miércoles, 7 de septiembre de 2011

Más cuentos sobre "la solución rápida"

Un gentío quiere la salida rápida para perder los kilos de más. Y digo un gentío porque soy malísima con los porcentajes y si digo Todo el mundo, por ahí me va a salir alguien con el cuento de "yo no". Sean pepas, tes, dietas raras, lo que venga, "un gentío" busca el caminito fácil, con pajaritos de Disney cantando a los lados, y se hace la vista gorda cuando piensa que toda meta requiere esfuerzo. TODA.
En ese orden de ideas, ayer me leí un post en el blog de Josh Bezoni (http://7daybellyblastdiet.com) sobre los scams de dietas más populares, que por supuesto quiero compartir con ustedes. Para que a ese "gentío" que quiere agarrar atajos, no los agarren como pendejos:
Cinturones y aparatos quema grasa: Todos los han visto en las cuñas As you see on TV. O son aparatos "de ultima tecnología" que mandan electricidad a tus zonas problemas para que pierdas grasa sin mover un dedo, o maquinas de masajes ultrasónicos que puedes utilizar en "la comodidad de tu sofá". Mi teoría es, si fuese así de fácil, ¿para que existiesen los gimnasios? Podrían haber salones finísimos con un bojote de abtronics donde la gente vaya, se siente, hable tonterías mientras esa máquina se pone a hacer el trabajo que tu deberías estar haciendo ¿no? Yo vi una cuña cuya premisa era “si no vas a dejar de comer lo que te gusta (Foto de una chica bella comiéndose una pizza) no te mientas mas, ¡utiliza el aparato-super-quemador-de-grasa-sin esfuerzo”. Y no me vengan con las fotos del antes y después. En las fotos de este blog se les ve la cara a gente, así que ese trabajo les aseguro que no es un scam o foto montaje.
Dietas mágicas "yo perdí un kilero con esa dieta": Finísimo, si te quitas todos los carbohidratos vas a perder peso. O si haces la dieta del melón en ayunas a las 8 de la noche. Pero ¿qué pasa cuando vuelves a la vida normal? Y con normal quiero decir algo tan básico como comerse un plato de avena? Te comiste todos los "puntos" que te tocaban por cuatro años? Además, esas dietas súper restrictivas, que como no, funcionan, de una manera nada sana pero funcionan, siempre te las cuenta una persona hablando en pasado. Es decir, alguien que ahora esta gordo y "perdió" peso hace tiempo con ese régimen. Para mi es tremendo red flag si una dieta es simplemente poner tu cuerpo al extremo y que engordes solamente al oler el pan que sale de una panadería. Cero uno.
Demasiado bueno para ser verdad: Esta es fácil. Si es demasiado bueno para ser verdad, seguramente es una mentira. Punto. No hay ni pepa milagrosa y súper sana que te quite los kilos demás, zapatos que te pongan el trasero como una piedra "sin que hagas esfuerzo alguno", o Té mágico con el que puedes seguir "comiendo todo lo que te gusta y perder peso". Sean realistas, si suena a cuento de camino, seguramente lo es.
La dieta de "Este artista" o médicos de carretera: Vamos a estar claros, muchos de los actores y actrices de Hollywood y demás pasan su trabajo parejo pa ponerse bellos. Por eso les pagan. Tienen entrenadores, cocineros, etc, pero igual sudan para estar esbeltos. Esas pepas o sistemas que dicen ser "la que utilizó fulanita para tal película" son más sospechosas que chino con afro. Y las que vienen de mano del Dr Cualquiercosa, graduado en la universidad de Quiensabedonde, peor. Agujas mágicas, anillos controladores de ansiedad, y gotas que te limpian la grasa cuando haces pipi, simplemente no existen.
Lo que si existe es comer bien y hacer ejercicio. Pregunten por ahí, esa fórmula lleva años rodando, y al parecer FUNCIONA.



No hay comentarios:

Publicar un comentario