lunes, 26 de diciembre de 2011

Caña, kilos y Navidad

Es casi imposible decirle a una persona que no beba en época de Navidad. Para muchos, San Nicolás es sinónimo de caña. Al parecer, la hallaca y el pan de jamón no se disfrutan igual si uno no tiene unos tragos en la cabeza.
Lo que si tienen que tomar en cuenta es que toda, toda la caña, tiene calorías vacías. Algunas más que otras. Y las calorías en exceso, como todo, se acumulan en grasa en nuestro cuerpo. No crean que porque tomen vodka y es "transparente" es menos perjudicial que un vaso de whisky o una cerveza (si hablamos de kilos en tu cuerpo)
No digo que no lo hagan pero si van a tomarse unos traguitos durante "las fiestas", pueden seguir estos tips para que los kilitos de diciembre no se vuelvan rápidamente en una tripa tapa cinturón:
Come snack o  una comida nutritiva: Hazlo antes de echarte los palos. Esto te ayudará a estabilizar los picos de azúcar en la sangre y previene antojos.
Trata de no empezar a beber temprano: Esos almuerzos con caña terminan en horas de tragos. Si te invitan a una fiesta que empieza temprano, trata de tomarte los traguitos no cuando llegues. Espérate un rato.
Si vas a tomar vino: Hazte un favor saludable y toma vino tinto, ya que tiene un antioxidante que se llama resveratrol, que se encuentra en la piel de la uva.
Toma birra light: Te ahorrarás unas cuantas calorías. Y a pesar de lo que muchos creen, tiene menos calorías que otros licores.
No caigas en la tentación de "los coctelitos": Normalmente esas bebidas de colores con nombres exóticos tienen más azúcar que torta de cumpleaños de muchachito de kinder. Se gente grande y dile no a todo lo que brille.
Y a la hora del champage: La mejor es la extra-brut que casi no tiene azúcar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario