lunes, 7 de noviembre de 2011

Combate los antojos

Muchas veces la semana la empezamos con remordimientos. Comimos o bebimos de más y el ejercicio más grande que hicimos fue levantar el tenedor y el cuchillo. Con el relax que trae el fin de semana, muchos de nuestros objetivos. Esto también pasa porque no podemos controlar nuestros impulsos y nos vencemos a la tentación.

La próxima vez que sientas que tu mano dirigiéndose a la nevera es más rápida que tu vista, prueba estas tácticas para no vencerte ante las tentaciones:

Medita: No es que te tienes que volver un yogi, pero tómate unos segundos, respira y piensa en la naturaleza de tus antojos. No los ignores, analiza con calma de donde vienen y date cuenta si en realidad no son más que eso, un antojo y no hambre.
Párate: Especialmente si te estás muriendo por un chocolate. Camina así sea por tu sala 10 a 15 minutos. Liberaras un poco de endorfinas que te harán sentir igual de bien que ese chocolate, sin las calorías.
Haz abdominales, planchas o sentadillas durante los comerciales: en vez de atacar tu stach de dulces, muévete. No sólo estarás venciendo tus antojos, sino que además, estarás incorporando un poco más de ejercicio a tu día.
Cómete una galletita, no el paquete completo: Si ya probaste todo e igual todavía quieres comerte esas galletas, torta, chocolate (Coloca aquí el antojo de tu elección), cómelo, pero sólo un pedazo o una porción pequeña. Piensa que ya satisficiste tu antojo y que no tienes que volver a comer cada tres minutos cuando vuelvan a aparecer. Tómate un vaso grandote de agua y espera a hacer tu comida rica y saludable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario