martes, 18 de octubre de 2011

Un día a la vez

Si la idea de la dieta, régimen, planes, un kilero que perder te abruman o te paralizan es mejor pulsar el botón de stop y respirar profundo.

No tienes porque hacer de tu proceso algo tan complicado como una tesis. Si tienes un plan bien diseñado, relájate y síguelo. Y sobretodo, tómalo un día a la vez.

Muchas veces cometemos el error de ver el camino completo, o peor que eso, los huecos en el camino, y lo que nos costara llegar a la meta. 

Yo creo que es mejor hacerlo tachando días. Si pasaste un día, hiciste los ejercicios que tenias planificado, cumpliste con tus comidas, es un triunfo. Un punto que te anotaste en la boleta. 
Mañana tienes oportunidad de volverlo hacer y puedes hacerlo, porque ya sabes el procedimiento. Cada día que pasa te acercaras más a tu meta y dejaras de lado temores, angustias y baches en el camino. Un día a la vez.




No hay comentarios:

Publicar un comentario