martes, 25 de octubre de 2011

Mini-metas diarias


La semana pasada les hable sobre tomarse las cosas un día a la vez. Este post es la continuación de ese cuento. Las pequeñas metas que te pones, día a día, son parte de una meta mayor. Digamos que tienes que perder 10 kilos. Si lo haces de una manera saludable debes perder un medio kilo semanal por ejemplo, lo que quiere decir que tu meta "general"  es de 20 semanas. Cuando lo vez así, te puede dar un ataque. Más en este mundo de súper inmediatez donde todo lo queremos para ayer.

Entonces volvemos a las minimetas, el paso de hoy es un paso más cerca de tu meta de mañana. Puedes hacer una lista de cosas como:
-Tomar dos tazas de te verde.
-Probar una rutina distinta en el gimnasio (la clase de súper taewo extreme editon que da "el  tipo que esta papedado".
-Hacer mis comidas y meriendas completas sin nada extra.
-Ir al mercado con una lista de las cosas que necesito en la semana.
-Comer cebada en vez de arroz integral.
-Respirar y pensar en algo positivo cada vez que me sienta a punto de estallar. Piensa en una foto de algo lindo como esto:
¿Quien puede ponerse de mal humor viendo esa carita?

No tiene que ser una lista de 20 mil cosas, lo más importante es que le puedas dar "check" a la mayoría de ellas, y sentirte que ese día cumpliste tu meta. Llegaste a tu objetivo. De esta manera te darás cuenta que poco a poco, esas 20 semanas o esos pesadísimos 10 kilos, son cosas del pasado. Tendrás un cuerpo nuevo, firme, lleno de energía y habrás logrado adquirir hábitos que difícilmente harán que vuelvas a las malas costumbres del pasado. Hazlo que tu puedes.

Foto 2 la cosa más cuchi del planeta: El gran Fanto

No hay comentarios:

Publicar un comentario