foto tomada de http://traciestastytreats.blogspot.com/2011/04/amish-white-bread.html

domingo, 19 de junio de 2011

Para los que les duelen las rodillas

Ayer hablé de cómo apretar la mecha si sentimos que estamos en una meseta o plateau. Una de ellas, es apretar en el cardio y una de las mejores maneras de hacerlo es con el entrenamiento de intervalos, donde vuelves a tu cuerpo y ritmo cardiaco loco con picos y bajadas para “quemar” más grasa en menos tiempo. El problema está en que, además de difícil, si por ejemplo lo vas a hacer caminando o subiendo escaleras, no es lo más recomendable para todo el mundo. ¿Por qué? Porque la mayoría de nosotros o hemos sobre-entrenado nuestras rodillas o hemos hecho ejercicios inadecuados para nuestro peso. Trotar, tan simple y natural como parece, es uno de ellos. Esos pequeños brincos con un poco de sobrepeso, pueden hacer estragos en tus tobillas, rodillas y hasta la parte baja de la espalda.
Ahora, si estas en ese grupo que se siente adolorido cada vez que le toca hacer su sesión de cardio, no tires la toalla y des todo por perdido. Aquí te doy unas cuantas ideas de cardio donde tus rodillas no terminarán llorando:
-Nadar: esto funciona como un masaje corporal pero que además quema calorías a granel. Es uno de los ejercicios más completos que hay. En varios polideportivos dan clases de natación a precios de los 80, y las piscinas son súper pulcras. Además te mandan ha hacerte examen de sangre y todo antes de meterte en el agua. Eso sí, a bañarse con gorrito y el traje de baño entero de hace dos décadas.
-Máquina de remos: además de entrenar de una manera animal la espalda, hombros, bíceps y tríceps, una buena sesión de máquina de remos equivale a una sesión de trotadera por cualquier calle. Eso sí, tienes que tener bastante aguante, no es fácil.
-Bicicleta fija: esa si es usada a buena velocidad y sin una resistencia que te reviente los cuádriceps, es una buenísima opción para los “rodilla mala”. Como no te recomiendo cambiarle la resistencia, cambia la velocidad de la sesión de tanto en tanto y verás resultados.
-Elíptica: Así le dicen en los gimnasios. En la casa muchos la conocen como orbitrek o “perchero”. Desempolva esa máquina que te compraste con las promesas del 2001 y ponte a darle duro. También puedes jugar con la velocidad.

Recuerda que en tu mente la frase que tiene que desaparecer es “yo no puedo” y cámbiala por “si se puede”. Ese es el lema en el Gym Ramos.



viernes, 17 de junio de 2011

Viernes de Aroma: Ensalada de atún con arroz


Como no sabemos si los días van a estar tristes con lluvias o alegres playeros, en este Viernes de Aroma les doy una receta de una ensalada de atún con arroz integral, que pueden comer friíta o caliente. Ustedes deciden:
 
½ cebolla morada picada en trocitos
Una latita de atún en agua
½ Taza de arroz integral
¼ de taza de celery picadito o berro picadito
2 cucharaditas de soya baja en sodio
1 cucharadita de jengibre fresco picadito
2 cucharadas de vinagre de arroz (utilicen balsámico si no lo tienen)
1 cucharadita de aceite de oliva
¼ de taza de nueces picaditas
Sal y pimienta al gusto.
 
 
Mezcla los ingredientes grandes en un bol, es decir, el atún, el arroz, el celery o berro, el jengibre rayado y la cebolla.
Échale el resto de los ingredientes o aderezos.
Échale de último las nueces
Sal y pimienta al gusto.
 
Es una ensalada fresca que tiene todo lo que necesita una comida completa.
 
Para más porciones, dupliquen las cantidades.
 
Feliz fin de semana!      
 
Foto tomada de http://www.kalynskitchen.com/2007/11/brown-rice-salad-with-leftover-turkey.html


miércoles, 15 de junio de 2011

No te lo comas!

Darse un gustito es algo bueno y hasta necesario. Aunque no creo que comer sanamente es comer “fo” (porque si tu estas comiendo así es por no ponerle más cariño a la comida que preparas) se que todo el mundo se goza una comida de esas que realmente sabemos que son malas. Hamburguesas con papa fritas y queso, pastas a la carbonara o con salsa Alfredo, comida rebosada y bañada en aceite. Fino, gócenlo. En pocas cantidades y mi recomendación sería una sola vez por semana. Pero háganlo pues.

Aún así con tus vacaciones mentales, hay tres alimentos que debemos tener bajo control. Es decir, disfruten pero no se vuelvan locos. Para mi la razón más importante de esto es que tu cuerpo simplemente no sabe que es “tu día libre” y si bien es un buen zacudón para el organismo, si te vas de palo, hasta mal te puedes sentir. La segunda razón es que hay alimentos que simplemente no necesitamos en nuestra dieta, o necesitamos muy poco, así sea día libre. Aquí van:
Azúcar procesada: Para mi es un no no. Y la verdad es que ni los niños deberían consumirla. No aporta ningún valor nutricional y simplemente se acumula en el cuerpo como grasa. Ojo, no hablo sólo de lo estético, también esa grasa que va quedándose pegada en tus arterías poco a poco. Si te sigue gustando este polvito blanco, no tienes que hacer de tu día libre el festival del reino de la azúcar. Date un gusto, y listo.
Grasas Hidrogenadas: Se han convertido en el mega enemigo del organismo y con razón. Si la grasa es la forma de energía que guardamos en nuestro cuerpo (Cuando se comen calorías demás) para llegar a eso, todos los alimentos tienen que pasar un proceso. Las grasas hidrogenadas la tienen fácil porque ya están en forma de grasas (Cha-chan!). Mi recomendación es que si en tu día libre quieres comer cachitos o empanada frita de desayuno, no te metas un arroz chino de almuerzo. ¿Se entiende?
Sal: Yo soy salera y lo reconozco, es uno de mis puntos débiles. Pero me cambie a la baja en sodio y si fuese más organizada, me compraría un molinito para utilizar la sal marina. Es difícil quitarla de la dieta porque casi todo (hasta los cereales!) tiene sodio. Ya que no podemos huir de ella, bajen la sal agregada. Es decir, no coman echándole sal a la comida y listo.
Tres tips simples que seguro harán tu vida y tu cuerpo mas fino, sano y divertido. Ojo y aquí hablo del día libre. En tu dieta normal, deberías eliminar al menos las dos primeras completamente.




martes, 14 de junio de 2011

Esto no fue a punta de Epic Meals


Francisco es otro graduado del año. No crean que se hizo cambio de look para las fotos, es que perdió hasta el pelo.
El me enseñó las Epic Meals y yo le enseñé a comer mejor y a fajarse en el gym. Y eso que el gimnasio al que va está lleno de gordos papeados know-it-all y fastidiosos. Ahora si se quita la camisa, no se le va a acercar ningún prospecto de instructor con man bobbies a decirle cómo se hacen las cosas.
Veredicto: 300! Francisco se merece un gran This is Sparta en su boleta!.
Ve las fotos en grande en Mis retos o simplemente dándole aquí

lunes, 13 de junio de 2011

Empieza a quemar calorías

Quizás te estas iniciando en un programa de ejercicios. O la última vez que hiciste algo por tu cuerpo estaban de moda los videos de Jane Fonda. Quizás tu tensión está alta o ya tu lipita ha hecho que cambies de talla más de una vez en los últimos años. Es hora de ponerse las pilas y tomar acciones. Y justamente tomar acción es una de las cosas que asusta a muchos. Para una gran parte de las personas hacer ejercicio es en realidad una tortura y tratan de alejarlo como si hablásemos de la plaga.
Si este es tu caso y  sabes que tienes que empezar a hacer algo por tu cuerpo, aquí te dejo unas actividades para que comiences a quemar calorías.
Con estas actividades una persona promedio de 68 Kg. puede quemar hasta 150 calorías. Esto se ajusta de esta manera: se quema más si eres más pesado o menos, si tu peso es inferior. Esto acompañado de un déficit de al menos 100 a 200 calorías al día, puede ayudarte a tu pérdida de peso. Haz tus cálculos para que comiences a mover tu cuerpo:
Caminar a paso rápido (5 a 10 minutos por Km.)
Hacer piscinas (de esquina a esquina) por 20 minutos
Correr a 5 minutos por Km.
Subir escaleras por 15 minutos
Jugar basketball de 15 a 30 minutos
Jugar voleyball de 30 a 45 minutos
Saltar la cuerda por 15 minutos
Echar un pie (bailar) por 30 minutos.
Para más info, lee el artículo aquí


viernes, 10 de junio de 2011

Viernes de aroma: Pollo con peras y vinagre balsámico

Como ayer hablé del vinagre balsámico y sus propiedades de super héroe de la salud y la figura, hoy les traigo una recetita de una de mis proteínas favoritas (después de los huevos, o ahí ahí) de lo más exótica.

4 porciones (Tamaño de tu palma de mano) de pechugas de pollo deshuesado
Sal
Pimienta negra
1 cucharada de aceite de oliva
2 ajos machacados
2 peras peladas y cortadas en rodajas
1 taza de caldo de pollo (Desgrasado plezzz)
1/4 de taza de Vinagre Balsámico
1 cucharada de yogurt natural
Dos sobrecitos de Splenda

Para el caldo:
Cuando limpies el pollo y le quites la grasa, agarras unos pedazos que tengan carne del pollo pero que no estén full de grasa, lo echas en una olla con agua. Le hechas hierbitas y sal. Luego cuando se enfríe lo metes en la nevera y lo dejas reposar un rato o la noche. Lo que suelte de grasa va a quedar asentado en la parte de arriba del caldo y vas a agarrar con una cuchara y se lo quitas todo. Listo pues.

Ahora lo bueno:
Picas las pechugas en pedazos y le pones sal y pimienta al gusto.
En una sartén calientas a fuego medio el aceite. Echas el pollo y lo cocinas por 3 o 4 minutos, dándole vueltitas. Cuando este listo lo sacas del sartén y lo pones a parte en un platico.
En ese mismo sartén echas el ajo machacado hasta que veas que se cocinó. Le echas las peras y sigues cocinando por 3 o 4 minutos hasta que las peras estén doraditas y suaves.
En un bowl echas el caldito de pollo, el aceite balsámico, el yogurt y los sobrecitos de Splenda y lo mezclas bien todo. Luego eso se lo echas a las peras que tienes en el sartén. Súbele la candela hasta que se ponga a punto de hervir y ahí mismo se la bajas. Vas revolviendo con las peras hasta que la "salsa" espese un poco.
Ahí es cuando echas el pollo que tenías descansando en el platico. Vas revolviendo hasta que todo se llene de sabor.
Puedes ir probando y ajustando que si la sal del pollo o lo dulcito de la salsa con peras.

Sírvelo con una ensaladita fresca, de lechuga, rúgula y berros y eres más que un éxito. Eso da para cuatro personas, así que no te vayas de palo.
Feliz fin de semana



jueves, 9 de junio de 2011

Come y quema

Siguiendo en la nota de la comida que “quema” (y no porque te la llevaste de la olla hirviendo a la boca) me encontré con este articulito de Oxygenmag.com súper interesante. Opciones divertidas que le pueden poner más sabor a tu plato, y unos centímetros menos a tu cintura:
Jengibre: Esa raíz que tiene una forma casi diabólica, además de tener un olor divino, descongestionarte de la gripe y darle el toque de sabor especial al sushi, te puede ayudar con la perdida de peso. Es un vasodilatador, lo que significa que expande tus vasos sanguíneos e incrementa el calor y metabolismo de tu cuerpo hasta en un 20 %
El ajo: No sólo espanta vampiros y le da un súper sabor a tus comidas. Tiene efecto termogenico y niveles bajos de insulina, lo que maximiza la quema grasa y aumenta el metabolismo.
Ciruelas: Además de su bello color, son una de las mejores fuentes de fibra, lo que te ayuda a mantenerte "regular" cuando hablamos de No. 2 (¿entienden?) Una sola ciruela aporta hasta dos gramos de fibra de los 25 recomendados en la dieta diaria.
Aceite de oliva: Las grasas buenas son como la kriptonita de las grasas malas, y por eso debemos incluirlas en nuestra dieta. Un estudio reciente reveló que las grasas monosaturadas incrementan el "desglose" de las células de grasa acumulada.
Vinagre Balsámico: No sólo tiene enzimas esenciales que ayudan a la digestión y "alborotan" el metabolismo, también ayuda a calmar el hambre. Y de ñapa, los aminoácidos del Vinagre Balsámico retardan los efectos del envejecimiento. Agarra pues.
Espinaca: Cargada de hierro es la opción perfecta para darnos las energías y fuerza necesaria para darle duro a las pesas. Más cuando estamos controlando el consumo de carnes rojas (Que tienen hierro como una ferretería pero son pocos los cortes magros que podemos escoger). Más rendimiento en el gym, más músculo, mayor metabolismo. Popeye tenía razón.




miércoles, 8 de junio de 2011

¡Échale picante!

Hace unos días mencioné que ciertos picantes ayudan al metabolismo a la hora de quemar grasas. Para todos aquellos que están buscando acelerar su proceso de quema de grasas esto suena casi a mentira. Pues no, es totalmente cierto. Si quieres quemar grasas, ¡échale picante!
Claro, no te hablo del picante triple rojo procesado que venden en el mercado o que encuentras en el puesto de los perro calientes que te comes en Calle El Hambre (btw, no crean que porque le echan picante a una comida grasosa, este actúa como Acción quita grasa, la grasa se la van a seguir comiendo y le añadirán acidez estomacal)
El picante que tienen que buscar para condimentar sus comidas es la Pimienta de Cayena. Su capsaicina es especialmente buena para ayudar a la termogénesis (la capacidad de tu cuerpo de producir calor) Estudios han un aumento significativo en el gasto de energía y oxidación y utilización de las grasas.
Además, este picante tiene efecto de saciedad. Tomado en las cantidades correctas, puede ayudarte a superar con mas calma tus horas entre comida y comida.
Claro, aquí viene lo bueno: debes consumir de una a dos cucharaditas diarias. Para las personas que no comen picante, quizás esto es muy fuerte. Así que mi recomendación seria ir echándole poco a poco a las comidas hasta tener cierto nivel de tolerancia. Si no te gusta el picante, pues ni modo. Esta ayuda no es contigo.
Eso sí, no juren que hay suplemento mágico: hay que hacer el trabajo. Como dije anteriormente, esto no es detergente quita grasa. Este tipo de ayuda natural, es un empujoncito para los que tienen una dieta limpia y organizada acompañada de un programa de ejercicios bien diseñado. En otras palabras, si quieren milagros, recen.

Con información de



martes, 7 de junio de 2011

Juancho terminó su reto


Juancho es mi primer “graduado” del 2011. Su meta era que se le viera el “chocolatito” pero como es catire y aquí no se come chocolate blanco (mucha grasa) quedó contento con los “cuadritos” sin referencias a dulces.
Aumento masa muscular, resistencia y fuerza. Comió fino, hizo las elecciones correctas y lo más divertido, se gozó el camino:

"Lo importante de trabajar con Clementina es que te quitas de una buena vez esa percepción de que dieta es igual sufrimiento, una vez que te das cuenta los malos hábitos alimenticios y decides cambiarlos, sólo es cuestión de tiempo para adoptarlos como forma de vida. A veces es duro, y mas viviendo en el país del Carbohidrato frito, pero para nada imposible, sólo ser un poco mas consiente de lo que comes. Gracias a Clementina por abrirme los ojos y enseñarme un plan con metas reales.
Juancho"

Ahora le queda el resto del camino. Hoy le dedico este post por haberse fajado y confiado en mí. ¡Gracias Juancho!

Ps si quieren ver las fotos en mejor tamaño, métanse en la pestaña que dice “Mis retos en fotos”. O simplemente hacer click aquí.

viernes, 3 de junio de 2011

Viernes de aroma: Veggie frittata

Esto básicamente es una tortilla, pero a los gringos les encanta decirle “Frittata” aunque de frita, esta receta no tiene nada!
Es lo más parecido a una tortilla española, sin colesterol.

1 papa grande cortada en cubitos
3 huevos enteros
3 Claras de huevo
4 o 5 lonjas de jamón de pavo picado en pedacitos
½ de leche descremada
¼ de taza de albahaca
Una cebolla picada en cubitos
½ pimentón picado en cubitos
2 dientes de ajo picados y machacados
500 Gr de espárragos picados en pedacitos

1 Pre calienta la hornilla
2 Mete la papa en una ollita con agua. El agua tiene que tapar toda la papa. Deja que el agua hierva hasta que los cubitos de papa se cocinen pero que estén semi duritos, no dejes que se pongan aguados. Cuando estén listos, los sacas del agua y los pones en un pote.
3 Empiezas a batir en un pote los huevos, las claras de huevo, la leche, albahaca, sal y pimienta.
4 Calientas una sartén, le echas un poquito de aceite. Ahí echas las cebolla, el pimentón, el ajo (si quieres un pelín de sal) por unos dos o tres minutos hasta que los vegetales estén listos. Le echas el jamón en pedacitos. Luego le echas las papas y los espárragos. Si son de lata (Aquí es difícil y caro encontrar los naturales) los cocinas un poquito para que no se pongan aguadísimos.
5 Bajas la candela a fuego medio y le echas la mezcla de huevos y mezclas suavecito todos los ingredientes. Cocinas como por 7 u 8 minutos. Aplicas tus dotes de cocinero profesional y le das la vuelta (ahí es que se pone la cosa buena) para que quede doradita por los dos lados.
6 Cuando este lista, la sacas del sartén, la pones en un plato y picas en tres.
¡Tremenda tortilla!

Como siempre, mi recomendación es que se vuelvan locos con los vegetales y hagan las mezclas que más les gusten. Usen brócoli, honguitos, alcachofas. ¡Yummi!. Eso si, no dejen de usar las papas para que tengan su ración de carbohidratos.

Feliz fin de semana.



jueves, 2 de junio de 2011

No sabotees tu rutina


Estas más fiel que un perro callejero con tu rutina de ejercicios pero aún así no ves que avanzas. Puede ser: a.-porque estas cometiendo errores en tu dieta (cosa que comentaremos en otro post) b.-que tu rutina de ejercicio no es tan fina como crees.
Denise Austin señaló en uno de sus artículos de esta semana, unos peloncitos que por pequeños que parezcan, nos pueden echar pa tras todo el avance que teníamos con nuestra rutina. Aquí se los dejo para que estén pendientes:
-Hacer ejercicio cansado: Cansado estamos todos, pero ella habla aquí del cansancio de no haber descansado lo suficiente entre rutina y rutina. Tienes que dejar que tus músculos se recuperen y que las maravillosas hormonas reparadoras hagan su trabajo. Eso no pasa haciendo todos los días el mismo ejercicio para la misma parte del cuerpo.
-No calientas: Sientes que andas como acelerado y adelantas tu  rutina a la parte heavy sin pasar por Go ni cobrar los 200. Esto es una receta perfecta para hacerte daño en algún tendón, músculo o articulación. Cinco minutitos de estiramientos dinámicos y/o jumping jacks hacen la magia
-Levantar las pesas usando fuerza explosiva: a la hora de hit the iron, la forma y el tiempo que te llevas haciendo cada repetición es tan importante como el ejercicio mismo. Empieza con calma tu movimiento y termínalo de la misma manera.
-Guindarte de la máquina de cardio: Si estas cansado, mejor paras. Pero hacer cardio tratando de aguantarte para hacer el menor esfuerzo posible, no sólo es una broma para tu cuerpo, puede causarte alguna lesión en las caderas o en las extremidades. Endereza la espalada y apreta el chiquito!
-Tener las rodillas tensas: A la hora de levantar pesas debes tener las rodillas ligeramente flexionadas. Nada de pierna de muñeca por favor.
-Quedarte pegado con un ejercicio: Si te encanta la bici, tienes que apretar más. Con las pesas, agregar más peso y/o repeticiones. Si ya o sientes esa sensación de “calor” cuando terminas un ejercicio o ya no te cuesta, estas listo. Tu cuerpo se acostumbra también a lo bueno, ten eso presente a la hora de tu rutina de entrenamiento,

miércoles, 1 de junio de 2011

¿Cómo eres al comer?

Al igual que te puedes calificar como simpático, huraño, tímido, sociable o ermitaño para “definir” tu personalidad, según la revista Prevention, tus hábitos de comer también encajan en un tipo de personalidad. Las que hablan ellos son las de las personalidades más proclives a salirse de la dieta y al reconocerlas, puedes trabajar en tus fallas, si tu meta es perder peso o mantenerte en tu peso saludable actual. Aquí te coloco las que a mi forma de ver, son las más comunes:
El “fin de semana”: Este es peligroso, y por eso me empeño en decirles “cuidado” a mis traniees con su día libre. Te portas mejor que un monje tibetano de lunes a viernes, pero a penas suena esa alarma del trabajo, como Pedro Picapiedra gritas “Yabababadu” y tu fin de semana de descanso comienza. Y eso quiere decir comerte todo lo que pasa por tu lado, todo lo que “te prohibiste” durante la semana. Terminas ganando todo lo que tanto te costo perder en la semana.
¿Cómo arreglarlo? Según Prevention, permitiéndote ciertos “escapes” de tanto en tanto en la semana. Mi tip personal es aprendiendo a comer. Mientras más interiorices que comidas son las mejores para ti, mejor te van a saber y ni falta te harán las grasas saturadas.
El “bebedor de calorías”: La mayoría de las personas tienen la idea –errada- de que si es liquido, no engorda. En refrescos, jugos, cafecitos y bebidas se toman las mismas calorías que una hallaca (con pan de jamón incluido)
¿Cómo arreglarlo? Empieza a hacer cambios, así sean pequeños. Cambia la leche entera de tu café por leche descremada, ve bajando a la mitad el azúcar a los jugos de fruta (hasta que los pidas sin azúcar), aléjate de las bebidas energéticas, a menos que hayas corrido un maratón y cámbiate a refrescos ligeros en vez de su versión “con plomo”. ¿No te gusta el sabor del refresco ligero? Ya tienes entonces una excusa perfecta para dejar de tomar esa bebida.
El comedor por estrés: Tienes un día de perros en la oficina, peleas con el novio, tus chamos no dejan de llorar y tienes que lavar la ropa. Lo que tienes es ganas de dejar una nota que diga “Hasta luego” pero piensas bien y sabes que la solución no es el abandono. Ahí aparece esa torta de chocolate, esas galletas, ese sanduchito triple queso, ese café con crema que calmará todas tus penas.
¿Cómo arreglarlo? Aprende a identificar las situaciones que te llevan a comer de manera inconciente. Si sabes que la hora de regreso a la casa es un caos, o que tu jefe esta en esos días que te quiere colgar por la cabeza, ten siempre cerca algo que calme tu ansiedad y no te lleve al extremo. Mi recomendación personal: chicles sin azúcar, te verde, alguna fruta fibrosa, gelatina de dieta y si necesitas de verdad romper el vidrio, chocolate negro con no menos de 72 % de cacao.

Si encajas en alguna de estas personalidades, toma nota de estos tips. Todo es planificar y adelantarse a las situaciones.
Para leer el resto del artículo pincha aquí