jueves, 24 de noviembre de 2011

Comienzan las fiestas

Llegan las "fiestas" y efectivamente, llegan los kilos de más. En EEUU empieza formalmente con el día de acción de gracias y para los latinos, especialmente los venezolanos, diciembre empieza en noviembre y cuidado y no empezó en octubre. Los tres últimos meses del año se vuelven un "vale todo" y todos los esfuerzos que se hicieron durante el año, se van por el caño. Tenemos esa mentalidad de niñito chiquito de "si me quedo dormido pierdo" y queremos aprovechar todo pensando que más nunca en la vida vamos a volver a hacerlo. Y eso aplica de manera especial con la comida grasosa y el alcohol. No le decimos que no a una fiesta, a un pan de jamón, a unos traguitos después del trabajo, porque total "es diciembre" y "quien hace dieta en diciembre".
Ahí es dónde surge entonces la pregunta si todavía comer de manera sana te parece "hacer dieta". Si la respuesta es si, ya perdiste. ¿Por que? Porque la idea es que comas bien no sólo porque quieres verte más delgado, sino porque quieres vivir mejor. Un cuerpo con grasa de más es un cuerpo cansado, con grasa que no solo aprieta los pantalones, sino tus órganos. Miren esta foto de una radiografía de una persona de 113 Kg (250 libras) y una de 54 Kg (120 libras).
Yo no digo que no te des gustos, pero la idea de diciembre no puede ser una bacanal donde ganes kilos que perdiste en el año, donde le hagas literalmente daño a tu salud. Estos días voy a poner tips e ideas para que diciembre no sea una pérdida completa, sino para que disfrutes pero no te caigas del otro lado del caballo. Tu solamente tienes el poder para hacerlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario