viernes, 29 de abril de 2011

Sánduche de huevo súper poderoso


Este sanduchito es tan bueno, que no lo vas a querer comer sólo al desayuno. Una vez que lo pruebes, vas a querer desayunar en la merienda, almuerzo y cena.

Ingredientes
Dos rebanadas de pan integral
Un huevo hervido (sólo 10 a 12 min.)
Un cuarto de aguacate rebanado
Un tomate pequeño rebanado
Unas hojitas de rúgula o berro
Una cucharada de ricota con sal
Sal y pimienta al gusto

Lo divertido de este sánduche es que el huevo no te quede totalmente duro, si no que te quede lo suficientemente sólido como para poder picarlo por la mitad, pero que la yema quede amarillo chillón, casi líquida.
Untas la ricota en los panes y colocas todo en capas como Lorenzo Parachoques: La rúgula (o berro), el aguacate, el tomate, el huevo hervido picado por la mitad, sal, pimienta y pan otra vez.

Si te lo comes después de tu sesión de ejercicios, vas a quedar con tanta energía que le vas a poder dar otra vuelta a la manzana. Si te lo comes en la mañana, con el estómago pegado al espinazo, vas a quererme más.

Enjoy y feliz fin de semana

jueves, 28 de abril de 2011

Is on!


Ok, ya es jueves así que debes tener todo bajo control otra vez. Pero viene el fin de semana, y la verdad es que siempre va a venir el fin de semana, el cumpleaños de alguien, la reunión que estabas planificando con los panas o la parrilla en casa de tus primos. En fin, cualquier excusa es buena para abandonar todo de lleno y conformarnos a una vida que no nos tiene totalmente feliz, pero que aceptamos como es, porque “es que yo soy así”.
Si bien uno debe aprender a quererse como es, con el cuerpo que tenemos, con sus fallas y ventajas, tampoco debemos aceptar que todo se lo lleve “quien lo trajo”. Uno si puede decidir vivir mejor, ponerse la ropa que quiera, y por sobretodo, estar más sano.
Siempre les digo a mis traniees que deben tomarse su tiempo off, su día libre, disfrutar de las comidas que en otro momento, en angelito de la conciencia te diría “no, no lo hagas”. Pero este fin, piensa en tus metas, piensa en que tu feriado fue más fuerte de lo que pensaste y que un día más en tu programa, te traerá días más de felicidad a la larga. Lo tienes en ti, sólo tienes que hurgar en tu conciencia y la encontrarás. Esa fuerza de voluntad, las ganas, el ánimo para afrontar lo que venga.
Desde este viernes chiquito decide que este fin vas a hacer más ejercicio, vas a disfrutar de tu comida sana y sabrosa (más aún con la receta que te voy a dar mañana) y que con cada día que pasa, vas a estar más cerca de esa persona fuerte y sana que siempre has querido ser. Is on!

miércoles, 27 de abril de 2011

Recarga las pilas

Después de cualquier vacación, así sea de un día, uno queda despechado y paradójicamente, más cansado. Volver a la rutina parece más pesado que comerse un mondongo en la madrugada y todo da más sueño de lo normal.
Por esa razón, en la semana del back-on-track, me pareció súper pertinente reseñarles este articulito sobre las 10 maneras de renovar tu energía, de la gente de heverydayhealth.com
Si bien hay puntos que por más que nos gustaría hacer, por cuestiones de tiempo o de trabajo no podemos (ejemplo, los power nap) hay otros que son súper fáciles de poner en práctica.
Tips sencillos como comerte una manzanita, echar cuentos con un amigo, subir las escaleras en vez de tomar el ascensor, hacer unas planchas (Si, el ejercicio no te chupa la energía, ¡te da más!) y tomar té verde, son acciones fáciles que te llenarán de energía para la jornada y el resto de la semana.
Recárgate con todos los tips leyendo el artículo completo aquí.



martes, 26 de abril de 2011

Ay que salado, ay que hinchado…


Seguimos en la semana de volver al carril. Ayer varios me preguntaron por la dieta para desinflarse (así que quizás la Semana Santa fue más dura de lo que pensamos). Lo bueno es que a los pocos días con esta dieta, verás los cambios.

Para todos los que quieran seguir con la semana de desinflarse, hoy les quiero pasar unos datos sobre como evitar la hinchazón después de comer demasiado cosas saladas y “monchis” varios. Estas comidas son las clásicas que comemos en tiempos de asueto: desde lo que picamos en la playa (Con los traguitos), los pasapalos en las reuniones, lo que comemos en las parrillas y los platos de comida en la calle.

Esta semana, toma en cuenta estos pasos:
-Saca de tu dieta toda la comida alta en sodio: aquí entra embutidos, comida procesada, encurtidos y enlatados.
-Aléjate por estos días de los lugares de comida rápida y restaurantes: de los primeros, no hay mucho que decir, debes alejarte no sólo por el sodio, sino por todo lo que implica esa comida!. En los restaurantes, aunque muchos puedes pedir platos “a tu gusto”, nadie en realidad cocina como en tu casa. Olvídate que en una tarde full van a ponerle “poca sal al pollo de la chica de la mesa cuatro”.
-Muchas salsas que parecen “inofensivas” tienen sodio como para hacer un sancocho: salsa de soya, mostaza, salsa de tomate, salsa inglesa, etc. Usa en cambio condimentos naturales como la pimienta, paprika, ajo, curry, etc.
-Vete por lo seguro: La fórmula del agua+cortes de proteína magros+ensaladas+fruta fresca, ¡no tiene pérdida!

Si sigues estos pasos, seguro a final de la semana, esa pesadez en los pies y manos, se irán de tu lado (y hasta de tu cintura)

Fuente:

lunes, 25 de abril de 2011

Vamos a empezar (Again!)

Ya pasó la Semana Santa, y además del cansancio (si, porque salir de “vacaciones” es más canson que ir a un triatlón) seguro que más de uno cargara el remordimiento de lo que bebió y comió demás.
Por eso, esta semana se la voy a dedicar al “back in track”. Les voy a dar toda la semana técnicas y artículos sobre como volver al carril y no sentirnos que todo está perdido.
Lo principal para mí es siempre tomar las riendas. Tenemos una tendencia a delegar, sobretodo lo que nos conviene, que no nos deja nada bueno. Todos estamos full, muchos tendrán además que lavar toda la ropa de “la Semana Santa”, llenar las neveras, etc. Así que pensar en dieta y ejercicio lo dejamos como para el miércoles, de la semana que viene. Pero no tiene por qué ser así. No hay mejor día que el presente así que aquí te doy los tips que debes poner en práctica hoy mismo para volver al carril:
-Decide comer bien, si no llevaste comida de tu casa, ni se te ocurra una hamburguesa o un plato de pasta doble queso a la hora del almuerzo. Opta por ensaladas y proteínas magras. Nada de aderezos grasosos por favor.
-Toma más agua de lo normal, para empezar a desintoxicarte y sacar todas las cosas malas. Si tomas un litro diario, hoy debes tomar dos.
-Muévete: Si no puedes ir al gimnasio, decide subir a pie todas las escaleras que puedas y olvídate del ascensor. En vez de quedarte chismeando con tus amigas sobre el viaje en el almuerzo, chismeen, pero dándole una vuelta al Centro Comercial, parque o plaza que tengas cerca. Cuando llegues a tu casa, así estés muerta, haz 20 planchas, 20 abdominales y 20 jumping jacks. Repite esta rutina tres veces.

Si de verdad sientes que tu Semana Santa completa fue como un Epic Meal y necesitas un empujoncito más estructurado, por un súper módico precio tengo una dieta perfecta para “desinflarte” y para que la hinchazón de la Semana Santa quede en el recuerdo. Escríbeme un email si estas interesada/o.

Nada de quejarse, ¡es hora de poner manos a la obra!

Foto tomada de http://www.sherdog.net/



viernes, 22 de abril de 2011

Viernes de aroma: Mokaccino shake

Si en estos días lo que te  pasa por la mente es tomarte un Mokaccino calentito (porque Caracas parece Londres) o todo lo contrario, quieres un café helado al mejor estilo Starbucks porque el sol está brillando donde vives (digamos, en Londres donde está pegando una pepa de sol) pues aquí les doy una receta facilísima de un batido proteico que, además de ser una meriendita perfecta, te saciará todas las ganas de cafeína y dulce que tengas en el cuerpo

Ingredientes
1 scoop de proteína de chocolate
½ taza de leche descremada
½ taza de agua
Una cucharada de café instantáneo
1/2 cucharada de cacao en polvo sin azúcar.
Un toquecito de vainilla
Un toquecito de canela
Un sobrecito de edulcorante
Hielo (opcional)

Más fácil que decir si: mezcla todos los ingredientes en la licuadora. Si quieres un frozen mockaccino, pues le echas el hielo. Si quieres uno caliente, pues no uses el hielo y mete tu batido en una taza, y al microondas.

Tus meriendas no tienen que ser aburridas, con un poquito de inventiva, podemos disfrutar de meriendas divinas, sin el remordimiento ni el ratón del azúcar procesado, grasas y demás. Y sobretodo, manteniéndonos en la línea y felices.
Enjoy!




jueves, 21 de abril de 2011

MealSnap


Ayer leí una noticia que me pareció re-fina. Los poseedores de Iphones ahora pueden bajar una aplicación que con sólo una foto, te calcula las calorías de la comida. La aplicación se llama MealSnap y cuesta  2,99 dólares en iTunes.
Al parecer, la misma todavía presenta algunas fallas, pero con ella puedes ver no sólo las calorías que tiene un plato, si no como está compuesto el mismo. Lo fino de eso es porque una bolsita chiquita de papas fritas podría tener las mismas calorías que un plato de avena, pero obviamente, la avena es mas fina porque está compuesta de carbohidratos de la mejor calidad y hasta proteínas. Las papas fritas en cambio, no.
Si este tipo de aplicación ayuda a la gente a comer un poco mejor, finísimo. La buena alimentación no es sólo comer lo que me dijo “alguien ahí” sino aprender que cosas son buenas para tu cuerpo y que no. Quizás así pensarías dos veces antes de llevarte una hamburguesa doble-tocineta a la boca
Yo por supuesto, si tuviera esa aplicación, le tomaría fotos a toda la comida que veo en la calle sólo para decir “culillo”.

Aquí puedes leer la nota completa.


miércoles, 20 de abril de 2011

Epic Meal Time


Uno de mis traniees es “graciosísimo” (su diario de comidas de verdad, de verdad es para morirse de la risa por la sinceridad con que escribe lo que come) y desde que empezó a trabajar conmigo, su idea del día libre siempre la asociaba con una Epic Meal.
Yo que ando vieja, no tenía ni idea sobre lo que hablaba. Pues Epic Meal Time son una serie de videos que puedes encontrar en Youtube, donde unos bárbaros comen en una sentada las comidas más diabólicas creadas por el hombre. Que pueden pasar de las 30000 calorías en una sentada!
Eso me hizo pensar en la idea del día libre y lo que le digo a la gente sobre los días que no estas cuidando tanto tu alimentación. Una cosa es darte un gusto, otra, es volverte realmente loco y no sólo deshacer todo lo que con tanto esfuerzo habías ganado (perdido pues) sino hacerle daño a tu cuerpo.
En sus días libres disfruten de las cosas que quieran. A mi me encanta comer Musli con chocolate, o pan con mantequilla de maní y mermelada, o unas galletas que venden en una panadería cercana que son como para matar a alguien por la receta. Pero la idea es, no volverse loco. No hacer de tu día libre una Epic Meal.
Francisco, mi traniee, por supuesto que no se da una de Epic Meals los fines de semana. De echo, va más bien que el carrizo, perdiendo cm, dándose como Rambo en el gym y dentro de muy poco va a estar papeadísimo, completamente un “chick magnet”.

Pero sólo para divertirnos, les dejo la versión proteica de un Epic Meal

martes, 19 de abril de 2011

Tres simples pasos


Hoy me leí un artículo sencillo pero efectivo sobre tres cambios en tu dieta. Esto, no sólo para adelgazar o ponernos en forma, si no también para estar más sanos. Claro, no hay que dejar de lado que la gordura esta relacionada con un bojote de dolencias, malestares y enfermedades, así que estar fit, en la mayoría de los casos es sinónimo de salud.
Además, me parecieron que eran súper efectivos en estos días de asueto cuando lo que queremos es echar carro y comer de todo. Antes de volverse loco, piénsalo dos veces.
El artículo que les nombro salió en Everydayhealth, y los tres puntos a los que hace referencia son: Cortar un poco la caña, escoger más opciones vegetarianas y tener a la mano “snack” saludables.
Si bien no los tienes que tomar al pie de la letra, puedes hacerles ciertas modificaciones que te irán de maravilla (justamente en estos días de relajo pues).
La caña, altérnala con agua. No tienes que tomarte la botella de vino completa, o 10 o tintos de verano ni 20 birras porque el calor te mata en la playa. Tomate un traguito y cuando vayas a repetir, opta por un buen vaso de agua y descansa un poco. Además así evitarás deshidratarte.
Sobre las opciones vegetarianas, si lo que te mata es una parrilla, disfrútala. A mi también me gustan, pero en vez de comerte todas las chistorras que encuentres, sirve a tu ración de carne un buen plato de ensalada. Si es la mitad del plato, ¡mejor! Claro, no te vayas de vivo: ni la ensalada de gallina, ni la ensalada César ni ninguna que tenga mayonesa o cremas encima. Pura ensaladita verde coloreada con pimentones, tomates y etc.
Los snack saludables sería lo ideal que lo tomaras al pie de la letra, pero se que no es fácil... Sólo para que lo mantengas en mente: ¿Sabes el bojote de cosas químicas y calorías inservibles que tienen los toritos, chips y cualquier-cosa-frita-que-vengan-en-una-bolsita? No es que no los vayas a probar, estas de vacaciones. Pero no te atiborres de esas cosas, puedes comerte palitos de zanahoria y célery, frutas, huevos duros hervidos,  maní no salado (un puñito chiquito ¡por favor!) frutos secos, etc. Todo está en darle vuelta a la cosa.

Si puedes poner estos tres pasos en práctica en estos días libres, seguro no perderás todo el esfuerzo que vienes haciendo (porque lo has hecho, ¿verdad?)

Lee el artículo completo aquí.

lunes, 18 de abril de 2011

Si puedo

Esta mañana, como todos los lunes, me paré a hacer mis ejercicios  y tenía dos razones (en mi mente) más para echar carro: Era lunes, y empieza la Semana Santa, por lo que no había casi carros pasando por la calle. Eso hace ver las 5 o 6 de la mañana como pararse a las 2 AM desvelada. No es el mejor empuje.
Pero me puse mis zapatos, mis guantes y cinturón y le di duro a mi sesión de pesas. ¿Por qué? Porque puedo. Porque no debemos empezar el día con “no puedo” cuando sabemos que si.
Este fin de semana fue durísimo. Fue en realidad el fin de una semana dura que terminó con una noticia mala. Eso podría tumbarme, ser la excusa perfecta para sentarme en el sofá con mi mantita y Fanto a ver que hay en la TV. Pero decidí que no, que mi cuerpo se merecía que lo tratara de buena manera, y que mejor que poniéndolo más fuerte y más sano.
Este es un post corto pero es para que recuerden que si, que si pueden. Olvídense del “yo no puedo”. Las limitaciones y excusas las ponemos nosotros. Bajen sus barreras y hagan lo correcto por sus vidas. ¡Seguro se sentirán mucho mejor!






viernes, 15 de abril de 2011

Viernes de aroma: Súper olemet


Este omelet se lo comería Popeye, porque tiene full espinaca y le pondría esos brazos ultra papeados

Ingredientes
5 claras de huevo, 2 huevo completo
3 tazas de espinaca (lavada y cruda)
1 taza de honguitos rebanados
½ taza de pimentón rojo
½ taza de cebollas
Sal y pimienta al gusto
¼ de leche descremada (opcional)
Dos rebanadas de pan integral

Sofríes (sin aceite, es un decir pues) la cebollita con el pimentón. Le lanzas los honguitos y la espinaca (De último porque se pone arrugada rapiditido), sal y pimenta al gusto. Cuando este listo, que lo puedes ver cuando los honguitos estén cocinados, le echas la mezcla de claras de huevo y el huevo entero. Ahí si quieres le pones la leche, para que el huevo agarre una consistencia más cremosa (y no extrañes el queso)

Tuestas dos rebanadas de pan y te sientas con tu adorado tormento, arrejunte, padre, madre o hermano (Escoge sólo uno porque la receta es para dos) a disfrutar.

Feliz y poderoso fin de semana

miércoles, 13 de abril de 2011

Cómo hacer del ejercicio un hábito


Comer bien es fundamental para mantenernos jóvenes y en la línea. Pero eso es sólo parte de la ecuación. La otra viene dada por el ejercicio. Si bien hay un gentío que le gusta estar sudando, brincando o sintiendo la presión de los músculos cuando levantas pesas, para otros, todo lo anteriormente descrito es un suplicio. Sería mejor pegarle a la mamá antes de incorporar una rutina de ejercicios a su vida. Lamentablemente, para los que están en ese grupo, esta es una idea que tienen que sacar de su cabeza. Deben tomar los ejercicios como parte de su vida, y más que como una actividad fastidiosa, como algo que los motive y los divierta. Ahora, ¿dónde venden las pepas para que les guste la actividad física? Pues en el mismo lugar donde venden la que hace que dejes el pan con queso y lo cambies por un plato de avena. Es decir, en tu fuerza de voluntad.
Si de eso estas bajito estos días (no todos los días uno tiene la “fuerza de voluntad” a full mecha) y la idea de hacer ejercicios se aleja de tu mente, en este artículo encontrarás nueve maneras de continuar tu rutina de fitness. Son pasos sencillos que de verdad te van a ayudar a mantenerte focus: desde cambiar de tanto a tanto las clases que realizas (y que es perfecto para no acostumbrar el músculo), aumentar poco a poco el esfuerzo que haces en cada sesión, hacerlo una prioridad (no es cuestión de ponerlo en tu lista de to do, porque el ejercicio tiene que ser más que una obligación como buscar la ropa en la tintorería) hasta tomarte un par de días off de tu rutina (a más de uno este es el punto que mas le va a gustar)
Léelo y digiérelo. Pégalo en tu nevera o en tu oficina si te sientes decaído. Y recuerda, todo lo que hagas por tu cuerpo hoy, es una inversión para muchos años en futuro.


martes, 12 de abril de 2011

Barriga "satisfecha", corazón contento


Para tener un corazón feliz no es necesario tener la barriga llena. Normalmente lo que asociamos con el dicho popular (a barriga llena, corazón contento) es un gordito sobándose la pancita después de una papa tremenda, llena de cosas malas e incorrectas. De hecho, estudios relacionan la circunferencia de la barriga con los ataques al corazón. “Una cintura superior a los 80 centímetros entre las mujeres y a los 90 centímetros entre los hombres supone un factor de alto riesgo de padecer un ataque cardíaco, según la Federación Mundial del Corazón” *
Así que si piensas en tener tu barriga llena, es mejor pensar en tenerla satisfecha, con las cosas correctas. Tener en tu casa una despensa/nevera llena de cosas buenas para tu corazón, se manifestará de manera directa en el tamaño de tu cintura. En Everydayhealth recomiendan cinco grupos de comidas para mantener tu peso en el rango correcto, y tu corazón sanito:
Frutas y vegetales: mientras más variadas, mejor. No vas a tener excusa de “aburrirte” con ellas.
Granos completos: Arroz integral, pan integral, avena y cereales integrales.
Grasas buenas: Salmón, aguacate, maní, almendras, aceite de oliva.
Proteínas magras: pollo, atún y otras carnes magras.
Productos lácteos bajos en grasa.

Para completar la lectura, en el artículo te ponen un ejemplo de dieta, como para que no haya duda. Revísalo aquí.

Mídete la cintura y toma acciones. Si tus números te dieron miedo, no todo esta perdido, empieza a hacer cambios ya. Recuerda que no hay plan de alimentación que funcione si no está acompañado con ejercicios. Es una ecuación que realmente mantendrá tu barriga plana y tu corazón contento.



lunes, 11 de abril de 2011

Aleja el ratón de manera natural


No es secreto para ninguno de mis amigos que a mi me gusta la cerveza. De hecho es mi caña de preferencia y el resto de los licores, los veo de lejitos. Pero, cuando estamos en procesos de entrenamiento y dieta para perder grasa, trato de evitar el alcohol por completo. A mis trainees les dejo que disfruten de bebidas alcohólicas (con discreción) una vez a la semana. Y va que chuta.
La discreción parece ser la palabra clave aquí, aunque no es lo que realmente aplicamos cuando bebemos. Una birra/copa de vino lleva a la otra, y a la otra hasta que normalmente es demasiado para tu cuerpo. Y si bien ese día no sientes que “te pegan”, seguramente al día siguiente harán lo suyo.
Si ese fue el caso del fin de semana, no todo está perdido. Hay muchas maneras para poner a tu cuerpo a funcionar normalmente si te fuiste literalmente de palos. En Everydayhealth encontré estas maneras naturales para alejar el ratón de tu cuerpo. ¿Y por qué las reseño? Porque justamente las que de verdad funcionan son las que te van a volver al camino del que no te debiste salir en un principio. Aquellos cuentos de comer comida grasosa, o tomarte una “bebida deportiva” para recuperar las sales perdidas, te darán sólo una sensación momentánea de bienestar. Las que funcionan: Tomar vitaminas, más agua y hacer ejercicio.
Así que si estas enrratonado y piensas pasar por McDonald's, saca esa idea de tu cabeza: agarra tu botellita de agua y ponte a sudar!
Lee el resto del artículo aquí.

viernes, 8 de abril de 2011

Viernes de aroma: Barras proteicas hechas en casa

A veces no tenemos tiempo de hacernos las merienditas, llevar para la calle un bojote de potes con whey protein, más yogurt o una fruta. O no tenemos ni siquiera donde mezclar los ingredientes.
Esta es la excusa perfecta para decir “que carrizo, mejor me como esta galletita/chocolate/o-lo-que-sea” que compremos en la calle. Pero aquí les tengo una súper solución: barras de proteína hechas en casa.

Ingredientes
1 taza de avena en hojuelas
6 claras de huevo
1 scoop de polvo de proteína de vainilla
2 manzanas picadas
Un tercio de nueces picadas
Dos o tres sobres de edulcorante (dependiendo de lo que les guste de dulce)
Un toquecito de canela
Un toquecito de vainilla

En un recipiente mezclen todos los ingredientes, excepto las manzanas. Bátanlo hasta que se haga una masa gruesa.
Ahora si le ponen las manzanas
Pongan la mezcla en una bandeja plana, y la meten al horno por 30 min (a 350)
Sacan su “pan” y lo pican en cuatro, y tienen tremendas barras de proteína.

Pueden ponerle un poquito más de nueces, o almendras o el fruto seco que les guste pero que no se les vaya la mano.
Listo, no hay excusa para que no tengan en la cartera un “monchi” sano y sabroso.

Esta receta es una versión del libro http://www.metaboliccooking.com/index.php?hop=ftfl1
Foto tomada de http://blisstree.com/eat/nutritious-fall-snack-oatmeal-raisin-bars/

jueves, 7 de abril de 2011

Portion-Control-Pop-Quiz

En este estilo de vida healthy le recuerdo a mis trainees y amigos que la verdad no hay cambios radicales, que sí puedes comer de todo y disfrutarlo. Pero que es indispensable combinar la buena alimentación con ejercicios. Se que suena más sencillo decirlo que hacerlo, pero una vez que uno se “mete” en este tren, no hay parada. Se vuelve la manera de ver la vida y punto. Y para mi es un rock!.
Una de las cosas que más le causa angustia a las personas es la comida, porque todos tenemos un gordito metido en la cabeza. Es así. Queremos servirnos platos que son mayores a los que debemos comer, porque tenemos hambre o porque comemos con los ojos. Y la clave para comer “de todo” y mantenernos en nuestro peso, son las porciones.
Ya hace unos post hablé sobre el tamaño de las porciones, pero una de mis “traniees” (Que debo decir, esta más fit que yo!) me pasó este link súper divertido de Prevention. Es una manera de ver qué tan claros estamos en el tamaño de las comidas que debemos consumir.
Juéguenlo, y si se pelan en muchas preguntas, pongan el pulso más firme a la hora de servirnos el palto.
Para empezar a jugar, pulsa aquí.

miércoles, 6 de abril de 2011

Any way I wanted


Por fin ayer llegó el día, el concierto de Journey en Caracas. Yo soy fan-enamorada de esas que grita y llora de la emoción, ya los había visto una vez en Amsterdam cuando fui a visitar a mi hermana, y por supuesto, la cosa fue gritos, llanto, emoción y Heineken.
Como ando en mi nota abstemia, lo de no beber no era para mi un punto menos para gozarme el concierto. Muchos conciertos los he visto sin caña y e echado más vaina que carajito en kinder. Lo que si iba preparada era a sentirme la más chama del local (excluyendo a Arnel, el cantante que tiene como 12 años) porque vamos a estar claros: Journey es de viejos. Si bien hay gente que “ahora” le suena el grupo, es gracias a Glee y a uno que otro karaoke. Es así y listo.
Compramos unas entradas que no eran las mejorsísimas pero nada malas, aunque si veía con súper envidia a los que compraron unas que eran recaras y los tenían cerquita. El local se llenó y el concierto (ellos en tarima) estuvieron perfectos. Arnel, que es la última adquisición del grupo, es el primer fan de su banda. Baila, grita y brinca y le da energía a los viejitos que están atrás, pero que no dejan de ser impresionantes. Neal Schon en guitarra, Ross Valory en bajo, Jonathan Caín en teclados y  Deen Castronovo en batería (¡quien además cantó!) siguen siendo para mi unos genios en tarima y estudio.
Pero, ando despechada. Sabía que iba a encontrarme a viejitos pero nunca me imagine gente tan “aguevoniada” y no hay otra palabra para describirlos. Quien va a un concierto de una banda como esa, es porque la conoce. Ellos no tienen una canción “pegada” en la radio y el público es bien lejano del que ve la serie de Fox antes nombrada. Y estos panas ¡no sabían nada! Gritaron poco, se sentaban cuando Journey cantaba canciones del disco nuevo (que suena como un camión) medio se movían con las del top 10 de cualquier fan. No se si es la edad, el cuerpo cortado (voy a ser sincera, vi a pura gente fuera de forma, mal) pero uno le debe respeto a la banda. Y eso es lo que uno busca en los conciertos, y sin ser “echona” yo he visto bastante.
En Amsterdam eche mas vaina que carajito en colegio, nos metimos con la gente, todo el mundo gozando. En Kiss yo vi adultos llorando, en Iron Maiden gente que no conocía me abrazaba cuando Bruce Dickinson cantó Run To the Hills…Aquí medio gritaron en Faithfully y por supuesto, tararearon algo de Don’t stop believing.
Y hablando del otro tema que me gusta (la nutrición y fitness) creo que en la comida mala es donde está la base de la poca energía de esa gente. Las opciones eran perrocaliente y tequeño y caña. Compre dos botellas de agua chititas que me salieron más caras que si hubiera comprado birra. Como soy medio abuelita, siempre tengo una barra de proteína o algo bueno en la cartera y con eso maticé. Y creo que eso fue lo que me dio la energía mientras los otros viejos se hundían en sus asientos.
Ando como despechada porque de verdad esperaba ese clamor latino que demostramos en conciertos (y que he visto) Aquí nada. 20 puntos para Journey, 01 para el público que no diferenció un buen concierto de la novela de las nueve en la TV.

martes, 5 de abril de 2011

Grasa vs Músculo Adivinen quién ganó...

El fin pasado hicimos check en el avance del grupo al que guío en sus retos súper-clementina-bulding-muscle-reloaded. Los “guío” porque siempre pongo en claro: el trabajo duro lo tienen ellos. Y en el caso de mi team (que esta compuesto por gente de distinta contextura, edad y sexo) ha dado resultados. Todos han perdido medidas, algunos más peso, otros no mucho. Pero es la primera parte la que me emociona. Cuando comes de manera balanceada y pones a tu cuerpo a darle duro al ejercicio, no hay manera que no responda de manera positiva: empiezas a perder grasa. ¡Yeeeiiiii!
Siempre les recuerdo que la pérdida de cm es súper importante, quizás más que la pérdida de peso en la balanza. Primero, debemos sacarnos de la cabeza esos ideales de peso que están totalmente fuera de lo normal. Tallas 0 y 2 sirven si eres chiquitito, esmirriao o quieres ser una Miss. Pesar menos de 45 Kg es normal si mides menos de 1.40 cm. La gente real tiene músculos y los músculos pesan pero hacen que el cuerpo se vea “rico y apretadito”. La grasa, en cambio, ocupa bastante espacio, y hace que nos veamos fofos y como echaos a perder. La grasa y el músculo pesan lo mismo, pero al tener densidades distintas, uno ocupa mucho más espacio que el otro. Tener músculo no es sinónimo de vernos papeados como gordito de gimnasio. Es la mejor manera de mantener un cuerpo sano y que queme grasas como un lavaplatos.
Miren esta foto (si es un poco gross, pero es tal cual) sobre 5 libras de grasa y 5 libras de músculo.
Por eso me emociono cuando la gente pierde medidas, y si el peso no se mueve mucho, o se mueve poco, no me preocupa. Esto no es una carrera de bajar números en la balanza, es un maratón larguísimo para armar músculo de la manera correcta, y disfrutando el camino.
Si quieres leer más sobre la pérdida de peso y la ganancia de músculo, puedes leerte este súper informativo artículo de everydayhealth que no deja duda. Disfruta tus músculos, aliméntalos y consiéntelos (dándote duro en el gym, claro)

Fotos tomadas de




lunes, 4 de abril de 2011

No sabotees tu metabolismo

En el blog me encanta hablar sobre las maneras de subir el metabolismo, comer más cosas buenas, hacer ejercicio, etc. Es común escucharnos, o excusarnos, sobre nuestro sobrepeso diciendo “es que yo tengo un metabolismo lentísimo”. Paradójicamente, nadie se lo ha medido, pero hacemos esa aproximación a dedo. ¿Por que? Normalmente porque queremos comer una pizza triple queso a las 10 de la noche y seguir delgados el resto de la vida. La cosa, lamentablemente no funciona así. Comer mal engorda hasta a los niños, y vamos a estar claros, ellos SÍ tienen ese metabolismo virgen.
Al igual que podemos hacer cosas para subir la temperatura en nuestro horno interno, hay cosas que hacemos que simplemente nos friegan la patineta. Es decir, nos saboteamos haciendo justamente lo contrario a lo que deberíamos hacer para que nuestro metabolismo funcione como debe ser.
Dejando de lado casos clínicos y enfermedades (como el hipotiroidismo) hay cinco cositas que debemos evitar para poner nuestro cuerpo como carro cero Km. Hasta oliendo a nuevo:
-Evitar comidas azucaradas y refinadas: Un no-brainer. Las comidas con azúcar y harina refinada se digieren de manera rápida en nuestro cuerpo, y son menos las calorías que utilizamos en el proceso de digestión. Estas comiditas son las que rápidamente se asientan en tu panza, revolveras, etc. Ojo comerte un dulce de vez en cuando no está mal, pero debes ser conciente del “de vez en cuando”.
-Mucha caña: Me encanta la birra, cierto, pero hay que tenerle respeto. El alcohol deshidrata lo que hace el proceso metabólico mucho más lento. Además, las grasas se procesan  el hígado y el pobre va a estar muy ocupado tratando de limpiarle todas las toxinas que le metiste con esos “palitos”. Así que deja la grasa, y demás procesos de limpieza para más tarde. Resultados: cauchos. Un copita/birra/coctelito de vez en cuando no esta mal (Es mas bueno que el carrizo en realidad) pero hay que tratar de hacerlo una o dos veces a la semana máx.
-Comidas muy grandes “porque estoy muerto del hambre”: Llegar al almuerzo sin haber desayunado o a la cena sin haber cenado, es la receta perfecta para el fracaso. En serio. Tu cuerpo quema calorías cuando come, así que si lo alimentas varias veces al día de la manera correcta, vas a comer justo lo que te toca. Pasar ese bojote de horas sin meterte nada en la barriga lo que logrará es que te comas una comida gigante cuando puedas, haciendo que tu cuerpo utilice sólo lo que necesita, y el resto lo guardará como grasa.
-Hacer dietas locas: La dieta del melón en ayunas a las 10 de la noche funciona. Te vas a poner flaco como perro de rancho. Pero que Dios te salve que pases frente a una panadería. Sólo el olor te va a engorar. Esa costumbre de hacer crash diets para perder “rápido esos kilitos” es una receta para “ganar el triple esos kilitos” una vez que te salgas de ella. Tu cuerpo no sabe que estas en una dieta, el tiene es hambre y punto. Cuando le vuelvas a dar nutrientes como es debido, va a guardarlo todo en grasa ¿por qué? Porque la grasa es combustible y tú lo acostumbraste a no llenar el tanque.  Es como un camello que bebe agua en un Oasis, toma bastante por si acaso no vuelve a ver. Tu cuerpo guardará bastante grasa, no vaya a ser que vuelvas a la dieta del melón a las 10 de la noche.
-No hacer ejercicio: Esto es tan no brainer como el primer punto. La vida sedentaria hace que el metabolismo se “apendejee”. Si no te mueves, el va a utilizar sólo las calorías necesarias para el poco movimiento que tengas (prender la TV, escribir en la compu, manejar, etc). El resto de las calorías, grasita directa a tus zonas menos predilectas. Hay que hacer ejercicio, y del bueno: aeróbicos y pesas.
La próxima vez que pienses en lo lento de tu metabolismo, trata de hacer el chequeo de esta lista. Si le das check a varios, es hora de cambiar (¡y nunca es tarde!) Recuerda que pequeños cambios son grandes pasos para tu salud.




viernes, 1 de abril de 2011

Viernes de aroma: Pinchos de pollo con mostaza y batata


¿Quién dijo que no puedes gozarte una parrilla y seguir portándote bien? Aquí te paso una receta de pinchos de pollo a la mostaza que son más buenos que comer pescado con las manos y chuparte los dedos (comerte el pollo pues)

Ingredientes:
1/2 taza de mostaza
1 cucharada de miel
3 cucharadas de vinagre (Si es balsámico, mejor)
2 batatas amarillas picadas en cubos
500 grs. de pechuga de pollo picados en cubos
2 manzanas picadas en cubos
2 cebollas picadas en cubos
Aceite de oliva
Sal al gusto

Mezcla la mostaza, el vinagre y la miel
Pon en un bol todos los ingredientes (pollo, batatas, manzanas y cebollas) y echas encima la mezcla de mostaza y una pizca de sal.
Armas los pinchos alternando los ingredientes (pollo, batata, manzana cebolla) como si fuese un collar de manualidades de 1er grado. Le pones por encimita un poquitito de aceite de oliva, pero poquito, se bien pichirre.
Ponlos en la parrillera y cocínalos.
Disfrútalos y goza de comerte una parrillita súper light, sanita y sabrosa. Pero como siempre, recuerda las porciones. Si los pinchos son grandes, dos pinchos va que chuta. Si son chiquitos, cómete tres, pero no te pases.
Si quieren ahorrarse las calorías de la miel, pueden echarle a la mezcla de la mostaza y el vinagre uno o dos sobrecitos de edulcorante. Funciona a la perfección.

¡Feliz fin de semana y gocen su parrilla!