lunes, 31 de octubre de 2011

No más excusas

El hacer ejercicio es una actividad que muchos ponen de último en su lista de prioridades. Hasta estando en un régimen para perder peso, pocos son los que se comprometen ha realizar sus rutinas. Y otros, una vez alcanzado el peso ideal, dejan el ejercicio a un lado como esos libros que empiezas a leerte pero no terminas: Está ahí pero te da demasiada flojera terminarlo.
Y si a esto le sumamos lo complicado del día a día, estamos listos, el ejercicio puede desaparecer de nuestras vidas y lo extrañaremos sólo cuando nos digan "vamos a playa" y la idea de ponerte un traje de baño empiece a causarte nauseas.
Aquí te dejo algunos de los problemas básicos que nos encontramos cuando del ejercicio se trata, y como solucionarlos.
Problema: No tengo tiempo de ejercitar
Solución: Haz del ejercito tu prioridad. Cuando hagas esa lista interminable de "cosas por hacer" de cada día, pon en los primeros lugares (y en mayúsculas) hacer ejercicio. Hazlo como si fuese tan importante como esa reunión de ventas, la cita en el Dr., ir al mercado o llevar a tus chamos al colegio. ¿No puedes ir a un gym? Cómprate un video de ejercicios y haz tu rutina en casa, a primera hora de la mañana o en la noche.
Problema: Tengo que atender a mi familia
Solución: Haz algún deporte que los incluya. Si tu bebe está chiquito, un paseo en el coche mientras tu caminas seguro lo duerme más (Además haces hasta resistencia empujando el cochecito). Si tus chamos están más grandes, inscríbelos en natación y hazla con ellos. Si están en fútbol, puedes caminar mientras ellos se caen a patadas (ojo esto aplica con cualquier deporte).
Problema: El tiempo con mis amigos es sagrado
Solución: Si tu vida social es parte fundamental de tu vida, pues hagan socialización mientras todos se ponen en forma. Salgan en bicicleta en grupo, caminen en parques mientras se ponen al día con los últimos chismes, inscríbanse en un gym (además se darán apoyo). El estar al día con tu círculo íntimo no tiene que ser sólo tragos y salidas calóricas si lo tuyo es conectarte a las redes sociales para saber “que es de la vida de…” pues divide tu tiempo. Mitad en la computadora, y mitad haciendo planchas, jumping jacks, patadas voladoras o cualquier cosa que ponga tu cuerpo a mover.
Problema: Estoy muy cansado
Solución: Bueno, bienvenido al mundo de los adultos. Todos estamos cansados. Yo me levanto el lunes, después de descansar el domingo, cansada. Pero hago mis ejercicios. No te comprometas con una rutina de 50 minutos de una, empieza por 10 y vas sumando. Cuando veas, podrás hacer el video, clase o ruta de trote completa. Además, el hacer ejercicio te dará más energía. Créeme.
Problema: Es que no tengo ganas
Solución: Búscate un amigo que te ayude o te acompañe. Pruébate los pantalones que te queden más apretados y déjalos puestos un tiempo para que sientas que incomodo estas. Piensa en ese viaje a la playa que quieres hacer sin estar envuelta en un pareo. La motivación está en ti: al igual que la has encontrado para lograr otras cosas en tu vida, el mejorar tu estilo de vida debe ser una motivación primordial.



No hay comentarios:

Publicar un comentario