jueves, 17 de noviembre de 2011

Gym en tu casa

Hay muchas personas que no le gustan los gimnasios. Sea por falta de tiempo, porque no tienen ninguno cerca o porque el ambiente les parece "fu", hacer ejercicio en esos espacios es algo que no está en sus planes.
Yo entiendo eso porque no soy de ir a gimnasios. Me encanta hacer ejercicio en mi casa con mi franela ruñía mientras escucho mi música o veo la repetición número 9000 de la primera temporada de ER. Mi razón es más que todo el tiempo, porque hago ejercicio súper temprano en la mañana. Si tuviese un horario más holgado, quizás me inscribiría en un gym para disfrutar de los aparatos, clases e instalaciones. Además, la mayoría tiene profesores súper calificados para ponerte a sudar como si no hubiese un mañana, así que es una experiencia que vale la pena.
Sea cual sea tu opción, igual tienes que hacer ejercicio. El no ir a un gym no es excusa para no hacer nada. Desde caminar, subir escaleras, hacer planchas o sentadillas. Tú nómbralo. Siempre hay algo que puedes hacer.
Si bien quieres ponerte en los papeles con lo de hacer ejercicio en casa, debes hacer una pequeña inversión para que esto funcione. Y si te parece que no debes gastar plata en eso, piensa en las comidas rápidas que no debes comerte o esos zapatos que no necesitas este mes y de ahí sacas presupuesto.
Estas son las herramientas básicas para hacer de tu casa un gym
Videos de ejercicio: Si te gustan las clases guiadas esto es lo tuyo. Te vas a sentir en una clase sin la vergüenza de pelarte en los pasos. Lo ideal es tener más de uno para no cansarse de ver a la gente con la misma ropa y escuchar los mismos comentarios.
Set de pesas: No tienes que tener un multifuerza completo, pero unas mancuernas con pesos intercambiables es lo ideal. Así puedes ir aumentando la carga a medida que te hagas más fuerte.
Ligas de resistencia: Funcionan como las pesas y para gente que tiene dolores de espalda, hacen menos presión en las vértebras.
Una bicicleta estática, caminadora o elíptica: Quizás te parece un aparatón grandísimo pero es una súper inversión. No hay excusa de "es que está lloviendo", "hoy no quiero salir de la casa". Eso sí, evita hacer de esto un tendedero.
Yoga mat o colchoneta: Yo prefiero la segunda sobretodo para hacer abdominales. Te da un mínimo de amortiguación entre tú cuerpo y el suelo y evita que se te resbalen los pies cuando hagas posiciones difíciles.

Espacio la verdad es que nadie tiene en la casa, así que hay que hacerlo. Mueve algo por acá, otra cosa por allá. Mete las cositas en una caja  y quizás te toque mover muebles y volverlos a poner en su posición original para poder hacer ejercicio. Es un fastidio, claro que sí, pero funciona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario