lunes, 19 de septiembre de 2011

Aleluya!

El fin de semana me reuní con mi grupo de amigos de la uni, somos uno bojote de gallos que nos amamos desde hace años, medio serie de TV pero sin estar pegados a la cadera 24/7. Siempre buscamos un tiempito para reunirnos, echarnos cuentos, palos y pasapalos (claro que si) y gozamos un puyero.
Una pareja del grupo que se están entrenando conmigo estaban relucientes, no sólo por los kilos que habían perdido, sino que además habían llegado de la playa y erean sin duda los más “brillantes” del grupo (todos los demás de verdad que estamos amarillos)
En una parte de la conversa, mi amigo empezó a contar sobre lo que significaba para el su “reto”, no era sólo el perder peso para verse bien, era el perder peso para sentirse bien: mejorar su salud, tener más ánimo, moverse mejor, y sentirse más feliz.
Por supuesto que no faltaron las bromas porque estaba “evangelizado” y le faltaba gritar “aleluya” al final de cada oración. Pero la verdad es que lo que contaba era real. No porque estuvieran entrenándose conmigo, sino porque realmente se sentía en sus cuentos que estaba convencido que este cambio no era algo momentáneo, es un estilo de vida, una inversión para su futruo y su bienestar.
Cuando uno acepta que el comer saludable, hacer ejercicio son partes fundamentales de tu vida como cepillarte los dientes, tu vida cambia. En serio. Y no es que estemos en una reunión comiendo célery y tomando agua. Disfrutamos todo, los tosticos, las birras, como el saber que al día siguiente puedes comer avena y pollito súper sabroso y sentirte finísimo contigo mismo. Llevar el equilibrio y gozar de todas las cosas. Con un cuerpo sano, tienes todo el futuro por delante.
Este post se los dedico a ellos dos: Adri y El Negro. Gracias por confiar en mi y súper felicidades por todo lo que han logrado. Eso lo hicieron ustedes solitos, ustedes se prepararon, sudaron, cocinaron, se fajaron , y nadie les quita lo bailado...

Foto tomada de: http://www.ecowatchohio.org/the-role-of-happiness-in-sustainability/

No hay comentarios:

Publicar un comentario