jueves, 8 de diciembre de 2011

Malas tácticas navideñas para evitar engordar

Es jueves y seguro alguno ya tiene una fiesta planificada para hoy, o para mañana, o para el sábado. O ya estaba celebrando desde el lunes. Los que andan pendientes de “no volverse muy locos” les pueden venir a la mente unas ideas que, en pro de mantener el peso,  justamente rayan en la locura. Porque vamos a estar claros, cuando hay tentaciones en el camino, hacemos de todo para poder pecar un poquito.

Pero la idea justamente es no perder la cabeza. Si estas usando alguna de estas tácticas para tratar de mantenerte a raya mientras que disfrutas de los placeres navideños, es mejor que abras los ojos y no caigas en esto:
No comes durante el día para "disfrutar" la comida de la fiesta en la noche: Malísima idea. Si haces esto te vas a comer hasta al anfitrión de la fiesta. Lo mejor es hacer tus comidas normales, incluyendo más fibra y vegetales. No hagas comidas súper calóricas para que tengas un "espacio" en tu consumo diario.
Hacer más ejercicio para compensar por las calorías: Pensar que hacer dos sesiones de spinning en vez de una va a compensar por la hallaca y ensalada de gallina que te quieres comer, no funciona así. Lo que puedes lograr es extenuarte y sentirte tan cansada que no te puedas mover luego. Lo mejor es que durante este periodo de fiestas seas fiel con tu rutina de ejercicio y no hagas nada extremo que te evite ir al gym al día siguiente.
Comer un poquito de todo: En una cena, esto suena divertido pero te puede llevar a comer de más, ya que no controlas las porciones. Además que un poquito de todas estas comidas súper calóricas y altas en grasas, suman un número grandote en calorías juntas. Lo mejor comerte uno que otro pasapalo y un sólo plato de comida. Escoge cuál es el plato que más ronda tus sueños y date ese gusto. Si lo tuyo es el plato navideño completo, come porciones pequeñas de los acompañantes (por favor, easy con la ensalada de gallina) Mi recomendación personal es que si es plato navideño, comas sólo la mitad de la hallaca. Y eso si, por sobretodo, no repitas. Si es una reunión con muchos pasapalos, prueba los que quieras pero llévate también por el sentido común: si hay muchos pedazos de salchicha envueltos en queso y sofreídos en masa, mejor pasa de largo.

Estos días aunque te parezca difícil la idea es mantener tu régimen y objetivos como si fuese cualquier mes del año. Disfruta, baila, ríete y goza todas las cosas buenas de las navidades sin ponerte un kilero encima

Score: Tu 3 – Kilos navideños 0


No hay comentarios:

Publicar un comentario