miércoles, 16 de noviembre de 2011

Gripe y ejercicio

Tengo un gripón de esos rompehuesos. De los que te quita el hambre, te duelen los ojos y no tienes fuerza ni para mentar la madre. Literalmente. Y que se me quite el hambre a mi es algo semi milagroso, se los digo.

El domingo sentí una picazón en la garganta y un malestar, pero nada en particular. De hecho, el lunes en la mañana hice ejercicio y me sentí bien. Pero después de las 11 AM todo se fue en picada. Malísimo. Tanto que ayer cumplió años mi esposito y el regalo se lo forré bien mal. Es así.

Entonces ahí surge una interrogante que muchos se hacen: ¿Gripe y ejercicios es un no-no?

Para mí, si es un malestar (algo de dolor de garganta, quizás un estornudo y ya) todavía puedes ejercitar. Pero si tu cuerpo decae, tienes que dejar que descanse. Las energías tienes que usarlas para recuperarte. Además que es una falta de toda etiqueta social que vayas al gimnasio siendo un foco infeccioso pasándole tu malestar a quien te salude.

Deja que tu cuerpo se recupere, trata de comer y sobretodo mantenerte súper hidratado. Cuando se te pase todo, regresas con todo y listo.

Si quieren leer más sobre el tema, les recomiendo este artículo donde habla de los beneficios del ejercicio en tu sistema inmunológico y otros detalles más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario