martes, 6 de septiembre de 2011

Aléjate del Todo o Nada

Ayer me leí un artículo de la revista Prevention sobre como ese aproach "todo o nada" en vez de acércanos a nuestras metas, nos alejan de ellas. Ser un perfeccionista nos puede llevar a más frustraciones que alegrías, porque cuando las cosas dejan de funcionar como teníamos en nuestro "plan mental" nos dan ganas de mandar todo al carrizo en vez de darle la vuelta y ver que podemos hacer distinto.
Para ellos, estos son los mayores errores de las dietas y como son más buenos que el pan (integral) nos dan una manito sobre cómo solucionarlos:
No empieces los lunes: Según los estudios que citan en el artículo, el 31 % de las personas que dijeron que empezaban el lunes, ya había dejado todos sus esfuerzos para la noche del martes. La mayoría de las personas se toman como "la última cena" el fin de semana y si la dieta que siguen cambia radicalmente la manera en que comen normalmente, te van a dar mas antojos horribles de esas comidas que te quitaste (hace horas) La solución es ver ese plan como elecciones inteligentes cada vez que vas a comer, y no como un todo completo con D mayúscula. En el desayuno has tu elección inteligente, deja el cafecito de la mañana  en la oficina y cómete una fruta. Ponle mostaza en vez de mayonesa a ese sánduche. Una comida a la vez.
No digas comida mala: Esa comida que no debes comértela, si además le pones el adjetivo de mala, tiene la atracción en tu mente que puede tener el chamo malo del colegio para una quinceañera: lo quieres para ti. Por eso es tan importante comerte las cosas "que no debes" de vez en cuando, y por supuesto, no a diario. Porque si las comes todos los días, es como si no siguieras ningún régimen no? Piensa en la comida de tu plan como sabrosísima y en tus escapadas simplemente como eso: una escapadita, un gustito, no te obsesiones.
No pases hambre: No hay manera de poner esto que resalte más pero a estas alturas la verdad es que mucha gente sigue pensando que pasar hambre es la manera de perder los kilos, No wonder porque a penas pueden se comen la nevera completa y cuando tu cuerpo asimila todo como si no hubiese un mañana, empieza la lloradera. No hay manera de perder peso si tu metabolismo no está trabajando, mantén eso en tu mente.
Olvídate del pasado: Si has probado 20 mil dietas de revista de consultorio medico, y no han funcionado, claro que te puede dar un poco de rabia pensar en empezar uno nuevo, además que tienes esa sensación de "esto no va a funcionar". Olvídate de esos pensamientos malucos y embárcate a este régimen con el ánimo de quien empieza una nueva aventura. Si funciona, si tú pones de tu parte. Y un plan bien diseñado, rico en comidas, con ejercicio y mucho ánimo, simplemente ¡no pela!



No hay comentarios:

Publicar un comentario