lunes, 10 de octubre de 2011

Come sabroso y adelgaza

Para que veas que la pérdida de peso no tiene que ser sólo pechuga de pollo a la plancha y lechuga, aquí te presento seis alimentos llenos de sabor que alborotarán tu horno quemagrasa interno:

Jengibre: Esta raíz picantosa es un vasodilatador, lo que quiere decir que expande los vasos sanguíneos para incrementar el calor del cuerpo, y puede aumentar tu metabolismo en un 20 por ciento.
Ajo: Puede alejar a los vampiros y también a la grasa. Le da sabor hasta al plato más insulso, y tiene el poder de mantener los niveles de insulina lo suficientemente bajos para maximizar la quema de grasa.
Ciruelas: Además de ser una súper fuente de fibra, hasta el doble de lo mínimo recomendado al día, lo que te ayuda a sentirte más lleno. Además, ayuda  a mejorar el "número dos" en el baño)
Aceite de oliva: Las grasas monosaturadas ayudan a la descomposición de las células de grasa en el cuero. Algo como "pelea las grasas con grasas" pues.  Y de grasas monosaturadas, el aceite de oliva extravirgen es el rey.
Vinagre balsámico: Tiene encimas que te ayudarán con la digestión y además, es un supresor del apetito natural. Como cerecita en el helado, hace que tus ensaladas sepan a gloria.
Espinaca: Tiene hierro como para tirar al techo, lo que puede darte la energía necesaria para asumir cualquier reto. Gasolina perfecta para levantar las pesas.

Como ves, nada de productos raros, ni químicos malucos. En los alimentos naturales encuentras la comida que te ayudará a estar súper sano, contento y con tu peso correcto. Ah, por supuesto, comiendo sabrosísimo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario