lunes, 12 de septiembre de 2011

Muévete hasta en el trabajo


Yo me paro tempranito, hago ejercicio, me baño, desayuno como si no hubiese un mañana, y me pongo a trabajar. Me considero una persona relativamente activa porque el ejercicio es parte de mi vida, pero la verdad es que no ando en mono y zapatos de goma (bueno, eso sí) todo el día, con una pesa en una mano y un cronometro guindado al cuello. Una gran parte de mi vida me la paso con el trasero pegado al asiento y las manos sobre el teclado de la computadora.
Esto me causa un poco de molestia. Me gustaría ser un poco más activa en realidad. No es que no me paro nunca (es decir, claro que voy al baño) pero si uno saca la cuenta de las horas en que estas sentado vs. las horas en que mueves todo tu cuerpo, la primera gana.
Al parecer, a la súper dura de Jill Michaels también le preocupaba eso. Y en un artículo escribió algunas técnicas para meter un poco de movimiento a tu apretado pero quieto día de trabajo. Eso sí, tienes que dejar la pena, porque seguro que más de un compañero te va a mirar con ojos de gallina que mira sal. Pero tienes que pensar si te preocupa más lo que los demás dicen, o como quieres sentirte.
-Si tienes un receso de almuerzo largo, no comas y te sientes frente al computador inmediatamente. Párate y da una vuelta de caminata rápida. Mientras tus compañeros estén tomándose el café post comida, tú puedes estar moviendo el trasero.
-Si tu break es de esos eternos de dos horas, investiga si hay un gimnasio cerca e inscríbete. No pierdas tiempo.
-Si hay escaleras cerca, súbelas y bájalas al menos cuatro veces. No uses el ascensor para subir a tu oficina ni para salir de ella.
-Estaciónate lo más lejos que puedas de tu lugar de trabajo. Así empezaras el día caminado un poco.
-Párate y has 30 elevaciones de pantorrilla cada cierto tiempo. También los puedes hacer sentado en tu silla.
-Trata de hacer estiramientos a mitad de la mañana y mitad de la tarde. Esto hará maravillas para tu espalda.
-Has 10 push ups o planchas en el borde de tu escritorio (cuidado y no vayas a tumbar nada, eso si)
-Párate, busca agua, ve al baño y vuelva  a sentarte, evita pasarte horas seguidas sin moverte nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario