lunes, 5 de diciembre de 2011

Stop al monchi dulcero

Si entre tanto turrón, regalos de chocolate y panettone navideño tus ansias de comer dulce te traen de cabeza, no desesperes. Trata de tranquilizarte y piensa en que no tienes que sucumbir a tus antojos el primer día de la semana. No vaya a ser que se aplique el mismo refrán criollo "el que bebe lunes, bebe toda la semana" pero con los dulces.
Aquí te doy unos tips para que mantengas el llamado del monchi dulcero a raya:
Mastica chicle sin azúcar: Hay estudios que dicen que el masticar chicle puede mantenerte lejos de agarrar cualquier dulcito, sobretodo en la tarde.
Aléjate de la tentación: Y lo digo literalmente. Cuando te acerques a la sala de "descanso" y veas a otras personas comiendo tortas o chocolates, o pases frente a la panadería y el olor del cafecito te llame como un perfume, camina hacia el otro lado. Alejas la tentación y en realidad mueves tu cuerpo si das unas vueltas más hacia otro lado. Te distraerás y le ganarás al antojo.
Tomate un break zen de 7 minutos: Cuando los dulces te estén llamando más que las ofertas de enero, medita por siete minutos. En serio. Piensa en tu cuerpo, en tu fuerza de voluntad, en lo que has logrado o estás por lograr. Respira lentamente y concéntrate sólo en ti.

Empieza la semana ganándole una a las tentaciones navideñas. Mantén la calma y vas a ver que si puedes darle zapatero a los kilos de “las fiestas”.
Score: Tu 1 – Kilos navideños 0



No hay comentarios:

Publicar un comentario